16 nov. 2010

Sensación de felicidad


Lo siento, soy un sentimental. Escuchar el que es mi tema vocal favorito desde hace muchos años, interpretado de forma tan conmovedora, genera en mi una especie de placentera y casi bobalicona sensación de felicidad.
Aquí os dejo primero la tremebunda versión en directo del propio Sam Cooke
en el Harlem Square Club, pocos meses antes de su asesinato.


La segunda es de Mr. Van Morrison en un ya lejano 1973. Cuando se trata del viejo león poco más se puede decir.

La tercera me parece espeluznantemente hermosa. La protagoniza Roger Ridley uno de esos músicos callejeros activo en ese fantástico proyecto musical llamado Playing for Chance. Toda una hermosa coreografía infantil le acompaña.

Como colofón, la versión de Roy Hargrove, uno de esos momentos catárticos que el trompetista suele permitirse en cada uno de sus conciertos y que deja boquiabiertos y con el cascarón roto a los que tienen la fortuna de haber estado allí. Le acompaña el cantante Raphael Saadiq.

23 comentarios:

  1. Sin duda Sam junto con Otis fueron grandes en este estilo de música, Doc. Es cierto que la canción provoca esa sensación bobalicona pero agradable en las tres versiones.

    ResponderEliminar
  2. Bring It on Home to Me es un tema muy romántico y de gran belleza, no me extraña que te emociones al escucharlo. Tiene ese toque melancólico y soñador que penetra en las profundidades del corazón.

    Sam Cooke es un monstruo. El tercer vídeo me ha gustado estas cosas ocurren en Santa Mónica, California, nunca en España. El vídeo de Hargrove me ha dejado muerta de la envidia me hubiera gustado estar allí, me quedo con ganas de escuchar todo el concierto. El trompetista Roy me enloquece. He escuchado la versión de Morrison por Spotify porque no me ha dejado en tu blog. Muy buena también.

    Os copio la letra entera:

    If you ever change your mind
    about leavin', leavin' me behind
    oh, oh, bring it to me
    bring your sweet lovin'
    bring it on home to me, oh yeah
    You know i laughed (ha ha) when you left
    but now i know i've only hurt myself
    oh, oh, bring it to me
    bring your sweet lovin'
    bring it on home to me, yeah (yeah) yeah (yeah) yeah (yeah)
    I'll give you jewellery, money too
    and that's not all, all i'll do for you
    oh, oh, bring it to me
    bring your sweet lovin'
    bring it on home to me, yeah (yeah) yeah (yeah) yeah (yeah)
    yeah
    ------ guitar and piano in unison ------
    You know i'll always be your slave
    till i'm dead and buried in my grave
    oh, oh, bring it to me
    bring your sweet lovin'
    bring it on home to me, yeah (yeah) yeah (yeah) yeah (yeah)
    If you ever change your mind
    about leavin', leavin' me behind
    oh, oh, bring it to me
    bring your sweet lovin'
    bring it on home to me, yeah (yeah) yeah (yeah) yeah (yeah)
    yeah (yeah) yeah (yeah)


    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Todo un himno de la música soul. ¿Sabes que Topo hicieron una versión, "Trae contigo tu amor"? Le tengo especial cariño.

    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con la de Van Morrison y con
    "Bring It On Home to Me / Quinteto de Roy Hargrove con Raphael Saadiq". Me encantan los buenos trompetistas...

    ResponderEliminar
  5. La versión de Van Morrison es una pasada.

    ResponderEliminar
  6. Creo que los más grandes en ese estilo, Armando. Desde mi punto de vista James Brown, Wilson Picket, Bobby Womack, Curtis Mayfield e incluso los maravillosos Stevie Wonder o Marvin Gaye estaban por debajo. Hablo de voces masculinas.

    Pocas cosas puedo decir de Bring It on Home to Me ya que es un tema que he oído cientos y cientos de veces y me sigue gustando como la primera vez, Esther. Hargrove es un tipo que se entrega, como hacía Sam o Van Morrison o ese cantante casi anónimo. Cada vez valoro más la entrega sobre la técnica por muy buena que sea ésta.

    ResponderEliminar
  7. Topo, que grupo más maravilloso de aquellos finales de los 70. Para mi son inseparables de Asfalto y Leño. No recordaba la versión y acabo de ver el vídeo de Youtube con ese ritmo tan peculiar. Está muy bien, Troglo

    Un trompetista para ver en directo, Luis. Lo recuerdo como uno de los mejores conciertos a los que he asistido en los últimos años.

    Con esa voz tan poderosa Van Morrison es capaz de extremar hasta niveles inauditos cualquier tema que se le ponga por delante y más una obra maestra como ésta, Tesa.

    ResponderEliminar
  8. ¡Como se agarra el Blues de Roger Ridley! el solito con su guitarra te toca la fibra. Maravilloso.
    También me gustan Leño y Asfalto.

    ResponderEliminar
  9. Desde que leí/escuché esta entrada ando, sin menospreciar al resto de los grandes, zambulléndome en la vida y temas (tantos y tan diferentes!!!) siempre exquisitos de Sam...
    Y me queda una pregunta a raíz de su muerte en esas circunstancias, entorno, época y diría silencio...
    Cómo pudo ser tan fácil matar a un ruiseñor!

    Saludos... y por qué no... Beso bobalicón...

    ResponderEliminar
  10. Roger Ridley pertenece a ese movimiento de músicos callejeros de muchos países que reivindican que tocando se puede cambiar el mundo. Loable intento con mucha repercusión en Internet, Dizzy.

    Borraeso, déjame que te conteste con una de mis primeras entradas en este blog.
    http://sinfoniazul.blogspot.com/2008/08/tocndonos-el-alma.html
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  11. Dr.Krapp, me ha encantado la versión de Van Morrison y para que decir la de Roy Hargrove, un músico notable con un gran sonido y técnica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Que gran tema este!!!!
    Todas versiones brillantes, pero la que mas me gustó fué la de Roger Ridley. Es para mi la mas "auténticamente interpretada" con toda la onda que el tema amerita.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Escuchar blues es sentir vivamente símbolo de una tristeza, de una historia de la esclavitud de un pueblo y una condición de vida. :)

    ResponderEliminar
  14. Ridley hace una verdadera reinterpretación dramática del tema ya de por si dramático de Sam Cooke. Tiene esa espontaneidad de aquel que por encima de todo tiene necesidad de hacerse oír entre el ruido de la calle y la indiferencia de los viandantes. Saludos, Jazz.

    Eso que efectivamente se siente con el blues,Estela, también se siente con otros géneros simultáneos o herederos de de la música popular afroamericana. El mismo soul de Sam Cooke es hijo de lo que realizaba de muy joven cuando era un formidable músico de Gospel.

    ResponderEliminar
  15. Pues nada...¡me quedo, me quedo y me quedo!.
    Desde ahora tenés una seguidora más.
    Encantador blog!!!
    Te invito a conocer los mios. Me alegrará verte por alli.
    Un abrazo desde Ciudad de Bs. Aires.

    PD: escucho un ratito más ¿si? ;))

    ResponderEliminar
  16. Hola, Susana, bienvenida.
    Ponte cómoda y escucha.
    Me pasaré por tus blogs sin falta.

    ResponderEliminar
  17. wuanferfuuuuuuuuuullllllllllllllll !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Un abrazo jazzero

    ResponderEliminar
  18. No conocia este maravilloso tema y ya no se con que version quedarme.
    Todas son magnificas
    Estupendo blog
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Gracias Manuel por tus palabras y bienvenido. Perdona mi retraso en contestarte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Es una masa, como decimos acá.

    ¡Qué power el de Roger Ridley: lo elijo a él, sin dudar!

    Me gusta!!!

    Gracias, amigo. Ves que la felicidad es esto, no es tan complicado,es una sensación que va y viene, pero te entiendo. Gracias por compartirla conmigo!

    Un beso y abrazo grandes!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedo con la versión de Ridley aunque no debemos olvidar al creador del tema, el gran Sam Cooke.
      Besos

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas