31 jul. 2014

¿Y si el jazz no existe?

-Si se mantiene su teoría, el jazz corre serio peligro de convertirse en música de repertorio, ¿no cree?
-No es mi teoría. Es la verdad. La música que hoy día que se conoce como jazz sale de la comunidad de los negros como el blues, rock, soul, rhythm and blues, hip-hop y toda la música pop. Nadie discute de dónde vienen y dónde nacieron el bolero o el flamenco. No debe de ser un problema cuando yo digo que la cultura negra ha ofrecido algo de mucha belleza y valor al mundo entero.

-En cuanto a las nuevas generaciones de músicos de jazz, que no tienen ningún problema en cruzar fronteras musicales para incorporar sonoridades cercanas al pop, al rock, a la electrónica o al rap en el lenguaje jazzístico, ¿no cree que se trate de evolución?
-Creo que usted no entiende mi argumento principal. El jazz no existe. Fue degenerando en una fórmula inventada por una cultura dominante (los blancos), que se fue usando para crear una separación o división entre todas las músicas que usted enumeró. Los músicos nunca decidieron qué categorías, valores o limitaciones tenía la música. Los que decidieron eso fueron las personas que controlan el sistema.
On Why Jazz Isn’t Cool Anymore...
(Publicado en el blog de Nicholas Peyton el 27-11-2011)
Jazz died in 1959.
There maybe cool individuals who say they play Jazz, but ain’t shit cool about Jazz as a whole.
Jazz died when cool stopped being hip.
Jazz was a limited idea to begin with.
Jazz is a label that was forced upon the musicians.
The musicians should’ve never accepted that idea.
Jazz ain’t shit.
Jazz is incestuous.
Jazz separated itself from American popular music.
Big mistake.
The music never recovered.
Ornette tried to save Jazz from itself by taking the music back to its New Orleanian roots, but his efforts were too esoteric. 
Jazz died in 1959, that’s why Ornette tried to “Free Jazz” in 1960. 
Jazz is only cool if you don’t actually play it for a living. 
Jazz musicians have accepted the idea that it’s OK to be poor. 
John Coltrane is a bad cat, but Jazz stopped being cool in 1959.
Y sigue en este enlace

16 comentarios:

  1. No creo que muera el Jazz; ciertamente, los Coltrane, Ellington y demás murieron hace mucho, pero dejaron un legado que pervivirá durante mucho más tiempo. ¡No sea pesimista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah ¿pero te das cuenta que has puesto a los autores originales y no a los que siguen su legado?
      Personalmente no comparto las ideas de Peyton pero creo encontrar de donde proceden, más allá del postureo que hay detrás de polémicas de este tipo.
      Saludos

      Eliminar
  2. Semántica pura, y una nueva demostración de que las etiquetas pueden ser necesarias para entrar en un determinado mundo musical pero luego comienzan a ser incómodas. Como usted sabe, en esa entrevista se cita a personajes de mucho peso que opinan lo mismo que el señor Peyton, quien se ciñe a la catalogación más genérica de "musica negra". Y entonces volvemos a comenzar el círculo: también el rock and roll (en su variante de r&b), el soul, el blues, son músicas negras. Pero se hace necesaria una mínima distinción para que el aficionado -o sea, el cliente- sepa por dónde tirar.

    Tal vez el señor Peyton (y los que le preceden en esa opinión) sea un tanto radical. Pero en el fondo tal vez lo que haya sea una orgullosa reivindicación, un "racismo inverso" que a veces tiene su lógica.

    Y me voy de vacances. Espero verlo igual de saludable a la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la cuestión estriba en que Peyton pertenece al sector más ultraortodoxo y conservador dentro del mundo del jazz. Hubo algo parecido cuando se pasó del sonido de Nueva Orleans al swing o del swing al bebop. Los que no creen en los avances reivindican su vocación de música afroamericana y eso adquiere hoy en día más sentido desde que el jazz se ha contaminado de internacionalismo y se fusiona con las músicas de cada territorio. Es entonces cuando los puristas y los nacionalistas negros reivindican el jazz que hacían los de su raza y rechazan el que les gustaba y le gusta a los blancos. Eso es un sentimiento que hoy late en el sector más conservador del jazz pero que a finales de los 50 era compartido, al menos en teoría, por gente tan poco sospechosa como Charles Mingus o Max Roach. Lo que pasa es que entonces era una resistencia más política que musical.
      Felices vacaciones, Rick. Esperamos que agosto nos coja confesados.

      Eliminar
  3. No acabo de ver el quid de lo que señala Peyton, debe ser esa mi escasa cultura del jazz pese a lo que me gusta. Pero creo que pasa algo parecido en el flamenco y en otros estilos...

    ¿Cómo lo ves tú? Me dejas sumida en un mar de confusión. Y eso que ayer disfruté a rabiar de Paquito d'Rivera o seasé: jazz latino con influencias polifónicas.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos creo que la cuestión va por lo que le acabo de escribir a Rick. A los músicos y a la crítica afroamericana mas ortodoxa les parece que el jazz les ha sido arrebatado por la intelectualidad blanca convirtiéndolo en un estilo internacional y olvidando sus orígenes al lado de otros estilos creados por los negros.
      Yo lo que veo es que siendo una crítica interesada y muy parcial e injusta al menos refleja una cosa fundamental: el jazz no puede cortar los cordones umbilicales con sus géneros hermanos sea blues, soul, funky, hip hop. El jazz que más me gusta suele estar contaminado por estos estilos.
      Besos

      Eliminar
  4. A mi me parece que el jazz sigue vivito y coleando y, si se sabe mirar, su existencia vital se puede ver, fácil e indiscutiblemente, en casi todo el planeta.
    Hoy el jazz ya no es solo una música impura, es una filosofía de vida y una fuente de inspiración para la creación artística (literaria, plástica, cinematográfica...) y ahí sigue existiendo..

    El jazz, en la música, se ha enriquecido y ha cambiado tanto, que algunos personajes con mentalidades conservadoras (como Payton y Winton Marsalis) ya son incapaces de reconocerla (: después del 59 :)... Pero ahí sigue Mr Jazz:, con otras ropas; mas viejo, mas moderno, mas sabio; mas libre; mas contestatario: mas viajado; mas tolerante; mas audaz....

    Payton puede pensar lo que quiera; pero el jazz sigue existiendo en mi casa.
    Saludos existenciales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el jazz es mucha más que música y esa es la clave de su supervivencia y trascendencia.
      Estos personajes ultras miran demasiado atrás, es cierto, y yo solo salvo de su opinión lo que acabo de escribir arriba: si sigue en contacto con otros géneros musicales procedentes de la misma comunidad mejor para todos y mejor para mí ya que he comprobado que es el tipo de jazz que más me gusta.
      Saludos existenciales del fresco norte aunque hoy pega un poco más fuerte.

      Eliminar
  5. A mi, con todos mis respetos estas discusiones maniqueas me traen al fresco... al final los que afirman que algo ha muerto es porque les ataca lo vivo que está, o quieren salirse de donde otros les colocan o qué se yo... los humanos somos adictos a llevar la contraria jajaja Me paso la vida viendo a gente que critica las etiquetas que colocan o quitan otros y ellos hacen lo mismo... ¿de qué se trata al final? ... no lo sé pero para mi es muy simple ... en asuntos de música, sea del género que sea, estilo, corriente o etiqueta si nos hace disfrutar me importa un pito como se le llame, me gusta y ya está.

    A este genio de la trompeta le escuché una vez en el festival de jazz de San Sebastián, sé que es asiduo de él...¿qué quieres que te diga ? dice estas cosas y hace un jazz al más puro estilo de los grandes del jazz ... ¿le llamamos de otra forma? .. vale! así sea... sigue sonando de maravilla, sigue siendo una delicia ... si Nicholas Payton hace unos pasteles delicioso y dice que nos es pastelero que es pescadero... pues vale jajaja es un pescadero súper dulce y su "NO" jazz es fantástico.


    Muuchos besos y feliz agosto Dr... mil gracias por esta música de jazz que no existe :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O volver a los orígenes que a lo mejor nunca fueron como ellos pensaban que eran.
      Más que de música hay mucho de política detrás, aunque a lo mejor es política para justificar una cierta actitud musical.
      Si convierten el jazz en un estilo exclusivamente negro, deslegitiman o al menos le quitan valor al jazz que hagan otras razas y en otras latitudes.
      El más célebre documental que se ha hecho sobre jazz llamado justamente así y dirigido por Ken Burns en 10 capítulos es el mayor ejemplo que conozco de esta actitud. Al bueno de Bill Evans en 10 horas le dedican exactamente 30 segundos y solo por haber estado en el grupo de Miles Davis. 9 capítulos sobre la historia del jazz desde los años 10 a a los 60 y sin tocar el jazz eléctrico o la fusión si no es para despreciar estos estilos . El último trata desde entonces hasta el años 2000. Para que veas. Ah el asesor de todo es como no, Wynton Marsalis.
      Peyton es un buen músico pero siempre hace pasteles parecidos pero sin ser capaz de crear algo nuevo, como casi ninguno de los llamados neoclásicos de su generación. Al parecer a aquellos jóvenes leones se les han caído las uñas.
      Besos y feliz agosto. Prometo intentar conmoverte con delicias no exclusivamente jazzeras.

      Eliminar
  6. hace mucho pero que mucho tiempo (far far away) que buena parte de lo que conocemos por jazz (o lo que se conoce coasi urbi et orbi del jazz) es música de repertorio con interpretes mas o menos inspirados. pero afortunadamente hay otros mundos otras formas de... y puede joder a los mas nostalgicos reaccionarios pero con el jazz surgio un big bang musical que no son ellos quienes para acotar, crear propiedad.... . lo de los titulares epatantes tampoco es nada nuevo. ¡parker ya decia cosas asi!!!. las chabacanadas de nicolas (de quien en los miles -mucho y muchos- de grabaciones creo qeu no aparece en ninguna, por lo qeu para mi mas que estar muerto es inexistente) son una manera de llamar la atencion sobre alkguien que no parece que tenga ninguna propuesta realmente creativa para sumar a la gran musica negra. toca bien pero no tiene nada que contar y eso que a mi me aburre. al parecer a el frustra y se monta estas cosas. .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el jazz navega entre la ortodocia casi de conservatorio y la necesidad de afianzarse en nuevos territorios.
      Yo creo que los tradicionalistas como todos los conservadores en general tienen una cierta sensación de despojo, como si alguien les hubiera arrebatado algo suyo para convertirlo en una cosa incontrolable y que no pueden dominar pero es que además hay una ceustión política si eres capaz de disfrazar el discurso reaccionario con el discurso nacionalista negro a la manera de Malcolm X.
      Si insistes que el jazz es una música de negros robada por los blancos te atraes las simpatías de la comunidad negra que todavía necesita de esa clase de discursos porque todavía está y se siente puteada. Es decir, el victimismo nacionalista también tiene futuro en el jazz y no solo en Catalunya.

      Eliminar
    2. y como en tantos nazionalismos (y no pondre bandera como ejemplo) lo de decir que el jazz es música negra y negar, ignorar, minimizar... la aportacion de esa gente blanquita y sus ruidos... es (una vez mas) una manipulacion historica. pero en eso se basa la historia. en versiones, cuentos y gentes de tragaderas. amen.

      Eliminar
    3. por cierto, que si el jazz no existiera no pasaría tampoco gran cosa. bueno, estre majadero tendria que buscarse un trabajo :-)

      Eliminar
    4. Todo el mundo quiere que el rebaño se instale en el propio redil pero hay formas y formas.
      El jazz es un género musical como cualquier otro, ni la idolatría excesiva ni el desprecio sistemático le hacen ningún bien.
      Dichoso tú que trabajas y además lo haces en lo que te gusta.

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas