8 jun. 2010

Celebrando a La Tana


No sé lo que hay detrás de tu voz.
Nunca te vi, vos sos los discos
Que pueblan por las noches este departamento de París.
Te busqué en Buenos Aires, pero sabés seguro
Cuántos espejos de mentira te hacen pifiar la esquina,
Como después de andar de bache en bache
Acabás con ginebra en un boliche
Murmurando la bronca del despiste.
No sé, ya ves, ni como sos,
Tengo las fotos de tus discos, gente
Que te conoce y te escribe,
Paredes de palabras con glicinas
Y vos detrás, inalcanzable siempre.
(Y esto que digo Susana
es también la Argentina donde todo
puede esconder la estafa si no sabemos ser
como el farol del barrio, o como aquí sus tangos,
vigías de la noche y la esperanza).
(Para celebrar a Susana Rinaldi - Julio Cortazar - 1971)




El tango vivió su momento más crítico a finales de los 50 y principios de los 60, cuando se consumía regurgitando canónicamente las viejas melodías de antaño. Entonces surgió de los escombros el bandoneón prodigioso de Astor Piazzolla y la voz elegante, dramática y precisa de Susana Rinaldi.
Astor era un músico de larga carrera que encontró su nuevo amanecer en París al entró en contacto con los valores del nuevo jazz europeo. El tango-jazz lo apartó de la ortodoxia lo acercó a una música más internacionalizada y por ello sufrió el rechazo de los tradicionalistas. La Tana aunque con estudios musicales previos, procedía de la interpretación y tenía cierta experiencia profesional en teatro y TV. Con 31 años, en 1966, le surgió la posibilidad de hacer un disco de tangos y no la desaprovechó.




La voz timbrada, sofisticada y profunda de Susana Rinaldi era una antítesis de la voces masculinas y arrabaleras que habían predominado en el tango cantado. Esa forma nueva exigía letras diferentes, más complejas, menos misóginas con autores relativamente nuevos de la talla de Eladia Blázquez -tanto el tema anterior como el siguiente son de ella- o consagrados como Homero Manzi.



Susana tuve un gran éxito popular con sus discos de los 60 aunque nunca fue aceptada por los puristas. Ellos pensaban que la cantante había despojado al tango de sus connotaciones tradicionales acercándolo al teatro con su énfasis y sentido del melodrama. Piazolla y Renaldi estaban unidos por el rechazo, era lógico que grabaran temas juntos, como éste. 


El compromiso moral de La Tana era incompatible con el régimen sangriento que se instaló en Argentina a finales de los 70. Marchó a París y prosiguió su vida artística en Europa siendo emblema del tango en los años de hierro. Su vuelta a Argentina recuperada la democracia, no le hizo cambiar su opción por un tango con matices cabareteros, lo que contribuyó a mantenerla en el centro de la diana de los amantes del estilo antiguo. Ahora a sus 75 años es una de esas majestuosas cantantes latinoamericanas que han marcado una época en su género musical. Lejos quedan ya los tiempos de la figura solitaria en un paisaje en penumbras.
Un tema maravillosamente rompecascarones para terminar. Fue compuesto en 1955 con letra del poeta Homero Expósito y música de Roberto Nievas Blanco.

12 comentarios:

  1. Fantastica entrada. Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Susana Rinaldi: Cantante de tango y actriz argentina, profesora nacional de canto, teatro e interpretación del lenguaje. Por su compromiso social y político debió alejarse del país durante la dictadura militar, instalándose en Francia.

    Muy estimada y respetada en su país natal.

    Selectos vídeos y merecido homenaje el que haces a esta mujer extraordinaria, Dr. Krapp.

    ResponderEliminar
  3. Que bien que vuelvas, 39 años después -que no son nada- a la celebración de Cortazar. Rina lo merece por mantener vivo y a gran nivel un género musical que nació en la Argentina porteña acompañado del bandoneón y el baile popular, casi al mismo tiempo que el Jazz en Nueva Orleans, acompañado del piano rag y el baile popular.

    El tango "Malena" que interpreta Rina acompañada por Piazzola es de los "puros", como el de Expósito, lo cual, pienso, contradice un poco tu enfoque, Doc. Pero no el de Julio, que seguía pensando en el "farolito" de la calle bonarense.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, amigo , me alegra verte de nuevo por aquí.

    Sin embargo, Luis, lo importante es el alma que se vislumbra tras sus interpretaciones. Gracias por tus palabras.

    Me gusta que te guste, Armando. Lo que se le discutía a Rinaldi no era la pureza del repertorio que utilizaba, que ella amplió interpretando a otros autores nuevos, si no la forma de cantar el más tradicional abandonando el toque canalla y chulesco que en ese mismo tiempo era característico de El Polaco Goyeneche o Julio Sosa por poner dos ejemplos.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho el poema de Cortázar dedicado a Rinaldi. Justo estos días en la feria del libro me he comprado 'El perseguidor y otros cuentos de cine', en una bella edición de RBA.

    Hermosos tangos que me recuerdan que algún día debo ir a Buenos Aires.

    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  6. No se´muy bien lo que tiene el tango, pero algo tiene. Por suerte es como esas cosas que, por mucho que las disecciones y las pongas al microscopio, no tienen explicación. Siempre hay algo que se escapa. Que siga.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Hace un tiempo volví a leer ese libro y me pareció tan moderno que cuando lo leí 30 años atrás, Esther.
    Por si no la conoces te dejo lo que decía Cortazar sobre el jazz en aquella famosa entrevista con Soler Serrano.
    http://www.youtube.com/watch?v=9jqCxPYw0R8

    ¿Será el duende, como dicen los flamencos?
    Seguro que se seguirá escapando, Troglo. Las cosas grandes nunca pueden ser desentrañadas.
    Salud

    ResponderEliminar
  8. Dr.Krapp. gran cantante es Susana Rinaldi, tengo algunas grbaciones de ella. esa video de "El Choclo", es muy bueno. No sé si sabes que ese tema está grabado por Louis Armstrong.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. No tenía ni idea de que Armstrong hubiera tocado ese fantástico tango tan arrabalero Hector, pero siendo él cualquier cosa es posible y casi siempre dándole su toque de calidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Acabo de descubrir este 2ºblog tuyo y me han hecho estrellitas los ojos. Eres una enciclopedia. De momento no podré escuchar muchos temas. En casa debe haber silencio pero te aseguro cuando pueda entraré por aquí.
    La música es una pasión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Uy se me olvidaba. Esta Susan Rinaldi no tiene nada que envidiar a Mireille Mathieu, aunque para llegar a Edith Piaf quizá le quedara carrera.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Un pasión muy apasionante, Torcuato. Bienvenido.
    Susana Rinaldi nació en el 35 más bien está de retirada. Llegar a la altura de la pequeña Edith es harto complicado, pero al menos en lo suyo, el tango, es difícilmente superable.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas