12 mar. 2009

Bendiciendo a los niños


El maravilloso tema God Bless The Child es un espiritual basado en algunos versículos de la Biblia que compuso una muy joven Billie Holiday en 1939. Estaba a punto de emprender su vuelo solitario cansada de su papel relevante pero secundario en las orquestas de swing. El otro compositor del tema fue Arthur Herzog Jr. colaborador habitual de ella y compositor de relativo éxito. La canción está en el Salón de la Fama de los Premios Grammy y en el puesto 58 en la lista de las Canciones americanas del Siglo publicado por diversas entidades norteamericanas. En la grabación original de 1941 Ladyday contó con la participación entre otros del trompetista Roy Eldridge:

Them that’s got shall get
Them that’s not shall lose
So the Bible says and it still is news
Mama may have, Papa may have
But God bless the child that’s got his own, that’s got his own
Yes the strong get smart
While the weak ones fail
Empty pockets don’t ever make the grade
Mama may have, Papa may have
But God bless the child that’s got his own, that’s got his own
Money, you’ve got lots of friends
They’re crowding around your door
But when you’re gone and spending ends
They don’t come no more
Rich relations give crusts of bread and such
You can help yourself, but don’t take too much
Mama may have, Papa may have
But God bless the child that’s got his own, that’s got his own
Money you’ve got lots of friends
They’re crowding around your door
But when you’re gone and spending ends
They don’t come no more
Rich relations give crusts of bread and such
You can help yourself, but don’t take too much
Mama may have, Papa may have
But God bless the child that’s got his own, that’s got his own
Here just don’t worry about nothing cause he’s got his own
Yes, he’s got his own

Las grandes reinas del soul, en sus deseos de emular a Ladyday, realizaron espléndidas interpretaciones del tema donde exhiben sus portentosas cualidades vocales. Aquí tenemos a Aretha Franklin, Diana Ross y Gladys Knight:





La malograda y siempre conmovedora Eva Cassidy, tiene esta maravillosa versión con un irresistible toque de blues:


La versión de estilo instrumental, aunque también cantada, que más me gusta es ésta de Blood, Sweat and Tears. Puro soul, puro jazz:

13 comentarios:

  1. Promete en cuanto llegue a casa lo escucho

    ResponderEliminar
  2. YO me la sé de memoria. Me gusta mucho. La primera versión que escuché fue la de Aretha.
    Saludos Doctor.

    ResponderEliminar
  3. Soy un forofo de Aretha Franklin y Diana Ross desde mis años mozos...Gracias por hacernos este regalo. Dr. Krapp

    ResponderEliminar
  4. Muy currado. Me encanta la versión blusera de Eva Cassidy.
    (Así yo la cantaría)

    ResponderEliminar
  5. Mi amor incondicional por Eva Cassidy, me ha llevado hasta este tema... No puedo dejar de sentir la piel erizada, ante todas estas voces.

    Un beso y un agradecimiento especial por esto Dr Krapp

    A.

    ResponderEliminar
  6. Todas las versiones tienen su encanto. Estupenda la de Gladys Knight, pero me quedo con la de Billie Holiday

    ResponderEliminar
  7. Vaya, Doc, un super clásico en escena. Pues yo aplaudo la versión de los jazz-rock por experiencia, Blood, Sweat & Tears, que fueron un grupo excelente.

    Por cierto, ¿qué ha pasado con los laterales del blog? A mí me pasó algo así, creo que era un problema del tamaño de imágentes, miraré a ver.

    Salud.

    ResponderEliminar
  8. Prometido quedó, Juan.

    Soport, me alegro de haberte llevado a los viejos ybuenos recuerdos.

    Luis Antonio, mis amores hacia las reinas del soul, las tres que hay ahí más Irma Thomas, está por encima de toda duda y más allá de cualquier sospecha.

    Es una versión con toda la intensidad a la que ella nos tiene acostumbrados, Isoba.

    Yo descubrí a Eva Cassidy cuando había muerto, el deceso fue en el 96 con 33 años, y desde entonces sigo estremecido por su magia.Andrea.

    Esa nostalgia intensa y desoladora de las interpretaciones de Billie es algo que nadie ha vuelto a conseguir, Tesa.

    Dichosos superclásicos a los que tenemos que volver frecuentemente para empapaparnos de su fuerza, Troglo. Era un fantástico grupo aquel Blood, Sweat & Tears y creo que llegará un momento en que se les ponga en el sitio que realmente les corresponde. Lo de los laterales será una de esas cosas que a veces pasan en blogger pero que luego afortunadamente se resuelven solas.

    ResponderEliminar
  9. !Variaciones sobre una misma bendición!!!Genial...no me quedo con ninguna voz en particular...las quiero a todas

    abrazotes

    ResponderEliminar
  10. Yo añadiría la versión de Eric Dolphy (Prestige) donde a partir de una exploración de sonidos , encontrando los que desea, llega a construir, poco a poco, el tema. Un buen ejemplo de clarinete bajo y de cómo hacer el trabajo al revés.

    ResponderEliminar
  11. Lola, mejor dale las gracias a ellas y a ellos por hacer esas magníficas versiones.

    No conozco esa versión de Dolphy, espero tener la ocasión de escucharla y contarte algo al respecto, Félix. En todo caso, buscaba versiones donde la voz tuviera algún papel como incluso en el caso de Blood, Sweat and Tears.

    ResponderEliminar
  12. Fantástico post. Me quedo con la versión de Billie. Insuperable. Me hubiera gustado estar allí, sentada tomando una copa con traje de noche, escuchando a Billie. Con Basie cerca. Por supuesto con la cámara de fotos uf uf uf Menuda sesión!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Dichoso William Claxton que pudo gozar de aquellas maravillosas sesiones y lo más complicado, supo captar su esencia.
    Esther, seguro que te cambiarías por él conservando tu edad actual.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas