8 abr. 2010

Los mundos de Angelique

Creo que hay pocas dudas al respecto, si hay una mujer que puede y debe ocupar el trono de “Mama Africa” que dejó vacante hace año y medio la gran Miriam Makeba, es Angelique Kidjo.



Logozo (1992), en el que aparece este maravilloso We We, fue el álbum que consagró internacionalmente a esta artista de Benín que ya tenía por entonces dos discos publicados. Uno en su propio país de donde salió en 1982 y otro en Francia, su tierra de adopción, grabado dos años antes y editado solo para territorio africano.
Angelique es una mujer que canta en cualquier idioma, aunque su lengua materna es el fon y no tiene reparos en acercarse a cualquier género musical: afrobeat,
zouk, blues, reggae, jazz, funk, gospel e incluso éste...


En sus discos han participado grandes músicos. En Logozo se hizo acompañar por Bradford Marsalis y ha actuado con gente como Cassandra Wilson, Buddy Guy, Alicia Keys, Joss Stone o Carlos Santana con el que llegó a interpretar en directo uno de sus temas más conocidos: Adouma



Tampoco ha dudado en versionear grandes temas de la música popular. Hasta cierto punto es normal que una niña de Quidah, el lugar donde se dice que nació el vudú, no se resistiese a cantar un tema capital del legendario Jimi Hendrix:



Instalada en la cresta de la ola musical occidental, Angelique Kidjo no ha dejado de preocuparse por la suerte de sus compatriotas, siendo una activa militante en favor del pueblo africano y creando una fundación de apoyo a la infancia de aquel continente. Otra forma de apoyo fue su disco Fifa de 1996, grabado con el concurso de decenas de músicos, cantantes y bailarines de su país y luego remezclado con instrumentación electrónica. Del disco me quedo, en cambio, con una preciosa balada, casi una canción de cuna dedicado a su hija. Con el mismo título que otro famoso de Coltrane: Naima.


En su último album, Oyo (2010), Angelique entra a fondo en lo que podríamos llamar su repertorio musical-sentimental. Para ello cuenta con colaboradores de la talla de Dianne Reeves, Roy Hargrove o Christian McBride con los que interpreta temas de Aretha Franklin, Curtis Mayfield, Otis Redding, Miriam Makeba, James Brown o Santana. Personalemnte ne resulta irresistible el tema que abre el disco, Zelie, basado en una melodía tradicional de Togo:


17 comentarios:

  1. Su físico es bastante alucinante, es una escultura perfecta de gran belleza. Me parece muy interesante que se ocupe del pueblo africano defendiendo sus derechos, al que tenemos bastante olvidado aquí en Europa. Parece que las noticias de África no nos interesen cuando es un continente completamente castigado por las injusticias. Aquí sólo nos fijamos en países como Cuba. Gracias por darnos a conocer a Angelique. Un beso, Doc.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta su look africano de cabeza rapada.
    Menuda marcha...
    ¿y el dueto con Santana?? ufff

    ResponderEliminar
  3. Dr.Krapp, no conocía ni remotamente a esta artista.Como tú sabes Krapp, escucho muy poco o casi nada de otra música que no sea jazz. Sin lugar a dudas, Angelique tiene una fuerza expresiva muy importante, y sobre todo lo que destaco es su cruzada por sus compatriotas africanos, especialmente los niños.

    ResponderEliminar
  4. Un físico poderoso, a lo Grace Jones, para una voz poderosa y poco estereotipada. Una cantante que no tiene fronteras y que el único carnet que lleva es el de su universalidad. No todo lo que hace me gusta pero me gusta que se arriesgue. Un saludo, Esther.

    El look es irressitible y más cuando era una joven allá por los 80. Ahora ha adquirido más gravedad y hondura, Tesa.

    ResponderEliminar
  5. Ella ha coqueteado con el jazz, Hector, desde su óptica africana tan diferente a la que estamos acostumbrados. Siempre la han acompañado grandes del jazz como Bradford Marsalis en su primer disco o Roy Hargrove en el último. Antes de publicar su primer disco en solitario estuvo en un grupo de jazz holandés aunque residente en París y en su primeros tiempos en Europa perfeccionó su estilo vocal en academias y clubs de jazz. Reconocidas cantantes de jazz como Cassandra Wilson o la Reeves, reconocen sentirse bajo su influjo. Lo único que la hace no ser adscrita a ese género por los puristas es haber nacido africana y no haberse limitado a un solo estilo. Saludos

    Gracias, Pedro.

    ResponderEliminar
  6. Gran entrada Doc. Es una gran cantante, perdón, es más que una cantante, su músicalidad resuena en todo su cuerpo. La escuche en el disco de Herbie Hancock Possibilities y me encanto.

    ResponderEliminar
  7. cómo cantaaaaaaaaaaaaaaaaa y cómo cantaaaa!!!!

    ResponderEliminar
  8. Con este plantel de músicos casi por fuerza tiene que ser interesante, aunque personalmente no me entusiasma pero eso es sólo cosa de gustos.

    Por cierto, im-pre-sio-nan-te la nube de tags del blog !! ;-)

    ResponderEliminar
  9. Hermosa esa "Zelie", Doc, con esa cadencia tan africana. Un continente que necesita toda la ayuda posible, y la música también contribuye. ¿Recuerdas los tiempos que no había internet y empollábamos con el Atlas de casa, que tenía mil años? Sigo diciendo Dahomey, y Alto Volta, macho. ¿Será que me hago viejo? No creo.

    Salud.

    ResponderEliminar
  10. Otro interesante paseo, Doc, esta vez por los cominos de la música africana encarnada en Angelique, fusionando salerosa sus latidos con otras músicas y músicos. Como debe ser, sin olvidar a los suyos. Tanto respondió a las expectativas que naturalmente se crean con las visitas, que voy a regresar, comenzando por el final, que es el que más me ha gustado.

    ResponderEliminar
  11. Nico¿Tú también crees como los personajes de mi entrada anterior que nuestro mundo es un enorme cuerpo de resonancia acústica según decía Nikola Tresla? Si es así Angelique es un perfecto transmisor de esas corrientes subterráneas. Esas corrientes que nos hacen la vida más placentera.

    De acuerdo contigo, Myriam, es muy bella, casi de ébano pero ¡cómo canta!

    He puesto un tema a capella donde demuestra sus dotes vocales, pero por supuesto es cuestión de gustos como dices, . La nube de tags es esas cosa que va creciendo y creciendo, esperemos que un día no se suelte en forma de lluvia y eche a perder el blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Durante mucho tiempo he dicho Dahomey y Alto Volta y he recorrido con el dedo por aquellos paises saboreando sus nombres, tal como recomendaba Crotazar. Creo que hicieron bien en cambiarlos adoptando en muchos casos nombres procedentes de viejos y fabulosos reinos africanos anteriores a la llegada de los europeos. Musicalmente Africa lo es casi todo, Troglo.

    De arriba abajo y de abajo arriba, Armando, eso está bien. Una segunda escucha con esta mujer permite captar matices inéditos que se soslayan ante los más llamativos.

    ResponderEliminar
  13. Adoro la música africana y por ello me ha encantado esta entrada, Doctor. Ha sido una auténtica gozada para mí descubrir a esta mujer de extraordinaria belleza, física y vocal.

    Gracias por traernos estos tesoros, de verdad.

    Besos de luna,

    B.

    ResponderEliminar
  14. Andrógena, ecléctica y potente. La verdad es que esa "cadencia africana" de la que habla Troglo subyace en todas las piezas. Había escuchado ya algunas cosas suyas, pero nunca tan seguidas. Sin desdeñar en absoluto los otros temas, me quedo con "Voodoo Child", su preciosa versión del "Bolero" de Ravel y esta última "Zelie".

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, Guinda yo sigo leyendo con asiduidad tus fantásticas entradas sobre el Rey del Pop.
    Besos de niebla de primavera.


    Tus adjetivos son tan expresivos como tu sentido del ritmo y la percusión, Sebastián. No se puede decir más en menos palabras. Me gustaría ver al IMP tocando con ella. Sería un espectáculo único.

    ResponderEliminar
  16. Prodigiosa como mujer y como cantante. Ha sido una omisión imperdonable haber llegado tan tarde a esta propuesta que viene a significar algo así como abrirme una puerta a un mundo desconocido, pero pleno de efervescencia musical.

    Gracias,Dr.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas