25 de ago. de 2011

Un mundo para Ray Nance

"Ray Nance nunca ha desafinado en su vida y ello lo convierte en único entre los artistas dedicados a la libertad de expresión en la música.
Cantante...

violinista...

cornetista...

y bailarín, ¡Ray lo tiene todo!
A pesar de lo brillante de sus solos, el éxito nunca se le subió a la cabeza.
Se trata de un artista nato y no hay trompetista que aborde el fraseo improvisado del "Take The A Train" sin caer en algunos de los pasajes originales ejecutados por Ray Nance en la primera grabación del tema.

Ray se unió a la banda en 1940 y estuvo con nosotros más de veinte años. ¿Qué más puedo deciros acerca de un hombre corto de estatura pero que destaca como un gigante sobre sus colegas y competidores?. Tan solo hay un Ray Nance en el mundo.
(DUKE ELLINGTON - La música es mi amante)

16 comentarios:

  1. En las Orquestas de Duke habían muchas megaestrellas. La que mas brillo después de Duke fué Johnny Hodges. Pero gente como Harry Carney, Paul Gonsalves, Louis Belson, Cootie Williams y este habilidoso musico Ray Nance, fueron puntales entre los muchos que pasaron por ahí y me parece que todos ellos tuvieron un "nivel superior".
    Sin duda se trata de musico completisimo que no esta en el lugar que se merece en la historia del jazz.

    ResponderEliminar
  2. Uno de esos grandes (junto a los nombrados por Kuto) que hicieron de la orquesta de Ellington "La Orquesta" por antonomasia

    ResponderEliminar
  3. Gran entrada Doc! un virtuoso en todo lo que hacía, un tipo con talento y con mucho swing! tocando instrumentos para mí maravillosos.
    En cuanto a Duke, que decir? si su charme, su música y su sonrisa lo dicen todo!!

    Besos!!
    gracias por acercarme nuevos músicos hasta mí :)

    ResponderEliminar
  4. Sin dudad un grande con todas las letras!!
    Además de ser eximio en los diversos instrumentos, transmite swing con todos ellos.
    Excelente entrada amigo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. En aquellas bandas hubo gente magnífica, que se dedicaron más a la orquesta que a tratar de triunfar en solitario. La de Duke tenía que tener algo, porque hubo mucha gente que pasó en ella muchísimos años.

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. Creo que merecìa de sobra un post, este gran mùsico multifacètico. Muy buena los temas elegidos, lo representan en todo lo que fue.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sacar del armario al injustamente sub valorado Nance, Doc.

    ResponderEliminar
  8. También estuvieron con él: Ben Webster, Jimmy Blanton, Cat Anderson y al principio el mismísimo Sidney Bechet entre muchos más. Quería rendir un homenaje a un músico que ligó su vida musical a la de Duke cuando tenía calidad suficiente para seguir una trayectoria propia en terrenos muy diversos. Saludos, Kuto.

    Sin duda, Dizzy. Algo tendría Ellington cuando consiguió que tanta gente de extraordinaria calidad musical le fuera fiel durante tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti por apreciarlo, Axis. Un poco de esa maravillosa orquesta siempre es de efectos balsámicos para quien quiere darle placer a sus oídos. Besos

    Era un hombre para y por el swing, amigo Augusto y elemento esencial en esa increíble big band. Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
  10. A mi también me resulta chocante como a ti, Troglo , que músicos de tal calibre como Johnny Hodges, Ben Webster, Gonsalves, Carney, Billy Strayhorn o Ray Nance pudieran ser fieles a esa orquesta incluso en momentos en que las big bands habían pasado de moda tras el triunfo del bop. ¿Qué les daba Duke?

    Gracias, Hector. Hay poca cosa en Internet donde poder descubrir las potencialidades de este instrumentista sacrificado y dúctil pero al mismo tiempo de gran personalidad musical.

    Hubo que quitarle un poco de naftalina pero mereció la pena, Armando.

    ResponderEliminar
  11. supongo dr que el duque les daba música (de gran calidad y por un tubo) y (al parecer) los hay/habia para los que esto esta/ba bien.
    me permitire recuperar/recordar a uno de los pocos que en este pais se ha dedicado al violin (antes fue saxofonista) salvador font mas conocido como "mantequilla" y padre del homonimo que tocando la bateria paso por crac, los míticos maquina!, los fabulosos musica urbana.... y musico de sesion como papap al fin.

    ResponderEliminar
  12. Qué gran época aquella de las bandas, había muchas y muy buenas, donde los músicos, en sus comienzos, aprendían muchísimo, todo o casi todo, después de un tiempo muchos se independizaban y lideraban sus propios grupos. Antes eran las bandas lo que hoy en día son las universidades y escuelas de música, con muchas diferencias, claro.

    Qué gran genio en todos los sentidos fue Duke Ellington, el Jazz el rendirá tributo siempre.

    Hermosa entrada dedicada a Ray Nance, querido Doc.

    ResponderEliminar
  13. Según dicen Duke también era un buen paliativo a las adicciones de sus músicos, la mayoría yonquis, alcohólicos etc...Cuando llegaban a la banda todo aquello se olvidaba en beneficio de una especie de conciencia musical colectiva que los liberaba de sus ansiedades particulares. Me suena el nombre de Salvador Font aunque me imagino que más por el hijo.

    Hola, Esther, veo que está de vuelta. Yo que soy algo romántico y bastante contrario al aprendizaje académico me quedo con los viejos métodos. Lo malo que tienen las instituciones dedicadas a la enseñanza es que generalmente , hay escepciones, crean un canon al que todo el mundo se acaba ciñendo en prejuicio de la espontanea creatividad de cada cual. Para mi Duke Ellington es el número 1 y luego vienen los demás.

    ResponderEliminar
  14. Estoy totalmente de acuerdo contigo , Doc. Decía el gran Dexter Gordon lo siguiente, después de haber pasado por infinidad de bandas en sus comienzos: "Veo la actual ausencia de big bands como un fuerte obstáculo para las nuevas generaciones. La experiencia que ganas con una gran formación no la puedes encontrar en ninguna otra parte. Es esencial y absolutamente imprescindible para un músico que empieza. Le ayuda a desarrollar su sonido, su entonación. La disciplina que aprendes en una gran orquesta no existe en los pequeños grupos".

    Dexter sabía lo que se decía, entre otras bandas tocó en la orquesta de Lionel Hampton, y sobre todo le marcó profundamente el tiempo que pasó en la legendaria orquesta de Billy Eckstine.

    Sigo pensando que me he equivocado de época y de país. ja ja ja ja

    Más saludos.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno lo de Dexter, Esther. Un dandy como él se hizo grande tocando con el público delante, al principio con big bands y luego en grupos pequeños. Además con la suerte de compartir escenario con los miembros de una generación irrepetible.
    Somos hijos de un tiempo y un lugar aunque tenemos derecho a dejarnos llevar a cualquier lugar a donde nos arrastre nuestra fantasía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. estoy con lo que no hay nada mas nefasto para el jazz (para hacerlo ortopedico aburrido....) que el academicismo. esa es la muerte del jazz y de la creatividad. y en eso estamos. aprovechemos los ultimos estertores. aun hay algunos musicos creativos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas