4 ago. 2013

¿Por qué arde el blues a 9 bajo cero?

Es todo un misterio de la naturaleza, pero con estos calores agosteños de media tarde, cuando todo el mundo anda perdido por ahí dormitando la siesta cerca de alguna playa,  no tengo demasiadas ganas de desvelarlo.
Nine below zero es una joya imperecedera de ese bluesman misterioso llamado Alex "Rice" Miller,  conocido por todos como Sonny Boy Williaamson II, un tipo al que le dediqué una entrada en su día y que como entonces, me sigue sugiriendo la figura de uno de esos viejos enterradores que aparecen  en los westerns polvorientos y crepusculares de las últimas décadas.
¿Es éste celebérrimo tema, que incluso ha dado nombre a un afamado grupo inglés, una de esas prueba de fuego que te permiten ser considerado un buen bluesman? Muchos hechos lo corroboran, ya que desde su aparición en More Real Folk Blues (1967), junto a otras piezas memorables de Williamson como Help Me o Bye Bye Bird, ha pasado a formar parte del repertorio de los más grandes 
Espero que después de estos vídeos mis amigos de este lado del mundo se sientan más frescos y los que estáis abajo, en plena invernía, podais descubráis las virtudes de los buenos refugios cuando afuera el frío puja por adueñarse de todo. Para estar más seguros podemos apretar un poco más y llegar a la friolera de los 10 bajo cero y ver lo que ocurre. Además en español, con una letra muy propia para estos tiempos y a cargo de un grupo pionero del género en España.

10 comentarios:

  1. Con su permiso Dr. paso un ratito por esta, su casa. Quería agradecerle por una nueva entrada dedicada al blues. Lo mismo que usted, no he logrado juntar ánimos como para desentrañar el misterio, por lo que me dediqué a escuchar las versiones por aquí seleccionadas de uno de los clásicos de Miller, a quién también apodaban “The Goat” ¿No hace falta explicar la razón, verdad? Yo pienso que el gran mérito de quienes son considerados maestros del blues es, justamente, el haber creado esas piezas que por su propio peso son tomadas como ejemplo y versionadas infinidad de veces. Algunos grandes bluesmen, como Skip James, por ejemplo, solo grabaron uno o dos discos (Tommy McClennan, por mencionar a otro, aunque menos conocido, creó otro de los clásicos del blues, el “Deep Blue Sea Blues”). Me ha gustado mucho la versión de los Canned Heat, quizás porque el blues, a cuanto más despojado, mejor. A Muddy Waters lo considero “La Voz” dentro de este, mi género musical preferido (que me perdonen John Lee Hooker y el gran Howlin’ Wolf). El blues en español siempre me suena raro, quizás porque se pierde la rima que es, en definitiva, parte de la música. Gracias, nuevamente, Dr. Espero que refresque un poco por esos lares, y que lo siga pasando bien.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he pasado por blog y me ha gustado, Sinuhe. Iré a menudo a visitarte.
      La capacidad que tiene el blues para ser interiorizado por los que los que lo escuchan con cierta atención es inalcanzable para otros géneros músicales, por esos los temas de los grandes creadores son versionados una y mil veces. Respecto a la escasez de discos grabados por los bluesmen legendarios hay que pensar que hubo un vacío enorme, causado por la Gran Depresión y la Guerra, entre las primeras grabaciones de finales de los 20 y principios de los 30 y las que se empezaron hacer de nuevo a finales de los 40 y principios de los 50. Los que sobrevivieron a la primera oleada eran hombres curtidos y desengañados alejados en muchos casos del mundo musical. Los nuevos en cambio tenían que luchar con la fuerza adquirida por otros géneros hijos del blues y la cosa no hubiera mejorado si no fuera por la pasión que los jóvenes músicos británicos tenían por la vieja música del Misisipi.
      Estoy de acuerdo en que el blues cuanto más despojado, pero con una buena base rítmica detrás, suena mejor.
      Gracias, aquí llevamos unos días refrescados de más.

      Eliminar
  2. El blues es la vida, a bajo cero o con ola de calor. Escuchas ese Nine bellow zero e inmediatamente la vida cobra un ritmo sensual y que toma el tiempo necesario para decir lo que tiene que decir. Ninguna versión como la de Sonny boy... y te puedo asegurar que he escuchado todas varias veces, me acompañaron anoche mientras tecleaba hasta la madrugada...

    Frío y blues?? No concibo nada mejor en estos momentos...

    Petons... molts!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es justamente lo que es el blues para muchos, por lo menos para mí. Una música que ayuda a reconciliarte contigo mismo y a recoger y agrupar las energías perdidas. Me atrevo a decir que tiene efectos taumatúrgicos sobre nuestra sensibilidad y que nos libera, como liberaba a aquellos negros que vivían en condiciones infrahumanas pero que gracias al blues se sentían poderosos.
      Besos de entretiempo.

      Eliminar
  3. Quizá preferiría la medianoche en vez del mediodía para escuchar el repertorio que propone, pero sin lugar a dudas la música que propone no tiene fecha ni hora. ¡Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La medionoche favorece al blues pero aún nos es mediodía, estoy escuchando blues y realmente le sienta bien a la mañana.
      Encantado de leerte de nuevo, Bubo.

      Eliminar
  4. vicente harmonica zummel mas que un pionero es todo un difusor del blues en barcelona donde durante años ha mantenido tmabien programas de radio. por aqui lo programamos varias veces (una de ellas con una prometedora vocalista que luego se independizo "big mama" montse pratdesava.) eran los años que por madrid estaba la tonky blues band o la dolphin blues band en pais vasco y recuerdo que por mallorca tambien hbia una banda con renombre. buenas bandas para pasar divertidas veladas de blues

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pionero o difusor a veces se pueden ejercer ambas funciones. En España tardó mucho en haber grupos específicos de blues y más bien los grupos sesenteros y setenteros tendían a tener algún blues en un repertorio poblado con readaptaciones de temas pop o rock. Te pongo un nombre más en tu listado. Un grupo callejero, cachondo y popular de mi tierra, Coruña, que con pocos medios han sabido hacer cosas realmente simpáticas:
      Miki Nervio & The Bluesmakers

      Eliminar
  5. Lo siento muchísimo Dr, ya sabes que el blues y yo, no somos muy amigas, debe ser que lo dejo hervir demasiado y se me pasa del punto de congelación... al aburrimiento soberano y lo digo pidiendo mil perdones, es tan lineal y repetitivo en el ritmo que no.. definitivamente no consigo cogerle el punto ... a mi me deja fría como un témpano esta música... y de veras lo siento, me gustaría apreciarla, pero no soy capaz.

    A ti sí que te aprecio y casi siempre me derrites viva aquí así que te agradezco el fresquito igualmente:-)

    Muuuchos besos y ánimo con lo que resta de verano, para mi empieza de verdad ahora... todo llega en esta vida, si tienes fe;))

    ResponderEliminar
  6. ¿Tú por qué crees que este blog se llama Sinfonía Azul y no Sinfonía Añil o Sinfonía Malva?
    No soy quien para defender el blues que se defiende bien por si mismo y además es cuestión de gusto y sensibilidad individual en lo evidentemente no debo entrar. Yo seguiré siendo un humilde aficionado a este género que siempre me ofrece buenos motivos para sentirme mejor.
    Muchos besos y disfruta de tu verano.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas