19 ago. 2013

Los efectos dañinos de la bossa nova

Si la recién fallecida Eydie Gormé lo tenía tan claro, siendo como era una cantante de mucho arrebato ¿quiénes somos nosotros para dudarlo? 
Pues sí, la culpa es de la bossa nova y si ella no lo dijo con más contundencia y prefirió ampararse en las ligerezas de la tonalidad poppy/yeyé es quizás por algo de miedo ante aquel monstruo carioca capaz de devorar todo lo musicalmente masticable.
Nadie duda del valor del género. Nadie duda de que era un desafío minimalista  a la extroversión sudorosa y descontrolada de la samba,  convertida en paradigma tópico de aquel enorme país en su versión hollywoodiense y frutera.
 

Pero seamos sensatos, el estilo creado por aquel triunvirato mágico formado por el diplomático juerguista y mujeriego, el tímido pianista de club y aquel extravagante guitarrista de voz susurrante tenía dos peligros:  
...su aparente facilidad y su invitación para que cualquiera lo hiciese suyo incluso en circunstancias de lo más adversas. Ese nos dice aquel al que llamaban "Joãozinho da Patu" en un tema arquetípico aparecido en el LP inaugural del género.  
Aquella era una respuesta irónica y cargada de sentido contra los puristas que veían en la bossa nova una música susurrante que podía cantar cualquiera.  Una respuesta valiente y democrática pero peligrosa ya que por aquel agujero se podía colar cualquier bicho. 
Luego vino aquella célebre reunión neoyorquina donde un siempre extraordinario  Stan Getz, pero necesitado de aire fresco, tras ser seducido por el entusiasmo de su amigo Charlie Byrd pergeñó con el matrimonio Gilberto un álbum que reventó las listas de éxitos.  
Siendo Getz/Gilberto uno de los grandes hitos de la música popular de todos los tiempos tenía una trampa dentro: desde el momento en que Astrud con su vocecilla insignificante canta dos canciones en inglés abre la puerta a toda clase de insensateces.  Músicos y cantantes norteamericanos se lanzaron a la vorágine. El capo Sinatra lo tenía muy claro y vio negocio. La gran Ella Fitzgerald en su época tardía asumió aquel repertorio ya estandarizado. Hasta hoy en día las grandes voces y las mediocres han usado y abusado de la bossa nova, pero casi nunca respetando su espíritu. La bossa nova no es una música sexy aunque pueda tener su toque, ni un género para cantantes perezosas/os, ni un repertorio para night clubs en París o Las Vegas y sobre todo, su territorio natural es el  portugués, el idioma que le da sentido y relevancia.  Al menos, eso pienso yo.

20 comentarios:

  1. "...E meu amigo, só resta uma certeza
    é preciso acabar com essa tristeza
    é preciso inventar de novo o amor..."

    Extracto de la Bossa "Carta a Tom" de Toquinho y Vinicius de Moraes

    Felicidades maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kuto.
      Vinicius, al que supongo autor de la letra, el lado musical era territorio de Tonquinho, tenía una habilidad innata para derramar su torrente de lirismo.

      Eliminar
  2. Bueno,amigo:¡gracias por la música, una de mis favoritas! "Desafinado" y Gal: ¿qué más?
    La bossa nova es una voz nueva, y como todo lo nuevo chocó con la incomprensión y hasta la condena del apoltronado clásico.

    Me gusta desafinar, me gusta la canción que puede cantar cualqiera aún a riesgo de desafinar, me gusta la respuesta democrática y peligrosa de un pueblo en tiempos en los que se nos hace callar la idignidad, me gusta hasta en inglés la bossa, me gusta la cadencia, las caderas, el pandeiro, la dulzura y la poesía infinita de la bossa en la que reverbera playa, mar, morro, fabela, Cristo Redentor, olor a alconafta el las ruas, caipira, milho cocido, camarao a milanesa,pobreza descalza, bikinis, zungas y garotas y garotos de Ipanema: me gusta!!! Y me gusta estar chega de saudade por la bossa nova, por la voz nueva que está naciendo en mí.

    La mejor de todas es esta, Krapp: Toquinho e Vinicius - A felicidade .¡Que la disfrutes!

    Muchos besos y gracias por el regalo ;)!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la Bossa Nova en su propia lengua, en su propio tono, en su ambiente y con su propio aire. Se ha cantado el tango en muchos idiomas pero nunca sonará igual que en la boca de un porteño o un semiporteño como Gardel. Se ha cantado en fado en ingles´pero me quedo con Amalia y sus maravillosas sucesoras actuales. Ahora los japoneses también cantan flamenco en su extraño idioma pero prefiero a Camarón o a La Niña de los Peines. ¿Es legítimo que se cante la Bossa Nova en ingles? Por supuesto pero entonces hay que aceptar que quizás "la cadencia, las caderas, el pandeiro, la dulzura y la poesía infinita de la bossa en la que reverbera playa, mar, morro, fabela, Cristo Redentor, olor a alconafta el las ruas, caipira, milho cocido, camarao a milanesa,pobreza descalza, bikinis, zungas y garotas y garotos de Ipanema" no aparezca.
      Muchos besos y muchas gracias por tu bello comentario

      Eliminar
    2. Voy a poner una excepción enorme a lo que te acabo de decir: el disco enorme de Bossa que hicieron Vinicius y Toquinho junto a la gran Ornella Vanoni en italiano. Eso es puro arte. Es fácil de localizar en la red.

      Eliminar
  3. Entiendo poco de Bossa aunque tengo un gran amigo que intenta inducirme a ella, ¿quién sabe, igual lo logra? Si encima te apuntas tú me veo perdida.

    Una de mis favoritas es esta Samba en preludio.

    Estoy escuchando a mi admirado Stan Getz y me está gustando requetemucho.

    Pienso como tú, el portugués es su idioma, como en el fado.

    Preciosa la de Gal Costa & Guinda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás esa Samba em preludio esté entre mis tres bossas clásicas favoritas. Es brutalmente emocionante pero perdería parte de su encanto cantado en otro idioma que no fuera el portugués, Esa dulzura y suavidad suena mejor y con más sentido cantado en ese idioma que compartimos los que vivimos por arriba y por abajo del Miño más los territorios de Ultramar, como se decía antes.
      Muchos besos, Laura

      Eliminar
  4. Como siempre, Krapp nos atraviesa con un bisturí propio de un neurocirujano, pero considero importante acotar que, como en todo, la mezcla inteligente y sensible, la interculturalidad, el respeto al otro respetándose a uno mismo, sin complejos ni prejuicios, el aceptar lo foráneo con sabiduría y combinarlo con lo propio, son el mejor caldo de cultivo para el nacimiento de constelaciones artísticas que son un orgullo para la humanidad…como la Bossa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nico.
      El bisturí no es demasiado afilado en este caso ya que creo en la mezcla provechosa y enriquecedora pero aceptando que el resultado no es igual a los diferente componentes que lo causaron. Es decir, el jazz-flamenco es jazz-flamenco y deja de ser solo flamenco o solo jazz. Además creo hay otro factor adicional bastante importante: no es lo mismo mezclar temas instrumentales que temas vocales. La música es más manejable por decirlo así y puede producir otras cosas, quizás los temas cantados sacados de su contexto propio pierdan mucha de su fuerza. Así lo siento yo.
      Creo que es un tema interesante para debatir y podría tener un espacio en tu estupendo programa de radio. Fusiones buenas y fusiones fallidas podría ser.
      Saludos

      Eliminar
    2. Acepto la propuesta Dr. Dé usted los lineamientos. Yo me anoto para tratar de defenderla Bossa.

      Eliminar
  5. ¿Falleció Eydie? No lo sabía, Que pena, Doc. No me digas que la cancioncita con los panchos en español no tiene también su encanto. De alguna manera podría culparla a ella de entender ahora algunas cosas relacionadas con el jazz...como esta magistral entrada. ¿No cantó también el bolero Usted de Zorrilla/Ruiz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Armando
      Murió el 10 de agosto. Me encantan esas canciones con Los Panchos y me traen entrañables recuerdos. Acabo de poner ese "Usted" en el Youtube. Es ella con mucho aparato orquestal detrás y casi sin acento.

      Eliminar
  6. Buuff vaya momento he escogido para visitarte Dr., justo como la bossa nova, bajita y susurrante como sin atreverme a decir nada, como si alguien durmiera y no se pudiera hablar alto por si se despierta de mal humor y se enfada ;))... Así me suena esta música...

    Aunque yo no creo que sea la versión no sudorosa de la samba, más bien creo que es la parte melancólica y dulce del fado que heredaron los brasileños de sus colonos portugueses y afloró con ella... Todos los pueblos tienen su ritmo suave, como de llorar bajito, de acariciar suave ... por eso no es fácil de interpretar, hay que sentirlo mucho más que otros ritmos para trasladar esa sensación y no resultar monótono y aburrido... la suavidad, por raro que parezca, suele aburrir... no todo el mundo la soporta.

    ... Por eso la mezcla de bossa nova y saxo suena taaan bien, no existe un instrumento que llore en bajito y acaricie suave, mejor que él...


    Muchos besos Dr y gracias por las caricias en música.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era música para pequeños e intimistas clubs nocturnos. No sé podía, ni se puede, cantar a gritos como obliga el Carnaval con sus percusiones, sus bailes y sus marchas por la calle.
      Sí, estoy de acuerdo en que hay algo de fado en sus músicas y sus letras pero sin ese lado trágico de éste.
      Supongo que cada música corresponde a diferentes espacios; la samba es la certeza de la fiesta, la bossa nova podría ser la música de la resaca cuando todo se ha calmado y llega la duda y la reflexión.
      Saxo y samba se llevan bien cuando aquel opta por la suavidad y desdeña el frenesí.
      Muchas besos y gracias a ti.

      Eliminar
  7. Vuelvo para completar mi comentario a tu excelente entrada amigo K.

    Creo que la bossa fue el destilado de un magico cocimiento hecho por jovenes inquietos y talentosos (Jobim, Joao Gilberto, Vinicius entre otros) . El cocido es una sopa de variados ritmos (africanos, folklóricos y autóctonos) ; de cool jazz, de fado, de música clásica; de poesia, de bohemia; de universidad; de las emociones y pensamientos que producen los paisajes naturales y culturales del Brasil... del afán de ser auténticos y reconocerse en un lenguaje personal... en fin, de muchas cosas.
    El resultado fue un producto autentico, nuevo, abierto y universal, que aunque sea interpretada en otro idioma o por artistas extranjeros siempre llevara el sello distintivo del Brasil.
    Esas armonías disonantes, tan sofisticadas, como de apariencia formal sencilla, conquistaron el alma de muchos " desafinados " del mundo (entre los cuales me cuento).... A mi es una música que me trasmite belleza y me produce bienestar.
    ¡Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto es un cóctel como dices con tan bellas palabras, amigo Kuto. Por lo tanto si le quitas un componente tan esencial como el idioma pierde parte de su naturaleza. Ojo, hablo de la Bossa Nova cantada no de la la Bossa Nova instrumental. Además es indudable que fue usada dado ese sincretismo de que hace gala para relanzar carreras musicales de artistas que por decirlo de alguna manera habían y han agotado el Songbook de standards americanos. A mi también me gusta mucho la Bossa Nova, por eso no quiere que la destroce cualquier Diana Krall del tres al cuarto solo para vender unos pocos más de discos.
      Salud

      Eliminar
  8. Diga usted que sí, herr doktor. Los europeos solemos tener una idea muy estereotipada de la bossa nova, y tal vez nunca hayamos llegado a desmenuzar una música que es el sentimiento de todo un país. En cierto modo, tiene una posible comparación con algunos palos andaluces que a los de fuera nos cuesta entender.

    Porque entre otras cosas, es un género mucho más amplio de lo que parece, y tal vez nos hayamos quedado en las ramas: Getz, Gilberto, Gal Costa y toda esa gente que aparece en esas estupendas muestras que nos ha regalado. Recomiendo fervientemente un pequeño repaso a aquella corriente de finales de los años 60 llamada Tropicalia, un "invento a medias" de Caetano Veloso en el que participaron muchos de estos señores junto a otros personajes cercanos a la psicodelia como Os Mutantes: hay un disco con ese mismo título donde se demuestran las inmensas posibilides del género y que, con el paso de los años, se ha convertido en un tótem para espíritus inquietos.

    Y totalmente de acuerdo con su apreciación sobre el idioma: esta música pierde su encanto sin el portugués, que por su fonética es un instrumento más del conjunto. Volvemos a los andaluces: ¿qué sería el cante jondo sin ese tipo de voces y sintaxis? O los cantos africanos, o la gran mayoría de los géneros tan raciales, tan interiorizados por su pueblo...



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los americanos no creas que tampoco le han hecho muchos favores a la Bossa Nova cantada salvo y no es poco conseguir ampliar su difusión por el mundo.
      Conscientemente he tocado a los tres grandes artífices de la Bossa Nova y no he hablado de sus derivados de donde salió Elis Regina, la mejor voz del género.
      El grupo Tropicalia es fundamental en llevar en acercar la Bossa al rock así como otros la acercaron a la música folklórica brasileña o previamente al jazz. Caetano, Gilberto Gil o Rita Lee y sus Mutantes son figuras claves en ese proceso. De ahí derivó todo lo demás.
      Obviamente suscribo palabra pro palabra tú ultimo párrafo.
      Saludos

      Eliminar
  9. Soy un gran admirador de los musicos brasileños, especialmente de aquellos que crearon esa hermosa y sentimental musica la "bossa nova". Grandes musicos de jazz introdujeron en sus repertorios esos hermosos temas. Me parece que de todos los géneros musicales la bossa nova es la mas se ha afianzado con el jazz.
    Un cordial saludo Dr.Krapp

    ResponderEliminar
  10. Ya sabía que eras aficionado a la música brasileña. No hay nada que objetar y si alabar la capacidad del jazz instrumental para entroncar con el género aprovechando lecciones pasadas. Como sabes, el cool tiene mucho que ver con la bossa nova, siendo inspiración para sus iniciadores y permitiendo el trasvase natural de algunos de los practicantes de ese estilo a la nueva música brasileña. Por eso mi crítica, por decirlo así, va dirigido hacia el jazz vocal y los cantantes que se pueden identificar con ese género y no contra los grandes instrumentistas que no han dado verdaderas joyas en el género desde el ya mítico disco de Stan Getz y Joao Gilberto.
    Saludos cordiales, Héctor.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas