8 ene. 2009

Las misteriosa dama de los sonetos


Nada fue más perfecto que ella. Ni tampoco más fácil de perderse. (Si es que algo que se pierde puede ser encontrado solo con luz. Una vez que la habías encontrado, o sentido, cualquier cosa que ella conjuraba crecía en tu carne )
En el momento en que ella dejaba de cantar, quedabas desvalido. Cuando cantaba, escuchabas y te prometías cualquier cosa.
Ella decía siempre, más de lo que yo sentía. Era lo que nosotros conocemos por fantasía. La emoción está allí donde te encuentres. Ella estaba en la calle.

El mito de los blues lo arrastra la gente. Aunque algunos establezcan categorías nadie lo entiende. Un hombre me dijo que Billie Holiday no cantaba blues, y sabía del tema. Muy bien, pero lo que me pregunto es. ¿Qué había visto ella para cantar de aquella forma? ¿Qué había en su vida que le propusiera tal tragedia, tal agonía sin esperanza alguna? O echas una moneda a cara y cruz y ella canta Miss Brown to You. Y ninguno de tus gatos se atrevía a cruzarse con ella. Un ojo cerrado, y sus brazos tan balanceantes, como si todas las mujeres fuesen así de reservadas. ¿Cómo podía reír así?
E incluso riendo, algo más que el brillo, completaba el sonido. Una voz tan dúctil como un instrumento -aunque los críticos digan que los últimos discos son flojos-, tan negra como una arquitectura ajardinada de necesidad, y quizás, de sofocado deseo.
A veces tienes miedo de escuchar a esta dama.
LeRoi Jones (Amiri Baraka) - Música Negra - 1962

8 comentarios:

  1. Buenas doctor,

    Hay una película filmada en la isla de Mallorca, La Caja Kovac, en la que se un tema de Billie Holliday se utiliza como desencadenante de suicidios colectivos. Creo que el tema se llama Gloomy Sunday. Sí, algo tenía la voz de Billie Holiday... sonaba como un instrumento raro, cálido pero a la vez lúgubre. A mí a veces me da cosa escucharla, pero siempre la tengo presente.

    Gracias por el post. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Parece ser una mujer muy especial, mezcla de sensibilidad y dolor muy extremos. No me cabe duda de que, lo que cada uno es, termina transmitiéndolo de alguna forma. Cantar es una forma de expresión tanto para el que canta como para quien se identifica con determinada música. Una amiga me decía en una ocasión que un autor puede escribir un libro sin mostrar su propia personalidad, yo no lo creo.
    Me encantan las historias que cuentas, Dr. Krapp, estás haciendo que me enganche al jazz, poquito a poco.
    ¿Por qué es la dama de los sonetos?

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que da miedo. Hay un disco, "Lady in satin", donde Billie ya estaba fatal. Podrías decir que, técnicamente, es lamentable. Y sin embargo, es estremecedor, porque notas que esa mujer se muere, y se muere cantando. Difícil de explicar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso que Billie ahora mismo sea super conocida. Como Louis Armstrong. Te ponen sus discos en muchos locales de copas incluso en los Starbucks. Todo el mundo conoce a Billie. Y gusta mucho. Me llama la atención eso porque se supone que debería gustar a los enamorados del jazz solamente. Y a traspasado la barrera del jazz. Es un mito. La época que le tocó vivir fue durísima. Sin derechos civiles y un racismo tremendo. Y ella supo hacer Arte con todo ello. Es admirable. Demostró ser una mujer fuerte, muy fuerte y llena de vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. dr.krapp, hace ya algunos meses subí a Billie Holliday en mi blog, una gran cantante, con un estilo y voz inconfundible. Hay un hermoso tema que canta con la orquesta de Duke Ellington "Sophisticated Lady", seguramente ya lo has escuchado.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Billie Holiday es para mi una figura temible,T.Amengual. Tiene un halo misterioso y trágico que es demasiado potente y difícil de traspasar para saber que había realmente detrás de esta maravillosa cantante. Gracias a ti, seguiremos leyéndonos.
    Me encanta tu comentario Angie>. Un cantante en un escenario e incluso en una grabación tiene una fuerza visual enorme que no la tienen las palabras siempre distanciadas de un texto. El título de Dama de los Sonetos se lo puso el propio Amiri Baraka, autor de ese texto, ignoro la causa. Saludos.
    Muy bien dicho lo de estremecedor, Troglo, aunque discrepo en una cosa, lo que la fallaba al final era la voz, pero su maravillosa técnica podía superar ese handicap. Saludos.
    Sinceramente Esther creo que los grandes son grandes porque superan los compartimentos donde desarrollaron sus habilidades. Bob Dylan es grande por ser mucho más que un cantante de folk. Los Beatles fueron mucho más que un grupo pop. Ray Charles era más que un cantante de R&B y soul. Desbordan las barreras y llegan a todos. Besos para ti.
    Sophisticated Lady es uno de los temas que me engancharon al jazz, Hector, pero no lo conozco en la versión con Billie Holiday. Voy ahora mismo a oírlo en tu blog. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Tiene una voz muy peculiar.
    El tema que expones me gusta mucho más que otras cosas que había escuchado de ella, quizá posteriores.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. No tiene el dramatismo que adquirió su voz cuando la "mala vida", sin darle a eso una connotación ética, había pasado por sus cuerdas vocales. Es una voz, juvenil y cristalina, amable y diáfana.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas