5 feb. 2014

Relámpagos de blues

Según la letra, el Mojo Hand es un amuleto que sirve para conservar la fidelidad de la persona amada. Para mí, Mojo Hand, es uno de esos amuletos musicales que me afirman en mi absoluta devoción al blues.
 
Se trata de un tema de 1960 y es creación de una de las más excelsas figuras del género: Sam Hopkins, más conocido por Lightnin'(Relámpago) Hopkins, un apodo puesto por un productor de su primera compañía discográfica ya que le parecía que hacía juego con la de su acompañante habitual en aquellos tiempos: el pianista Wilson "Thunder" Smith
¿Cómo esbozar un mínimo retrato de un músico que llego a grabar alrededor de mil canciones a lo largo de su 69 años de vida? 
Hay un largo recorrido desde aquel momento en que su hermano Jo le fabricó una rústica guitarra con una caja de puros siendo una criatura de 3 años. También ha quedado muy atrás el momento en que conoció con 8 a Blind Lemmon Jefferson, el hombre que sacó al blues de los cabarets y los teatros para devolverlo al territorio rural donde había nacido y desarrollado. Blind Lemmon fue el maestro revelador y el joven texano se convirtió en uno de sus más atrevidos discípulos.
Después de recorrer los azarosos caminos del sur o de pasar una temporada en la cárcel como buen bluesman, tuvo su primera oportunidad musical en 1946 tras enviar varias cintas al sello Aladdin de Los Ángeles. Durante dos años graba para esta compañía alcanzando ciertoéxito. Entre ellos está éste explicito Let Me Play With Your Poodle.
La relativa popularidad no cambió mucho a Sam que terminó volviendo a su añorada tierra texana para seguir grabando en el sello Gold Star. Su creatividad es extraordinaria tanto interpretando temas propios como ajenos y registró más de 200 desde 1947 a 1954. Es un periodo de gran prosperidad para el blues de raíz, el acunado en el Delta del Misisipi y el norte de Texas, gracias a figuras de la talla de John Lee Hooker, Muddy Waters y Lightnin' Hopkins.
 
A mediados de los 50 llega la crisis. Los viejos compañeros de aventura se electrifican, es el triunfo del blues de Chicago, y la juventud se decanta por los nuevos y emergentes géneros musicales. Parecía el ocaso, pero a final de la década Lightnin' es redescubierto por uno de esos cazadores de olvidados bluesmen, Mack McCormick, y relanzado entre la comunidad de jóvenes y concienciados universitarios blancos sedientos de sabores añejos.
La letra de este Fan It podría ser una soluciòn algo onanista cuando falla el Mojo Hand o tu chica/o se llevó el caniche.

Tiene la oportunidad de actuar en el Carnegie Hall con Pete Seeger y Joan Baez y empieza  a hacer giras por todo el país con su estilo genuino estilo country blues. Lo de volar es más complicado, tiene verdadero terror, pero al final logran convencerle  para que participe en las giras del American Folk Song por Europa. En 1967 Les Blank realiza un magnífico documental en los lugares donde nació y se alimentó su música.  
Fueron años de experimentación y de contrastes favorecidos por la adhesión incondicional de grandes figuras del rock y que quizás tuvo su momento más chocante en la grabación de Freform Patterns con el grupo de rock psicodélico, The 13th Floor Elevators en 1968.  
El éxito le mantuvo arriba hasta principios de los 70 y luego fue espaciando grabaciones y actuaciones hasta su muerte en 1982.
Volvamos al principio, volvamos al Mojo Hand, para que este amuleto nos siga iluminando como nos iluminó el relámpago del blues, Lightnin' Hopkins.

28 comentarios:

  1. es la banda de sonido de esta tarde para mí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que hayas tenido una bonita tarde aunque a lo mejor ya ni te acuerdas después de cuatro días.

      Eliminar
  2. Pues que así sea, que nos ilumine amuleto y su manera de desgranar el blues.

    Voy a escuchar todas las propuestas y seguro que me voy a dormir con una sonrisa iluminada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he quedado con la duda de si esta entrada ha conseguido iluminar tu sonrisa. Así espero
      Besos

      Eliminar
  3. No tiene desperdicio ninguna de las grabaciones. Lo cierto es que son magníficas. Todas ellas en un blues, pero con connotaciones folk, probablemente por su origen texano. Nada que ver con los blues del este de los años 60. de todos los modos, me has hecho pasar un buen rato.
    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, tiene muchas connotaciones folk e incluso recuerda algunas grabaciones del Dylan acústico del principio. Su herencia texana es indudable y se perciben diferencias con el blues acústico proveniente del Delta.
      Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me gusta Mojo Hand, no lo habia oido nunca, como tampoco habia oido a los otros interpretes... Vamos aprendiendo..
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es disfrutar de la música, si lo he conseguido con esta propuesta me doy por satisfecho.
      Un saludo

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con don Carlos: las connotaciones folk. Esa manera de cantar, esas escalas tan clásicas que nos recuerdan que el blues es el folk negro. Y a mucha honra.

    Tanto el señor Relámpago como otros cuantos son los causantes de que muchos de nosotros hayamos quedado prendidos hace tanto tiempo, y que ahora no sepamos ni queramos salir de ese cuelgue: con razsón se dice que el blues (aunque no solo el blues) es un sentimiento más que una música.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy de acuerdo con Carlos y contigo.
      También es cierto que ese lado folkie fue subrayado tras su redescubrimiento a finales de los 50 por los grandes del folk. Algo semejante a lo que le ocurrió al gran Leadbelly o a Odetta.
      Es difícil salir del cuelgue del blues, cuando te engancha te engancha hasta el fondo y no solo como oyente también como practicante aunque sea tarareando unas estrofa.

      Eliminar
  6. Ya sabes Dr. que no termino de pillarle el punto al blues a palo seco, sin embargo mientras escuchaba “tu amuleto” ( no me extraña que lo sea) me ha tenido sin quitarle ojo, una por su tono de voz meencanta, otra por su increíble manejo de la guitarra, supongo que todas las filigranas de su interpretación hacen que olvide lo que le reprocho al blues, su linealidad, su falta de emoción y colorido.. vaya! lo tendrá, pero yo no se lo veo. Bien, a tu amuleto sí:))

    Iré poco a poco fijándome en el resto, a lo mejor cuando termine de escucharlos a todos, me hago creyente del blues:))

    Muchos besos y gracias..ya te contaré como va mi fe, si las ciclogénesis nos lo permiten:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que Mojo Hand sea una excepción a tu habitual postura frente al blues. Lo que no estoy de acuerdo es que digas que esta música no es emocionante y colorista aunque sea tocada con una rústica guitarra o una oxidada armónica como único acompañamiento. Bueno es tu gusto y lo respeto.
      Muchos besos.
      PD: Se fue Ruth y llegó Stephanie. Ésta es una pasarela de estrellas borrascosas

      Eliminar
    2. No es una postura, ni mi gusto Dr. es lo que siento al escucharla, solo eso... no me llega su color, ni su emoción, me gustaría, pero no es así... eso no quiere decir que no lo tenga, solo que yo no lo siento.

      Tú sientes la lluvia y a mi solo me moja.. como tampoco siento la luz de estas estrellas, solo las sufro... hasta que lleguen las de las noche, si es que un día se dejan ver:))

      Más besos para ti.

      Eliminar
    3. A lo mejor es que tienes cierto desconocimiento hacia esta música por la confianza que has adquirido de que no te va a gustar. Aunque como ya te he dicho, entiendo tus lecciones y ningún juez y yo el primero te debe juzgar pro ellas.
      Besos

      Eliminar
  7. El Blues es el alma convertida en música y Sam es el mago que la sube a las cumbres... (aunque no sea en avión).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás te sube el alma en una de esas majestuosas aves, como la que usas en tu perfil, ¿Un cóndor?
      Estoy de acuerdo con tu apreciación sobre el blues.

      Eliminar
  8. Extraordinario bluesman, y gran entrada, sin más. Salud

    ResponderEliminar
  9. Me conmueve y me emociona el deje melancólico que se desprende de esta antología de blues...La guitarra y la armónica se expresan con muchos matices. La imaginación, no sé muy bien por qué, me traslada a plantaciones sureñas de los EEUU...

    Lo he pasado bien, Dr. Krapp. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás sea esa voz que tenía Lightnin', intensa, poderosa y cargada de emoción. Es voz del sur, aunque no era de ese Delta de las plantaciones inmensas de algodón. Venía de más abajo, de Texas donde la vida de un negro del campo siendo muy precaria tenía un poco más de alegría.
      Gracias, Luis. Gracias a ti.

      Eliminar
  10. Hola, Mr.Krapp!!

    Muy merecido el homenaje a Lightnin' Hopkins! Es uno de mis bluesmen preferidos! Por su voz, por el sonido de su guitarra acústica, pero sobre todo por esa forma de "decir" el blues; por esa forma de contar la historia que se desarrolla en cada blues. Me gusta tanto como los primeras grabaciones de John Lee Hooker, o como el otro texano que aparece en el documental de les Blank (magnífico, sí. De punta a punta) Mance Lipscomb. Lo que no sabía es que había sido otro de los lazarillos que se nutrió de las enseñanzas de Blind Lemmon.

    Qué dificil si tuviéramos que elegir entre el blues tradicional pre-guerra y el blues eléctrico de post-guerra, verdad? Yo, cuando digo la palabra blues me imagino enseguida a toda esta camada de bluesmen acústicos, antes que a los más modernos... Diría que hasta un Fred McDowell, como eslabón entre ambos... Aunque el sonido de Chicago, sobre todo del South Side, también expresa todo el poder del blues.

    Hoy brindemos por Lightnin' y su Mojo!!

    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sinuhe:
      Lightnin' Hopkins es sin duda uno de esos nombres sagrados con fortaleza suficiente como para sobrevivir con su estilo acústico a los vaivenes de la música popular, algo semejante a lo que le ocurrió a John Lee Hooker en semejantes circunstancias.
      La elección entre blues tradicional o eléctrico es especialmente complicado para los que hemos llegado al blues desde la electricidad pero yo los veo perfectamente compatibles. El mismo Lightnin' no tuvo mayor problemas en electrificar su sonido como ocurrió con Muddy Waters y otros personajes procedentes del Delta como Howlin' Wolf. Todo es blues y por lo tanto es emocionante y singular. Brindemos por esta música
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  11. Me ha gustado este post, con esos videos que muestran a
    ese gran bluesman Litghtnin Hopkins. Saludos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas