10 oct. 2014

En serie y en serio


Son como pequeñas píldoras para abrirnos la boca y darnos apetito con lo que vendrá luego. Aperitivos que funcionan como faros localizadores de nuestra sensibilidad e interés. En ocasiones duran pocos segundos. En otras, en cambio, se extiende durante uno, dos o hasta tres minutos. Nos llaman, a través de sus imágenes impactantes y sus atrevidas propuestas musicales, y luego se  refugian en un rincón de nuestra mente donde se quedan para siempre.
 
Pocos términos tienen una nomenclatura tan variada: apertura, secuencia de apertura, inicio, cabecera, entrada, entradilla, intro, cuña, opening, genérico, cortina musical, sintonía, presentación...
En el año 2010 escribí un texto en Sinfonía Azul (aquí lo tenéis enlazado) sobre cuatro de estas secuencias y sus correspondientes series, algunas de las que más me han impactado. Más tarde, en el 2011, le dedique a la serie Treme una entrada entera a la que llamé Donde todo empezó una vez. Ahora vuelvo a las andadas y sondeo de nuevo las escenas de apertura de conocidas series más o menos actuales, ya que las dos primeras son de la década pasada.
La primera es muy conocida y todavía me sigue poniendo los pelos de punta. Empezó en el 2001 y duró 5 temporadas. De la parte musical se encargó uno de los grandes compositores de Hollywood, Thomas Newman, perteneciente a una saga ilustre junto con su tío Lionel y su hermano David. Por esta joya ganó dos Grammys y un Globo de Oro. Danny Yount es el responsable de la parte visual.
 

Carnevale no es tan famosa como A dos metros bajo tierra y apenas duró dos temporadas desde que empezó en el 2003. Realmente es una pena que lo que le sucedió a esta sorprendente serie ambientada en una feria o circo ambulante en la época de la Gran Depresión. Su cancelación sorprendió muchos y hoy está considerada una obra de culto. A mi personalmente me encantó.  Su hipnótica secuencia de apertura ganadora de un Emmy está creada visualmente por los estudios A52 de Los Ángeles, mientras que la parte musical fue realizada por Wendy Melvoin y Lisa Coleman.
 
Vayamos sin prisas pero sin pausas a la más rabiosa actualidad. Homeland es una serie que está en boca de muchos. Se va a estrenar su cuarta temporada y los seriófilos queremos saber como van a salvar el estropicio de la tercera tras dos sesiones anteriores trepidantes y adictivas. Su famosa secuencia de apertura es un batiburrillo de imágenes, voces de presidentes USA y sonidos dispersos con el fondo de una trompeta desamparada a lo Miles Davis. El responsable de la  música es Sean Callery, famoso por sus trabajos anteriores en las series 24 y Nikita y de la cuestión visual se encargó el Thomas Cobb Group.
 
Boardwalk Empire me ha defraudado. Tenía todo para triunfar: presupuesto, producción, actores, guionistas, directores etc... Gran parte del equipo procede de Los Soprano como su creador erence Winter o su protagonista el estupendo Steve Buscemi, además entre sus productores están Scorsese o Mark Wahlberg. Demasiado poco para tantas buenas posibilidades. Quedan al margen las buenas intenciones retratando el gangsterismo norteamericano de los años 20 desde Atlantic City, las soberbias interpretaciones de una buena cuadrilla de actores secundarios y esta estupenda entrada con un tema del grupo de rock norteamericano The Brian Jonestown Massacre, titulado Straight Up and Down. En la parte visual el trabajo fue de Karin Fong y Michelle Dougherty. El vídeo de entradilla no se puede insertar en el blog pero aquí tenéis el enlace.  En su lugar os pongo el tema musical completo.
 
True Detective es la mini serie del momento y consiguientemente de las que más se ha hablado en esta temporada, hasta cierta exagerada mitificación según mi personal punto de vista. Está muy bien, el guión es decente aunque un poco enrevesado y las interpretaciones de Matthew McConaughey y Woody Harrelson son brillantes pero la noto ligeramente efectista, como si se tocasen todos los palos necesarios para enganchar a todas las sensibilidades. El director creativo de la secuencia inicial fue Patrick Clair y el fascinante tema principal es Far From Any Road de The Handsome Family.
Y para postre mi serie favorita de las de la última hornada: Orange is the new black
En ella se combina humor, drama y tragedia. La historia de una chica pija pasando un año en la cárcel y teniendo que convivir con mujeres de todas las etnias y circunstancias. Lo que nació como autobiografía personal de Piper Kerman se convierte en una fastuosa obra coral donde las mujeres tienen todo el protagonismo. Pocas veces he visto un retrato tan afilado de la psicología femenina y de las condiciones sociales en la Norteamérica interracial. Pocas veces he visto tanta capacidad de penetración social  sin recurrir a aspavientos, retórica o subrayados.  Hace una semana que vi el último capítulo disponible y todavía estoy magnetizado. Como escribía arriba, está basada en el relato autobiográfico de Piper Kerman aunque desconozco cuantas libertades se tomó su creadora, Jenji Kohan, respecto a la obra original. El tema de la apertura es de una cantante excepcional,  Regina Spektor, capaz de cantar cualquier género que se le ponga por delante. Las caras que aparecen en el vídeo, realizado por los mismos que hicieron el de la apertura de Homeland, corresponden a mujeres  expresidiarias a las que se les pidió que buscaran en si mismas tres pensamientos emotivos al posar ante el fotógrafo. 

19 comentarios:

  1. KO técnico! ni una jaja no es que no las haya visto es que ni siquiera me suenan, la única y creo que solo vi uno o dos episodios "a dos metro bajo tierra", jo! si es que a penas veo la Tv y encima no tengo paciencia para las series... pero me ha encantado la secuencia de apertura de Carnivale, es verdad ... a veces son verdaderas maravillas ... al contrario que los créditos que siempre me pregunto para que los ponen al final si nadie los lee. Como ves, si me sacas de Dr en Alaska y House en sus primeros tiempos, ignorante total:))

    Muuchos besos Dr y que el finde sea bueno contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las del principio te sonaran más, seguro. Me refiero las del primer vídeo con aquellas series históricas. Reconozco mi afición exagerada a todas las series americanas e inglesas y me hago más adicto cuando te dejan la intriga abierta de episodio en episodio. Son como los viejos folletines o las radionovelas que escuchaba lejanamente cuando era pequeño en mi casa. Veo las series como una novela y las películas como relatos más cortos en formato cuento.
      No soy capaz de irme de una película en el cine sin ver todos los créditos y escuchar la banda sonora final.
      Doctor en Alaska está entre las 5 mejores series que he visto en mi vida.
      Muchos besos y que el próximo fin de semana, que ya llega, sea buena contigo.

      Eliminar
  2. Interesante tema Dr. Krapp... Las "entradillas" son presentaciones que a veces alcanzan el rango de película inolvidable dentro de una película olvidable.
    Parece que esto ocurre cuando la intro alcanza un cierto nivel de calidad -por arriba o por abajo- quedando registrada; pero durmiendo una siesta, dentro de nuestro Disco Duro...

    En el cine, a las entradillas de muchas de las películas de James Bond o de los "Espaguetis Western", se las considera como verdaderas joyas de la "presentación peliculera".... Un tema musical, una voz súper escogida y una gráfica animada; juntas, actúan como un gran caramelo cuyo sabor no se nos olvidará jamás.

    Me gustan las introducciones de las series que has puesto aquí... (como aun no me he querido "serigrafíar" en la life, no las conocía)
    Un saludo y un abrazo peliculero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas de esas entradillas están confeccionadas por gente que solo hace eso dentro de la serie y luego no tiene más participación. Algo parecido a lo que hacía Saul Bass en las entradillas de las películas de Hitchcock y de otros grandes directores o como escribes tú en las de James Bond.
      Si tuviera que escoger una de estas series par ti seguro que elegiría Boardwalk Empire con su visión de los años 20 en Norteamerica en la época de la Prohibición. Y su música entre el cabaret y el jazz de Nueva Orleans, luego de Chicago y Nueva York.
      Un abrazo en serie y en serio

      Eliminar
  3. me encantó la entrada; soy miradora de series, sí; aquí mi favorita https://www.youtube.com/watch?v=MzbpxxJgRzY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.Seguí CSI al principio luego lo dejé. Teniendo a The Who en danza pocas bandas sonoras pueden llegar tan lejos.

      Eliminar
  4. Espléndidas observaciones Doctor.
    Aquí acabo de ver el final de "Breaking Bad", nos han obsequiado los domingos con un atracón de capítulos para verlos sin cesar a gusto demencial sin medida.
    Antes veíamos "Mad men", acerca de las desequilibradas vidas en las agencias publicitarias de los años 50; lamento haberme perdido éstas que menciona, pero por su comentario quedo pendiente de alguna segunda corrida que puedan exhibir, en especial "Six feet under". Lamentablemente en television las series se mantienen tanto por ratings como por ventas del product patrocinador, y como espectadores quedamos expuestos a gustos y caprichos de las masas y otros casos fuera de nuestro control.
    Gracias por las recomendaciones y por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos.
      Breaking Bad desde mi putno de vista pierde fuelle en la última temporada aunque por supuesto el final está a muy buen nivel y la impresión general es magnífica.
      He visto todo Mad Men hasta esos siete u ocho capítulos todavía no emitidos para terminar la serie.
      Six Feet Under es puro realismo mágico a la manera de García Márquez desde la propia cultura nortamericana.
      Es raro que yo veo las series cuando las emiten prefiero hacerlo luego desde Internet y en algún caso comprando los DVDs.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Las sintonías de las series han de ser siempre el primer gancho, y en ese sentido yo las comparo a las portadas de los discos: si la imagen te entra antes por el oido y la música por los ojos, ya hay una predisposición para lo que viene luego.

    Y por supuesto muchas de esas entradas se han hecho legendarias: "Bonanza", "Misión imposible" y muchas otras de los años 60 no serían lo mismo sin ellas. Es más: en mi época infantil casi me gustaban más esas entradas que las propias series. Luego ya con el paso del tiempo he ido perdiendo afición televisiva, y hoy en día veo muy poco. Pero imagino, por los ejemplos que nos ha puesto, que sigue cuidándose mucho ese aspecto. Menos mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había pensando en esa relación pero tienes mucha razón: las sintonías de las series tienen que ver mucho con las portadas de los discos. En realidad cada vez es más importante el envase y pierde valor su contenido, la prueba más evidente es lo que está pasando con la cocina actual de vanguardia.
      Creo que nunca se ha cuidado tanto las entradillas como ahora y aparte de las aquí expuestas hay muchas más sumamente interesantes.

      Eliminar
  6. Ya sabes que no veo TV y, por tanto, no conozco ninguna de estas series, excepto True Detective que me gustó bastante. Empecé a ver Juego de tronos y abandoné al principio de la segunda temporada.

    La música que has seleccionado me ha gustado, supongo que la cuidan mucho porque es uno de los nexos cuando se trata de una serie.

    No he entendido cómo se llama la última serie de la que hablas.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. True Detective es una miniserie estupenda que vive de ese mundo extraño y perturbador que se inició en el cine con "Seven" "El silencio de los corderos" y "Twin Peaks" para luego expandirse a otros territorios.
      Juego de Tronos es una serie estupenda pero prefiero los libros.
      Rectifiqué la entrada a raíz de este comentario tuyo y ya puse el nombre tal como puedes ver: Orange is the new black.
      Besos

      Eliminar
  7. Comencé con Homeland, por recomendación de mi hijo, y mi interés fue de más a menos hasta abandonarla. La verdad es no soy muy seguidor de las series...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Homeland, como digo arriba, tuvo dos temporadas trepidantes, al margen de su ideología de fondo y luego la última ha sido bastante bochornosa y hasta objeto de burla en las redes sociales. Los seriófilos estamos pendientes de que va a pasar en la próxima. Yo me he vuelto a hacer seguidor de estas series porque son infinitamente mejores que las antiguas y además porque tienen una continuidad dramática que te obliga estar pendiente de la evolución de los personajes.

      Eliminar
  8. Vi Homeland y me gustó, no sé como solucionaran la muerte del protagonista, espero ver la ultima temporada.
    Ahora estoy viendo la de Orange... unos capitulos buenos otros mejores, pero no me acaba de atrapar...
    Te recomiendo House of card,

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Homeland me tiene intrigado dada la importancia del personaje desaparecido.A tales atrevimientos solo se atreven los de Juego de Tronos siempre con ganas de cargarse a los personajes que descollan del resto aunque eso es así porque ese es el empeño de George R. R. Martin en laq colección de novelas de Canción de Hielo y Fuego.
      Orange gana cuando la acción se desarrolla en la cárcel entre las reclusas y pierde en las escenas de la vida extracarcelaria. Según veo yo.
      He visto House of cards, admiro mucho a ese actorazo que es Kevin Spacey y a Robin Wright pero luego he visto la versión original inglesa de principios de los 90 y me quedo con ésta. Está toda en Youtube subtitulada en español y en cuatro capitulos. Luego continua, siguiendo las novelas originales, en dos series más cada una también de cuatro capítulos. La segunda se llama To Play the King y la tercera The Final Cut.Te paso aquí el enlace a la primera. Al lado tienes las continuaciones.
      Saludos

      Eliminar
    2. Gracias Dr. Krapp, la veo y te comento.
      Abrazos.
      Carlos

      Eliminar
  9. Repasazo cargado de ideas para aquellos que no sabemos que ver. Me apunto la de Orange is the new black porque esas temáticas me tocan la patata. Alucinante como siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lía, aunque yo soy muy seriófilo y la pasión me pierde un poco.
      Abrazos

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas