15 sept. 2008

Una protesta fría y ardiente



"El sonido de Miles Davis es el del luto y la resignación. El luto y la resignación –unidos a un incondicional deseo de profeta, menos musical que personal- existen independientemente de lo que Miles expresa en general: y lo que expresa son cosas alegres, agradables y afables, pero todas en ese tono triste y refinado.
Miles fundó y representa la segunda fase de la moderna trompeta de jazz después de Gillespie: arcos melódicos líricos en los que se cultiva de manera admirable la refinada sencillez, y todo ello con un sonido en el que la melancolía prevalece sobre la brillantez, cargada de una protesta a la vez fría y ardiente”

(Joachim Berendt - El Jazz: De Nueva Orleans al Jazz Rock)

3 comentarios:

  1. Un saludo, Dr. Krapp. Yo también creo que Miles Davis puso la primera nota en la primera trompeta moderna. Davis y evolución van juntos, década a década, aunque a veces se salga por la tangente.

    Gracias por visitar y enlazar mi blog. Le correspondo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este maravilloso recuerdo sonoro.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Félix, todo explorador se tiene que salir de la tangente para encontrar ese camino que nadie ha recorrido. Felicidades por ese magnífico blog.
    Hola Lola, es un elogio que valoro enormemente sabiendo que viene de una auténtica profesional de la pedagogía musical.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas