16 abr. 2013

Los represores y las irreprimibles


"Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley dice. Y si quieren aprender alguna cosa, pregunten en casa á sus maridos; porque deshonesta cosa es hablar una mujer en la congregación". (San Pablo. Epístola primera a los Corintios)
"En 1656 Inocencio XI, no conforme con la prohibición que las mujeres no pudieran cantar en las iglesias, también prohíbe que se les enseñase canto y música“
"Las mujeres no deben ser parte de un coro; ellas pertenecen a los rangos del laicismo. Están totalmente prohibido los coros separados de mujeres excepto por razones serias y con permiso del obispo” 
(Decreto del 22 Nov. 1907 de la Sagrada Congregación para la Liturgia)
(En Irán) las mujeres tienen prohibido cantar pero, al igual que en casa de Maryam, las antenas parabólicas florecen por doquier para meter en los hogares el disfrute de lo prohibido. No son legales pero la Policía Revolucionaria hace la vista gorda o, sencillamente, no puede reprimirlo todo. (Norte de Castilla)
Al final, se pongan como se pongan...

5 abr. 2013

Incorrectas y maliciosas

Después de una entrada tan piadosa como la anterior, el cuerpo me pide irreverencia y provocación. 
Saquemos, pues, lo peor del ser humano a través de las canciones.
Son canciones gestadas en este país. Y bien famosas. 
Me hacen gracia porque desafían ciertas convenciones sociales con las que estamos familiarizados en estos tiempos. 
Inocentemente en muchos casos. En otros de forma maliciosa.
A los que lleven más tiempo leyéndome puede que les suene esta historia. Me he plagiado a mi mismo retocando una vieja entrada que publiqué en el Círculo de los Suicidas Perezosos hace ya unos cuantos años.
Esta entrada en realidad es solo un insignificante chiste.  Como casi todo en la vida.
A tiro de ratón, de clic.

Neboeiro de etiquetas