9 nov. 2008

Sólo tienes que decir Doo wop: los primeros 50


El Duduá empezó a ocupar posiciones de privilegio en las listas de Rhythm and blues (R&B) a principios de los 50. Los productores observaron el potencial comercial de la nueva música y fueron imponiendo un estilo comercial que atrayera al nuevo público de color. Se buscaron armonías sencillas, letras pegadizas, coros más repetitivos y se dejaron atrás algunas de las raíces musicales de las que había surgido el estilo.
Uno de aquellos grupos era The Dominoes, de donde se curtieron dos cantantes solistas que hicieron una importante carrera posterior. Uno, Clyde McPhatter, sería luego cantante solista en The Drifters. El otro, Jackie Wilson, fue uno de los grandes nombres del primer soul de finales de los 50 y principios de los 60. En 1951, antes de la llegada de Jackie Wilson al grupo, obtuvieron un primer puesto en las listas de Rhythm and blues con Sixty Minute Man:


En 1953 Alan Freed, el avispado disc jockey de Cleveland empeñado en llevar la música popular de color al público blanco y creador del término rock and roll, encontró su primera piedra filosofal en grupos como The Spaniels, The Flamingos o The Moonglows, el conjunto que pasaría a la posteridad con este tema de 1954: Sincerely.



The Penguins fue uno de esos grupos de un solo éxito, con la peculiaridad de que lo consiguieron gracias a la Cara B del disco que pretendía lanzarlos al estrellato. El tema era Earth Angel y consiguió en 1954 el número uno en las listas de R&B y el octavo en las listas pop:



The Crows era un grupo callejero que ganó un concurso de nuevos valores en el famoso teatro Apollo de Harlem. Su gran éxito, número 8 en las listas de R&B, lo consiguieron con un tema que rompía las barreras entre el Duduá y el naciente rock and roll. Este tema, Gee, daría nombre a una discográfica de gran éxito a finales de los 50:

10 comentarios:

  1. Me quedo con ese Earth Angel, me puedo imaginar a las parejitas bailando, ellas con sus cinturitas de avispa, las faldas de capa ancha... como de fiesta de instituto que en tantas pelis americanas hemos visto.

    ResponderEliminar
  2. Dr. Krapp: Tras escuchar con placer las propuestas de Duduá, quiero hacerte un ruego. Me he enterado por nuestro común amigo Faroni que eres une experto en bibliografía sobre el Jazz y he tenido oportunidad de comprobarlo. Para los que acabamos de superar el "Mi mamá me mima" del Jazz, y no aspiramos más que a un aprobadillo raspado, ¿existe algún libro modesto y sin pretensiones que venga a ser algo así como el ABC de este género musical?.
    Gracias anticipadas, Doctor

    ResponderEliminar
  3. Tesa no te olvides de los calcetines blancos, la sonrisa profiden, los chicos rubios y los maravillosos Cadillacs descapotables.
    Luis Antonio mi opinión es la de un profano en la materia. De los 5 o 6 de historia del jazz que he leído, la mejor es sin duda la de Ted Goia, tal como ya he dicho en otra ocasión.
    Esta es la referencia:
    http://www.lenoir.es/product_info.php/products_id/301

    ResponderEliminar
  4. Tesa no te olvides de los calcetines blancos, la sonrisa profiden, los chicos rubios y los maravillosos Cadillacs descapotables.
    Luis Antonio mi opinión es la de un profano en la materia. De los 5 o 6 de historia del jazz que he leído, la mejor es sin duda la de Ted Goia, tal como ya he dicho en otra ocasión.
    Esta es la referencia:
    http://www.lenoir.es/product_info.php/products_id/301

    ResponderEliminar
  5. Muy ilustrativo. Quedan apuntados un par de nombres e ideas en mi agenda.

    Saludos
    Tomás

    ResponderEliminar
  6. Me muero de envidia. No seas modesto, Krapp, sabes un montón y aquí se aprende...
    Gracias por traernos todas estas joyas.

    Referente a lo de buscar accesos directos a canciones, como las que te traigo yo, es un proceso un poco complicado para explicar en un comentario. A mi me enseñaron en una comunidad de msn. Requiere tiempo para ir mirando, y paciencia.
    Para empezar, te pongo aquí los dos buscadores que uso para eso, buscar canciones (siempre accesos directos que puedes vincular a una imagen o a una palabra o frase, como hago yo en todos mis posts al final):

    Altavista:

    http://www.altavista.com/audio/default


    Un buscador holandés que es menos complicado que Altavista:

    http://www.vinden.nl/?sttname=mp3&refer=startpaginamp3

    A ver si tengo más tiempo y busco las instrucciones enteras que me imprimí, las scaneo y te las mando por mail...

    Un beso, Doc

    ResponderEliminar
  7. Gracias Tomás por la visita. Me encanta tu blog.

    Un millón de gracias por tus enlaces Novicia,ya los he puesto en favoritos pero me reitero en lo anterior: tengo a gala presumir de mi condición de advenedizo en casi todas las materias incluyendo la música. Es más, palabras como "especialista" o "experto" me producen verdaderos escalofríos aplicadas a mi caso.
    Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  8. hola dr. krapp, es curioso siento al escuchar esta música que me retrotraigo a épocas lejanas. Una música que tuvo su momento y ahí está. Suena pasado y antiguo. Sin embargo con el jazz, incluso de épocas anteriores, desde el bebop, no me ocurre. Por qué será? Al contrario, lo veo insuperable, super moderno, siguen habiendo músicos inalcanzables. Charlie Parker sigue vivo y sigue siendo vanguardia.

    Beso.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Te ocurre eso con el jazz anterior al Bebop?
    El jazz es un estilo existencial que penetra como una perforadora hasta el fondo de nuestra conciencia esperando encontrar petroleo en nuestra emotividad.
    El Duduá o Do Woop pretendió ser una música para olvidarse de la guerra, de las penalidades de la postguerra, de la escasez, de la discriminacion racial y usando para ello melodías simples y sencillas.
    Cada música tiene su momento y su espacio. Me costaría echarme un bailecito escuchando a Charlie Parker ya que de vez en cuando merece la pena echarse un bailecito.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas