14 feb. 2009

Sweet Georgia Brown


Sweet Georgia Brown es como un soleado sábado por la mañana en que todo parece favorable. Un sábado distendido, desinhibido, sin preocupaciones acuciantes para amargarte el día y en el que te dan ganas de aprovechar cualquier oportunidad que se presente.
No es raro que la versión más emblemática del tema fuera realizada en 1949 por Bones Brothers and his Shadows un grupo capaz de convertir el arte del silbido en extraordinaria música de swing. La fama de esta versión viene asociada al hecho de convertirse en el tema de los célebres Harlem Globetrotters ese grupo acrobático, deportivo y circense que hizo su debut en el Savoy Ballroom de Harlem, la meca de las orquestas de baile en los años 30:



Sweet Georgia Brown fue compuesto por Ben Bernie, Maceo Pinkard y el letrista Kenneth Casey en 1925. Ben Bernie era el director de la orquesta del Hotel Roosevelt y consiguió con este tema una enorme popularidad en todo el país:


También silbada es esta grabación del año 1929, transformada en unos divertidos dibujos animados en 1932:


Incluso la serie Merrie Melodies ofrece su versión. Aquí, en "The Isle of Ping Pongo" se interpreta el tema en estilo scat. Las caricaturas decididamente racistas caracterizan a Fats Waller y a los Mill Brothers:


Si se habla del scat hay que hablar de Ella Fitzgerald, aquí en la mejor compañía, la Orquesta de Duke Ellington:


Joe Venuti, uno de los más grandes violinistas que ha dado el jazz clásico:


El maestro del saxo soprano, Sidney Bechet, gran artífice del jazz tradicional lleva el tema a su peculiar estilo de tocar:


En 1980 el gran Benny Goodman junto a Teddy Wilson, se marcaron esta interpretación donde cada acorde es una lección de swing:


La coda final para el prodigio de Canadá, Oscar Peterson, el hombre de los dedos a velocidad de la luz:

15 comentarios:

  1. Fantástico tema y sus versiones geniales, no me decanto por ninguna en concreto.

    Muy buen trabajo

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que estés nominado a la mejor música.

    ResponderEliminar
  3. No hace falta que te diga que la que más me ha gustado es la de ELLA, estoy tan enamorado de ella. ; )

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustan todas, y las de las animaciones me las reservo para verlas más...!!me encantan!!
    Has traído a lo mejorcito. Gracias.

    El silbido es un recurrente material sonoro muy flexible, poco explotado. Me ha recordado al almeriense (no recuerdo el nombre) que compuso la famosa banda sonora de El bueno, el feo y el malo.

    Como siempre, !buen trabajo!

    Un besote, bueno dos...aquí se dan dos

    ResponderEliminar
  5. Vaya curro te has pegado, Doctor. Podríamos estar toda la vida, porque no creo que haya habido nadie que no se haya arrancado alguna vez con "Sweet Georgia Brown". Me alegra ver que has recuperado al venerable Joe Venuti, qué bueno. Me resulta bastante complicado encontrar discos suyos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que te guste, Juan.

    Miles de gracias, majestad Maritoñi.

    Buen gusto, Soportándome.

    Dos besotes para ti, Lola. Estoy pensando en el silbo gomero que los canarios quieren declarar Patrimonio de la Humanidad. Como instrumento musical tiene unas connotaciones realmente curiosas y es expresión de alegría y bienestar, como en éste maravilloso tema.

    Troglo, es un tema tan universal que requería un homenaje. Para mi tiene un significado especial, una especie de magdalena proustiana ;), que me retrae a mis primeras imágenes sobre los ciudadanos de raza negra, no sé si por lo del equipo de baloncesto. Desde entonces siempre he asociado Sweet Georgia Brown a ese aire desenvuelto y rítmico que veo en esa gente.

    ResponderEliminar
  7. Magistral entrada. Justo esta misma mañana he estado escuchando el Sweet Georgia Brown por el gran Sonny Fortune. Y ahora veo que le dedicas un post al tema. Es un clásico que te atrapa y te gusta a cualquier hora del día y de la noche. Y qué poder tiene el jazz de hacer versiones tan distintas y arreglos tan personales de un mismo tema. Repito: magistral entrada. Y currada.

    Besos !!! dr. krapp.

    ResponderEliminar
  8. Qué buena la Fitzgerald, cómo me gusta

    ResponderEliminar
  9. Eres un clásico, Dr. Krapp. Y la inclusión de cartoons es algo que sabes que aprecio mucho. Tenemos que pensar que era la música popular de la época y que tenían un éxito asegurado si la empleaban.

    ResponderEliminar
  10. Sigo fiel a tu música, Dr. Krapp. Me gustan especialmente las versiones de Bones Brothers y la de Ella.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Esther, es un tema muy pegadizo pero que además genera en la mente un estado de ánimo positivo y despreocupado. Era uno de los que más tocaban en las Jam Session cuando llegaba la hora del cierre de los chiringuitos a lo calle 52.

    Gracias Tesa, con Ella cada vez es una vez nueva.

    Disney las empleó mucho , Valentín, y fue muy criticado por ello; pero consiguió hacer mas accesible la música clásica. Estoy pensando, por ejemplo, en sus Sinfonías tontas.

    Gracias, Angie, por tus palabras.

    ResponderEliminar
  12. Pues mira, yo he encontrado en todas las versiones un encanto peculiar...

    ResponderEliminar
  13. Me alegro, Luis Antonio, se te echaba de menos estos días pasados.

    ResponderEliminar
  14. Vaya, como llego con 2 años de retraso, la mayoría de los enlaces ya no están disponibles... Una pena porque me quedo con la curiosidad de escuchar la versión de Joe Venuti.

    De las conocidas, una de las que más me gusta es la de Django Reindhart.

    Excelente post!

    ResponderEliminar
  15. Siempre hay alternativas:

    http://www.youtube.com/watch?v=hsnjXfW-ems

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas