23 ene. 2009

Cuando caen los pájaros


No me siento con demasiada fuerza moral para lanzar juicios de valor sobre la más patética grabación de la historia del jazz.
¿Quienes somos nosotros para juzgar a un pájaro caído cuando está tirado en la acera?
¿Cómo podemos permitirnos el lujo de valorar estéticamente algo nacido de un esfuerzo casi inhumano por mantener la dignidad cuando todo a tu alrededor se ha desmoronado?
Y sin embargo, es necesaria oírla una y otra vez para entender que hay un camino más allá del dolor y la desolación.
Como retrata la película de Clint Eastwood, se trata de la grabación de Lover Man por parte de Charlie Parker en un estudio californiano. Poco tiempo antes, el músico había decidido quedarse en Los Angeles abandonando el grupo de su amigo Dizzy Gillespie. Puede que pensase que allí gozaría de una libertad de movimientos imposible de encontrar en el Nueva York policial de la postguerra. Lamentablemente, se dejó arrastrar una vez más por su adicción y cuando fue detenido su camello, al que inmortalizó en Moose the Mooche, se vino estrepitosamente abajo. Obligado a grabar por contrato y sacando fuerzas de flaqueza, dejó este tema subyugante donde se perciben los esfuerzos balbucientes de Bird por mantener su grandeza en las circunstancias más adversas. No aceptó esa grabación que consideraba indigna de él, ni le perdono al productor que luego la editara y distribuyera con éxito.
Esa noche, al llegar al hotel, provocó accidentalmente un incendio en su habitación y ante su actitud agresiva, fue detenido y posteriormente obligado a ingresar en el hospital psiquiátrico de Camarillo durante seis interminables meses. Afortunadamente Bird, supo volver a volar.


24 comentarios:

  1. Me ha puesto los pelos de punta. No he visto la película, pero este trocito es realmente dramático. No tenia ni idea de que acabó en un psiquiátrico. GRACIAS DOCTOR

    ResponderEliminar
  2. EL don artísitico quizá tenga que ver con su adicción. Quizás debajo de ambos esté en una dificultad para menejar las emociones. Es tan nencesario sublimar con el arte...
    Me ha gustado. Saludos colega.

    ResponderEliminar
  3. No, no acabó en un psiquiátrico Soportándome. Resucitó a los seis meses cual Ave Fénix, llegó a la cima musical y aguantó ocho años más hasta morir en 1955 envejecido pero glorioso.
    Doctor Freud me inclino a pensar que su adicción era producto de su don artístico. Quizá quiso llevar a su vida privada la intensidad que sólo encontraba en la música.

    ResponderEliminar
  4. ¿Es directamente proporcional la adicción a las drogas y la sensibilidad de los artistas?
    ...son muchos, tanto músicos como escritores que se dejan atrapar por las adicciones

    ResponderEliminar
  5. Tesa no creo que haya una relación directa entre una cosa y otra. Hay que pensar que esta gente vivió en una época la postguerra en que en el ambiente musical estaba lleno de camellos deseosos de vender su producto tan ilegal como anteriormente había sido el alcohol y por lo tanto capaz de producir pingües beneficios.

    ResponderEliminar
  6. Particularmente siempre me ha gustado la “Sesión de las baladas” posiblemente porque tuve que ir hasta Lisboa para conseguir los 3 Lps que contenían las grabaciones Dial. Mingus también las tenía en estima, aunque no conozco bien los motivos, los puedo imaginar.
    No las consideraría tan lamentables,“Mama Inez” o “La cucaracha” me parecen mucho más patéticas.

    ResponderEliminar
  7. A mi me has puesto también los pelos de punta y no entenderá pero la grabación me parece fantástica, la película todavía no la he visto pero ahora mismo ponga la mula a trabajar, si viene de la mano de Eastwood tiene que estar genial.

    Muy bueno el blog, volveré si me dejais.

    ResponderEliminar
  8. ¿Puede ser que las drogas jueguen un papel importante a la hora de potenciar el talento, darle una dimensión diferente o, al menos, hacer que éste salga a la luz?
    Una historia fantástica, Dr. Krapp. Me alucina cómo remontó después. Yo también pongo la peli en la lista de espera.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ay, lo que no hiciera Charlie! Como Billie, aún hecho polvo era la hostia. Aquella época dió otro gran tema, "Relaxin' at Camarillo".

    Tiene que hacer un catálogo de grabaciones terroríficas, Doctor. Hay por ahí alguna de Chet Baker que también se las trae.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Félix hay muy buenos temas en esa colección aunque no la conozco tan bien como quisiera. Me intriga las causas por las que Mingus las adoraba, me gustaría que comentaras algo al respecto.

    Bienvenido, Luz de Gas. Es un tema donde desde mi punto de vista en el que se siente a un hombre dolorosamente caído intentando vencer las dificultades. La película de Eastwood con la interpretación excelente de Forest Whitaker es digna de ser vista por muchos motivos: cinematográficos, musicales, biográficos etc...

    Para mi es un honor, Maritoñi, ser nominado a tan prestigiosos premios que terminarán por dejar atrás a los Tonys, Emmys, e incluso a los del dorado tío Oscar.

    Es curioso, Troglo, como Bird se tomó su estancia en Camarillo con el mejor humor del mundo, poniendo títulos optimistas a tema sugeridos por su encierro en el psiquiátrico.
    Buena idea lo de los temas terroríficos aunque solo la de aquellos músicos que en otros momentos produjeron obras prodigiosas.

    ResponderEliminar
  11. Fantástico este post.

    Para mí, este tema fue y sigue siendo uno de los que con más fuerza me llega al alma. El primer disco de jazz que compré fue una antologia de Charlie Parker, CD doble por unas 1.000 pesetas allá por el 98 que incluía este tema, que en unas semanas de bajón no pude dejar de escuchar una y otra vez.

    El contraste entre el sonido firme de la trompeta y el devaneo brumoso del saxofón - que desde que vi Bird conozco que no es forzado - es abrumador, patético - en el sentido del drama que refleja.

    Charlie Parker tuvo el don de la música y el arte pero no el de la perseverancia en su supervivencia, como tuvieron Sonny Rollins o Red Rodney por citar algunos. Sin embargo, siempre estuvo advirtiendo a sus colegas más jóvenes de los peligros de las drogas y el beneficio igual a 0 que proporcionan en la creación de arte o de música.

    Fue un ser humano extraordinario y bondadoso que será recordado como un drogadicto y pendenciero. Encaja totalmente con el hecho de que un ser abominable como George Bush acabe siendo recordado como un buen hombre. Así nos va a la Civilización humana.

    ResponderEliminar
  12. Dr Krapp,

    sinceramente muy bien no suena, la verdad. Le doy la razón a Charlie Parker en eso. Además creo que habría que respetarlo, si él no quiso que esta grabación saliera al mercado por motivos que Charlie los expresa muy bien.

    Fue un gran músico, lo máximo. Y además drogadicto y pendenciero. Eso de ser humano extraordinario y bondadoso... no sé yo...

    Un fuerte ABRAZO.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tu hermoso comentario T.Amengual y coincido en gran parte con él. En ese tema hay fallos, pero también hay vida. El mundo está lleno de pulcras perfecciones, el mismo Parker utilizaba la pulcra perfección en su arte, pero a veces necesitamos y queremos algo más. Yo no creo que este músico sea recordado por ser drogadicto y pendenciero. Era un tipo especial, sometido a una adicción muy dura desde la adolescencia y todos, más o menos, conocemos las consecuencias que lleva consigo la drogadicción

    Esther entiendo perfectamente la postura de rechazo de Bird y más sabiendo lo increiblemente perfeccionista que era, pero sinceramente creo que esta grabación tiene su grandeza como testimonio de un esfuerzo descomunal. Respecto a lo de su comportamiento, repito lo dicho: estaba totalmente condicionado por su condición de heroinómano tanto en sus realciones sociales como emocionales.

    ResponderEliminar
  14. Dr. Krapp, Parker es un pájaro que cambió el sonido y la forma del canto que hasta antes de el se cantaba, el del canto más bonito,además fue el que voló más alto de todos los demás pajaros. Parker fue un genio y como todos los genios al filo de la cordura y la locura. Para mí el más grande de lejos.
    Muy bonita entrada la que has subido. A diferencia de Esrher encuentro maravillosa interpretación, quiso poner su al ma en ella y ¿quien puede saber lo que en ella pasaba?
    Saludos cordiales y gracias por este testimonio de lo que Parker era.

    ResponderEliminar
  15. volvere y lo escuchare con tiempo. tan malo es????
    besos
    me encanta el jazz te felicito por la eleccion del tema de tu blog

    ResponderEliminar
  16. Lamentablemente me olvidé de contestar al comentario de Angie y le pido humildemente perdón por el fallo. Gracias por tus palabras aunque no creo que sea las drogas un potenciador del talento si acaso, te pueden dar la paz o el estímulo que necesitas para crear pero el talento es inmune al uso de estimulantes hasta el punto de que grandes artistas han sido incapaces de crear nada destacable mientras usaban psicotrópicos.

    ResponderEliminar
  17. Muy bien expresado Hector sustituyó lo más bonito por lo más auténtico, lo más profundo, lo más interior. Lo que me fascina de esa interpretación es que está hecha desde sus entrañas heridas.
    Saludos Endocimia ya sabes que sobre gustos se pintan colores.

    ResponderEliminar
  18. Me parece hermosa en su imperfección... Rita Levi Montalcini elogiando la imperfección decía en su libro hablando de los artistas:

    A diferencia del científico, cuyos descubrimientos, en el mejor de los casos, no revelan sino partes infinitesimales del mundo que lo rodea, el artista aspira a formarse y a transmitir una visión del mundo propia, y esta aspiración no concede tregua, ni se conforma con lo hecho, pues siempre le parece insuficiente comparado con lo que anhela.

    ResponderEliminar
  19. Hermoso texto de esa enorme mujer. Hay algo obsceno en esa grabación de Parker cuando estaba en condiciones tan lamentables pero es subyugante y más pedagógico que muchos de esos voluminosos tochos que se han escrito sobre la condición humana.

    ResponderEliminar
  20. Que miedo pensar en poder llegar a sentir esa impotencia. Son como los estertores de la musica. Da grima esa grabación, de verdad que me ha dejado helado.

    Lo importante es que se sobrepuso, sino sería mucho mas duro de escuchar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en lo que revela tiene una poderoso magnetismo. Salvando todas las distancias del mundo, me recuerda esas pinceladas vacilantes de Van Gogh donde la imperfección y la duda adquiere una extraña impresión de belleza. Creo que no se trata de morbo.


      Eliminar
  21. Vi esa película en su día, cuando se estrenó, pero como me suele suceder, no recuerdo casi nada excepto el ambiente que envolvía la película. Lo que cuentas de la canción tampoco lo recuerdo, pero la música sí que ha quedado en mi memoria porque la sensación que tengo es la de haber escuchado muchísimas veces esta canción.
    Seguramente la grabación no fue buena si él lo dijo así, porque se veía capaz de tocarla mejor, pero lo que transmite solo podemos juzgarlos nosotros ¿o no?
    ;-)

    Bicos.

    ResponderEliminar
  22. Es cierto, lo que transmite solo lo podemos juzgar cada uno; pero resulta difícil olvidar que detrás de esa grabación tan conmovedora está un hombre a punto de derrumbarse por culpa del síndrome de abstinencia.
    Bicos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas