4 nov. 2010

8 minutos y 20 segundos para la cumbre

Algunos deportistas alcanzan la gloria en pocos segundos. Otros requieren más tiempo. Les McCann necesitó 8 minutos y 20 segundos para llegar a la cumbre aunque él no era atleta.
Era el 21 de junio de 1969 y se quería cerrar el plácido festival de jazz de Montreux con una jam sesión improvisada. Un lugar privilegiado, al lado mismo del majestuoso Lago Leman, con un público entusiasta y con ganas de entregarse a la música. El grupo que subió al escenario estaba encabezado por un pianista y cantante de relativo prestigio. Les McCann era un hombre, sigue siéndolo, de genuinas raíces jazzísticas pero que gusta de beber en otras fuentes musicales: el blues, el soul, el funk. Pertenece a esa raza de músicos que se impregnan de los sonidos que están naciendo en la calle. Cannonball Adderley podría ser su modelo, aunque Lee en su momento rechazó la oferta de tocar en su grupo. Siendo fiel a la calle también era un firme defensor de los derechos que se reivindicaban en ellas a finales de los 60: la lucha contra la discriminación racial y contra la guerra del Vietnam en primer lugar.
Aquellos músicos que empezaron a actuar en la noche suiza apenas se conocían. No habían ensayado antes. Benny Bailey, el trompeta, reconocía que no sabía lo que iban a tocar. Por su parte Eddie Harris, el saxofonista, decía que tenía que mirar a Lee McCann para saber cuando tenía que cambiar de acordes. 

La actuación fue recogida en un disco, Swiss Movement, ue pasa por ser una de las grabaciones de jazz en directo más legendarias de todos los tiempos.
El primer tema, Compared to What, es una composición de Gene McDaniels que había aparecido en el primer disco de una joven cantante descubierta por el propio Lee en un club de Washington: Roberta Flack. Cantando la pieza, McCann se permite algunas licencias con respecto a la letra original e incluso acentúa la crítica feroz a lo que está pasando en Extremo Oriente. La música, comienza con un homenaje al entonces popular Age of Aquarius de la ópera-rock Hair. Luego todo es vibración, intensidad, calor y culmina en una apoteósica resolución final. 

8 minutos y 20 segundos para encumbrar una carrera pero también para encadenarla para siempre a un tiempo mínimo, preciso e irrepetible. 
¿Merecerá la pena? 

16 comentarios:

  1. Es curioso como un éxito te puede, casi, casi, hundir. Hizo cosas buenas después, pero "como el concierto aquel de Montreux, nada". También Les empezó a concentrarse más en cantar y perdió un poco el interés de los aficionados de jazz. Creo que todavia da guerra por ahí, cantando y tocando.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Les McCann, un buen pianista, un mejor cantante y también compositor, que sigue haciendo presentaciones. Tengo un álbum de él con el cantante Lou Rawls, titulado "Stormy Monday" del sello BluNote, grabado el año 1962. Donde se aprecia su calidad como cantante.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Curioso que los músicos apenas se conocieran y no hubieran ensayado antes y aún así fue un concierto y una grabación de jazz en directo legendaria. Estas cosas ocurren una vez en la vida. Les McCann siendo un gran músico de jazz prefirió a la larga hacer una carrera más comercial y llegar a un público más amplio.

    Por cierto, el cartel me ha sorprendido, me gusta, sin embargo no entiendo el poner una ilustración de una mujer joven desnuda de espaldas con una trompeta, me resulta de lo más curioso porque no le veo ninguna relación con el festival. Por lo que veo se aprovecha cualquier motivo para mostrar el bello cuerpo de una mujer joven aunque sea en una ilustración elegante y sugestiva. Sigo sin ver la relación.

    Un abrazo, amigo Doc.

    ResponderEliminar
  4. Discrepo de lo que manifiesta Esther: la música es bella, igual que la mujer. ¿Tienen o no denominador común?

    ResponderEliminar
  5. estoy contigo, esther, el cartel mas o menos gracioso pero tambien mas o menso gratuito.
    quienes prefirieran hacer carreras comerciales antes que jazzisticas... antes que entrar a hacer sangre me limitare a nombrar (perdidos en el tunel del tiempo) por ejemplo a django. no a django reinhardt, sino al cantante. o a rudy ventura. o donnah hightower o....

    ResponderEliminar
  6. Este video sí que tiene groove!!!!!!!!!
    Afortunadamente soy de aquellos que disfrutan el jazz tanto como el soul, el blues, y toda música de raíz afro americana (incluyendo América Central y del Sur).
    El tema arranca con un simple ostinato, pero que tiene toda la onda, de todas formas cuando empieza a cantar es como si el cielo se abriera.
    Formidable!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Es indudable, Troglo, que era un buen cantante y muy apto para el soul que estaba en boga en aquel momento. También experimentó con la instrumentación electrónica.

    Ese disco que citas es muy bueno, Hector y hay que ver lo bien que combina la voz de Rawls con el piano de McCann.

    ResponderEliminar
  8. Solo un cúmulo de circunstancias aparentemente contradictorias dieron origen a esa grabación lo cual le da más valor a lo conseguido. Respecto al tema de la ilustración, Esther, a mi me recuerda a aquellas imágenes modernistas en la onda de Toulouse -Lautrec. Hay muchos discos de jazz donde aparecen mujeres bonitas, Miles ponía modelos de pasarela, sin que tuvieran relación con el contenido.

    Un visión muy respetable la tuya, Luis

    ResponderEliminar
  9. Jesús, el cartel es el producto de una época a finales de los 60 donde se llevaba una especie de sofisticada estética pop.
    No estoy de acuerdo con determinadas jerarquías musicales. Dejando de lado la música hecha para el puro consumo inmediato ¿quién dice que la música soul, el funky, el groove en general, es de rango inferior que el jazz solo por qué vende más discos?
    ¿Acaso Marvin Gaye, The Staples Singers, Bobby Womack o Curtis Mayfield son menos por vender más que nuestros venerados jazzmen?

    El groove sale por todos sus poros, . Es un tema imponente que salva las barreras sin prejuicios ya que se produjo espontáneamente lejos de los compartimentos con los que intentamos encauzar la música.

    ResponderEliminar
  10. El groove sale por todos sus poros,Jazz. Es un tema imponente que salva las barreras sin prejuicios ya que se produjo espontáneamente lejos de los compartimentos con los que intentamos encauzar la música.

    ResponderEliminar
  11. Dr.... Estos 8:20 m. han alimentado en el dia de hoy mi espíritu sediento de belleza.... Ahora voy a alimentar mi estomago que es hora de cenar

    Abrazos jazzeros

    ResponderEliminar
  12. Espero que hayas tenido una buena digestión aunque a estas alturas ya no quedará huella en tu organismo de aquello que te llenó. Hacemos tanto esfuerzo para nada.

    ResponderEliminar
  13. Oye Doc.
    Te paso este enlace. Esta era Lady gaga antes de serlo, es decir, antes del pacto con entidades diabólicas. Me interesa mucho tu opinión.
    Stefany Germanotta.

    ResponderEliminar
  14. Lady Gaga es una buena cantante Tor. También lo es Madonna, con la que tiene tantas concomitancias, Christina Aguilera y por supuesto mi adorada Amy Winehouse. Lamentablemente para triunfar hoy en día a lo grande si no te conformas con los pequeños circuitos debes rodearte de un estrambótico envase o una vida muy alocada y cuore.

    ResponderEliminar
  15. Bonita historia esta de McCann, Doc, con su era de aquario, Hair Roberta y todo. Un buen cantante y pianista. Esos días del concierto creo fueron también los de Woodstock. Vivía yo en Manhattan y recuerdo haberlo escuchado algunas veces en la radio o en rockola.

    ResponderEliminar
  16. Buenos tiempos aquellos y este tema refleja bien ese entusiasmo que se ha disipado en estos tiempos de frío academicismo musical. Estamos en tiempos en que a veces la biografía de un músico se parece más a un monótono listado de diplomas.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas