11 jul. 2009

Duelo al saxo


Nunca olvidaré la noche en que Lester se midió con Chu Berry, al que en aquellos tiempos se consideraba insuperable. La banda más prestigiosa era la de Cab Calloway, y Chu Berry uno de sus pesos pesados.




Bien, esa noche Benny Carter estaba improvisando con Bobby Henderson, mi acompañante. Y allí estaba Lester con su viejo saxofón, remendado con cinta adhesiva y bandas elásticas. Chu se encontraba presente y todos empezaron a discutir quién superaba a quién, tratando de provocar una competición entre Lester y Chu.



Benny Carter sabía que Lester era capaz de descollar en el duelo, pero para todos los demás el resultado estaba cantado: Chu tenía un saxo enorme y hermoso, que resplandecía como el oro, pero no lo había traído. Benny Carter no se acobardó por eso. Era como yo: tenía fe en Lester. Se ofreció voluntariamente a ir a buscar el instrumento.
Cuando Benny volvió, Chu Berry cometió el mismo error que más tarde cometería Sarah Vaughan conmigo. Chu sugirió que tocaran I Got Rhythm, así como Sarah sugirió I Cried for You. ¡Cualquiera menos esa! I Cried era mi mejor caballo de batalla, así como Rhythm era el de Lester.



Tocó como mínimo quince estribillos, todos distintos, cada uno más bonito que el anterior. Después del decimoquinto Chu Berry estaba liquidado., tal como Sarah después de mi octavo estribillo de Cried.



Los de la pandilla de Chu eran incondicionales y no terminaban de creérselo. Lo único que pudieron decir para consolarse fue que Chu tenía un timbre más amplio. Nunca sabré que cuernos significa eso. ¿Qué importaba que un timbre fuera amplio o no, si Lester sacaba sonidos tan maravilloso con esos acordes, esos cambios y esas notas que te hacían volar?

(LADY SING THE BLUES- BILLIE HOLIDAY)

11 comentarios:

  1. Adoro a Lester, pero siempre defenderé a Berry como uno de los grandes del tenor... Qué lástima que muriese tan pronto.

    En cualquier caso, precioso fragmento del libro. Me han dado unas ganas de releerlo terribles... Gracias Doctor!!!!

    ResponderEliminar
  2. Uff. Creí que ya estaba habituado a este tipo de entradas tuyas, Doctor, pero hoy quedé agotado. Y ¡Que cierre¡ He estado tratando de leer "Jazz" de Toni Morrison, pero su técnica narrativa a partir de un fonógrafo se me hace complicada y farragosa. La tuya es más sencilla y amena.

    ResponderEliminar
  3. He disfrutado muchísimo - tanto como un camello en un oasís con dátiles abundantes desparramados por el suelo - con esta propuesta de rivalidad musical y con la narracion tan amena.
    No entro en polémicas: me encantan los dos y no acostumbro a jerarquizarlos.
    Un saludo cordial, Dr. Krapp

    ResponderEliminar
  4. Me hubiera gustado estar allí, agazapada con mi cámara. Dos genios midiéndose y una música extraordinaria. Todos ellos grandes del jazz.

    Precioso!

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Yahve encantado por tu visita. Por supuesto, Lester esta o asi creo yo por encima del casi todos los demas, pero Chu es un saxofonista de merito y me gustan mucho sus colaboraciones con Roy Eldridge.

    Armando, merito el de Billie escribiendo su autobiografia con el descaro con el que cantaba. Un poco exagerada quizas, pero asi era ella.

    Saludos y gracias, Luis, Disculpa mi falta de acentos al escribirte lejos de la tierra de tan rara y peculiar ortografia.

    Esther, con una de aquellas camaras a lo Robert Cappa y en aquellos tiempos lejanos de clubs de Harlem, harias verdaderas maravillas.

    ResponderEliminar
  6. adoro a los saxofonistas de lengua de trapo y ese perder aire a lo lester. para musculosos prefiero los aulladores y nos dejamos de pamplinas.

    ResponderEliminar
  7. Dr. Krapp, para mí es clara la superioridad de Lester sobre Berry, tanto en la calidad interpretativa, sonido, técnica e improvisativa. Sin desconocer que Berry fue un buen instrumentista.
    Felicitaciones por esta entrada, la he disfrutado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Saludos, Doc. Casi llego tarde a tu entrada. Bueno, a mí me cuesta compararlos sobre bases objetivas. Me gusta mucho Lester, pero supongo que, como todos, tiene sus momentos para ser escuchado, sus temas y sus acompañantes. ¿Era mejor que Coleman Hawkins, por ejemplo? Pues depende. Disfrutemos de ambos, y tambien de Billy y Sarah.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. Un verdadero duelo de titanes.
    Al final lo único que importa es la belleza que salía de esos instrumentos y lo que nos hacían disfrutar. Al cuerno con los tecnicismos.

    ResponderEliminar
  10. Hola:
    Hoy ando por aqui de nuevo, aunque sea desde el extranjero.
    "Saxofonistas de lengua de trapo", sugerente y aporvechable concepto, Artal. Realmente se hace complicado comparar a Lester con cualquier otro tenor anterior e incluso posterior a el. En realidad, casi todos los que hubo antes estaban cortados por un mismo patron, el que impuso Hawkins en los años 20. El reinvento su sonido y lo convirtio en uno de los instrumentos solistas por excelencia.

    Gracias,Hector. Coincido contigo en tus apreciaciones sobre ambos musicos. Uno era un musico bueno y el otro un musico excepcional.

    ResponderEliminar
  11. Disfrutemos de todos, Troglo y sobre todo de sus indudables y enriquecedoras diferencias que es lo que hace que apreciemos su musica. Adoro a Hawkins y me gusta Lester una enormidad.

    "La belleza lo unico importantes en este asqueroso mundo". Asi acababa el programa en Radio 3 Ramo Trecet. Yo creo que el tecnicismo, el gremialismo de los aficionados y cierto afan erudito aparta a mucha gente de ese elemento, el mas imprescindible de todos.

    Pido otra vez perdon por no poder usara acentos, pero vale la pena el esfuerzo y de alguna forma te sientes liberado de su peso y gravedad.
    Espero tener algo mas de tiempo paar poder comentar vuestras nuevas entradas y tomo nota para futuras ocasiones.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas