16/3/2012

Cuando por fin sonó la flauta

Mal que les pese a los norteamericanos, Alberto Socarrás, un pionero de la música latina de formación clásica, fue el primer músico en tocar un solo de flauta en una grabación de jazz. Aquello ocurrió en 1927 y estaba acompañado por la Clarence Williams Band. Con loable empeño este flautista, clarinetista y director de orquesta dedicó el resto de su carrera a reivindicar a la flauta como un instrumento tan apto para el jazz como para los ritmos calientes del Caribe. Masabi es una grabación muy posterior realizada con su orquesta, la mítica Cubanacán.

Fue una dura empresa hacer competir a tan modesto y universal instrumento con los atronadores grupos que dominaron el jazz en gran parte de su historia. ¿Cómo puede competir la frágil flauta al lado de rivales tan poderosos rivales como trompetas, trombones, saxos o incluso su primo hermano, el clarinete? El hecho cierto es que ha habido muy pocos flautistas puros en la historia del jazz. En su mayor parte eran y son saxofonistas que en un momento dado necesitaron expresarse con el legendario instrumento.  Wayman Carver, fue uno de esos pocos como miembro de las orquestas de Benny Carter y Chick Webb en los años 30. En muchos libros incluso aparece como el primer solista de este instrumento en jazz. No es cierto su primera grabación es 5 años posterior a la de Socarrás

Con la excepción de Jerome Richardson la flauta apenas tuvo algún papel a lo largo de los años 40. Todo cambió a principios de los 50 y el instrumento empezó a alcanzar cierta proyección.. Dos motivos lo favorecieron: la mejora de los sistemas de sonido y audición y el desarrollo de un nuevo lirismo lejos de la agitación bop. El cool, con su actitud distendida, ligera, informal y al mismo tiempo intimista, siguiendo la senda que había desbrozado Lester Young,,coloca a la flauta en un lugar que antes no había conocido en la música popular del siglo XX. Frank Wess, un poderoso saxo fue el primero en abrir terreno desde la atalaya que suponía ser miembro de la famosísima orquesta de Count Basie.

Bud Shank llegó poco después desde el fecundo vivero de la orquesta de Stan Kenton. Habiendo sido un gran maestro del saxo alto,  encontró en la flauta una nueva forma de expresividad, tanto encabezando su propio quinteto como en sus intervenciones con otros grupos de la West Coast o en sus duetos con el óboe de Bob Cooper, otro saxofonista a la búsqueda de nuevos sonidos.

Buddy Collette llevaba detrás una larga carrera musical antes de incorporarse a la corriente musical de la Costa Oeste a través del grupo de Chico Hamilton. Su atrevimiento le llevo a crear incluso grupos de varios flautistas. Es el caso de su Collette's Swinging Shepherds donde estuvieron juntos aparte de él mismo, el citado Bud Shank, Paul Horn o Harry Klee


En 1956 hay un hecho importante para la flauta: la siempre parsimoniosa revista Downbeat, decide crear el premio al mejor flautista del año. Desde 1957 hasta 1970 un solo nombre encabezará las listas: Herbie Mann. Un flautista dedicado a su instrumento en exclusiva como el viejo Carver, pero además con la fórmula para llegar al gran público. Músico discutido y cuestionado, tachado de comercial y entregado a la fusión -fue un pionero de la Bossa Nova- antes de que ese término tuviera significación propia. Este fue quizás su tema más representativo.

Otro día volveremos a enflautarnos. Si así os parece, claro.

29 comentarios:

  1. herbie mann tuvo una muy mala prensa y la verdad es que algunas cosas se pasaban de "moñas". pero tambien hay que reseñar que una de sus grabaciones "memphys underground" fue un disco de culto. vitous, sharrock o coryel andaban por alli

    ResponderEliminar
  2. Hola Doc, magnífico post sobre un instrumento a menudo olvidado en el jazz y impulsado poderosamente por la legión de jazz latino que se acerco a los EEUU durante el transcurso de las diversas dictaduras que se produjeron en la América del Sur durante aquellos y sucesivos años.

    Pienso que tanto el latin como el fusion fueron importantes para la introducción de este instrumento masivamente en el jazz.

    Pero sucedió lo mismo con instrumentos tan populares como la guitarra que resurgió con la bossa nova. Sabes que al margen de Charlie Christian y Django Reinhart la guitarra no tuvo gran protagonismo en el jazz. Django ya es para mi gusto fusion pero hasta que llegara Wes Mongomery y luego Jobim y Gilberto, la guitarra también era un instrumento ignorado por el jazz. Y es que, como bien sabes, el purismo siempre tiene sus víctimas.

    Saludos Krapp
    Jazzy

    ResponderEliminar
  3. Pues nos volvemos a enflalutar cuando quieras.
    Yo tuve mi etapa de flauta. La influencia llega a la escuela y los alumnos aprenden a tocar la flauta, entre ellos mi hijo. Reconozco que esto suena bien. Desde el primer momento vi que el niño para la flauta no serviría, así que salimos del paso como pudimos, con bastante ensayo casero. Eso sí, ponía todo su empeño.

    Más adelante tuvimos guitarra, por ahí andará, pero tampoco, tampoco era lo suyo. El niño iría por otros derroteros pero por los de la música estaba escrito que no.

    Me ls he escuchado todas y muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad yo de flauta, nada de nada...Pero...¡¡qué maravilla!! lo bien que suena Frank Wess, lo que más me ha gustado de esta entrada... y después ese trombón que suena como antesala de esa delicia de instrumentos de viento interpretando la canción de Moulin Rouge... ¡¡ hasta fíjate!! también este Herbie Mann, me ha gustado mucho, que no me ha parecido nada moñas jajaja aquí. A veces es bueno, ser ignorante:-) no tienes referencias y disfrutas lo que escuchas sólo en el momento.

    Naada que ver, pero hablando de flauta, sólo me sale un nombre y no me resisto a dejártelo...

    Nuestro CARLOS NUÑEZ flautista y gaitero :-)



    Un besito, feliz finde Dr.

    ResponderEliminar
  5. Desde ayer que leí tu post estoy enflautado, me hiciste desempolvar mis Jethros, mis Focus, mis Crimsons y tantos más. Herbie Mann es un musicazo, su disco junto a Joao Gilberto y Tom Jobim es una maravilla, su participación en el “Chet” de Baker (junto a Bill Evans) es de lujo. Sus grabaciones con Bill Evans en el 64 demuestran la sensibilidad musical que tiene. Bueno espero que el enflautamiento que me has ocasionado me haga descubrir nuevas músicas.

    ResponderEliminar
  6. Mucha gente no dice ni pio cuando le conviene, Doc. Te digo con ppena,que a pesar de la cercanía he escuchado mucho de Herbie y nada de Socarrás. Gracias por la interesante y emotiva reseña sobre la evolución de nuestra fraternal amiga la flauta, casi desde Hamelin y en futuras faluteadas ampliar la lista.

    ResponderEliminar
  7. Mucha gente no dice ni pio cuando le conviene, Doc. Te digo con ppena,que a pesar de la cercanía he escuchado mucho de Herbie y nada de Socarrás. Gracias por la interesante y emotiva reseña sobre la evolución de nuestra fraternal amiga la flauta, casi desde Hamelin y en futuras faluteadas ampliar la lista.

    ResponderEliminar
  8. Gran ilustracion nos has acercado sobre este bello pero opacado instrumento en el jazz . Solo tenia muy presente a Mann pero noto que tuvo grandes precursores y un latino como primera opcion .
    Seguiremos enflautandonos cuando quieras doc
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. POR LA PRESENTE LE CUMUNICAMOS QUE LE HA SiDO CONCEDIDO EL PREMIO LIEBSTER, CUYAS BASES Y CONDICIONES PODRÁ ENCONTRAR AQUÍ : http://moderneceslasjustas.blogspot.com.es/2012/03/me-han-concedido-el-premio-liebster.html(le rogamos no rompa la cadena).

    Bueno Doc. No he roto la cadena del premio y te paso la flauta... perdón el testigo. Eres uno de mis 5 elegidos.
    Saludos flauteros.

    ResponderEliminar
  10. Salud, Doc. Un buen repaso al flautismo jazzero. Es un instrumento que me gusta, aunque tiende a cansarme si es mucho rato. El tio Herbie tiene cosas buenas y otras infames, pero me quedo con lo bueno. La verdad que ahora parece que hay menos, aunque me vienen a la cabeza Jane Bunnett, Hermeto Pascoal o Hubert Laws (que también tiene sus días).

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. troglo, si es por ahora, la numero uno, e indiscutible, creo que es la nicole mitchell. y a mi practicamente el/la unico/a flautista qeu no termina cansandome

    ResponderEliminar
  12. Jesús, razón tienes. Se me había olvidado Nicole, y eso que la vi en el Johnny. Una burrada de flautista. Además vino con una violinista y una bateria brutal. Para más detalles, ver el blog de Esther.

    Saludazos.

    ResponderEliminar
  13. Me gustaría comentar la aportación de la flauta de Herbie Mann a ese disco mítico llamado "Sarah Vaughan with Clifford Brown". Y echaros una regañina ;-) a todos por olvidaros de Eric Dolphy

    Magnífico post, como siempre, y aunque la flauta no es lo mío, casualmente de un tiempo a esta parte le he estado dando a Herbie Mann.

    ResponderEliminar
  14. Quizás lo de Herbie, sus vacilaciones entre estilos y demás, vaya vinculado al hecho de moverse en un territorio no suficientemente trabajado a pesar de la generación anterior de flautistas de jazz. No era un tipo tan vanguardista como Eric Dolphy o abierto a nuevas posibilidades etnomusicales como Lateef o experimentales como Kirk.
    Gracias por la referencia sobre Nicole Mitchell, JESÚS, estoy escuchando alguna cosa de ella por el Youtube y está muy bien.

    Hola JAZZY. La música latina siempre estuvo al lado del jazz. Señalaba Jelly Roll Morton que el jazz nació con un componente criollo, él le llamaba español, tan importante como el elemento negro y el europeo. Por eso quizás la guitarra estuvo incorporada al jazz desde el principio, como acompañamiento rítmico, aunque no obtuviera tanto protagonismo como cuando la amplificó Christian. El caso de Django es especial y estoy muy de acuerdo contigo: es el primer músico de fusión tal como se entiende ese término en la actualidad relacionándolo con eso llamado world music.

    ResponderEliminar
  15. Querida ANGIE, lo que no se puede hacer es lo que se hace en este país con las clases de música en la escuela. Se pretende que un crío intente aprender la flauta, así sin más, sin previamente haberle dado unas nociones básicas de solfeo y teoría musical. Si al menos se les dejase elegir instrumento. Así de mal se hacen las cosas. Me alegro de que te hayan gustado. Besos

    Es difícil captar una instantánea de un músico a través de una única grabación aunque lamentablemente tampoco hay mucho de estos músicos en en vídeo, celebro por tanto que te hayan gustado MARIA. Herbie tuvo una larga carrera y participó de las cosas buenas y malas del tiempo que le tocó vivir. Fue comercial pero también demostró que podía hacer otras cosas más exquisitas.

    ResponderEliminar
  16. POR LA PRESENTE LE COMUNICAMOS QUE LE HA SIDO CONCEDIDO EL PREMIO LIEBSTER, CUYAS BASES Y CONDICIONES PODRÁ ENCONTRAR AQUÍ : http://moderneceslasjustas.blogspot.com.es/2012/03/me-han-concedido-el-premio-liebster.html(le rogamos no rompa la cadena)

    ResponderEliminar
  17. Dudo que pueda hacerte descubrir nuevas músicas, NICO, cada semana demuestras no solo tu sabiduría y tu capacidad para hacerla accesible a todo el mundo. Escuché ayer tu programa del corazón de primeros de diciembre y era realmente memorable. Me olvide de esa colaboración de Herbie Mann con Bill Evans, otra muestra de la versatilidad del músico. Ian Anderson me enseñó a entender lo mucho que este instrumento puede aportara a la música popular.

    Esas cosas pasan ARMANDO a estas alturas todavía no podemos calibrar todo lo que la música latina a aportado al desarrollo de la música popular. Intentaré enflautarte en futuras ocasiones.

    ResponderEliminar
  18. Incluso ha habido algunos excelentes flautistas en el blues rural que a tanto a ti como mí me gustan tanto, LUTHER. Seguiremos el tema de cerca.


    Te lo agradezco muchísimo, KUTO de verdad es todo un honor, pero me metes en un compromiso ya que no soy muy dado a ésto de los premios. Para mi es un regalo tener espacios, con el que comunicarme con la gente y al mismo tiempo poder entrar en otros lugares para aprender y entretenerme con otras entradas. Tengo demasiada fidelidad a muchos de los que estáis aquí con vuestros blogs y no quisiera ser injusto con ninguno al no ponerlo en mi lista. Como diría Bartleby, el escribiente de Herman Melville, preferiría no hacerlo. Espero no defraudarte.

    ResponderEliminar
  19. Tú postura no me puede defraudar. Entiendo que cada uno debe actuar de acuerdo a lo que piensa y actuar con coherencia.
    Lo que debes saber es que a todos "los premiados" nos ocurre lo mismo que a ti, y tampoco nos gusta discriminar entre nuestros bloggeros amigos...

    ResponderEliminar
  20. Conozco a Janne Bunnett y Hermeto Pascoal y casi nada a Laws, TROGLO. Hay que entender a Mann eran tiempos difíciles y las tentaciones o los tentadores estaban a mano sobre todo con un instrumento bastante primerizo en esto de la música popular. Mi educación flautista, por llamarlo de alguna manera procede del rock y el folk.

    MARIO, es imposible olvidar a Dolphy tocando la flauta o cualquier otro instrumento pero por diferencia cronológicamente lo dejaba para otra entrada posterior. ¿Tiene un disco con Sarah Vaughan y Clifford Brown? Voy a buscarlo. Gracias a ti, MARIO.

    ResponderEliminar
  21. Gracias AUGUSTO, como ya le he dicho a KUTO agradezco que os hayáis acordado de mí, pero no voy a seguir la cadena. No sabría elegir y pecaría de injusto al incluir a unos y rechazar a otros.
    Un abrazo

    KUTO sabía que ibas a entender mi postura como también entiendo la tuya. Te lo agradezco.

    ResponderEliminar
  22. Para los que somos de otras querencias, ya se podrá imaginar usted que quien nos abrió el mundo de la flauta fue el señor Anderson y sus Tull. Y gracias a él llegamos a Roland Kirk o a Herbie Mann, quien a pesar de sus tendencias mainstream ha sido un gran introductor de ese instrumento en el oyente medio; comprendo que a veces se le tache de "moñas", como dice algún comentador -y con razón-, pero su maestría es innegable.
    Estamos de acuerdo en que la flauta parece un instrumento "débil" en comparación con los tradicionales del jazz; no digamos entonces con respecto a la estridencia del rock. Y sin embargo los Tull o Focus han demostrado que es de una versatilidad mucho más amplia de lo que parece.
    Por cierto, hay un instrumentista sueco llamado Björn J:Son Lindh que también nos encantaba allá por los años 70. No lo seguí luego, pero sus tres o cuatro primeros discos son magníficos. Es un personaje que mixtifica unos cuantos géneros con bastante habilidad.

    ResponderEliminar
  23. Todos grandes músicos. La flauta es un instrumento poco frecuente en el jazz, no obstante ha habido muy buenos exponentes de este instrumento. Todos los que has posteado son excelentes. Mi preferido de todos modos es
    Bud Shank.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Enflautémonos, sí!!! jejej
    Doc, hiciste una selección estupenda! me encantó y mucho la orquestación en el tema que interpretó Frank Wess, por supuesto que él también!
    I can´t get started es uno de mis temas favoritos, es más, es el tema que representa mi incursión y mi deleite definitivo del jazz, cuando era adolescente.
    Y con el tema de Herbie Mann me dieron ganas de estar en un bar oyéndolo tocar y bailar sin parar, así, hipnóticamente!
    Estuvo más que interesante estas historias de flautas, como siempre... una delicia!

    Beso!!!

    ResponderEliminar
  25. No os olvidéis de Henry Threadgill, y de Roland Kirk. Aquí, en Madrid, tenemos a Jorge Pardo. El disco que he escuchado casi entero de Herbie Mann 'Village Gate' me ha gustado, lo he pasado muy bien escuchándolo. Por cierto, también me gusta Bud Shank últimamenete lo he escuchado bastante por casualidad a través de la radio especializada en jazz Channel.

    Un besazo gordo, Doc.

    ResponderEliminar
  26. La prueba de que las querencias confluyen en lugares insospechados, RICK, se refleja bien en este tema de la flauta. Aparte de las obras "pedagógicas" de la música clásica, la famosa Pedro y el lobo de Prokofiev a casi todos nos ha entrado el instrumento gracias a Ian Anderson o a través de toda la tradición folk. Es lo bueno que tienen éstos instrumentos que están en tierra de nadie y no se asientan en ningún contexto. Todos pueden hacer uso de ellos sin por ello perder su propio estilo y favoreciendo la fusión.

    Gracias, HÉCTOR. En esta primera etapa, Bud Shank fue primordial, luego llegarían otros posteriores que ampliarían los horizontes jazzísticos de forma considerable.

    ResponderEliminar
  27. Pues muchas gracias, AXIS. Lo meritorio en el tema de Wess es darle un protagonismo a un instrumento tan chico con toda esa parafernalia metalera detrás ya que no se trata de una orquesta tradicional donde el sonido de la flauta esta apoyado por otros instrumentos de cierta similitud acústica.

    No te imaginas lo que me alegra verte por aquí de nuevo, ESTHER. He cogido solo la primera época de la flauta. Por supuesto que Kirk es imprescindible, Threadgill un tipo fundamental en toda la movida de Chicago y Jorge Pardo, pienso yo, sigue siendo el principal "soplador" de jazz en España.

    ResponderEliminar
  28. Lo del cerebro no iba con ironía en absoluto, siento que supusieras eso, lo pienso de verdad, verdadera :-)

    Te dejo el trocito más trabajoso de “otra” flauta mágica, sé que no es lo tuyo, pero aun así, sé que lo apreciarás, por eso me gusta tu cerebro:))

    Besos y feliz finde

    PD
    Y.. por cierto jajaja En música puedes atreverte con todo ... yo, es en lo único que me atrevo:))

    ResponderEliminar
  29. Amiga MARIA, eso pertenece a otro territorio y a otro blog, que tan siquiera llevamos ninguno de los dos, es allí donde mejor te podría contestar. Como sabes la ironía es algo que llevamos todos los gallegos en nuestro código genético difícilmente puede molestarnos y si es sin ironía también muy bien.
    Te equivocas me encanta La Flauta Mágica, y cada poco tiempo les hago una visita a esos entrañables Papageno y Tamino o a esa sobrecogedora Reina de la Noche.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas