24 de may. de 2011

No te perdono, Bob

No tienes perdón, Bob ¿cómo se te ocurre cumplir 70 años?  Seguramente disimularás y pondrás esa cara de cemento arrugado que se te ha quedado tras tu larga y azarosa vida. Eso es lo jodido.  Ya no eres aquel chico displicente, chulesco y engreído que se veía en aquel maravilloso documental de Pennebaker reflejando tu gira por el Reino Unido en 1965. Inolvidable aquella escena en que canta maravillosamente Joan Baez, tu novia por entonces y tu sigues escribiendo aparentemente imperturbable. 

Te he visto actuar en dos ocasiones. La primera en 1993. Era el Concierto de los Mil Años y tú eras uno más en  un cartel difícil de igualar: Chris Isaak, George Benson, Neil Young, los Kinks, Bob Dylan, Robert Plant, John Mayall, Sting, Eric Burdon, Bo Diddley, Wilson Pickett, Jerry Lee Lewis y Chuck Berry. Algún malévolo dijo que se le llamaba de los mil años por la suma de las edades de los intérpretes, pero realmente fue algo imborrable para todos los que estuvimos allí. La verdad es que de reconocer que tu actuación no me llamó excesivamente la atención, después del éxtasis vivido poco tiempo antes con los Kinks.
  Recurro al cronista de El País Nacho Saenz de Tejada para intentar recuperar el recuerdo ido:
Bob Dylan tampoco es un prodigio de generosidad pero en La Coruña no decepcionó a quien quiso acercarse, aunque fuese solo un instante. Su versión de Just like a woman estuvo bañada por ese dramatismo que solo tienen los grandes cuando intentan permanecer vivos a través de la autodestrucción artística, rompiendo sus canciones en mil pedazos hasta hacerlas irreconocibles y recreándose con seriedad y rigor.”


Siempre he adorado este tema: "Ah, finges como una mujer, haces el amor como una mujer y sufres como una mujer, pero rompes a llorar como una niña"
Volví a verte a finales de los 90. Es curioso, al contrario que en el jazz, en los conciertos de rock, pop o como tú prefieras llamarlos, necesitamos que nos repitáis las mismas canciones tal y cual  las conocemos. Sin embargo tú siempre has sido un rompepelotas y nunca cantarías  el mismo tema de la misma manera en que todos lo queremos recordar. Así pasó entonces y así ha pasado siempre contigo.

Machacas las canciones. Las trituras. Casi las aullas. Apostaría a que estás harto de ellas.
Tantas veces repetidas. Tantas veces convertidas en letanías para tantos. Significando tanto para tantos. Quizás te tiente aplastarlas para ver si sale algo nuevo de ellas. Alguna materia fertil que tú no conozcas. Algo propio. Cuando alguien es así de grande, adquiere la voz de todos y pierde su propia voz. Eso te ha pasado a ti y puedo entenderlo. Pero lo de cumplir 70 años, eso, Bob, eso no te lo perdono.


19 comentarios:

  1. tuve ocasion de ver a dylan, creo que el año 93. actuaba en huesca y lo organizaba una asociacion con la que colaobraba ya que nos ayudaban/subvencionaban con nuestras actuaciones de jazz. asi qeu lo hubiera visto gratis y posiblemente tenerlo cerca. fue el acontecimiento de la ciudad ese verano. yo esa noche me baje a zaragoza a ver a un grupo amambaia avantgarde ensemble de barcelona. un gupo en la onda de la brass fantasy de lester bowie con cello, tuba... lo pase en grande. el grupo desaparecio sin dar mucho que halbar. debo buscar una cinta que tnego de ellos.
    de dylan adoro temas como el likea ... llamando a las .... en fin esos temazos suyos mil veces escuchados. deseemosle feliz cumple.

    ResponderEliminar
  2. Hola Doc,

    No soy fan de Dylan, nunca lo fuí y, me temo, nunca lo seré. Las grandes estrellas del, digamos, rock-pop siempre me han parecido enormes impostores que dicen que son músicos pero en realidad no lo son; que dicen ser artistas pero que no lo parecen; que dicen ser poetas pero no cultivan la poesia. Dylan, de entre ellos, es uno de los más grandes pero no tengo muy claro si es por su música o por su aparente distancia con el mundo. Sinceramente me parecen íconos estéticos de una generación y es por ello que, como dices, gusta que no improvisen, que repitan hasta la saciedad siempre las mismas canciones, siempre iguales. Supongo que es por todo eso que me gusta el jazz y todos sus territorios afines que tú tan bien conoces.

    En cualquier caso me gustó mucho tu post Krapp, como siempre. Pero como me imagino que a este foro te llegarán miles de elogios hacia el bueno de Bob me ha parecido oportuno hacer de contrapunto. Sin ninguna acritud, que decía aquel...


    Saludos amigo
    Jazzy

    ResponderEliminar
  3. A mister Bob, por unas razones o por otras, siempre hay cosas que no se le perdonarán, pero ahí está. Primero los folkies izquierdistas le llamaron "Judas" en Newport por pasarse a la electricidad: por venderse, según ellos. Como si Dylan fuese suyo (algo que, por otra parte le pasa a muchos fanáticos de cualquier artista: parece que son ellos los que han de dirigir su carrera). Y aún está más o menos reciente el episodio de su pleitesía al Papa. Pero lo que importa es lo que queda; y el nivel compositivo, tanto en letra como en música, de don Roberto es muy alto, además de su inngebale influencia sobre tanta gente -empezando por los Beatles. Es verdad que generalmente quienes lo versionaban superaban el original (Hendrix, Manfred Mann, Byrds, Cocker y muchos otros), pero primero hay que escribir el original.
    En fin: feliz cumpleaños. Por cierto, en ese festival de los mil debimos de cruzarnos, herr doktor. Y yo también, ese día, iba más bien por los Kinks (que, a pesar de tocar a primera hora y con el sol de frente, me arrebataron).
    Pero con don Roberto hubo un respeto, como no podía ser menos.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, pues no escribe mal a máquina. Parece que está tocando el piano. Con acordes discordantes, por supuesto.

    No estuve en el Concierto de los Mil Años, pero recuerdo su trascendencia mediática e incluso la crónica de Nacho Saenz de Tejada.

    A Dylan lo escuché mucho durante toda la década de los 70, de modo que felicidades por haber llegado a los ídem sin haber dejado nunca de reinventarse. Y a ti por este post tan bien escrito e ilustrado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me parece que seguirá "forever young", Doc. y me dió mucho rollo en los 70's. Esa gira del 65 es memorable. Todavía en esa cara de cemento arrugado que dices, sigo viendo destellos del jovenzuelo que escribía a máquina mientras Joan cantaba.

    ResponderEliminar
  6. Gran músico y mejor cantante, con una voz y un estilo facilmente identificable, o mejor dicho con un sello propio, único, inconfundible. Me ha gustado mucho el video con el tema "forever young"
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que grandes son Dylan y Joan Baez a los que escucho asiduamente. De Dylan me gusta mucho su tema 'Hurricane'. Os dejo esta dire para que veáis el vídeo: http://videos.sapo.pt/oBqATJJYyCHBQJf00df6

    Y de Joan Baez dejo esta dire con un tema que me encanta, 'Silver Dagger': http://www.youtube.com/watch?v=CrU8hY15VXk

    Hermoso homenaje, querido Doc.

    ResponderEliminar
  8. Te has puesto estupendo en esta entrada. Te felicito.

    Me gusta Dylan y lo felicito en su aniversario. Tú, a tu manera, le rindes un bello homenaje. Merecido, sin duda alguna

    ResponderEliminar
  9. Seguro que Bob el inconformista hubiera aplaudido tu decisión, Jesús. Tengo la impresión de que Dylan le pasó como al personaje de Chaplin en Tiempos Modernos: encontró sin buscarla una bandera en la calle y todos lo tomaron por el abanderado, a su pesar.

    Por supuesto que acepto tu opinión, Jazzy todas las cuestiones estéticas son opciones personales. Personalmente me resisto en ver a Dylan como un personaje convencional del pop o del rock, géneros que por otra parte son de mi gusto, pero él representa la voz de una generación, de una manera de entender el mundo incluso como decía antes, a su pesar. Creo que es un gran poeta y ni siquiera excesivamente endiosado, simplemente necesitó apartarse del mundo para no ser devorado por su propio mito. No sé si lo consiguió.

    ResponderEliminar
  10. Es que siempre ha querido renovarse, Rick y siguiendo con lo que decía en mi último comentario: quiso tirar la bandera y no convertirse en símbolo de nada, solo de si mismo. Quizás de ahí derive su necesidad de reinterpretar una y otra vez sus canciones. Me alegro de haberte suscitado el recuerdo de aquellas jornadas, fueron sencillamente imborrables.

    Sí, yo tengo la misma sensación respecto al tecleo de Dylan aunque desconozco si estaba planificado o fue accidental. El documental es uno de los más grandes que he visto sobre temática musical y merece muy mucho la pena.
    Muchas gracias, Sebas

    ResponderEliminar
  11. Sí, Armando, aunque digan que la cara que se nos queda de viejos es la caricatura de la que teníamos de joven, hay que reconocer que el viejo Dylan tiene ese especie de destello que siempre ha llevado como honor o como estigma. Aún así no le sirvió de mucho cuando hace un año y pico aquel policía lo detuvo al tomarlo como vagabundo.

    Gracias, Hector. Esa interpretación corresponde al famoso "El último Vals" donde se rendía homenaje a los chicos de The Band que le acompañaron desde que inició su aventura eléctrica.

    ResponderEliminar
  12. Es un tema épico ese Hurricane. La historia de un boxeador acusado injustamente de homicidio y en el que Byaln se implicó de forma total a pesar de estar en una fase más intimista y personal. Muy bonito el tema de Joan Baez como no podía ser menos.
    Muchas gracias, Esther.

    Todo lo que se relaciona con Dylan es como muy personal, muy cercano. Me cuesta mantener las distancias con él, aunque a él nunca le costaría mantenerlas con los que le seguimos. Muchas gracias por tus palabras, Luis.

    ResponderEliminar
  13. Maravilloso homenaje a este gran poeta del pop Doc. No hace mucho escuché un disco del pianista de jazz Ben Sidran que le rinde un tributo en “Dylan Different” vale la pena escucharlo.
    Ah Doc, te hice una propuesta en mi entrada “ébano y marfil” a la que no tuve respuesta, sí…se que estas con poco tiempo, pero estoy seguro que se armaría un lindo programa.

    ResponderEliminar
  14. Me parece que Dylan es mas que un cantante, mas que un músico, mas que un poeta... mas que un icono; pero menos que Kay y menos que el Dr.Patarrollo.
    Bob es un Gran ARTISTA, un gran vomitador de verdades y de belleza. De ahí su aspecto tan jovial, propio de un individuo artista, psicoanalizado con su arte.
    Los grandes artistas son personas únicas que no envejecen mientras están vivos y creando... El acto de la creación es el elixir perfecto de la eterna juventud.

    ¡Happy Birthday, Bob!.

    ResponderEliminar
  15. Es verdad que su forma de cantar es muy muy peculiar, fácilmente distinguible. Me encantan las canciones que has puesto, algunas me llevan a otros tiempos y me hacen recordar otras.
    Con setenta no se es mayor para cantar, Krapp, si fuera para picar piedra...todavía.

    Creo que lo has descrito muy bien cuando decías que exprime la canciones cada vez para sacar algo más de ellas, para renovarlas, para darles una forma diferente como si con esa metamorfosis pareciera que tuvieran vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias, Nico. Ya estoy pensando en los temas para ese gran desafío al que me has retado.

    Soy un pésimo medidor de valores, Kuto. Sé que Dylan es muy grande pero no me digas hasta donde llega su fuerza, nos falta perspectiva histórica para saberlo. Lo han presentado como candidato al Nobel de Literatura y tiene mucho más mérito que algunos que ya lo han conseguido.
    No sólo ellos son permanentemente jóvenes, también nos rejuvenecen a los demás.

    No es mayor en absoluto para hacerlo ya que su fuerza procede de algo más importante que la potencia de voz. Es así como lo veo, Angie hay un afán innovador en cada interpretación suya y en eso se acerca al espíritu que anima a la gente de jazz o a otros géneros de música improvisada.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me cuesta valorar cuando alguien se convierte en un icono, en una especie de mesias, el músico se pierde, o se esconde, o no sé. Tiene grandes temas que perdurarán en el tiempo, aunque yo confieso que tampoco le escucho mucho. Felicidades para él y para ti, Doc.

    ResponderEliminar
  18. Me sumo al comentario de Kuto, mas allá de que Dylan nunca fué un artista que me gustara, pero es de esos que aunque no me interesen los respeto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Creo que Bob fue un icono a su pesar Troglo Él no quiso llevar ninguna bandera y cuando decidió pasarse a las guitarras eléctricas y hacer canciones más intimistas le costo el abucheo de los puristas del folk -Pete Seeger etc.- y hasta la ruptura sentimental con Joan Baez. Luego su latido ha permanecido a través de los años y pienso que es un referente primordial de lo que nos ha pasado en los últimos 50 años.

    Nunca fue un gran vocalista pero ha sido un referente primordial para muchas generaciones musicales que se han amamnatado en él, Jazz

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas