7/3/2009

El cielo de Miles


"Jamás puedo volver atrás, ni escuchar de nuevo mis antiguos discos. Me daría la impresión de haber perdido un hijo…" (MILES DAVIS)


  • Mr. Davis ya sabemos que no le gusta que le molesten, pero como es el cincuenta aniversario de Kind of Blue nos gustaría que nos dedicase estos LPs.
  • Mierda, ¿no puede estar uno tranquilo en esta Nada silenciosa? Putos fans ¿Quién coño se acuerda de aquel jodido disco?
  • Todos, Mr. Davis, hasta nosotros los ángeles. En la Tierra le han hecho muchos homenajes conmemorándo aquel acontecimiento.
  • ¿So What? (=¿Y qué?). Esos capullos de las discográficas hacen homenaje a cualquier cosa si pueden llevarse unos cuantos millones de beneficio. Me he pasado la vida lanzando discos y sólo se acuerdan de aquel. ¿Por qué? Son una pandilla de blancos sacacuartos sin escrúpulos.
  • Nosotros le hemos traído los vinilos originales.
  • Eso está mejor, mucho mejor que esa mierda de Cd’s donde no se pueden ver las cubiertas. ¡Con el curro que me dio hacerlas y lo contentas que se ponían mis chicas cuando salían en ellas! Cielos, voy a acabar añorando mi jodida vida mortal, con lo de puta madre que estoy aquí.
  • Por favor,Mr. Davis, la dedicatoria que esté dirigida a los siete ángeles trompeteros del Apocalipsis.
  • ¿Trompeteros? ¿No les gusta llamarse trompetistas?
  • Por aquí nos llaman así, Mr. Davis, es la tradición.
  • Y además del Apocalipsis, hay que joderse. ¿Ya saben lo que van a tocar en esa jam sesión?
  • La verdad es que llevamos algunos milenios practicando.
  • ¿Y va a ser con arreglos o será una improvisación colectiva?
  • Bueno, en los ensayos tocamos lo que se nos ocurre.
  • Ahh practican el Free Jazz. No se ajustan a acordes, a compases, ni a ningún concepto de armonía moderna. A Ornette Coleman le fue bien aunque solo al principio, todos los modernos querían estar en la onda y decían que les gustaba, pero no le entendían. Los modernos nunca entienden nada pero presumen de todo. Eso no quita que sea una gilipollez de música para el día del juicio final. La humanidad es una mierda, pero no se merece esa faena.
  • La verdad es que no sabemos nada de música.
  • ¿Cómo? ¿Van a tocar cualquier cosa en un día tan señalado?
  • Sí,lo haremos a la buena de Dios. Ya sabe, somos ángeles.
  • Precisamente por ser ángeles se espera algo bueno de ustedes. Todo el mundo les estará viendo. Un poco de dignidad, señores; y por favor, no se les ocurra ir con esa facha y esas alas anticuadas a un show tan importante. ¡Busquen algo más a la moda. ¿Por qué no llevan un traje de lentejuelas?
  • Dios proveerá, Mr. Davis.
  • Dios no puede ser mucha cosa si ha traído aquí arriba a todo un Príncipe de la Oscuridad.
  • Esa es una pose, Mr. Davis, usted no es lo que dice ser. Además el infierno es muy hot y usted es sobre todo cool.
  • No necesito que me hagan la pelota un montón de seres asexuados zarrapastrosos y no les va a servir para librarse de sus responsabilidades. Mañana mismo quiero verlos en la estancia celestial que tenga mejor acústica. Busquen otros ángeles musicales; sí, incluso esos que tocan la lira; y por supuesto traigan instrumentos electrónicos. Miles Davis puede hacer mil diabluras incluso con la música que producen los ángeles. Haremos que ese Apocalipsis sea realmente memorable.

17 comentarios:

  1. No me preguntes cómo...no tengo ni la menor idea, pero encontrar a Miles Davis en tu última entrada, es una buena manera de descansar un ratín, y ponerme otro café...

    Déjote un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente tu post, Doc, aunque dudo mucho que esté en el cielo. Demasiados pecados. Pero yo creo que has captado perfectamente el "espíritu" de Miles, je, je. Si casi me parece estar oyéndole blasfemar.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Que ni se entere Miles de este post Doc. Va a requerir amablemente tu presencia en la sesión para transmitirla a la tierra.

    Kindly

    ResponderEliminar
  4. Estupendo post Dr. Krapp,has retratado la personalidad de Miles tal cual era, altanero, mal hablado, un tanto prepotente y jactancioso, además de otras menudencias. Lo he gozado. Muchas gracias y un saludo cordial.
    P.D. Me imagino lo que sería el apocalipsis tocado por los trompeteros con arreglos de Miles.

    ResponderEliminar
  5. Cuánto cuesta reconocer que Miles siempre estaba dos pasos más adelante (me incluyo) y qué fácil ha sido quedarnos con una imagen esterotipada del personaje.
    Creo que a veces hemos sido muy injustos con él y preferíamos pensar que sus derroteros eran incorrectos antes que reconocer que no sabíamos, ni entendíamos, qué pretendía hacer.
    Imagino que a estas alturas ya tendrás más que leído el libro y coincidirás conmigo en que no tiene desperdicio y que Miles fue mucho más que “Kind of blue” o las grabaciones con Gil Evans, pese a que nosotros siempre guardaremos en el corazón el quinteto con Coltrane.
    Miles y sus mujeres y su continua lucha contra la discográfica y contra el público que pretendía que siguiese tocando lo mismo y al que no le interesaban sus pinturas.
    Si el cielo existe vamos a tener serios problemas a la hora de elegir el concierto, aunque Miles no tendrá ninguna dificultad en confeccionar el combo, aunque nunca se sabe, con Miles nunca se sabe…

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Andrea, la música está para eso, para acompañar los buenos momentos. No sé si cumple la misma función una entrada en un blog sobre ese tema, espero que sí. Encantado de verte por aquí.
    Genio y figura...más allá de la sepultura, Juan.

    Troglo, me inclino a pensar que la postura de Miles ante la gente es semejante a la que utilizó Fernán Gómez de forma consciente, es decir, que interpretaba el papel de borde para que le dejaran tranquilo. También es cierto que vivió en tiempos donde era difícil sobrevivir desde la blandura.Ignoro la esencia del ser humano que había detrás.

    Bueno si paga bien y me da una buena butaca para oírle estoy dispuesto a narrársela Armando.

    Ojalá Davis estuviera allí aunque también deberían estar todo un ejército de maravillosos músicos, Héctor. Muchas gracias por tus amables palabras.

    No me cuesta reconocer la inmensa valía de Miles. Creo que es significativo que haya estado como líder en todos los movimientos musicales basados en la improvisación desde 1948 hasta su muerte. Si hubiera vivido hubiera mezclado el jazz con la nueva música urbana negra, en especial el hi hop, creando un género del que viviríamos durante muchos lustros. Barrunto que estaba a punto de lograrlo.
    Te voy a sorprender, creo que que yo elegiría The Birth of the Cool y el noneto que lo grabó.

    ResponderEliminar
  9. Yo tampoco sé nada de música (sólo si me gusta o no)
    ...soy como un ángel trompetero

    ResponderEliminar
  10. Muy buen diálogo para este ángel negro.

    ¡Que mejor recibimiento que la trompeta del gran Miles!.
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Toni.

    Eso es al final lo único importante Tesa si gusta o no gusta, pero eso ya lo sabes.

    Saludos a ti Isoba y felicidades por tener tan buen gusto musical en tu blog:
    http://sangremortal.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. ja ja ja ja ja Qué bueno... como la vida misma! Tu sí que has hecho un gran homenaje a Mr. Davis!

    besote.

    ResponderEliminar
  13. Siempre tan generosa Esther. Gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  14. Corroboras lo que mi hija -devota de Miles- me ha dicho de él. Y yo, como doy crédito a vuestro criterio, me lo creo y lo comparto.
    Un saludo, Dr.

    ResponderEliminar
  15. Pues yo Luis Antonio casi prefiero que escuches la música y decidas luego si compartas nuestro criterio. La música es lo único importante en esta historia.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas