10 feb. 2009

Sólo tienes que decir Doo wop: El blanco


Espero no ganarme la inquina de mis amigos aficionados a las músicas sofisticadas, si me interno una vez más en las profundas simas del rhythm and blues. Mi objetivo es sacar a la superficie una pequeña muestra de un material algo sospechoso. Me refiero a los grupos blancos de duduá que triunfaron a finales de los cincuenta y principios de los 60.
Mayoritariamente eran conjuntos de origen italiano, procedentes de zonas suburbiales y tuvieron su gran oportunidad cuando a finales de los cincuenta sus rivales afroamericanos se engancharon al naciente soul. Sería fácil someter a un juicio sumarísimo a estos muchachos por llevar a la popularidad temas interpretados anteriormente por conjuntos de color. Eran buenos cantantes aunque sometidos a los vaivanes caprichosos de una industria discográfica deseosa de atraer a las capas juveniles de la creciente clase media blanca
Curiosamente entre los más "copiones" destacan dos grupos canadienses. La palma se la llevaban The Diamonds que cosecharon una larga cadena de éxitos con temas escritos y grabados para grupos de color. Como el inolvidable Little Darling:




The Crew Cuts, antes se llamaban The Canadaires, consiguieron un número 1 en las lista pop cuando regrabaron un tema de The Chords que había tenido cierto éxito en las listas r&b:



De Filadelfia llegaron Danny and the Junior's un grupo blanco que se pasó casi toda su vida musical pidiendo a la gente que fuese At the hop, es decir al baile, a la fiesta, al mogollón:



Un grupo inédito, dos chicas y un chico que cantaba y tocaba la trompeta. The Fleetwoods tuvieron un número 1 con esta hermosa cursilería:



Italianos de pura cepa eran The Capris, el grupo de Nick Santo que llegó al número 1 con este tema:



En cambio en The Crest solo el solista Johnny Maestro era italoamericano, contaba con un puetorriqueño y sorprendentemente otrso dos cantantes de color. Un conjunto multirracial en plena época de lucha contra la segregación:



Grande entre los grandes, orgullo de la comunidad italiana, Dion di Mucci y sus The Belmonts, bautizados así por proceder de la Avenida Belmont en el Bronx neoyorquino. Curiosamente formaban parte de la gira en la que murieron los artistas de mi entrada anterior y la continuaron a su muerte con otros cantantes y grupos. En 1960, Dion decidió seguir su carrera en solitario hasta la reunificación del grupo en 1966. Este es uno de sus grandes bombazos:

17 comentarios:

  1. A mi no me gusta disceriminar ningún tipo de música, todas tienen su momento, hay que saber escogerlas.

    Los dudua me gustan,

    ResponderEliminar
  2. A mi m'agraden especialment les recreacions de doo-wop que feia Frank Zappa.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que a veces le tengo manía a los blanquitos estos, otras veces no tanto, pero en general I prefer black people.

    HAces bien en sacarlos, también forman parte de este mundo, aunque de forma tangencial, supongo.

    ResponderEliminar
  4. Nada de inquina, si acaso, gratitud. Yo no tengo remilgo alguno al afirmar que todas las propuestas musicales, amigo Dr. Krapp, me han traído maravillosos recuerdos de esa ya lejana juventud. Y eso que procuro no alimentar la nostalgia...

    ResponderEliminar
  5. Son gente que también marcó esa época.
    Me encantan The Canadaires y ese tema.

    ResponderEliminar
  6. Me pongo de parte de Nogués. Lo primero que me ha venido a la cabeza al leer el artículo es la parodia de Zappa de esta música. En We are only for the money (o algo así) hacen duduá de manera cachondísima.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esa opinión, Juán
    Frank Zappa era capaz de llevar a su terreno cualquier tipo de tema. Lo hizo con el jazz, el blues, la canción comercila, el folk. Un grande entre los grandes, F.Nogués
    Sí pero no, Soportándome gracias al trabajo de esos grupos que parecen menores se desarrolló luego el movimiento beat, los propios Beatles, los grupos folk rock tipo de The Byrds o los fantásticos e imperecederos Beach Boys.
    Hay nostalgias y nostalgias Luis Antonio. Aquella música no nos ata al pasado, nos permite recrearlo, saborearlo y contemplarlo como algo que nunca ha terminado de desaparecer de nuestras vidas.
    Ese tema, Tesa, se puso otra vez de moda gracias a la recreación que hizo John Waters en "El lágrima"
    El duduá se presta al cachondeo, Valentín y si no que se lo digan al uso que hizo de él The Coasters, grupo señero del género, ya en los 60.

    ResponderEliminar
  8. Y gracias por la versiñón de Eva Cassidy, no sabes tu lo que me gusta el tema de la Lauper

    ResponderEliminar
  9. Excelente recreación, Doctor. Ese primer video me recordó discusiones de colegio como ¡los Diamantes eran blancos¡ ¡Burro, los buenos eran los Azules, los negros pues¡. Y ese Chevrolet del 58. La moto me recuerda a la posterior "chooper de "Easy Rider". ¡Ah¡ la balada de los Byrds. Por ahí se quedan mis recuerdos de la época, pasando por supuesto también por "The West Side Story".

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Hola, Doc. Como ya se ha comentado, cada música tiene su momento, como todo. Y esta es muy representativa de una época, y de una época musicalmente muy vital, y eso vale mucho.

    Salud.

    ResponderEliminar
  11. Cuando Cindy Lauper cantó por primera vez Time After Time no sabía lo que estaba haciendo. Acabo de contar en Allmusic, la mejor base de datos musical de Internet y hay 1960 versiones de la canción grabadas discográficas. Ahora mismo es uno de los temas más clásicos y universales de los años 80. Gracias por tus palabras Juan.
    Hola Armando existió realmente un grupo holandés llamado The Blue Diamonds que creo que era de origen indonesio y que tuvo éxitos populares en los 60.(Aquí te dejo su tema más conocido: http://www.youtube.com/watch?
    v=ElHHM9QGOMs)No te olvides del revival que supuso Grease en esta historia y que por ejemplo permitio que Frankie Valli se pusiera de nuevo de moda a mediados de los 70.
    Muchas gracias Troglo. Cada tipo de música así como representa la época en que nace también representa un determinado estado de ánimo. A veces necesitamos de la ligereza como a veces necesitamos de uan música más compleja que nos haga reflexionar.

    ResponderEliminar
  12. Hola Dr. Krapp, últimamente mi tipo de música ligera y que me encanta es la mezcla entre chillout y reggae. También simplemente reggae. O el soul de James Brown. A veces me pongo a Madonna.

    Tu post es muy interesante. Me gusta estar informada. BESOTES.

    ResponderEliminar
  13. guau, uf, wow, do wap, hey.

    Me gusta.

    ResponderEliminar
  14. Duduá, duduá. Me gustan todas, Krapp.

    ResponderEliminar
  15. Las he escuchado otra vez, son empalagosamente bonitas.

    ResponderEliminar
  16. Una mezcla muy relajante chillout y reggae. El soul es Mr. Soul, la música de las grandes emociones. En mi soul hay más de Wilson Pickett y Sam Cooke aunque no desdeño al revoltoso Jimmie. Gracias Esther.
    Félix, muy onomatopeyicamente atinado.
    Ricas y merengadas,Angie

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas