20 oct. 2014

A gusto con Little Jazz

(La ilustración es una de las que hizo el amigo Kuto para su juego de naipes con los GRANDES DEL JAZZ y éste es el enlace por si queréis conseguirlo. Merece mucho la pena)
  
Una de las injusticias de las vanguardias culturales es que cuando alcanzan la supremacía reducen el impacto de todo lo que ha quedado detrás, por mucha calidad que tenga. El jazz no es diferente. La eclosión del bebop a principios de los años 40 y su difusión a lo largo de la década dejó en la estacada a grandes figuras que había alcanzado dimensión propia e individualizada en un mundo tan “colectivista” como el swing. De repente los grandes músicos de la época anterior pasaron a ser tradicionalistas con la llegada de Charlie Parker y sus muchachos. En esas circunstancias, si se les daba valor a los antiguos era por su influencia sobre los modernos.
Ese es el caso de Roy Eldridge, apodado Little Jazz, un trompetista de calidad descomunal desde su aparición en la banda de Horace Henderson, hermano de Fletcher, a principio de los años 30. Para la historia de los lugares comunes que tanto abundan en el jazz, Roy ha pasado  a ser simplemente el eslabón perdido entre Louis Armstrong y Dizzy Gillespie. También se habla de que Dizzy, solo 7 años menor que él, se inspiró en su forma de tocar y copiaba sus solos cuando aún vivía en su pueblo de Cheraw. En resumen, la importancia de Eldridge según el "canon", es única y exclusivamente por ser maestro del hombre de los carrillos hinchados. De un plumero una brillante historia musical de más de 60 años queda reducida a una frase protocolaria de agradecimiento simplemente porque le pilló viejo, 7 años viejo, para lo que se puso de moda en aquel tiempo.
Se puede alegar que otros se adaptaron mejor a los nuevos tiempos pero sería injusto aplicárselo a Little Jazz ya que si hay algo es cierto es que nunca ignoró la importancia del nuevo estilo musical y no tuvo inconveniente en ser un asiduo del Minton's Playhouse, donde se fraguó el bebop. Simplemente él estaba a gusto con su propio estilo poderoso, rotundo y sin miedo de alcanzar los registros más altos de su instrumento.
Otra cosa que aparece mucho en las reseñas sobre Roy es que fue uno de los primeros músicos negros en aparecer en las orquestas blancas de swing, sufriendo la cruel discriminación racial junto a Billie Holiday cuando los dos eran miembros de la orquesta de Artie Shaw. Siendo parte de otras orquesta blanca, la de Gene Krupa, conseguirá uno de sus éxitos más sonados con este tema. Admirado por muchos críticos, despreciado por otros.
¿Debería haber sido Eldridge más permeable hacia lo nuevo?
¿Más dúctil, más flexible?
¿Más en la onda de lo que los nuevos tiempos requerían?  

Viejas preguntas retóricas de viejos críticos blancos que fumaban en pipa, se rascaban la barba de intelectual comprometido, llevaban pajarita y se sentían exquisitos. Lo malo es que ellos están olvidados y Roy Eldridge sigue presente para quien quiera acercarse a él.

19 comentarios:

  1. Suele suceder, querido doctor, que cuando llega un revolucionario, todo lo demás como que se queda pequeño. Claro, llega Charlie Parker, un músico de referencia, brutal, ayudando a consolidar un estilo, y todos los demás quedan como imitadores.

    En lo que comentas sobre Eldridge, sí, por lo que comentas, sí. Está claro que el Jazz es una música elitista -sinceramente, Duke Ellington requiere una exigencia que AC/DC no, no nos engañemos- pero también sujeta al tiempo y al mercado. Y sí, este señor, como otros tantos de su época, deberían haberlo hecho. Un placer leerte, doctor. ¿Todo bien? Espero que sí. Un abrazo bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es por antigüedad Eldridge no tiene nada que imitar a Charlie Parker pero indudablemente su música quedó marcada por la aparición del maestro y no digamos de Dizzy.
      El jazz no era una música elitista antes del bebop. Era la música de las salas de fiesta, de los teatros de Braodway, de los cabarets, la música de la gente joven, blanco o negra, antes de que apareciese el rock.
      El elitismo en el jazz se desarrolló en los clubs de bebop donde había carteles que impedían bailar y donde los blancos eran mayoría sobre los negros. El jazz se convirtió en una música narcista, como lo eran los propios intérpretes que no querían someterse a las esclavitudes del swing, para oídos blancos cultos e ilustrados.
      Esa fue la deriva del jazz para bien o para mal y su conversión en música culta y para minorías.
      Lo voy llevando, Alex. Gracias.
      Un abrazo cordial

      Eliminar
  2. Muy buena la frase "si se les daba valor a los antiguos era por su influencia sobre los modernos", porque eso ha pasado en todo tipo de artes y no solo en la música. Hay una gran cantidad de aficionados para quienes toda la historia de ese arte parece haber sido creada a mayor gloria del último en llegar, del personaje de moda. Hace poco leí en un blog un comentario que me dejó loco: "Sí, los Beatles tienen su importancia porque fueron los primeros, pero hoy en día no tiene sentido oirlos". Toma ya.

    En otras palabras: solo hemos de oir la música creada en las últimas dos semanas. Todo lo demás sobra. O sea, los clásicos sobran, y eso es lo que explica el penoso nivel actual de gran parte de los géneros musicales: el músico que llega ahora ha oido a los de hace un año o dos, pero no mucho más.

    Acabo de oir los videos que nos ha puesto, herr doktor, y aunque no llego a apreciar en su justa medida este tipo de sonidos si sé cuándo algo es bueno y cuándo no. El señor Eldridge es muy bueno, y esos siete años de diferencia son una injusticia como otra cualquiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el fenómeno que comentas es universal. Parece que todo está en función de lo último. Cuando ves esos rankings de popularidad en cine, música o literatura parece que el mundo se ha construido en los últimos 50 años.
      Falta educación, falta cultura y falta conocimiento de la historia. En el tema musical relativo al jazz está el tema de que hay pocas grabaciones buenas del jazz anterior a los años 40 que fue cuando apareció el bebop y muy pocos vídeos ya que la música negra era denostada casi siempre por Hollywood.
      Creo que Eldridge es muy bueno. Tengo un cuadruple cd de él y cuesta mucho elegir uno u otro tema de su amplia carrera.

      Eliminar
  3. La sabiduría popular dice que " los buenos perfumes y los mas ricos venenos (¡glug, glug, ñam, ñam!) vienen en frasco chico"..
    Con "Little Jazz Number 10" se comprueba que este refrán (en cuanto a perfumes) no está equivocado.
    Saludos jazzeros...
    ¡Ah! ... y gracias.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé la causa de que le llamasen Little Jazz, no lo he encontrado. Me parece que Little es un músico mayúsculo y no demasiado conocido, Incluso Bix Beiderbecke que tuvo una vida musical tan corta es mucho más conocido que Roy.
      Saludos a ti y gracias por tus maravillosos naipes.

      Eliminar
    2. Pienso que ese mote seria porque era bastante little (creo que media menos de 1,60 cm de altura).... Luego, el origen de la palabra jazz es similar a "hacer guarrerías españolas" como diría el Chiquito de la Calzada, o sea Roy seria algo así como el "pequeño hacedor de guarrerías españolas" jejejeje.

      Pero Roy como jazzman fue un gigante y en muchos momentos fue considerado el Number One del jazz.
      En cuanto a los naipes, es una obra artistica que nace como una vuelta de mano a los muchos buenos momentos que me ha regalado el jazz (incluido el trabajo de diseñarla).

      Eliminar
  4. Uy, me sorprende ese ataque a los "exquisitos".

    Me gusta Little Jazz aunque es cierto que no ha sido uno de mis favoritos, sin embargo tiene calidad de sobra para sobrevivir entre quienes amamos el jazz.
    Las modas son crueles y arrasan con todo a su paso, no siempre lo más moderno es lo mejor, pero quiero creer que el tiempo pone a cada uno/una en su sitio.

    Otra cosa que no suele perdonarse es la heterodoxia, lo mejor es estar con las mayorías, normativizarse y no distinguirse. Quien lo hace le espera el infierno.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te debes de sorprender, creo que es importante la democratización de la cultura y no crear compartimentos estancos para que disfruten los preparados. Hay mucho clasismo que no le hace bien a la difusión de la cultura o de cualquier arte en general y debemos abrir las puertas para que entre todo el mundo.
      El tiempo es algo cabrón y hace auténticas barbaridades.
      La heterodoxia es necesaria siempre para crecer y expandirse pero también hay mucho heterodoxo de pega o de ocasión.
      Muchos besos

      Eliminar
    2. Te veo con capacidad para discernir entre lo auténtico y lo de ocasión. No es eso de exquisitos?

      Más besos.

      Eliminar
    3. Eso no es cuestión de exquisitez, más bien tiene que ver con la experiencia personal y la intuición que vas adquiriendo con los años. Hay un momento en que acabas descubriendo donde está el oro y donde el latón.
      Besos

      Eliminar
  5. Cuál es el motivo de que un músico trascienda y otro no? Será sólo la crítica la encargada de que eso suceda? Siempre he sostenido que el jazz, a diferencia de otros géneros, es dialectico en el sentido de que las propuestas “nuevas” definen un nuevo camino en base a lo absorbido y asimilado de sus antecesores. Parker fue uno de los que encabezo la revolución del bebop pero nunca desmereció los estilos anteriores. Ornette lidero la otra revolución y tampoco negó la importancia histórica y musical de los estilos anteriores, aunque su propuesta rompiera los esquemas y moldes establecidos. Gran carta ese ocho de corazones. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oportunidad esa es la palabra que se me ocurre. La oportunidad que puede aparecer cuando se combinan una serie de premisas como puede ser la suerte, el talento y la buena promoción.
      En el jazz hay dos sectores bastante encontrados: los músicos y la crítica. Los músicos siempre valorarán la importancia de sus influencias, como es el caso de Dizzy con respecto a Eldridge. Ellos saben de que va la cosa porque lo han vivido en sus propias carnes al desarrollarse musicalmente. Los críticos están afuera y ven solo el resultado final al que etiquetan y valoran. Aún si han sido contemporáneos de los músicos y los han visto en directo pueden dar cuenta de lo que en realidad valían. ¿Pero y nosotros que no los hemos visto y debemos fiarnos de unas grabaciones que en muchas ocasiones no reflejan las vivencias de los músicos en el acto de tocar?
      Gracias, Nico. Saludos

      Eliminar
  6. Me estoy derritiendo con el Stardust de tu ( para mi desconocido ) Roy Eldridge... así que mejor sigo escuchando el resto y si termino a tiempo, te cuento lo que me parecen porque si son todos los temas del tipo de este... no sé si podré dejar de convertirme en un charco de agua... Mmmm qué bonito! .. Muchos besos!
    Graaaciaaaass!! luego vuelvo;)


    .. Mientras, voy a tu otro blog, ando un poco despistadilla últimamente por aquí - perdón-
    .. pero me gusta volver a casa sieempre.. aunque no sea Navidad;)

    ResponderEliminar
  7. Estoy entre Stardust y la silla de Rocki.. las dos que más me han gustado de esta genial selección tuya, bluff! lo que he disfrutado.. graaciaasss ! por lo demás a mi nunca me han importado nada las etiquetas, ni los análisis a toro pasado que se empeñan en hacer los sesudos analistas de lo que sea que analicen.. ¡de nada! este trompetista suena tan bien que si su trayectoria tuvo que ser la que fue pasando desapercibido para personas como yo en detrimento de los más famosos, solo por no haberlo disfrutado más puede ser una pena que su camino fuera al que fue.. pero ¿ qué sabemos nadie de lo que nos depara el futuro en nada? por hoy, en este instante.. solo te reitero mi gracias enorme porque he pasado un ratito delicioso con él gracias a ti.

    Más y más besos de domingo soleado... que tu tb lo disfrutes mucho, seguro que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María:
      Yo tenía preparadas para poner otras canciones de un disco que tengo de Eldridge pero cuando oí su versión de Stardust quedé abducido por completo.
      La silla de Rocky como lo llamas tampoco estaba prevista al principio pero teniendo en cuenta que es la pieza con la que Little Jazz tuvo más éxito era casi imprescindible ponerla aquí.
      Yo creo que Roy estaba contento de su condición y acepto eso que decían los de Jehtro Tull con respecto al rock: demasiado viejo para el bop, demasiado joven para morir.
      Las etiquetas mejor post mortem y en una lápida para que no te confunda con otro.
      Gracias a ti por ser tan atenta siempre.
      No sabes como me molesta que no haya llegado tu comentario a la entrada de las Corporaciones. He repasado los correos recibidos y la papelera pero no aparece.
      Muchos besos de domingo noche

      Eliminar
  8. Qué música tan genial.Gracias por compartir de esto.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas