6 oct. 2008

Una vida por una canción


Era agosto del año 1962 y cuenta la leyenda que después de una interminable noche de música y copas, los dos amigos decidieron salir a la luz de la mañana e ir a tomarse unas cervezas a su chringuito habitual: el Bar Veloso. De repente alguien pasó junto a aquella terraza. Vinicius lo comentó así:
“Desde nuestro puesto de observación en el Veloso, secando nuestra cervecita, Tom Jobim y yo enmudecíamos ante su llegada maravillosa. El aire se ponía más volátil como para facilitarle el divino balanceo de su andar. Y así iba ella, toda linda, la garota de Ipanema, desarrollando en su recorrido la geometría espacial de su balanceo casi samba, y cuya fórmula se le habría escapado al propio Einstein; sería necesario un Antonio Carlos Jobim para pedir en el piano, en gran y religiosa intimidad, la revelación de su secreto”
Luego el mismo Vinicius comentaría, con su habitual estilo alambicado, en un libro titulado: Revelação: a verdadeira Garota de Ipanema:
“ Ella es el paradigma del tipo carioca; una mujer dorada, mezcla de flor y sirena, llena de luz y de gracia pero cuya visión es también triste, pues lleva consigo, camino del mar, el sentimiento de lo que pasa, la belleza que no es nuestra — es un don de la vida en su lindo y melancólico fluir y refluir constante."
Heloísa Eneida Menezes Paes llamada Heló Pinheiro era una chica bien -tenía 18 años en 1962- y vivía muy cerca del bar Veloso. Dos años después se enteró que era la musa del famosísimo tema e edificó su vida alrededor de él. Hizo padrino de su boda al propio Jobim y se convirtió en modelo, actriz y empresaria. En esta última faceta tuvo un célebre proceso judicial cuando los descendientes de Vinicius y Jobim le acusaron de haber puesto ilegalmente el nombre "Garota de Ipanema" a su tienda y marca de ropa. Ella alegó que sin ella, la canción nunca hubiera existido. Al final consiguió ganar el pleito.
La letra de la canción sufrió cambios muy importantes desde su primera escritura. La primera versión de Vinicius, cuando aún llevaba el título Menina que passa, empezaba así:

Vinha cansado de tudo

De tantos caminhos
Tão sem poesia
Tão sem passarinhos
Com medo da vida
Com medo de amar

Quando na tarde vazia
Tão linda no espaço
Eu vi a menina
Que vinha num passo
Cheio de balanço
Caminho do mar

17 comentarios:

  1. Me encanta la canción y la historia todavía más...

    Gracias Doc

    ResponderEliminar
  2. Interesante historia y "bossa nova" que me trae buenos recuerdos y eso que procuro huir de las nostalgias, pero de vez en cuando resulta gratificante recrearse con lo que fue y ya no es

    ResponderEliminar
  3. Desconocía que hubiese una primera letra de esta Ipanema. Siempre me ha encantado. Siempre aportando cosas Doctor. Thanks

    ResponderEliminar
  4. Tengo casi todas las partituras de Jobim...de vez en cuando las toco.
    La verdad es que no he leído nada más de tu artículo...me he detenido cuando he visto que has colocado Extractos en tus enlaces
    !qué honor!, gracias.

    Un saludo

    Pd: hace días que Sinfonía Azul también está en mi lista.

    ResponderEliminar
  5. Garota de Ipanema es una de esas extrañas y bellas canciones que nunca te cansan.
    Me pasa con Yesterday, con My funny Valentine/Songs por K.Jarrett, con Father & Son, Don´t give up de P. Gabriel, Muchacha ojos de papel, de L.A. Spinetta.

    Pocas, pero inmensas.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Heloísa Eneida Menezes Paes Pinto, que ya se había desnudado para la revista Playboy en 1987, volvió a quitarse la ropa ante un fotógrafo, a los 56años, para animar a su hija Ticiane, de 24 años.
    Son 19 fotografías a página completa, pero apenas en dos Heló Pinheiro aparece sola. Madre e hija están juntas en otras tres(en una de ellas montando un caballo blanco) y el resto está dedicado a Ticiane.
    Después de haber leído esto entendí a Vinicius y Tom Jobin el haber compuesto una canción tan linda como su musa inspiradora.

    ResponderEliminar
  8. Esta información la obtuve del diario digital nicaraguense "La Prensa", y la sesión de fotos fue el año 2003. Sacando cuentas nuestra "Chica de Ipanema" hoy tiene 61 años si no me equivoco, y, pareciera ser, que sigue siendo una mujer hermosa todavía.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Novicia.
    Luis Antonio lo bueno que tienen estos temas, denominados standards es que se pueden oir una y otra vez tal como dice Jazzmen, gracias Jazzmen por tus palabras, más abajo.
    Soportándome, tengo entendido que la versión primera es anterior a la llegada de Heló Pinheiro a esta historia.
    Extractos me gustaría oirte tocar al piano ést o cualquier otro tema del maravilloso Jobim.
    Amigo Hector buscando referencias de ella he leído que ingresó el mes pasado en un hospital de Sao Paulo, donde ahora reside, por problemas de salud.

    ResponderEliminar
  10. qué cosa más linda...

    Me encanta

    ResponderEliminar
  11. Es una canción tan dulce tan bonita, que tan solo tienes que cerrar los ojos y escucharla una y otra vez y disfrutarla.

    Una delicia.

    Besitos Doc

    ResponderEliminar
  12. Gracias Tesa, Esther y Lisebe.
    Un abrazo para las tres.

    ResponderEliminar
  13. Aceptando tu invitación he vuelto a visitar esta entrada y me ha vuelto a encantar. Otro cordial saludo, Dr.

    ResponderEliminar
  14. Vengo de la Sinfonía de Luis Antonio.
    Ayyy...no alcanza con ser bella, también hay que pasar por el lugar justo y en el momento apropiado.

    Muy buena entrada, Dr. Krapp. Gracias.

    Te he dejado una recomendación, allá en el blog de Luis.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. ¿Te das cuenta Luis Antonio que antes ponías en tus comentarios y tu nombre y tus dos apellidos ya demás en mayúscula? ¡Qué curioso! Otro cordial saludo para ti.

    He escuchado tu recomendación Maracuyá es una interpretación soberbia, pero me sigue gustando más cuando hace bossa nova. Me pasaría lo mismo si cantase ópera.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas