30 oct. 2012

Balada del que nunca fue a Manhattan

15 comentarios:

  1. Preciosas canciones. Todo lo contrario a un huracán. Ojalá Sandy se llevara por delante Wall Street, los mafiosos financieros y todas las agencias de calificación. Y que nos dejen en paz con la música.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que los huacanes siempre machacan a los mismos, ahí tienes Nueva Orleans como ejemplo: los barrios populares, de donde salió su legendaria música, arrasados y el centro financiero/político intacto.

      Eliminar
  2. el ny bohemio y el financiero las dos caras de una moneda. la furia de la naturaleza la pagaran los de siempre. poco miedo a que las agencias de calificacion aflojen el acelerador en su continua tocadura de pelotas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni siquiera creo que las agencias de calificación y todos esos pútridos poderes requieran de Nueva York para seguir haciendo sus tropelías. Ahora todo es una red global donde la información está en cualquier parte. No olvidemos que Internet nació desde Arpanet que era un sistema del Departamento de Defensa americano para en caso de conflicto bélico garantizar la seguridad de las comunicaciones entre los diferentes organismos.

      Eliminar
  3. Capítulo primero.- Manhattan ... Rapsodia in blue, como Woody Allen meeencanta.

    Capítulo segundo.- Siento los estragos del huracán, como ANGIE me encantaría que barriera de la gran manzana a todos los brokers y juppies que están vampirizando el mundo, pero va a ser que no...

    Capítulo tres.- Tooodo el mundo sabe... que Cohen es un poeta.

    Capítulo cuatro.- Nora Jones es una de mis debilidades ... graaaacias.


    Muaaaaakss gordo y feliz día, a pesar de los huracanes que nos arrasan por toodos lados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con tu novela de cuatro capítulos aunque añadiría que Cohen de tanto ser poeta va a acabar siendo profeta, por lo menos en lo relativo a esa maravillosa Everybody Knows que has puesto.
      Gracias a ti, resistiremos los huracanes.

      Eliminar
  4. Magníficos contrapuntos al desastre que estamos viendo estos días en la tele. Esa decadencia de la que habla Allen, y a la que ahora vemos víctima de un desastre natural, parece el resultado de un ajuste de cuentas divino: como Sodoma y Gomorra, sin ir más lejos.
    Dicen que Manhattan, como Venecia, es un lugar sentenciado; que más tarde o más temprano terminarán sepultados por las aguas. Con esa perspectiva en mente, las voces y los temas de las señoritas Wiley y Jones suenan más entrañables todavía, como una dulce y a la vez dolorida premonición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus bellas palabras, Rick. Lo que se le nota, o se le notaba al Woody Allen de 1980, era que no se podía sustraer a la relación de amor/odio con la ciudad en la que nació. Los años lo han apaciguado aunque no estoy muy seguro si es para bien.
      Es curioso lo de Manhattan, siendo un lugar tan moderno, la música que le represente suele ser especialmente nostálgica.

      Eliminar
  5. Me gustó mucho el especial "Manhattan". La elección fue precisa, especial ;)
    De las imágenes del desastre, paso.
    No suelo ver.

    Te mando un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Axis.
      Besos para ti también.

      Eliminar
  6. Hola!!! Vi tu blog y se me ocurrió que nos sigamos :) Si?

    Pásate por: http://jedentag15.blogspot.com.es/ y deja tu huella ^^
    Besoooos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que mi otro blog http://suicidasperezosos.blogspot.com.es/ está más en la línea del tuyo. Ahí estaría mejor tu enlace.
      Saludos

      Eliminar
  7. Parece que a los financieros y demás "chorizos" no les afectan los huracanes, se llamen Sandy o Manolo...
    El destructivo Sandy también pasó por Cuba y Haíti entre otros, dejando más de una veintena de muertos y por supuesto añadiendo más penuria a su situación.

    Besos Dr.
    Besos Dr.

    ResponderEliminar
  8. Manhattan seguirá, como si nada hubiese ocurrido (como canta Norah Jones). En otros lugares no ocurrirá lo mismo. Seguirán adelante pero teniendo presente y visible todos sus desastres.

    !que vida más rara!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, sinceramente creo que no les afecta ya que tienen bien consignadas en sus partidas presupuestarias y por lo tanto bien aseguradas, las incidencias posibles que podría provocar un huracán.
      En Cuba menos, pero en Haití la temporada de huracanes causa cada año un buen número de muertos ¿pero eso a quien importa?
      Recuerdo un seísmo que hubo en la zona de San Francisco con tres o cuatro víctimas mortales coincidente en el tiempo con otra catástrofe natural que hubo en Bangla Desh con miles de fallecidos y el diferente tratamiento que hubo entre uno y otro.
      Es un mundo desequilibrado.
      Besos

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas