9 de may. de 2011

Trane en trance

La Saint John Will-I-Am Coltrane African Orthodox Church fue creada en el año 1971 seis años después de que Franzo King alcanzase la revelación en 1965 tras escuchar al saxofonista en una actuación en San Francisco. Monseñor King consagró los seis años que tardó en crear su iglesia a comprobar que efectivamente John Coltrane era un hombre elegido por Dios para guiar las almas de los hombres.

Cualquier proceso de purificación conlleva una búsqueda y una renunciación. Quizás Coltrane no fuera muy consciente de esa espiritualidad que se le atribuye, pero sí de la necesidad de purificación de su sonido y consecuentemente de si mismo. 

Escribía en una carta a un amigo en 1962:
El músico de jazz no tiene que preocuparse por la falta de una filosofía positiva y afirmativa. Se desarrolla en nuestro interior. El fraseo, el sonido de la música testimonia este hecho. Hemos sido naturalmente dotados para ello. (…) La superficie entera del globo terráqueo es nuestra comunidad. Como puedes ver para nosotros es realmente fácil crear. Nacimos con ese sentimiento que brota sin importar las condiciones existentes

Y sin embargo sí pertenecía a una comunidad determinada que sufría unos momentos de esperanza y espanto. Una comunidad por la que tomó partido tras los trágicos sucesos en Alabama: la bomba que mató a cuatro niñas negras en una iglesia, las palizas a los defensores de la integración racial o el encarcelamiento de Martin Luther King.
"El cambio siempre es difícil de aceptar. También vemos que esos innovadores buscan siempre revitalizar, extender y reconstruir el status en sus áreas respectivas como sea. Con mucha frecuencia, son los rechazados, los parias, los ciudadanos inferiores de las muchas sociedades a quienes dan tanto sustento. A menudo son personas que soportan grandes tragedias personales en sus vidas. Sea cual sea el caso están dirigidos por esa constante grandiosa y eterna: el impulso creativo"

Coltrane siempre se sometió a su impulso creativo, hasta el punto de que tras construir una hermosa y sofisticada catedral de sonido gracias a sus portentosos conocimientos teóricos, su trabajo y su tesón; descubre que quiere algo más, que su música necesita un alma, un espíritu que la recorra, una savia que le proporcione vida y energía. 

Obligado a empezar de nuevo, volvió la mirada hacia si mismo y allí encontró todo lo que necesitaba. Fueron los demás los que lo convirtieron en héroe, en mito, en iluminado. Él sólo quería seguir buscando.

14 comentarios:

  1. Hermosa entrada Doc, sin lugar a dudas que el sonido que emana el saxo de Trane, llega a transportarnos hacia un viaje interno, un viaje en el que se manifiestan todas nuestras contradicciones, a través de los ásperos carraspeos y de los aterciopelados sonidos que pinta Trane.

    ResponderEliminar
  2. todo eso de la iglesia coltraneana nunca ha despertado en mi mas alla de una sonrisita. una anecdota o curiosidad mas bien "pasada". pero lo cierto es que hubo una etapa en el free en el que los musicos (y trane era cabeza visible) andaban en una onda espiritualista que no se centraba en ninguan religion en especial. el orientalismo tuvo mucha influencia (con todo eso de lso chinchines y demas). fueron años de posicionamientos, busquedas, declaraciones... un panteismo colorista

    ResponderEliminar
  3. Estupendo post Dr.Krapp, me he deleitado leyéndolo y escuchando la música que has subido. Pero te confieso que lo que más me ha impresionado, es lo que Coltrane le escribe a un amigo espresándole su pensamiento de lo que el considera "ser músico de jazz".
    Felicitaciones por este magnífico post dedicado a ese genio del jazz John Coltrane

    ResponderEliminar
  4. Buen resumen de la relación de Coltrane con lo religioso, Doc. Y mejor conclusión. la catedral la construyó su impulso creativo que parece alcanzó a monseñor King.

    ResponderEliminar
  5. Me adhiero a todo tipo de homenaje dedicado a este genio de la música,llamado Jonh Coltrane y te felicito por la propuesta que nos has brindado, Dr. Krapp

    ResponderEliminar
  6. Indudablemente es tal como dices, Nico, pertenece al reducido grupo de músicos que nos despiertan nuestras emociones profundas. Además llegó ahí desde el otro extremo, donde la técnica es un todo absoluto.

    Un fenómeno propio de los 60 que no solo afectó al free como sabes, Jesús. La mujer de Coltrane, Alice, rebautizada como Turiya Sangitananda y abandonando la música es un caso prototípico.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Hector. El amigo era un crítico de jazz según comenta Ben Ratliff en su gran libro sobre Coltrane.

    Una catedral que ha amparado a muchos músicos en los últimos cuarenta años ya que la herencia de Coltrane sigue estando presente, Armando. En los dos últimos años he asistido a dos conciertos dedicados a Coltrane: uno con Kurt Elling y Ernie Watts y el año pasado con David Liebman y Joe Lovano.

    Muchas gracias, Luis.

    ResponderEliminar
  8. Asociar a este artista con un pensamiento espiritualista es algo inevitable.
    La música de Coltrane tiene algo de revelador pero a la vez de misterioso, como si fuera un antiguo papiro escrito en una lengua que hoy nos cuesta interpretar.
    A pesar de que siguen pasando los años, todos los músicos siguen tratando de interpretar su lenguaje y adquirir un poco de esa magia.
    Creo que Coltrane es la sublimación de la jazz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Su sonido es tan penetrante que parece que nunca toca fondo y sigue, sigue buscando más allá pero lo mejor es que a los que le escuchamos nos hace cómplices de su búsqueda que para nada nos es ajena.
    Muy hermoso tu comentario, Jazzy.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Quise decir Jazz. Jazzy es el querido amigo de Música para gatos.

    ResponderEliminar
  11. Saludos, Doc. Interesante el post. Parece que esa espiritualidad hizo a Coltrane un hombre y un músico nuevo. Todos los músicos están siempre a la búsqueda de algo, unos lo encuentran en un sitio, otros en otro. Lo de las iglesias coltranianas ya me parece una ralladura como otra cualquiera. También los habrá que recen a Elvis, o a un loro.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  12. Y también rezan a Maradona como sabes. Creo que todo buscador se encuentra alguna vez de bruces con la espiritualidad. Lo bueno de Coltrane es que la supo proyectar más allá de su vida privada y logró incorporarla a su música. Luego los que necesitan mártires, mitos y santos lo usaron como hacen siempre los que necesitan referentes para no andar a ciegas.
    Abrazos, Troglo.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado la entrada.Lo que está claro es que Coltrane creó música de excelente calidad y fue más allá con su sonido espiritual.

    Besos muchos!!!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Esther.
    Tal como dices, creo que los grandes como él siempre están un poco más allá de la música o de lo que solemos entender por tal.
    Besos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas