9 ago. 2009

El danés del tango

Oh, los celos....

...siempre han dado mucho juego.
También Jacob Gade lo pensaba así cuando compuso el tema Jalousy (Celos) aprovechando unos días de descanso lejos de su ajetreada vida en Copenhague donde compaginaba su labor de director de orquesta con la composición de valses y otras piezas de éxito en aquellos años 20. Ya por entonces había visitado Nueva York, donde tuvo la oportunidad de practicar la faceta por la que era más conocido: interpretar piezas de acompañamiento, muchas de su propia cosecha, en las proyecciones cinematográficas del cine mudo. Gade procedía de una familia dedicada a la música y siendo muy joven se trasladó a la capital danesa donde no tuvo reparos en tocar el violín en restaurantes y bares hasta que pudo obtener sus primeros éxitos.

Pero
Jalousy (Celos) su pieza magna, no era un vals, era un tango que dejó admirados a la multitud que lo escuchó en 1925 en pleno estreno de la última entrega de las aventuras del Zorro (Don Q. the son of the Zorro) interpretado por el imprescindible y acrobático Douglas Fairbanks:

Jalousy (Celos) es un tango manierista y exagerado que se ajusta a la perfección a esa imagen de la latinidad desbordada tan en boga en aquel Hollywood en el que la máxima estrella era un tipo como Rodolfo Valentino. A Jacob Gade le cambió la vida ya que desde entonces decidió dedicarse exclusivamente a la composición. El éxito de este standard, en plenos años 70 no había emisora de radio en el mundo que no programase en alguna ocasión este tema, alcanzó a su propio país dándolo a conocer musicalmente mucho antes de que se hiciera célebre por ser la meca de los jazzistas afroamericanos que huían de la discriminación racial.
Pongo tres versiones del tema.
La primera es una versión comentada para la BBC con los geniales Yehudi Menuhin y Stephane Grappelli:

La segunda, una escena del célebre musical Un día en Nueva York está interpretada por Kathryn Grayson con un estilo deliberadamente demodé aunque representativo de como se manejaba Hollywood con los temas latinos en los 40. La letra es una de tantas que se le puso a este tema según países e idiomas :

La tercera, del grupo de cámara Salonmusik quizás es la que mejor refleja el espíritu original de esta hermosa pieza:

8 comentarios:

  1. No me podías poner mejor banda sonora para la mañana de este domingo aquí las estoy escuchando y dándole vueltas a los celos.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón la de Salonmusik es impresionante

    ResponderEliminar
  3. Menudo temazo ¿quién no lo conoce?
    Me gusta, especialmente, esa versión de Grapelli y Menuhin.

    ResponderEliminar
  4. La imposibilidad de escuchar las propuestas musicales me permite centrarme más en el texto: pedagógico, documentado y ameno. Como siempre

    ResponderEliminar
  5. No hay muchas vuelta que dar a los celos, según mi criterio, Juan, son siempre algo a evitar o cuando menos a intentar racionalizar. La versión que señalas, la orquestal es la que más me gusta.

    Uno de esos de los que hablaba el otro día, Tesa, suenan mucho pero cuesta darles un título.

    Gracias por tus palabras, Luis, como decía el otro día espero que puedas oírlo y reconocerlo. También espero tus nuevas propuestas en Sinfonía Turolense.

    ResponderEliminar
  6. Salud, Doc. De nuevo recuperando un tema que todos conocemos y al que a veces nos cuesta poner nombre. Un tango hollywoodiense. Puf, echando cuentas, es un tema que debe andar ya cerquita de los 100 años. A ver si a Bisbal también le seguimos recordando dentro de ese tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Bueno conocer los detalles que cuentas de este tango que como dices sonó en los 70's por todo el mundo. No sé si también como fondo musical de esa clásica del período mexicano de Buñuel (por cierto, a ese personaje que representa Arturo de Cordova, además de celoso como que no le gustaba la entomología). Y que bien el fondo musical para el primer Zorro, que como se vé, necesita más de uno para bailar el tango (más acelerado que el primer Tarzán este Douglas). La selección de videos muy buena, Doc.

    ResponderEliminar
  8. Cerquita, cerquita...10 años más o 10 años menos, pero sigue siendo interesante, Troglo y además permite a los violinistas talentosos hacer de las suyas.

    Armando, lo de la maravillosa "El" de Buñuel es una pequeña salida de tono para reflejar los peligros de los celos enfermizos. Esa película en su voluntaria exageración, como no podía ser de otra manera en Buñuel, los refleja de forma magistral. Lo más curioso es que "Celos" no acompañaba a la banda sonora original de esa película sobre el hijo del Zorro si no que fue usada en su estreno para darle realce.
    Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas