21 sept. 2012

Escapando al 58

1958 es el año en que los Jazz Messengers de Art Blakey graban una de las obras maestras del llamado hard bop. El año de Moanin', título con el que se identifica tanto al álbum como al primero y más conocido tema del mismo, compuesto por el pianista del grupo, Bobby Timmons, un hombre de creatividad extraordinaria muerto en plena juventud. Las restantes piezas son composiciones del prolífico saxofonista Benny Golson excepto esta estupenda versión de Come Rain or Come Shine , otra maravilla más de Harold Arlen.
El célebre Blue March, -marcha a lo "New Orleans" sintonía obligada de los Messengers y del propio Benny Golson tras su separación del grupo- una hermosa balada como Alone Came Betty o Are You Real? tema de pura raigambre bop, pasarán a ser parte fundamental del repertorio del combo en sus sucesivas reencarnaciones. No ocurrió lo mismo con The Drum Thunder Suite tema explosivo donde Blakey ofrece todo un recital percusivo acompasado por el enorme poderío de Benny Golson y sobre todo del casi adolescente, Lee Morgan.  
Cuando se habla de los primeros discos de Cecil Taylor se suele utilizar un latiguillo recurrente: perteneciendo a la tradición musical del jazz se adivina en ellos la heterodoxia absoluta en la que su autor se introducirá después. En el caso de Looking Ahead!, se afirma, que la contención viene dada por el protagonismo del vibrafonista Earl Griffith al equilibrar con su estilo mesurado las locuras rítmicas de Taylor. Lo que es indudable es que el resto del grupo crea un marco ideal para que el dialogo vibrafóno /piano florezca en toda su viveza.  
Hay cierta coincidencia entre Lou Donaldson y su disco Light Food respecto a los dos casos anteriores. Donaldson, ese magnífico saxo alto nunca suficientemente valorado, estuvo en las primeras formaciones de los Jazz Messengers de Art Blakey. Además su disco, al igual que el de Taylor, se puede considerar  de transición en su trayectoria musical. En su  caso, el paso de la ortodoxia bopper a un estilo más funkie y cercano al blues. Pienso que Light Food no es un álbum excepcional pero tiene un  tema que prefigura hacia donde se dirigirá en el futuro el longevo potencial musical del saxofonista.


20 comentarios:

  1. Perfecta mañana, inicio de primavera, para escuchar en mi oficina Art Blakey and The Jazz Messengers!!!! Lee Morgan... Lou Donaldson... y uno de los temas encantadores del gran Arlen! Gracias querido Doc!
    Recuerdo discos de mi padre de Art Blakey, ya me compraré una bandeja y me traeré sus discos a casa uno de estos días :)

    Te mando un beso grande!
    Seguramente algo de solcito allá todavía no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque hace dos días estábamos en la playa, inicio de Otoño y primeras lluvias; por lo menos en Galicia, que siempre estamos en la vanguardia cuando de novedades climatológicas se trata.
      Blakey y sus muchachos son siempre un plato apetecible para amenizar la primavera.
      Besos

      Eliminar
  2. Un gran álbum, un gran grupo de la mejor expresión de Hard-Bop. Todos los temas de ese álbum son estupendos. El segundo álbum, primero debo decirte que nunca me he sentidísima atraído por Cecilia Taylor, pero debo reconocer queel video que has puesto, me ha gustado ación inacción piano - vibráfono. El tercer video ¿Que se puede decir de Lou Donalson? solo elogios.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Héctor.
      Quizás sea el mejor álbum de estudio de Art Blakey aunque creo que es más músico de directos.
      El de Taylor es un disco más asequible que otros posteriores, sin duda. A mi me gusta ese toque bluesero que Donaldson domina a la perfección.
      Saludos

      Eliminar
  3. no tienes que convencerme de que fue un gran año :-)
    (muy) interesante seleccion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un gran año por tantas cosas, Jesús :).
      Gracias

      Eliminar
  4. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven para acá.

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  5. Esta es de las entradas más complejas que te leído y escuchado, mi querido Dr. Me ha costado seguirte y seguir la música, tiene tanto ( es que todo esto es absolutamente desconocido para mi:-) que...necesita mucho tiempo, volveré a ratitos. Verás, solo he podido escuchar bien...

    Song the drum thunder suit y African violets... ambas desconcertantes, parecen que van ir por unos derroteros y se va justo por el contrario...me han tenido en vilo toodo el tiempo, como pelis de suspense. Más fácil de escuchar el tambor trueno ( su título da muchísimas pistas :-) que la Cecil T, ambas me han impresionado por su originalidad, pero todo lo que me desconcierta en música, como en casi todo, tengo que volverlo a escuchar ;))

    Tengo la sensación que he estado en una conferencia para ingenieros de la Nasa y yo... aun cuento con los dedos. A ver si mejoro mi nivel y consigo seguirte;-)

    Un beso grande


    PD
    Sí que te agradecería y acepto encantada tu ofrecimiento de The Golden arm trio, cuando puedas...por cierto, si puede ser en un formato que no tenga que descomprimir... ayer me volví loca intentando abrir un archivo marciano que me mandaron...

    También me llevo fatal con la tecnología...mi ídolo es Pedro Picapiedra, voy a la par que él :))

    feliz tarde/noche y mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La ves así, María? Son músicos diferentes en contextos diferentes unidos por la cronología y esa cierta semejanza que he comentado en la entrada.
      Taylor es un músico complejo desde el primer minuto de su primer disco hast el último y Blakey quería hacer un homenaje a su ancestros musicales africanos, cosa muy propia de la época.
      Ponte en contacto conmigo por correo electrónico para ver como puedo enviarte el disco.
      Feliz lunes y lo que queda después que suena algo abrumador

      Eliminar
  6. Que tal Doc. Apropiada portada transicional esa del álbum Like Foot, aunque para mí ella es estacional y es casi un ritual de octubre escuchar al grupo Donaldson con su Blues Walk. A ver si este año se dilucida de una vez por todas el debate sobre el combo soñado de Art. Acabo de asociar a Benny (Golson), viendo en la tele Apolo 13, con Tom Hanks. Que cosas. Gracias por recordarme a Bobby Timmons, voy a preparar algo para mi blog, que lo he dejado en el abandono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto tiempo Armando!
      Octubre es una buena época para el jazz que se alimenta en esta zona norte del mundo del recogimiento otoñal.
      No sé cual es el combo soñado por Art pero seguro que alguno de los músicos que participan en este disco estarían allí.

      Eliminar
  7. Excelente selección te has mandado, no caben dudas de que el 58 ha sido una gran cosecha.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Augusto.
      Saludos cordiales y feliz primavera.

      Eliminar
  8. La primera es de esas piezas que simboliza para mí el carácter de música de ambiente que tienen el jazz y otros géneros; lujosa, en cualquier caso. Otra cosa es la Blue Thunder suite, una verdadera exhibición (me encanta ese juego de baquetas a mitad de pieza, por cierto). Sobre Cecyl Taylor y ese vibráfono dialogando con el piano no puedo decir mucho: en todos los géneros musicales hay ramas que dependen básicamente de la empatía, y a este no llego. Y el señor Donaldson es ideal para una tarde/noche de lluvia como esta.
    Ahora que lo pienso, siempre he asociado al jazz con el otoño. Curioso, porque el otoño es mi estación favorita, junto con la primavera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás lo de música de ambiente podría referirse a una música donde no hay un elemento principal que conduce el tema, generando un sensación sonora donde participan varias voces solistas o todo el grupo en conjunto. Es un tema interesante, quizás el rock necesita siempre un sonido que prevalezca para darle más contundencia al sonido. No lo sé.
      Taylor es uno de los tipos más odiados por los puristas del jazz. Un free de cabeza a los pies y eso le exige estar siempre en la vanguardia para bien o para mal.
      Sí, estoy contigo, Otoño es una estación a la que le sienta bien el jazz.

      Eliminar
  9. Que gran epoca para el jazz de vanguardia ,has reflejado acertadamente lo que se cocinaba con estos interpretes .Taylor no ha tenido a mi parecer un reconocimiento aun mayor del que se estima .Hace mucho que no escuchaba a Lou y ya va haciendo hora de adentrarme en su magnifica obra .
    Un abrazo doc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El free ha sido siempre algo aparte dentro del jazz y sus representantes, incluso los más consagrados, como el propio Taylor, Coleman, Ayler, Shepp, Cherry etc.. han sido aceptados a duras penas y solo porque nadie podía negarles su indudable calidad musical y su importancia.
      Lou es un mago en un terreno que tu dominas, el blues.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Maravillosa época, una de las mejores. Muy creativa, llena de búsquedas y descubrimientos sonoros. Los vídeos magníficos como siempre. Vaya temazos. Cecil, uno de los grandes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esther. Muy buena época sí, de las mejores para el jazz.

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas