31 may. 2010

Galliano forzando la entrada

En una entrada de principios del año pasado hablaba de como muchos críticos se habían erigido en guardianes de las esencias, auténticos porteros de la música de jazz. Si aquí en España la mayor osadía frente a un portero de discoteca es pretender entrar con calzado deportivo o con calcetines blancos, lo más semejante que se me ocurre en el territorio del jazz es intentar tocar una música de raíz distinta a la tradicional con un instrumento no debidamente acreditado.
¿Richard Galliano tocando el acordeón? ¡Por favor, qué espanto!



Sí, puede parecer lo dicho algo chocante teniendo en cuenta el actual reconocimiento internacional de este gran músico nacido en Cannes, pero en su momento su carrera no fue nada fácil dentro del mundo del jazz. Quería que se reconociese como eso, como jazzman y aunque era habitual acompañante de grandes músicos del género –Chet Baker, Enrico Rava, Michel Petrucciani - no se le consideró un verdadero artista del género hasta su colaboración con el maravilloso bandoneonista argentino Astor Piazolla. El reconocimiento a Astor llevó consigo su propia revalorización. Si entras en el recinto sagrado permites que entren todos los que están cerca de ti.
Aquí lo podemos ver tocando una pieza inmortal del maestro. A pesar de sus diferencias, acordeón y bandoneón tienen el alma común.



Por estas fechas, hace cosa de dos años, tuve la gran suerte de escuchar en directo a Richard Galliano y su grupo Tangaria. Pude recrearme en las posibilidades musicales de ese instrumento mágico, esa maravillosa caja de los sueños suscitadora de emociones. Por ejemplo las que produce este hermosísimo vals compuesto por el propio músico. Un tema que nos parece nacido en alguna época perdida en el tiempo.



Al igual que Piazolla uso el tango para crear su propia música elaborada y compleja, Galliano se reencontró con un baile prácticamente muerto pero símbolo inmortal del viejo París: la musette. Su reelaboración por parte del acordeonista de Cannes lo puso otra vez en movimiento y el éxito fue absoluto. Luego llegaría su difusión mundial con la célebre banda sonora para la película Amelie compuesta por Yann Tiersen.
Chat Pitre
   es un tema que refleja muy bien la mentalidad musical de Richard Galliano y su capacidad de generar fusiones con otros estilos sin perder su capacidad creativa.



Imposible dejar a Galliano sin recordar un tema absolutamente primordial en su discografía. Le acompañan dos portentos del jazz europeo: Paolo Fresu y Jan Lindgren.
Brutalmente nostálgico, brutalmente emotivo este Mare Nostrum:


24 comentarios:

  1. La verdad es que se ha dicho siempre que el jazz y el acordeón no se llevan bien. Y muchas veces es cierto. Otras veces, por ejemplo Gus Viseur, yo creo que se han acercado mucho más. No tengo muy oído a Galliano, supongo que porque no estoy libre del prejuicio. Habrá que intentarlo más. Pero lo de Piazzolla, amigo...eso es otra cosa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. El jazz se lleva bien con cualquier instrumento que sea tocado por un músico sensible...solo se necesita escuchar el vals que el poeta del piano escribio para su sobrina Debby en la versión de Galliano y Burton. Maravillosa entrada Doc.

    ResponderEliminar
  3. en francia, donde el acordeon es bastante popular hay toda una corriente del jazz musette, el jazz con acordeon. yo mas que de galiano soy de michel portal o bernard lubat. pero es un posicionamiento estilistico.
    una vez organice un concierto en un bar de un acordeonista que tocaba en orquestas sinfonicas en las de rtve. un tipo del este. hacia estandars, temas populares, con grandes dosis de swing e improvisación. me causo una gran impresion. no hubiera dicho que no era un musico de jazz. al poco me dijeron que habia muerto al caer por el hueco de la escalera de su casa.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito, ese tema del último video.
    Ufff

    ResponderEliminar
  5. Que brutal el último tema, Doc. y la entrada en general. Aunque el acordión sea miscelaneo en la corriente principal del Jazz, es agradable escucharlo bien acoplado. Ya Benny Moten lo incorporaba ocasionalmente a su Kansas City Big Band, tocado por su hermano Buster, en los 1930s.

    ResponderEliminar
  6. Es un tema complejo Troglo y si encima entran en juegos gustos personales la cosa se complica más. Mi descubrimiento de Galliano fue tras oirlo en un concierto en directo previamente no me había llamado la atención especialmente. Abrazos.

    No he escuchado esa versión, , si la encuentro te comento mis impresiones. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  7. Mi último comentario iba dirigido a Nico.

    Me alegro de que te guste, Tesa, a mi me entusiasma.

    Quiero recomendar desde aquí una fantástica entrada tuya sobre el acordeón relacionándola con los fenicios, Armando. Es http://buenjazz.blogspot.com/2009/02/los-fenicios-y-el-acordeon-en-el-jazz.html
    Y tiene una música muy sugerente de acordeón. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  8. Soy de la impresión, Jesús, aunque a lo mejor me equivocó que Michel Portal y otros empezaron en este tipo de jazz con posterioridad a Galliano aunque como bien sabemos ser pionero en un estilo no indica ni mucho menos tener más calidad. Yo a Portal lo conozco más con instrumentos de viento. El acordeón es un instrumento para la farra y la fiesta. Recuerdo en mi época universitaria cantar bluyes entre un grupo de amigos en compañía de otro -que luego ha sido un buen compositor de pop- que por entonces llevaba el acordeón a todas partes.

    ResponderEliminar
  9. portal y lubat empezaron, por edad, mucho antes que galliano. portal toca mas el bandoneon. portal es vasco, nacido en bayona, lubat es gascon. en aquitania es un instrumento muy popular en bailes y demas actos festivos. en el caso de ambos es seguhndo/tercer instrumento. hay algun disco de portal con galliano, creo recordar.

    ResponderEliminar
  10. Dr.Krapp, Galliano es un acordeonista espectacular, recuero que hace algo más de un año hice un post en mi blog con este músico. Tiene unas grabaciones muy buenas con el vibrafonista Gary Burton.
    saludos,

    ResponderEliminar
  11. No me refería a la antigüedad cronológica si no en el estilo,. No estoy seguro de que Portal y Lubat, a éste lo conozco poco, tocaran este estilo de música antes que Galliano.

    He leído esa entrada Hector me gustó mucho ese vídeo de Galliano con Bireli Lagrene.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. tampoco yo me referia a que hicieran el mismo estilo. mas bien qeu por estilo, preferia a portal o lubat que como acordeonistas tampoco es qeu sean para morirse, y que mas bien me gustarian por la musica. bueno portal es un fuera de serie capaz de moverse de la contemporanea a free. lubat es mas bien un agitador. un encantador niño grande. sus discos no se si dan bien muestra de lo suyo. desde hace unas decadas organiza un festivalito"alternativo" en uzeste, donde tiene su base de operaciones. esta algo al sur de burdeos. suele contar con buenos amigos para sacarlo adelante como el propio portal, louis sclavis, andre menville... se hace al aire libre a las orillas de un rio y en unos claros de la landa. hay debates (muy del tono extrema izquierda clásica), conciertos, proyecciones, montajes... hace un par de años alli vi un elegantisimo concierto de martial solar. es el tipo de festivales al que me gusta ir.

    ResponderEliminar
  13. Tienes la capacidad de ponerme los dientes largos cuando rememoras esa clase de experiencias, Jesús. Nunca he asistido a esa clase de festivales en que paisaje música y buen rollete se amalgaman de forma primorosa. Mis experiencias alternativas picnic-hippie-musicales están más en el mundo del folk y un poquito, muy poquito, en el pop.

    ResponderEliminar
  14. bueno, en nada tienes por alli el imaxinasons que no sera bucolico ni campestre pero tiene unas cuantas propuestas bien interesantes

    ResponderEliminar
  15. Me queda lejos y hay que currar.
    Por aquí cerca hay un pequeño festival de jazz galego por la comarca. Actúan Clunia Jazz, Charlín con Antonio Agra y alguno más interesante. Es una cosa local y pequeña pero no son malos grupos.
    Este es el enlace, Jesús:
    http://jazzmarinas.com/

    ResponderEliminar
  16. Mi todavía reciente viaje por donde tú sabes me ha permitido apreciar y gustar más de esta suerte de inntrumentos musicales: acordeón, bandoneón...

    Y tu antologiá sobre Galliano la ha incrementado, si cabe...

    ResponderEliminar
  17. El acordeón es uno de tantos instrumentos que parecen, según la visión -y oído- de algunos, destinados solo a fiestas populares, callejeras, de circo...y actualmente, a las terrazas de lo bares...!una pena que se discrimine así a estos instrumentos! Menos mal que tenemos músicos que lo dejan claro.
    No puedo mejorar tu fabulosa entrada, solo una pequeña aportación:

    Te dejo al búlgaro K. Kumanov
    http://www.youtube.com/watch?v=21-Sm1LbdzU

    Aquí al español Iñaki Diéguez
    http://www.youtube.com/watch?v=JHhPNef0gZE

    Y ahora, a Raúl Barboza, por el que siento especial predilección
    http://compositoradserranocueto.blogspot.com/2009/05/el-acordeon-de-raul-barboza.html

    ((no he encontrado mujeres que me satisfagan...tocando el acordeón, claro))

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Me alegro, Luis, como decía Galliano aún siendo un renovador del acordeón europeo encontró su fuente de inspiración en lo que hizo el garn Piazolla con el tango argentino.

    Me gustan muchos enlaces y la entrada a tu blog ya la había visto y disfrutado en su momento. Muchas gracias y un beso, Lola.

    ResponderEliminar
  19. Te felicito, es una entrada de tesis!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  20. Gracias pero creo que eres excesivamente amable, MBI

    ResponderEliminar
  21. A Galliano lo he visto en dos ocasiones, en el festival de jazz de san sebastián y en el festival de móstoles. Dos muy buenos conciertos. Buena entrada amigo Max.

    besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Doc, ahora comprendes por qué voy a moderar y decidir si se publica un comentario en mi blog... Los spam nos están friendo. No hay derecho a ello.

    ResponderEliminar
  23. Acabo de suprimirlo. Yo tenía moderación de comentarios y al final terminé por quitarlo por el problema de no dejar muchos comentarios sin publicar después de varios días sin usar el ordenador.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas