2/7/2012

Fútbol y música: ¿una extraña pareja?

Al final ganamos la Eurocopa. ¿Ganamos? Una de las peculiaridades que distinguen al fútbol de otros deportes es el uso que se hace de la primera persona del plural. Algún compatriota gana Wimbledon o el Tour o la Formula 1 e incluso el campeonato mundial de baloncesto o una medalla en balonmano pero si se trata de fútbol, ganamos nosotros.
¿Cómo escribir de fútbol a personas que pueden verlo como un espectáculo escapista y manipulado en el que masas amorfas e inconscientes abandonan sus verdaderas preocupaciones y se entregan a una pasión ridícula y banal llena de patriotismo barato, banderitas de colores y pretenciosos himnos "chunda-chunda" que satisfacen emociones simplonas? 
Pues bien, aunque suene extraño, una posibilidad es escuchar algo de su música. Como el fútbol mismo, la música es pasión y ha habido momentos en que esas dos pasiones se han entrecruzado con buenos y hasta excelentes resultados. 
Pongamos un caso. Alfredo da Rocha Viana Filho, más conocido como Pixinguinha fue un saxofonista, flautista y compositor considerado uno de los  grandes pioneros de la música popular brasileña desde  sus comienzos a finales de los años 10. Aunque los puristas lo acusaron de estar demasiado influenciado por el jazz, fue el  hombre que le dio una forma contemporánea  al choro, música de raíz popular nacida en las primeras décadas del siglo XIX.  Una de sus primeros éxitos también fue  uno de los primeros temas que toman al fútbol como protagonista. Su título no puede ser más revelador. Seguimos en Brasil. A veces el fútbol puede servir como pretexto para hablar de otras cosas. Canta Elis Regina, que no se puede ser un perfecto goleador como Pelé porque la perfección es solo una meta. Como mucho se puede ser Tostão -mediocampista clave de aquel Brasil de ensueño del 70- y poder marcar gol alguna vez. Un tercer y ultimo tema brasileño compuesto e interpretado por Jorge Ben en homenaje a un futbolista casi desconocido si no fuera por un gol y por la canción que lo inmortalizó para siempre. Vayamos a la decrépita Europa. De este continente lo que más me gusta en el territorio musical-futbolero son esos himnos de los clubs ingleses cantados en sus vetustos estadios con emoción infinita. El más ilustre de ellos, el que más se ha popularizado, el más emocionante para muchos oídos es un viejo tema compuesto por Rodgers y Hammerstein para un musical de Broadway. Convertido en un standard universal fue cantado entre otros por Frank Sinatra, Mahalia Jackson, Ray Charles, Elvis Prestley y sobre todo por un grupo del merseybeat, el sonido de Liverpool, contemporáneo de los Beatles: Gerry and the Peacemakers. Adoptado como propio por los hinchas del Liverpool F.C. pasó a formar parte de su escudo y de la verja de entrada a su estadio de Anfield Road. El Crystal Palace es un club londinense de no muy brillante historia pero que adoptó como himno un tema de The Dave Clark Five, un excelente grupo beat de los 60. David era un forofo del Crystal Palace desde su infancia. I'm Forever Blowing Bubbles es una canción de 1918 y también procede de Broadway. Interpretado por muchos grupos, incluyendo a la Original Dixieland Jass Band, era un tema que triunfó en los salones de baile de los años 20. Su letra algo cursi  ha propiciado que sea parodiado en múltiples ocasiones, por ejemplo por parte de Harpo Marx.  Es el  himno del West Ham United. Para el final, Maradona. Hay muchos canciones sobre este "barrilete cósmico", pero me quedo con la que interpretó Manu Chao en el documental divinizador -y falso diría yo- que le dedicó Emir Kusturica.

26 comentarios:

  1. Borges decía "El fútbol es popular porque la estupidez es popular". Borges considera al fútbol feo estéticamente. "Once jugadores contra otros once corriendo detrás de una pelota no son especialmente hermosos". También llegó a decir que el fútbol es fundamentalmente agresivo, desagradable y comercial. "La idea que haya uno que gane y que el otro pierda me parece esencialmente desagradable. Hay una idea de supremacía, de poder, que me parece horrible". Y sobre las implicaciones políticas de este deporte, las opiniones de Borges son implacables. "El fútbol despierta las peores pasiones. Despierta sobre todo lo que es peor en estos tiempos, que es el nacionalismo referido al deporte, porque la gente cree que va a ver un deporte, pero no es así". Pero, como ya te lo dije antes Doc, todas las situaciones de la vida tienen música, y por eso que me animo a aportar a los maravillosos videos que elegiste este otro del gran Chico Buarque, http://www.youtube.com/watch?v=NjM8mKsCJtI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Nico. Mientras contesto a tu comentario estoy viendo a la selección española de fútbol paseándose en un autobús descubierto por Madrid e inevitablemente soy feliz. Yo sé que mañana el mundo seguirá siendo una trampa y que en España seguiremos estando todos con la soga al cuello. Un incendio forestal arrasa Valencia, nos amenazan con subirnos los impuestos indirectos. También subirá la luz, el agua, el gas, todo. Muy pronto muchos de nosotros iremos a engrosar la listas de desempleados etc...pero hoy soy feliz y mi querido Borges, del que he leído casi todo, también sería feliz si estuviera hoy en medio de esos niños y viejos, de esos obreros o banqueros, de esa gente de izquierdas o de derechas, de esos del Madrid o del Barça, de esos catalanes, gallegos, andaluces, canarios, castellanos que son felices de forma efímera porque un equipo ha ganado un campeonato. Pocas cosas proporcionan esa felicidad. La música es una de ellas, el fútbol otra y las dos me llenan.

      Eliminar
  2. Para mi Borges tiene bastante razón. No conocía su opinión hasta ahora y la veo acertada. je je je je Y ya la histeria que se crea en torno al fútbol, como ayer, es una gran exageración. Otra cosa muy distinta es que haya compositores, músicos, cantantes que les guste el fútbol y les dediquen temas, canciones. Como los vídeos que nos has puesto. Lo veo estupendo y magnífico esa pasión al fútbol utilizada con inteligencia y raciocinio.

    Ayer un pesao por la noche debajo de mi casa con la bubucela no nos dejó descansar. Debió pensar que era divertido celebrarlo así. Otros miles se emborracharon por las calles montando broncas.... para celebrarlo...

    Propongo a Del Bosque como Presiente y abajo Rajoy.

    Soy una apasionada del tenis pero eso no significa que cada vez que gana Nadal un Grande... agarre la bubucela y me ponga a soplarla de manera histérica y creyéndome que sólo cuento yo. Mira, yo apoyo las minorías y el respeto. Y la histeria colectiva no puedo con ella.

    Aquí se mueven las masas por el fútbol pero... con la cantidad de problemas que tenemos ahora mismo, nadie mueve un dedo. Entre otros, los bosques valencianos están ardiendo miles de hectáreas. Eso es independiente a tu entrada que es magnífica como siempre.

    Un abrazo enorme, Doc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borges era un tipo maravilloso aunque muy clasista y tremendamente provocador. Todo lo que oliese a popular le daba alergia. Odiaba el tango que consideraba populachero y reivindicaba la milonga. Tuvo una famosa bronca con Astor Piazolla al que llamaba Astor Pianola mientras que éste lo consideraba sordo e ignorante.
      Sé que no te gusta el folklore que rodea al fútbol. A mi que tengo que madrugar tanto, tampoco me gusta que me den la tabarra con los pitidos y las bubucelas pero como decía Vázquez Montalban: "El fútbol me interesa porque es una religión benévola que ha hecho muy poco daño" No solo no ha hecho daño si no que consigue que gente muy diferente disfrute de un momento de felicidad pasajera. Por llorar más por las cosas que pasan no vamos a solucionar antes los problemas. Tanto a ti como a Nico os recomiendo este libro que aquí tenéis completo. Es de un tipo nada sospechoso llamado Eduardo Galeano.
      Un gran abrazo y gracias
      http://www.bsolot.info/wp-content/uploads/2011/02/Galeano_Eduardo-El_futbol_a_sol_y_sombra.pdf

      Eliminar
  3. Reconozco que no soy muy futbolero. Aun así, me gusta ver de vez en cuando algún partido de esos "de altura" (ya sabe, un Italia-Alemania, un Madrid-Manchester y cosas de ese tipo). No tengo ni idea de las tácticas, que para mí son un arcano. Pero si nos vamos al otro aspecto del asunto, su tirón popular, estoy de acuerdo en que hechos como el de ayer revitalizan un país. Ya sé que los "intelectuales" suelen despreciar este tipo de hechos tribales (y aun así, no todos: Borges tiene su Cortázar, que se diferenciaba de él en muchas otras cosas aparte de su militancia política). Pero a un país como España, que actualmente está sumido en la depresión, le ha venido muy bien esa victoria. No nos va a arreglar la vida, los problemas mañana seguirán siendo los mismos; pero cualquier psicólogo sabe que los humanos necesitamos de vez en cuando una válvula de escape, algo que nos haga soñar por un momento. Así que, aunque yo me sienta un poco distante de estas cosas, nunca se me ocurriría reirme de ellas.
    Y me ha sorprendido esa pieza de Tania María: tampoco es que sea lo mío, pero su ejecución es perfecta. Y ese "Glad all over" es una de las piezas cumbre de un grupo, los 5 de Dave Clark, que, como el fútbol, tuvieron que sufrir la indiferencia, cuando no el desprecio, de los "altos especialistas" en música moderna. Papilla pop para la masa, decían. Cuando este tipo de canciones son para algunos el equivalente al fútbol para otros.
    Pero ya sabe usted que hay gente muy seria por el mundo. ¿Con qué se distendirán cuando andan muy apretados, me pregunto yo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora los intelectuales están muy divididos respecto al tema del fútbol. Por verdadero interés o quizás por oportunismo muchos elogian este deporte aunque el primero, como en tantas otras cosas, fue Albert Camus:
      "Porque, después de muchos años en que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol, lo que aprendí con el RUA, no puede morir."
      Suscribo tu comentario sobre lo que ha supuesto esta victoria que hoy ya suena lejana.
      Esos de los que hablas no se distienden nunca, tienen que mantener su estreñida dignidad a buen recaudo.

      Eliminar
  4. Es curioso lo que me está ocurriendo a mi con este tema Dr., sabes muy bien como pienso y sin embargo, ocurre que cuando empiezas a ver un tema desde diferentes perspectivas, lo que tenías clarísimo, empieza a difuminarse...me temo que en esta confrontación desatada entre futboleros contra no futboleros, lo que menos importa es el fútbol.

    Hablamos de una pasión y como toda pasión, los que la viven, nunca son, ni serán comprendidos por quienes no la viven.

    Me he dado cuenta que tan inexplicable es para mi ver a la gente gritar como una posesa cuando marcan un gol España, como supongo seré yo para esa misma gente si me ven moquear en la ópera o demelenarme con Bruce ¿tiene la pasión explicación? supongo que no.

    Hay mucha diferencia entre que te guste algo y que te apasione algo, esa diferencia justifica todo lo que sucede. Ocurre que aquí apasiona algo a muchísima gente, el fútbol.

    No creo que sea ni más violento, ni peor, ni mejor que cualquier otro deporte, simplemente es mayoritario y a todo aquel que le aturden las masas, esto lo coloca enfrente.

    En tiempos difíciles, cruje ver esto, cuando necesidades perentorias no despiertan el más mínimo interés, es cierto. A pesar de ello, tienes razón en que sea cual sea el motivo, entre tanto pesimismo y agonía ¡¡es un gustazo ver a la gente feliz y disfrutando, aunque sea sólo por unos instantes!! no todo va a ser hacernos el harakiri :-)

    Me debes una, por defender tu tesis, siendo una antifubolera acérrima. Sólo por esta vez, conste:-)

    Y sólo por esta vez, no te hablaré de música, pero me la quedo, si no te importa.


    Muchos besos Dr... me alegro mucho que hayas sido feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pasión no tiene explicación porque no entra por la cabeza prefiere las vísceras. Por eso cuando nos tocan una pasión reaccionamos con las vísceras.
      La gente bebe para olvidar ¿dicen, no? Quizás también el fútbol sea un buen brebaje para el olvido. El fútbol y un concierto del Boss de 3 horas y 45 minutos donde el sudor te pega la ropa al cuerpo y saltas y saltas.
      Joder ¿eso es la verdadera vida, no? Lo demás parece es un miserable sucedáneo que se justifica por esos mínimos momentos de éxtasis.
      No te debo una, te debo un montón porque sabes llegar al meollo de los asuntoa y verlos desde perspectivas muy diferentes a la tuya propia. Ya está, te contrato como abogado para mis muchos y merecidos pleitos.
      Muchos besos, preclara María.

      Eliminar
  5. Felicitaciones Doc. Sumando esto a lo del Depor (creo que subió otra vez), pues hay razón para estar contento un par de días.

    Hace un tiempo vi por la tele un programa de Punset donde se planteaban sesudas tesis, antítesis y síntesis sobre este tema, pero la verdad es que me parece más entendible y ameno tu acercamiento musical.

    También en el sector al que perteneces se dan esos entrecruces con la música. Recuerdo allá por 1966 la serie de tv el Dr. Kildare, representado por Richard Chamberlain, que también cantaba baladas pop (corn):
    http://www.youtube.com/watch?v=S-gSD9FDcrU
    y recientemente el protagonista de la serie Dr. House que también practica aceptablemente el jazz. http://www.youtube.com/watch?v=WUz-WqUw4Ic&feature=related

    ResponderEliminar
  6. Felicitaciones Doc. Sumando esto a lo del Depor (creo que subió otra vez), pues hay razón para estar contento un par de días.

    Hace un tiempo vi por la tele un programa de Punset donde se planteaban sesudas tesis, antítesis y síntesis sobre este tema, pero la verdad es que me parece más entendible y ameno tu acercamiento musical.

    También en el sector al que perteneces se dan esos entrecruces con la música. Recuerdo allá por 1966 la serie de tv el Dr. Kildare, representado por Richard Chamberlain, que también cantaba baladas pop (corn):
    http://www.youtube.com/watch?v=S-gSD9FDcrU
    y recientemente el protagonista de la serie Dr. House que también practica aceptablemente el jazz. http://www.youtube.com/watch?v=WUz-WqUw4Ic&feature=related

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decimos por acá estás muy al loro, muy al día, de nuestros asuntos, Armando.
      Pues no me disgustan nada los programas de Punset con lo cual tu elogio es todavía más elogioso para mí. Desconocía lo de Chamberlain aunque si lo de House, Hugh Laurie, que ya le pegaba al tema desde sus comienzos en la BBC de los 80.

      Eliminar
  7. Siempre positivo, nunca negativo, me gusta la relación que has hecho de cultura y deporte, aunque por aquí, hubo algún balompédico a bote pronto un tal. Lobo Diarte que aporto poco a lo musical.

    Nunca tanta gente, puede estar equivocada y que políticos lo usan como triunfo propio. No creo yo que si en estas Manis les preguntas a la gente de políticas, opinen muy diferente a lo que la mayoría pensamos.
    De todo lo que has subido…me quedo sin duda con el himno del Liverpool

    Galeano hombre culto, que cuenta el fútbol como un arte, si la prensa deportiva contara con tipos como el, otro gallo cantaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lobo Diarte, el Mono Burgos y hasta el mísmísimo Maradona, Dios nos ampare.
      Te aseguro que se puede poner una vela a Dios y otra al diablo sin problemas. Incluso en algunas manifestaciones futbolísticas, yo viví una hace bien poco, hay pitadas cuando las autoridades políticas quieren tomar la palabra para llevar el agua a su molino.
      Hay buenos cronistas deportivos: Martin Girard es el célebre director Gonzalo Suarez, John Carlin lo hace bien, Santiago Segurola es extraordinario etc..

      Eliminar
  8. Bien la mezcla de música y fútbol. Me alegra que te hiciera sentir feliz. Yo solo vi un gol. elegí hacer otras cosas, pero sí, ese día era como si se pudiera parar el mundo porque todo el mundo se organizaba y preparaba para no perdérselo.

    De hecho el fútbol nos ha mangoneado la vida bastante. Recuerdo cuando era pequeña, y solo había una tele en casa, había fútbol, punto. Mandaba quien mandba aunque no quisieras, porque además en aquella época al día siguiente era el tema estrella, cualquier hombre que se preciara tenía que haberlo visto, le gustara a los demás o no, se pudieran hacer otras cosas o no.

    Además parece ser un deporte ligado al sexo porque tengo una sobrina que desde bien pequeñita apuntaba a fútbol. Por más que se iba quedando sola en el equipo ella insistía, quería jugar al fútbol, siguió y siguió hasta donde pudo porque al final tuvo que dejarlo.

    Me da pena también que otro tipo de cosas no sea capaz de hacernos salir a la calle en la misma proporción, deben de ser muy diferentes los motivos que nos hacen salir a la calle por el fútbol y los que nos hacen salir por otras cuestiones y aunque no son comparables creo que dice bastante de la escala de valores que existe en la sociedad en general.

    Bonita esa puerta de Anfield con su "You´ll never walk alone". Bonita canción.

    Besos y feliz día hoy también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fútbol no era más que un arma para ese mangoneo del que hablas. En el franquismo, antes del fútbo,l se mangoneaba con los toros, el ciclismo, la canción española etc.. Fue solo a partir de los 50 cuando este deporte alcanzó cierta primacía.
      Ya sabes que en España durante muchos años las mujeres casi tenían vedadas las competiciones deportivas que además se canalizaban a través de la Sección Femenina por eso ha habido tanto retraso en el deporte femenino. En el caso del fútbol, mientras que hay países con una larguísima historia detrás, en España no se permitió que las mujeres fueran profesionales futbolistas hasta hace dos o tres años.
      No desdeñes la posibilidad de que la gente compagine sus luchas profesionales con sus pasiones futbolísticas. Hya más casos de los que puedas imaginar.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  9. ¿Que tal?. Yo, como Rick, no soy muy futbolero, me gustan estos partidos de altura, competiciones de la selección, Champions en fase avanzada, pero soy incapaz de tragarme por ejemplo, un Betis - Palamós (con todo mis respetos para ambos equipos).
    Es curiosa la relación Futbol - Política, resultaba gracioso (o penoso, no lo sé muy bien) ver a Rajoy intentando sumarse al éxito de la selección antes del campeonato. Y resulta impresionante ver como una victoria futbolísticas desata tales pasiones, en medio de la euforia todos nos tragamos el tema de Bisbal sin un solo vómito, aunque posiblemente en Cibeles hubiese más de uno.
    Pero es cierto, en medio de toda la irracionalidad y el absurdo provocado por una victoria futbolera también me vi contagiado y fuí algo más feliz, hasta el lunes aún me duraba una especie de sonrisa boba.
    Ejercicio: comparar cualquiera de los temas expuestos en esta entrada con el "no hay dos sin tres" de Bisbal.
    Saludos Dr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fútbol es mejor que la política. Hablo del fútbol, no todo ese batiburrillo que le rodea. A nadie le importa Bisbal cuando nos sentimos parte de una alegría colectiva. Cuando vamos de copas y estamos alegres podemos cantar una ranchera o una copla de Marife de Triana, que las tenía maravillosas, y quedarnos tan anchos. Creo que todo lo que nos proporciona felicidad si tiene unos mínimos principios éticos es válido. A veces no disfrutemos demasiado de las cosas porque nos preocupamos demasiado por el hecho de si nos las podemos permitir. No he oído el tema de Bisbal entero pero por si acaso, Dizzy, hay que andar con cuidado. Si ya mete rap en sus canciones quizás en el futuro decida hacerse crooner.
      Saludos

      Eliminar
  10. Salud, Doc. Currado post futbolero-musical. Para mí, una cosa es el fútbol y otra cosa todo el circo que se monta alrededor del fútbol. El fútbol es un deporte, respetable y, a veces, hasta bonito. Lo otro, no lo soporto. Ni el "fútbol rosa", donde el apartado deportivo (futbolístico, de hecho) de los telediarios dura una hora para decir que uno se ha comprado otro Ferrari o que el otro ha celebrado un gol de no sé qué manera, ni el fervor patrio-etílico de ciertos descerebrados que no moverían un dedo ni por su madre pero se van a las cuatro de la mañana a recibir a la selección. Pero aquí hablamos de la relación de la música con el fútbol, y es cierto que la música es pasión, así que puede salir algo bueno de esa relación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Troglo, lo peor es el circo. Pero no todo en ese circo es igual. Debemos matizar. Es como el que escucha jazz por primera vez y le parece todo un montón de ruido indefinible.
      El fútbol tiene escenas que te reconcilian con cierto sentido de la humanidad. Un equipo, el de mi ciudad que se juega un título de liga a cara y cruz en el último minuto en un penalti. El jugador lo falla y la gente en vez de abuchearlo lo lleva del campo en volandas y le hace un homenaje al día siguiente. Una selección, la española, donde un portero le pide al arbitro que no descuente minutos al final del partido para no humillar a la selección italiana que está perdiendo la final de forma avasalladora. Un delantero que lleva toda una temporada sin dar palo al agua y que tiene la oportunidad de quedar como máximo goleador de un campeonato. Lo más fácil es tirar a gol y marcar pero se lo pasa a un compañero que solo ha jugado dos minutos para que lo haga. Un entrenador que siempre mantiene las formas y es comedido en la victoria y en la derrota.
      Sí, todo es un comercio y hay un montón de descerebrados montando bulla por la noche y que se llenan de falsas emociones pero sin aquello, que puede parecer una minucia, tampoco habría ésto que no nos gusta y hast aborrecemos.
      Abrazos

      Eliminar
  11. Fútbol y música son dos cosas que me apasionan. Cada una de una manera diferente. Cada una en un momento diferente. Pero si tengo que elegir, elijo la música. La música me es siempre fiel, y el fútbol, no (por evidentes razones). Por eso me ha gustado esta mezcla que hay en este post de música y fútbol. Todo junto conforma un estado emocional que puede llegar muy hondo de uno mismo. Hay el evidente peligro de la idiotización. Y es un hecho que mucha gente, pero mucha gente sufre de esta idiotización, pero un amigo mío dice que esto es la sal de la vida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel, estoy muy de acuerdo en lo que dices del estado emocional profundo que pueden conformar estas experiencias. Cualquier manifestación de la vida puede idiotizar cuando se hace uso de ella con excesiva vehemencia y no está equilibrada por otras diferentes a ella.
      Saludos

      Eliminar
  12. No siento atraccion por el futbol, la verdad es que casi no sé nada de este deporte y no tengo mayor interés en el. Sé que es considerado como "pasión de multitudes", pero esa pasión no logró prender en mí.La música si es una pasión que disfruto y especialmente el jazz. Me alegro por España y los españoles el que hayan ganado la Eurocopa, muy merecida y que ello les ayude a sobrellevar los malos momentos por los que pasan sus ciudadanos por los problemas económicos que están viviendo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. La mayoría de las pasiones nacen cuando somos muy jóvenes y luego se van desarrollando a lo largo de nuestra vida. Es raro que algo que nunca sentiste como tuyo de repente adquiera relevancia. En mi caso las pasiones: cine, música, literatura, historia, arte, fútbol nacieron en mi adolescencia y casi nunca me han abandonado aunque en el caso del fútbol hubo momentos de hastío.

      Eliminar
  13. Ahora para todos los que quieran o puedan leer este comentario.
    No era mi objetivo establecer un debate fútbol sí, fútbol no. Cada uno es muy libre de pensar lo que quiera. Pretendía llamar la atención sobre el hecho de que el motivo fútbol también ha dado buenos argumentos a la música y que ésta, más allá del chunda-chunda y la horrenda música que se ofrece que aparece como sintonía en los campeonatos, puede ofrecer buenas posibilidades para el disfrute personal tanto a los futboleros como a los que les repele este deporte.
    Ese era mi objetivo y si no lo he conseguido es por culpa mía al no saber expresarlo. Espero tener suerte en otra ocasión.

    ResponderEliminar
  14. Desde Argentina un abrazo, sensacional, blog, posteos y coments. Felicidades y aqui seguiré andando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Todo un privilegio ser de tan legendario barrio.

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas