7 ene. 2011

Volar tan arriba

(Dedicado a Paloma)
La muerte, esa zorra insaciable, se ha llevado a otro de los nuestros.  
Gerry Rafferty nació en una familia escocesa extremadamente humilde, trabajó duro desde muy joven y emigró a Londres en busca de éxito donde empezó su carrera cantando en el metro. Allí conocido a otros artistas callejeros y formó parte de The Humblebums. Tras la separación del grupo a principios de los 70, formó con Joe Egan otro grupo de folk rock llamado Stealers Wheel con los que realizó grabaciones de relativo éxito como Stuck in the Middle, un tema inmortalizado en la película Reservoir Dogs de Quentin Tarantino. El éxito no impidió que el grupo saltase en mil pedazos y Gerry, por problemas con su contrato discográfico, no pudo realizar ninguna grabación en los siguientes tres años. 
Aprovechó el tiempo. Cuando el mundo musical empezaba a experimentar los temblores del terremoto punk  y el resto seguía de bailoteo bajo enormes esferas plateadas contagiado por el ritmo alegre y bullicioso de la música disco, Gerry  tomo aire, se impulsó hacia adelante y se lanzó de nuevo a la aventura musical con City to City un disco que contenía una de las más soberanas creaciones musicales de los 70 y para mí, una de las más emotivas de la música pop de siempre. Una rompecascarones, en definitiva. Todos recordamos eso solo de saxo del músico de estudio Raphael Ravenscroft, aunque es todo en su conjunto -letra, música e interpretación- lo que nos estremece o al menos a este servidor. 
Pasó lo que pasa tantas veces: tras la llegada a la cumbre solo queda el descenso hacia un horizonte de recuerdos y buenas regalías económicas que nunca son suficiente alivio cuando ya no se puede volver a volar tan arriba.

20 comentarios:

  1. sin ese saxo el tema seria otro. o quiza seria un tema que no recordara nadie, pero con el es imposible no recordarlo

    ResponderEliminar
  2. Este hombre fue grande. Y lo más importante de todo; lo fue a su manera.


    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Volveré en otro momento. El texto de tu entrada está raro: aparecen muchas mayúsculas y descoordinaciones sintácticas... También me ha pasado alguna vez. No sé a qué obedece, pero seguro que se arregla este caos.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  4. Me enteré los otros días de esta pérdida, y cuando vi que era el autor de este tema y otros muy conocidos que siempre me habían gustado, sentí mucho más su ida.

    ResponderEliminar
  5. Hoy me he enterado en Radio 3 que al bueno de Raphael, el saxofonista le pagaron 27 euros por la grabación y cuando fue a cobrarlos era un cheque sin fondos. Cosas veredes, Jesús.

    Lo cual tiene mucho mérito,cuando abunda el adocenamiento Buterflies

    ResponderEliminar
  6. Un temazo, sí señor. Comparto tu estremecimiento y coincido plenamente con la opinión de Jesús.

    ResponderEliminar
  7. Debe ser problema del servidor, Luis. Cosas típicas de Blogger. Espero que a estas alturas ya puedas leerlo y ver el vídeo que es lo más importante.

    Es así, Jazz fue hombre de pocos pero señalados éxitos.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, siempre me llamó la atención, creo que sin la parte de saxofón, nadie se acordaría del tema, o al menos hubiera sido muy distinta la historia.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. No conocía la historia de Gerry, pero el tema sobre todo elsaxo evoca recuerodos agradables, Doc.

    ResponderEliminar
  10. Reconozco con máxima humildad que a Rafferty no lo conocía de nada aunque sí he visto la película Reservoir Dogs, seguramente no me había fijado.

    Miles de besos, Doc.

    ResponderEliminar
  11. A mi también me gusta letra y la forma de cantarlo. El otro día escuche en la radio una versión country en la que la armónica sustituía al saxo y no quedaba mla la cosa, Troglo.

    Para mi el saxo es un contrapunto a la voz de Gerry y al mismo tiempo la proyecta más lejos. Así es como lo veo, Armando

    Se oyó mucho a finales de los 70 y principios de los 80 coincidiendo con otra pieza The Year of the Cat de Al Stewart que por algún motivo tiendo a asociar con la de Gerry, Esther.
    Besos hacia Denia.

    ResponderEliminar
  12. No conocía a este cantante, me ha parecido muy bueno como también el tema. El solo de saxo impecable, con mucho sentimiento y emoción.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. No sabía quién cantaba esta canción aunque la habré escuchado mil veces y la volvería a escuchar otras tantas. Sí es rompecascarones, sí.

    ResponderEliminar
  14. Un saludo para usted, Dr. Por el amibo común Sebastián Mondéjar, me he enterado de que casi hemos coincidido en nuestras apreciaciones, comentando quién fue Rafferty y el pedazo de balada que regaló al mundo en 1978. Me apena el "trato" que le dispensaron al saxofonista, pero no era la primera vez y, desgraciadamente, no ha sido la última. Paradojas aparte (de acuerdo con la aprecización del saxo en la construcción de la balada), estos días me he vuelto a fijar en varios detalles y uno de ellos se refiere a la voz de Gerry. Para mí, me evoca (en su manera de interpretar y las flexiones que utiliza) a The Beatles; sí, a Lennon o a McCartney cuando nos cantaban sus éxitos. Igual estoy equivocado pero si uno es capaz de aislar la voz de Rafferty, se puede comprobar. Un placer el visitar, una vez más, su blog. Y un honor, cuando usted visita el mío. Un saludo, buena música y mejor año 2011.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a tí, por tu comentario. Y hago lo propio con tu blog.

    ResponderEliminar
  16. Un tema de gran éxito a finales de los 70. Celebro que te haya gustado, Hector.

    Me alegro mucho de haberte activado quizás un viejo recuerdo y ponerle nombre, Angie.

    A mi también me parece que tiene cierto parecido con ciertos interpretaciones de Los Beatles de la época tardia e indudablemente estéticamente en ese vídeo con esa imagen y con esas gafas busca semejarse a Lennon.
    Un saludo y año excelente para ti, Andrés.

    ResponderEliminar
  17. Fue su obra cumbre, no hay duda: si con los Wheel nunca había pasado de un tibio reconocimiento, con el "City to city" se coronó. Lástima que ese descenso fuese marcado -como ya lo había sido en otros momentos de su vida- por la excesiva ingesta de alcohol; si a eso unimos un carácter un tanto depresivo, la mezcla está servida.
    En cualquier caso, "Baker street" es una de esas joyas que quedarán para siempre.

    ResponderEliminar
  18. Hay algo triste en el hecho de alcanzar la cumbre solo una vez aunque eso a la larga te traiga buenos dividendos económicos. En el caso de Gerry además agravado por el hecho de ser su primer disco solitario y el mejor de su vida, sin duda. De acuerdo en lo de la calidad del tema. Paseante.

    ResponderEliminar
  19. El vinilo de Rafferty "City to City" fue un disco de cabecera mío. Durante largo tiempo lo combiné con mis discos de Tom Waits; John Martin y Van Morrison. Para mi todo el disco es excelente. No solo el "Baker Street"...Es una lastima que Gerry se haya ido. Gracias a tu post, revisitaré ese único disco suyo que tengo para recordarle. Saludos

    ResponderEliminar
  20. Tienes muy buen gusto y esa combinación es exquisita, Kuto. He oído el disco y tiene temas muy bellos, muy folkies - The Ark, por ejemplo-aunque la autoridad de Baker Sreet creo que se sigue imponiendo. Saludos.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas