31 ene. 2010

Desde las tres palabras

Tres palabras. Tres notas. Tres sonidos de sabroso sentido que como tres pilares levantan la estructura de un tema de una sencillez arrebatadora e increíblemente pegadizo.
Una melodía feliz y eterna.
Clásica entre los clásicas.
¿Empezamos? 

Va la primera:

No sé a vosotros a mi se me ha hecho corto.
¿Repetimos? 

Aquí viene acompañado por dibujos animados de la época que se proyectaban como preámbulos de las sesiones cinematográficas tiene la misma función que los actuales videoclips. La que cantaba y vuelve a cantar ahora era Lillian Roth, una de aquellas chicas picantes de la era del charleston. Un personaje muy célebre aunque después de los días de gloria en los ñaso 20 y 30 -llegó a interpretar películas con los Hermanos Marx- tuvo una trayectoria complicada con problemas de alcoholismo y matrimoniales. Su autobiografía desgarradora, I'll Cry Tomorrow, sirvió de inspiración para un melodrama cinematográfico protagonizado por la reina de este género a finales de los 50, Susan Hayward.

Milton Ager en la música y Jack Yellen con la letra compusieron esta canción en 1927 para la Tin Pan Alley, la "gran fábrica" de temas musicales hasta los 30. Parece ser que papá Ager tenía una hija muy linda y orgulloso de su belleza, quería que todos la apreciasen como él. La niña Shana se convertiría con los años en una de las más aguerridas y menos dulces plumas periodísticas de su país.
La siguiente versión es el mismo tema con subtítulos en castellano. La más conocida. Sus intérpretes ...¿se puede decir algo nuevo sobre sus intérpretes?:

Los Beatles estaban  aún en Alemania y su batería por entonces era Pete Best. El renacimiento moderno de la canción se produjo a través de la versión del inigualable Gene Vincent. Contrasta esta primera grabación  con la más  enfática  y sensual del llamado "Príncipe Negro":

En el terreno jazzístico hay varias versiones interesantes. Esta tan acelerada y bailable es de la más divertida y fotogénica orquesta del swing. La realizada por la big band de Jimmie Lunceford:

Por último una versión instrumental, la que aquí borda ese maestro de la sutileza y la elegancia llamado Erroll Garner con su exquisito toque pianístico:

23 comentarios:

  1. Wooww ...me encanta la versión de los Beatles.

    ¿No te he dicho nunca que mi exmarido es clavadito a Paul McArtney??
    :)

    ResponderEliminar
  2. Esta creo que la oí tararearla a mi abuela que no era muy dada a la música. Doc. Bien pudo llamarse también "Aint´she swing". La versión de Errol es para que perdure otro siglo.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena semblanza, Doc. Y qué buena toda tu recopilación. De esta vieja reliquia se han hecho innumerables versiones y, por supuesto, muchísimas de ellas también en español. De la primera que yo guardo memoria es [efectivamente, Armando] de aquella que escuchaban y cantaban nuestras abuelas a modo de charlestón: "Ay, mamá, qué te pasa con papá, que os pasáis toda la noche como Charles Nicolás"; y, más concretamente, de esta versión de Pepita Ramos "La Goyita", de 1929: http://www.youtube.com/watch?v=2YqFK-8qDHc&feature=related, de la que hay que precisar que el tal Charles Nicolás fue un bailarín negro muy conocido y solicitado por aquella época en Madrid.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  4. Tesa, creo que la última ex de Paul le sacó una buen pasta al chico de Liverpool. Todo es cuestión de intentarlo. :)

    Las abuelas son muy sabias, Armando, habría que revalorizar sus saberes musicales a menudo despreciados por cierta obsesión con la modernidad.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Sebastián.
    Me ha divertido esa versión en español que no conocía de La Goyita. En realidad mis conocimientos de aquella época son mínimos, lo de "Mami, cómprame un negro" y alguna cosilla de Raquel Meller. Creo que hay que reivindicar un poco más aquel período.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la versión de Lllian Roth, pero no como la baila. Le falta saber mover con más sensualdiad ese pedazo de cuerpo...

    Y para bailar en buena y estrecha compañía, me quedo con la de Jimmie Lunceford

    ResponderEliminar
  7. Extraordinario vídeo el de los dibujos animados. ja ja ja ja Qué ingenioso y genial. Buena versión la de The Beatles siempre extraordinarios. Ey! Aquí tenemos al amigo Jimmie, cuántos años llevo sin oírlo, imperdonable. Y p.... gorda la última versión de Erroll no me sale, me sale una caja vacía rectangular blanca nada más. Seguro que hubiera sido mi versión preferida, no lo dudo. Me ha encantado el paseo lúdico y ligero por este gran tema.

    Un gran saúdo, Doc

    ResponderEliminar
  8. Muy buen gusto, Luis, aunque para mi que hay algo satírico en el baile de Lillian. La orquesta de Jimmie Lunceford fue la reina absuluta de las noches de Harlem especialmente desde el Cotton Club siendo especialmente temibles cuando tenían competiciones con el resto de bandas de Nueva York.

    ResponderEliminar
  9. No sé por qué motivo no se puede escuchar los temas en Mac, que creo que es lo que tú tienes, Esther. No he encontrado otra versión disponible que no sea en Deezer y realmente es muy bonita, con ese toque tan vital de este genio.
    Saúdos, raiña.

    ResponderEliminar
  10. Pegadiza y bailable aunque de acuerdo con Luis Antonio en que Lillian Roth no la baila bien.
    La imagen de arriba del todo me gusta mucho, si encontrara una lámina así probablemente acabaría enmarcada en mi cuarto de baño, ahora tengo patos.

    ResponderEliminar
  11. tengo el simple de los Beatles con "cry for a shadow" en el lado B... no solo me deja cantando, sino bailando con mi hija Monse...las coreografías de los gatitos!!! Garner, maravilloso simplemente...

    ResponderEliminar
  12. ¿Tienes patos enmarcados en el cuarto de baño en vez de tenerlos en la bañera como todo el mundo, Angie? La imagen de arriba creo que es de la partitura original.

    ¿Serías capaz de bailar las coreografías de los patitos, Myriam?
    Garner es grande.

    ResponderEliminar
  13. la de los patitos, la de los gatitos, y muchas otras más, y sobre todo a dúo con mi hija Monse... : ) : ) : ) claro que algunas secciones son más difíciles de recrear, pero, se hace lo que se puede!!! y es muuuuuuuuuuuuuy divertido!!!

    ResponderEliminar
  14. Pues un patito es una grata compañía, Angie.

    El efecto tejado. Te desafío a que hagas una coreografía con el efecto tejado, Myriam.

    ResponderEliminar
  15. Pues por eso tengo yo patitos, por la compañía, pero me gustan colgados.

    ResponderEliminar
  16. Je, je, impagable el de los dibujos animados. Y todos, cada uno a su manera. Tema sencillo, pero es que no es necesario complicarlo más, luego cada uno le da vida, una vida diferente. Sencillo es también "My favourite things", y ahí lo tenemos.

    Salud, Doc.

    ResponderEliminar
  17. Me das miedo, Angie.

    Pensé que me dirías que lo podrías hacer, Myriam. Si te lo propones...

    ResponderEliminar
  18. Los temas más sencillos eran los que daban más juego en aquella época de charleston y foxtrot. Eran bailables que era lo que la gente prefería hacer entonces y además su propia sencillez los hacía más versátiles a la hora de imporvisara sobre ellos.
    Un saludo, Troglo

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas