28 dic. 2008

Por los viejos tiempos


¿Deberían olvidarse las viejas amistades y nunca recordarse? 
¿Deberían olvidarse las viejas amistades y los viejos tiempos?
CORO: Por los viejos tiempos, amigo mío, 

por los viejos tiempos
tomaremos una copa de cordialidad por los viejos tiempos. 
 Los dos hemos correteado por las laderas y recogido las hermosas margaritas, pero hemos errado mucho con los pies doloridos desde los viejos tiempos. 
 CORO 
Los dos hemos vadeado la corriente desde el mediodía hasta la cena, pero anchos mares han rugido entre nosotros desde los viejos tiempos. 
CORO 
Y he aquí una mano, mi fiel amigo, y danos una de tus manos, y ¡echemos un cordial trago de cerveza por los viejos tiempos!.  CORO

Auld Lang Syne, es un viejo poema del escritor nacional de Escocia, Robert Burns, publicado en 1788 y luego difundido por todo el mundo tras transformarse en canción, siendo parte insustituible en eventos de todo tipo: conmemoraciones, congresos, desfiles, funerales, marchas etc...

Gracias a
la orquesta de Guy Lombardo, se popularizó en el mundo anglosajón como banda sonora de obligado paso cuando llega el año nuevo.

Acompañaba cadenciosamente el baile de Robert Taylor y Vivian Leigh en la maravillosa El Puente de Waterloo (1940) de Mervyn LeRoy.

La toca, más o menos, a la tuba, Gary Cooper a punto de coger un tren en
El Secreto De Vivir (1936) de Frank Capra. El mismo director la usa en dos ocasiones memorables: acompaña las peripecias del senador James Stewart en Washington en Caballero sin espada (1939)y es la guinda del pastel, algo empalagoso pero sin duda entrañable, de ¡Qué bello es vivir!(1946)

También es parte de una declaración de amor casi imposible en la excelente comedia romántica: Cuando Harry encontró a Sally (1989) de Nora Ephron.
Admite un toque punkie gamberro.

Pero su belleza siempre es estremecedora.

20 comentarios:

  1. Creo que somos el resultado de esos viejos tiempos y creo tambíen que somos unos privilegiados por la época y los acontecimientos que nos ha tocado vivir... Pero creo, Doctor, que los nuevos tiempos, los presentes y futuros, pero sobre todo los presentes, son mucho más importantes y no debemos dejar de vivirlos refugiándonos en los que no volverán.

    Te dejo mi regalo de Navidad... Es una invitación para este sitio cuando pases por Madriz:


    Para Krapp

    Un beso y gracias por todo lo que me has enseñado desde que rulo por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Qué de referencias, Doctor. ¿Es lo que los americanos llaman Farewell Waltz, no? Esas películas tan lacrimógenas son algunas de mis favoritas, especiamente "¡Qué bello es vivir!". Es obligatoria en Navidad.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Ayyyy! querido Doctor:

    Tan solo unas palabras para desearte una feliz noche vieja y feliz año 2009.

    Con todo mi cariño..
    Y de mis pequeñines.

    Besitos de corazón

    ResponderEliminar
  4. Por los viejos tiempos estoy borracha!

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso, doctor. Fuera del punkie. Se me ocurre, justo en este día, un tributo a Lumiere conmemorando un año más del nacimiento del cine.

    Un blog interesante y útil,es primera vez que lo visito y no me perdono la demora.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Querida Novicia, he pasado gratísimos momentos en el Café Central de Madrid y espero seguir pasándolos en el futuro, pero agradezco enormemente que me ofrezcas de nuevo algo tan importante de mi pasado. Un beso.
    Es Farewell Waltz, Troglo. Eran películas lacrimógenas pero esperanzadoras, algo que falta en estos tiempos cínicos.
    Feliz Nochevieja y mejor año, Lisebe. Fantástico el programa de radio.
    Espero que no te hayas tomado una copa por cada vez que se escucha el estribillo, Maritoñi, no es necesaria tanta literalidad.
    Gracias Solojazz, yo seguiré muy atento al tuyo. El tema de los Lumiere es muy complejo, habría que saber si realmente fueron ellos los inventores del cine. ¿Qué música les vendría bien como homenaje? ¿Una Gimnopedia de Satie?

    ResponderEliminar
  7. Sorprendido de que todo venga de este poema. Como siempre Doctor, aporta usted mucha información. Además me ha traído muchos recuerdos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. dr. krapp, hermoso poema, además tremendamente romántico. Te confieso que no lo conocía. Me ha gustado mucho. (creo que debo leer menos jazz y dejar tiempo a otros temas)
    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de haberle traido muchos recuerdos, siempre que sean para bien, Soportándome.

    Realmente es bella, Angie.

    Hector, hay versiones de este tema de gente de jazz: Benny Goodman, Glenn Miller etc. pero prefería recurrir a las versiones originales. Creo que la música no podemos ponerla en contenedores estancos y hay que degustarla venga de donde venga.

    ResponderEliminar
  10. Ay...son las 10 de la mañana aquí y yo ya estoy viajando en una nube de ensueño y no quiero bajar. Qué me espera! Ya me voy a hacer el regalito de fin de año, corriendo a conseguir El Puente de Waterloo, tengo que volver a verla!!! A ver si la consigo entre tanto barullo.
    Un saludo desde Argentina

    ResponderEliminar
  11. Esimado colega:
    espero tenga usted una bonita versión para escuchar mañana por la noche. Todas son muy buenas!

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado y he estado a punto de llorar unas lagrimitas por su romanticismo. Muy bonita la entrada.

    Bueno, pues no perdamos las esperanzas y por los viejos tiempos un brindis! Y por el nuevo año, otro brindis de ilusión, de compartir, de aprender, de reír, de amar, de vivir!

    UN ABRAZO Y TOMÉMONOS UNA COPA MÁS DE GENTILEZA POR LOS VIEJOS TIEMPOS!!

    ResponderEliminar
  13. Amigo, por los viejos tiempos tenía que entrar hoy...mañana también, pero serán nuevos tiempos...mientras escucho el último audio de tu entrada no dejo de pensar en mis otros viejos tiempos. Mucho antes de que el Dr. me visitara !es la primera vez que me alegro de que un DR me visite! y encantada...

    Ya sabes...felices de todo lo que tu quieras. Y un fuerte abrazote

    ResponderEliminar
  14. Dr. Krapp, sólo quería brindar hoy, que es 31, por los viejos y por los nuevos tiempos: ¡CHEERS! y ya de paso una preguntita: ¿te vas a vestir de rey mago en Reyes? Lo digo por coger sitio en primera fila, que luego llego tarde.
    Angie.

    ResponderEliminar
  15. Bienvenida Mara y Cuyá, me gusta como escribes. El puente de Waterloo es uan de esas comedias románticas devastadoras. Disfrutarás.

    Dr.Freud, se intentará lo que se pueda. Póngame a sus pies de su esposa, Martha. Feliz año.

    Chin, chin, Esther, ha sido un placer conocerte.

    Lola, yo no sé si cada año se renueva el tiempo pero seguro que sí se renuevan las amistades, incluso las más recientes. Seguiré visitándote y me esconderé entre viejos acordes para oírte componer sin que me veas.
    Sorpresa, sorpresa, Angie. Mañana no dejes de darte un garbeo por aquí.

    ResponderEliminar
  16. me ha encantado leer la frescura que pones en tus letras
    que disfrutes el mes de enero Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola querido Krapp,
    Aquí vuelvo encantada, como en un sueño perdido y encontrado tras un tiempo de ausencia, a buscar entre tus letras y tu música genuina un poco de paz y de conocimiento.
    Como quiero que sepas, valoro lo esencial, revolucionario y a contracorriente, todo aquello que no esté enquistado por el sistema, por eso este post me ha emocionado. También porque considero que un poema original puede dar pié a una gran leyenda. Esa música mágica ancestral, clásica, que entronca con los arquetipos y ese inconsciente colectivo que se transmite de generación en generación, aquello que no se desvirtúa con el tiempo ni se disfraza de convencionalismos modernos y vacuos, carentes de sentido...todo eso es lo que me encuentro ahora. Cuánta nostalgia de los ochenta y los setenta, cuando la música era un caldo de cultivo de las vanguardias más rompedoras, cuando no dependiamos de financieras ni discográficas potentes, cuando el cine se podía apreciar en toda su naturalidad y transmitía un mensaje lleno de sentimientos, cuando su industria no se limitaba a conseguir el máximo beneficio ni sectarizaba al público.
    Me han encantado todas estas versiones. Lo he disfrutado como una niña con zapatos nuevos. Es admirable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tan hermoso comentario. Esta fue una de mis primeras entradas en este blog que ahora tengo momentáneamente parado y quería hacer un homenaje tan oída como desconocida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas