30 de jun. de 2011

El último suspiro de los gigantes




17 comentarios:

  1. te noto poco dicharachero. pareces un montañes de pocas palabras.
    buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
  2. .... ¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...... ahh!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Cuantos artistas le venderian el alma al mismisimo diablo por tener una despedida asi como la tuvieron estos ilustres
    Un abrazo Doc.

    ResponderEliminar
  4. No hacen falta palabras para sentir lo que emana del último suspiro de los gigantes, maravilloso Doc.

    ResponderEliminar
  5. En casa, con toda la tranquilidad para escuchar y ver los videos que posteaste y termino completamente emocionada, llorando a más no poder.

    Llevo en mí un estrecho lazo con el jazz, y me ha conmovido muchísimo tu entrada.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Billie a pesar de su trágica vida, sigue suspirando, sonriendo y amando en su música. Bill, Lafaro y Lionel no se diga Doc. Gracias por esta selección de vídeos.

    ResponderEliminar
  7. Dr.Krapp, todos ellos sin excepciòn tremendos gigantes. Has elegido muy acertadamente los temas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Los auténticos gigantes nunca dejan de crecer, ni en sus últimos suspiros. Magnífica la foto de Billie sosteniendo (o sostenida) por ese vaso. Me he emocionado escuchando este post.

    ResponderEliminar
  9. Menos en el caso de Lionel Hampton, los vídeos y temas se corresponden al último año de la vida de los artistas.

    Sigo siendo de puerto de mar, con playa cercana, Jesús y creo que hay momentos en que las palabras sobran: los vídeos y la música que contienen hablan por si mismos.

    Ajá, Kuto.

    ResponderEliminar
  10. Supongo que artísticamente es cierto, Luther, luego las circunstancias personales de ese final fueron realmente terribles en tres de los cuatro casos. Billie murió esposada a una cama de hospital sospechosa de poseer droga. Chet se cayó desde un hotel de Amsterdam como un yonqui desesperado. Bill Evans estaba roto tras la muerte de su hermano y del suicidio de su exmujer y reventado por dentro tras el consumo compulsivo de alcohol y heroína.

    Muchas gracias, Nico.

    ResponderEliminar
  11. Pues muchas gracias por venir y contar estas cosas, Axis. El jazz, la música en general, si no es emoción no es nada.

    Gracias, Armando, bonitas palabras. Siguen vivos para nosotros y permanecerán ahí acompañándonos, pero si ellos pudieran elegir ¿hubieran vivido igual?. A veces la creatividad exige un alto precio a cambio.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Hector. Saludos-

    La foto es de Milt Hinton un grandísimo contrabajista del swing, que siempre llevaba una cámara de fotos a las grabaciones y tocó en el último disco de Lady Day. Llegó a publicar dos libros con sus instantáneas. Gracias, Dizzy.

    ResponderEliminar
  13. Saludos, Doc. Tremendos y desgarradores finales algunos. Bill Evans y Chet no parecían las mismas personas que fueron de jóvenes. Bueno, siempre les recordaremos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Yo también soy de mar. A ver si ese mar que quieren poner en Madrid lo ponen pronto! je je je je

    Me han gustado los vídeos de los últimos suspiros de los gigantes. Bill Evans tiene los dedos hinchados. Chet está en las últimas. Y Lionel haciendo sus pinitos de abuelete. je je je. Billie como siempre, desgarradora.

    Me gustan las pocas palabras, una imagen vale más que mil palabras. Se le da demasiada importancia a las palabras...

    Besos, millones de besos, marinero.

    ResponderEliminar
  15. No, no eran las mismas personas pero tampoco tenían porque ser peores. A pesar de sus peleas y sus luchas con su mundo de adicciones y conflictos seguían intentando desbrozar el camino. Por cierto dado que el vídeo de Chet es muy largo es posible que pocos lo hayan visto entero por eso puede que se pierdan una escena que revela como tenía los nervios el músico en aquel momento. Está a a partir del minuto 25 y medio. Abrazos, Troglo

    Ni lo sueñes Esther, por mucho que ya tengan un lugar llamado playa de Madrid nunca lo conseguirán, antes pondrán el AVE con el último pueblo costero. Estoy de acuerdo, hay demasiadas palabras, demasiadas formas para denominar las cosas y poco interés en vivirlas. Ellos apuraron su vida hasta la última gota
    Bicos a miles desde un filo del Atlántico.

    ResponderEliminar
  16. Un mismo post en el que salen Billie Holiday y Chet Baker! Te sigo de jazz, perdón desde ya...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas