21 sept. 2008

Sí y no al bebop



"La música negra que se desarrolló en los años cuarenta tenía más de un vínculo, vínculos que no eran meramente accidentales con la rebelión social a la sazón en marcha. Hasta cierto punto esta música era el resultado de conscientes intentos de apartarla del riesgo de disolución en la sociedad general, e incluso del peligro de ser comprendidos por ella (...) Nota destacada a tener en cuenta es que los jóvenes músicos querían ser tratados como artistas serios y no como simples profesionales dedicados a entretener al público. Y esa actitud tuvo el efecto de disipar inmediatamente aquella protectora y provinciana atmósfera de "expresión popular" que envolvía al jazz. Varias veces se ha dicho que músicos como Charlie Parker, Thelonious Monk y Dizzy Gillespie afirmaron: "me importa muy poco que me escuchen cuando toco" (Amiri Baraka - Blues People)
----------
"El negro rehusaba seguir interpretando el papel de cómico eminentemente negro que se asociaba al Tío Tom. Y así empezó a tocar un jazz más revolucionario, aparentando aburrimiento y desentendiéndose por completo del público" (Marshall Stears - The Story of Jazz)


"En la primera gira de la orquesta de Dizzy Gillespie por el Sur de los Estados Unidos, las masas negras que esperaban una música simple dormitaban durante los conciertos" (Lucien Malson- Histoire du Jazz Moderne)
----------
"Hoy podemos decir que el bebop y en general el llamado "jazz moderno" tiene un público fundamentalmente blanco y sólo ha encontrado un auditorio negro entre la burguesía con pretensiones vanguardistas y entre intelectuales supuestamente radicales, pero educados y completamente imbuidos en la mentalidad y forma de pensar del mundo blanco.
Esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que el bebop que nació como una música anti-burguesa y anti-sociedad americana, ha ido adquiriendo cada vez más un carácter de música seria e intelectual perfectamente adecuado a la burguesía avanzada y fácilmente asimilable por la sociedad americana" (El Jazz - Ricard Gili)

15 comentarios:

  1. Coincido con lo afirmado por Ricard Gili, el jazz moderno particularmente el Bop, Cool y free jazz, es mayotitariamente gusto de minorías educadas, no es música para la gran masa, es para una élite muy especial. No olvidemos que estos estilos de jazz fueron creados por músicos con formación académica musical de gran nivel y ese intelecto se refleja en sus composiciones muchas de ellas no fáciles, por lo cual requieren cultura y educación para entenderlas y disfrutarlas.
    Aprovecho para felicitarlo por su excelente blog.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Just for you :D

    http://understyled.org/jazz/mp3/jazz_republic-autumn_leaves.mp3

    Porque estamos en otoño y hay que celebrarlo comos se merece

    (K)

    ResponderEliminar
  3. Yo también estoy de acuerdo con esa apreciación de Gili pero no con el matiz que le da. Según él lo que los boppers hacían era intentar agradar a los blancos haciendo la música que más le gustase a éstos olvidándose de las raices negras. ¿Acaso Thelonious Monk en algún momento deja de lado la música de sus predecesores? ¿Sería posible Monk sin Duke Ellington? ¿Sería posible Charlie Parker sin Lester Young?
    Gracias por sus elogios. El suyo me parece casi imprescindible para cualquier buen aficionado.

    ResponderEliminar
  4. Me has tocado en el alma con ese tema, Novicia. Es uno de mis standards favoritos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué sería hoy en día si la estela del jazz no se hubiera roto en el momento del bebop?

    Seguramente, seguiríamos escuchando lo mismo que en los 30.

    ResponderEliminar
  6. Sin embargo Félix yo cada vez estoy menos seguro de que la estela se rompiera realmente.
    El nacimiento de las grandes orquestas fue produto de una necesidad económica.La Depresión impedía la proliferación de pequeños combos pero también al margen de las big band existían músicos que hacían una música menos estandarizada. Tras la Segunda Guerra Mundial lo que era música de ensayo en pequeños clubs -el famoso Minton Playhouse- pasó a ser grabado y escuchado por gente que no había escuchado esa música antes.

    ResponderEliminar
  7. Félix y Dr. Krapp:
    Si hacemos memoria encontraremos en la época del bebop grabaciones que no podemos clasificar estrictamente dentro de esa etiqueta y a músicos que sin terminar de integrarse dentro de ella, sí consideramos que están cambiando las cosas. Creo que habéis dado con un tema interesante de discusión y que tendríamos que rebuscar grabaciones y poner ejemplos que reforzasen cualquiera de las aportaciones. Un ejemplo simplista sería sería decir ¿Que hacen Gil Evans y Miles Davis en 1948 y 49?.
    Y creo que el Dr. abre una puerta ¿Hubo una ruptura?

    ResponderEliminar
  8. Dr. Krapp y Félix, les confieso que el bop dentro del jazz es la expresión que más emoción me produce.Los músicos del bop en su gran mayoría negros, expresaron a travéz de su música su rabia y malestar por la discriminación de la que eran objeto por la sociedad norteamericana, por eso el bop es rupturista.Se dice que el arte es la expresión del alma humana, y esta expresión es verdaderamente arte cuando el artista es capaz de hacer sentir a los demás lo que pasa en su alma. Eso me sucede cuando escucho a los Boppers.
    Saludos cordiales,

    ResponderEliminar
  9. Faroni, tengo entendido que Miles fue casi un descubrimiento de Charlie Parker; era muy joven de aquella.Gil Evans ya era arreglista y también colaboraba con Chalie Parker. Yo más bien rebuscaría en una época anterior, incluso anterior a la Segunda Guerra Mundial, y sobre todo en la zona de Kansas City de donde procede Parker. Lo más obvio: Count Basie y Lester Young. Menos obvio: los grupos de Benny Motten, Andy Kirk y Jay McShann.

    Hector quizás el bop sea también el producto de un cansancio. Una orquesta requiere una estructura muy rígida donde cada parte tiene una función específica y donde las improvisaciones solo pueden ser efectuadas por muy pocos solistas. El bop, además de búsqueda, es una liberación de la rigidez para el músico inquieto.

    ResponderEliminar
  10. Dr. Krapp hemos entrado en el asunto del asunto y nos va a faltar papel, aunque grabaciones no faltan. ¿Qué hacemos?
    Coincido con el punto de vista de Hector en cuando a la emoción personal, ya que yo empecé escuchando bebop, aunque no es posiblemente la mejor forma de empezar.

    ResponderEliminar
  11. Faroni ¿está de acuerdo con lo que pienso sobre la importancia del estilo que se desarrolló en la muy corrupta ciudad de Kansas City como anticipo del Bebop?

    ResponderEliminar
  12. Mr. Krapp:
    Pues claro que sí, no se fue de New Orleans a la “Calle 52” en un avión directo. Kansas, St. Louis, Chicago, Boston, la costa oeste, eran lugares en los que se desarrollaba esta música. El jazz moderno, no me gustan las etiquetas pero ésta nos puede servir, no se coció única y exclusivamente en New York y en los locales de “La calle”.
    Lester Young, Nat King Cole, Coleman Hawkins , muchos solistas de las orquestas de los años treinta, no fueron boppers, convivieron con ellos, y desarrollaron el jazz.
    Los fundamentos del contrabajo moderno no lo establecieron los boppers sino Jimmy Blanton en 1940.
    A lo mejor es que nos hemos dejando llevar por la visión “todo está en su sitio” de Marsalis o de Ken Burns o de los libros que leemos.
    Por cierto los gangsters de Kansas pagaban bastante bien a los músicos.
    ¡Estamos echando leña al fuego y todo se va a quemar!.

    ResponderEliminar
  13. Es fantástico pensar que la mejor música popular del siglo XX -el tango, el bolero, la guaracha, el jazz, el fado etc.- nació en lugares de vicio y corrupción. La canalla siempre tuvo mejor oído musical que los mojigatos. Dicen que cuando metieron en el trullo a Pendergast, el alcalde de Kansas City, se acabó la fiesta y los músicos tuvieron que emigrar.

    ResponderEliminar
  14. Pues nada, ya sabes, contrata a unas prostitutas, vende drogas desde el blog, extorsiona a los que hacen comentarios, róbales las ideas y publícalas con tu nombre, insúltanos, y cuando todo esto sea un auténtico lugar de perdición a lo mejor sale algo tan bueno que se pueda comparar al jazz.

    ResponderEliminar
  15. No,Faroni no. Creo que no saldría tu idea. Faltaría lo principal: los músicos y no cualquier músico, solo aquellos que son capaces de vivir su profesión con la pasión suficiente como para prescindir de cualquier otra cosa.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas