28 ene. 2011

Augusto y "despreciable"

Quizás uno de las claves del triunfo de la cultura norteamericana a lo largo del siglo XX estriba en el enorme respeto que ha mantenido a sus creadores, independientemente de los orígenes, el estilo y la carrera de cada uno. Hubo un racismo espantoso, es cierto, pero incluso con el tiempo los grandes artistas afroamericanos encontraron su lugar al sol. 
En el terreno propiamente musical los grandes compositores norteamericanos lo han sido por encima del género que practicasen y han podido convivir sin excesivas estrecheces Leonard Bernstein, Aaron Copland, John Cage, Duke Ellington, Cole Porter, Ornette Coleman, Carole King o Jimi Hendrix



Europa es esclava de su prolífica historia. En Europa las fronteras culturales siempre han estado bien definidas y la música de élite ha marcado claramente sus diferencias con respecto a la "despreciable" música popular y no digamos si se trata de la música ligera, la más "despreciable" de todas las músicas.  Si en algunos países ha habido cierta aproximación desde géneros cultos a su música ligera, por estas latitudes la cosa sigue muy cruda más allá de la reivindicación creciente de la antes denostada copla. 
Todo este largo preámbulo viene a propósito de la figura de Augusto Algueró, ahora que ha tenido que morirse para ser recordado e incluso venerado por muchos de los guardianes de las esencias musicales españolas.



Los italianos, los brasileños, los franceses no sé cansan de hacer versiones de aquellos maravillosos temas que formando parte de su patrimonio musical también son un fragmento de su patrimonio sentimental. No digamos los estadounidenses con sus hermosas melodías nacidas en sus poderosos supermercados de Broadway o Hollywood. Es triste pensar que un tema tan extraordinario como "Tómbola" solo cuente con algunas edulcoradas versiones pop y nadie, que yo sepa, le haya dado un toque, por ejemplo, más jazzístico.
Todos los que odien a Marisol quedan excusados de ver el vídeo siguiente:




Monna Bell fue una cantante chilena que obtuvo un enorme éxito en todo el mundo incluyendo Nueva York a finales de los 50 incluso versioneando en español el Only You de The Platters. Se radicó en España a principios de los 60 y fue una de las pioneras del nuevo pop español. Aquí la tenemos interpretando un fragmento de uno de los grandes clásicos de Augusto Algueró.



Creo que el final es obligado y además aunque os pese, no podría evitarlo:



19 comentarios:

  1. Magnifico resumen y magnífico razonamiento

    ResponderEliminar
  2. Merecido reconocimiento a un gran músico y compositor de la música popular española. Las buenas canciones -aunque sean comerciales- no tienen fecha de caducidad

    ResponderEliminar
  3. Justo y merecido homenaje el que brindas con esta entrada a una música y a unos intérpretes que durante muchos años estuvieron en la cima del éxito.

    Ahí va mi adhesión más incondicional.

    ResponderEliminar
  4. Qué tiempos aquellos. Hace tanto, tanto, que me siento vieja, vieja.

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente es la clave del éxito de la música pop norteamericana, Doc. En que otro lugar encuentras algo como el "American song book" identificado por alguna canción (en cualquier género) en todos los continentes. No sabia de Augusto como compositor, pero las melodías las identifico con mi adolescencia y como música pop española. Nada de que respingar. Y que bueno encontrar a Mona (la del telegrama) en este homenaje merecido.

    ResponderEliminar
  6. Cierto es que hemos tenido menos capacidad para reciclar cosas, y hay cosas que tienen posibilidades de ser recicladas. "My favourite things" no dejaba de ser una canción ñoña hasta que alguno la cogió por banda y la convirtió en algo nuevo. Territorio a explorar.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Eduardo.

    Por supuesto, Kuto. Las canciones si son hechas desde la honestidad como creo que las hacía Algueró no llevan una etiqueta de caducidad y la comercialidad es simplemente un añadido a posteriori.

    ResponderEliminar
  8. Como dice el amigo Troglete 'Territorio a explorar'.

    Saludos y abrazos, compañero!

    ResponderEliminar
  9. Estuvieron en la cima del éxito pero creo que además tenían calidad no todo era puro marketing. Además apelan a nuestro cofre, no voy a decir baúl por si las moscas, de los recuerdos.
    Gracias, Luis.

    No hay que mirar hacia atrás con excesiva nostalgia, Angie. Como diría aquella famosa frase cinematográfica: fue bonito mientras duró.

    ResponderEliminar
  10. Lo más parecido a ese American Song Book que comentas Armando se produce por tus tierras con la bossa nova y los boleros, siempre eternos. En España no pasó ésto -aunque está cambiando- y mucha gente aún mira con repelús ese rico patrimonio musical.

    Por supuesto, Troglo, hay mucho material reciclable en el pop español. Muchas de los viejos standards universales que han sobrevivido no eran mejores que temas de Algueró o Juan Carlos Calderón, por poner otro ejemplo. El caché y la brillantina se lo han dado las sucesivas versiones posteriores.

    ResponderEliminar
  11. Ahí estaremos, Esther.
    Lamento que te haya defraudado "Chantaje sobre Broadway". A mi más que el argumento me gusta la ambientación tan realista impropia de la época.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego la ambientación es sensacional, la fotografía muy buena, como comentas es el argumento el que falla, se queda pobre y los personajes aún siendo complejos no se acaban de perfilar con matices más interesantes. Tiene un comienzo trepidante y muchos elementos positivos a su favor que finalmente no se consiguen encauzar hacia una obra maestra. No es una peli redonda.

    ResponderEliminar
  13. Los diálogos tampoco son el colmo. Quizá podría haber dado más de sí.

    Besos, compa.

    ResponderEliminar
  14. Lindo día...

    Pasaba por estos lares y al ver la puerta abierta entre a saludarte..

    Ha sido un placer leerte.. buena semana

    ResponderEliminar
  15. Estas canciones me hacen acordar al "Club del Clan" que teníamos en Argentina a fines de los 60, con Palito Ortega, Jonhy Tedesco, Julieta Rivas y tantos otros.

    ResponderEliminar
  16. NO es una peli redonda pero denuncia muy bien la forma qen que los medios manipulan la realidad. Los portagonistas Lancaster y el mismo Tony Curtis son seres abyectos que no dudan a la hora de cometer sus fechorías. La tengo grabada y un día de éstos le echaré un repaso. Saludos, Esther.

    Saludos, Balovega, aquí estamos para complacerte.

    Me imagino algo como muy yeye. Curiosa la trayectoria profesional de Palito Ortega, Jazz.

    ResponderEliminar
  17. ¡Buenas!
    He estado buscando blogs interesantes.
    Soy Marya,
    mi blog se centra en las letras.
    Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
    si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
    si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

    échale un vistazo a mi blog,
    y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
    http://librosy3.blogspot.com

    PD: Me encanta Marisol.

    ResponderEliminar
  18. Tranquila, Marya si me gusta tu blog nadie me callará. No sé si necesito tus consejos sobre la creación literaria en todo caso te ofrezco el enlace de mi otro blog, el que dedico a esas cuestiones. http://suicidasperezosos.blogspot.com/

    Espero tu visita.

    ResponderEliminar
  19. hola
    hice un comentario que no se ha publicado (mas me preocupa que ese dia subi un video a vimeo y, tampoco). yo vi a juan carlos calderon hacer una version jazz de su clasico "eres tu". con canciones pop hay discos como el del guitarrista chema sainz con "mi carro", "te estoy amando locamente".... sin pasar a mayores, eso si.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas