26 sept. 2009

Otra de esas historias con chica triste en primer plano.


"Siempre me he sentido como un alma vieja. Me sentía como si tuviera cuarenta cuando solo tenía ocho años."


No es normal que una chica que acaba de cumplir 24 años pueda hacer un comentario semejante; pero el caso de Melody Gardot, cantante norteamericana de jazz vocal y pop, es singular. Desgraciadamente singular.
Siendo muy joven
cantaba y tocaba el piano, más por afición que por otra cosa, en los ambientes nocturnos de Filadelfia, su ciudad de residencia.
Con solo 19 años, en el 2003, su vida cambió para siempre: un Jeep Cherokee se cruzó con su bicicleta ocasionándole
fracturas pélvicas, lesiones espinales y otras de tipo cerebral con perdidas de memoria y problemas en el habla. Casi se le dio por muerta y su recuperación requirió un año de hospital, múltiples operaciones y una penosa terapia de rehabilitación que incluía el reaprendizaje de las tareas más sencillas.
En esa terapia su amor a la música fue fundamental. Ella se sentía como un vegetal, pero aconsejada por los médicos se decidió a escribir canciones
desde su propia cama hospitalaria grabándolas en una cinta.
Ya recuperada parcialmente, aunque obligada a llevar bastón y con enormes problemas de fotosensibilidad que le obliga a llevar gafas oscuras para protegerse de la luz solar, publica los temas de su convalecencia en un EP titulado "Some Lessons: The Bedroom Sessions" de cierto éxito en las emisoras del Noreste.
Su segundo disco de 2006, "Worrisome Heart" que lleva el título de su más conocido tema, la convierte en una cantante fundamental en ese difuso territorio, entre el jazz y el pop, que tanto odian los puristas pero que en su haber cuenta con gente tan de primera línea como Peggy Lee, Eva Cassidy o los grandes de la bossa nova. 2009 ha sido un año my prolífico para Melody. Ha sacado un álbum en directo "Live from SoHo" y un excelente "My One and Only Thrill" que la ha lanzado a la fama mundial.
Un consejo, si os interesan este remillete de canciones, no busquéis en ella solo esa dulzura y suavidad que tanto se lleva como música de fondo en aeropuertos, centros comerciales o en cadenas del estilo FNAC o Starbucks. Aquí hay dolor y unas enormes ganas de combatirlo a través de un arma invisible pero poderosa: la música.
Estas son las propias palabras de Melody Gardot:

"Para ser honestos con ustedes, estar en el escenario y en un estudio de grabación son las experiencias más placenteras que puedo tener ya que durante ese tiempo no siento ningún dolor. Creo que eso es fundamental, algo así como cuando te duele la cabeza y alguien te golpea en el estómago haciendo que te olvides de lo que te dolía antes. Sin embargo, no soy de las que me despierto por la mañana y olvido mi buena suerte. Me olvido de muchas cosas, pero de ella no."



23 comentarios:

  1. Conmovedora y aleccionadora historia, Doc. que como dices, borra cualquier insinuación de "elevator music", más bien el tema del video hace pensar que en un futuro se le vea incursionando en el Jazz.

    ResponderEliminar
  2. Sobrecogedora. No estoy muy al día de las novedades y esta me ha parecido maravillosa, seguiré investigando y gracias.

    ResponderEliminar
  3. Me Ha llegado al alma la emotiva historia que nos narras de esta mujer ejemplar. Desde ahora, formará parte de esa selección humana que uno conserva en la memoria y en los afectos.

    ResponderEliminar
  4. He estado mucho tiempo sin navegar y en estos días de reencuentros por supuesto quería pasarme por esta maravilla de página que tien usted, Doctorcito.

    Maravillosa entrada y emocionante música. Me he quedado sin palabras.

    Me alegro mucho de saludarle.

    B.

    ResponderEliminar
  5. Me ha sonado muy bien, pero muy triste ese Worrisome Heart

    ResponderEliminar
  6. Ahora mismo ya es presencia en el jazz, Armando. Ayer, después de redactada la entrada, vi un anaquel con el último disco de ella en el propio FNAC que como sabes es la cadena de discos, libros, informática, cine etc.. más importante de por acá. Me llevé una grata sorpresa.

    Me alegro mucho, Dizzy. Felicidades por tu interesante blog.

    Quizás el mejor homenaje posible sea escuchar su música sin prejuicios previos, amigo Luis y créeme pienso que merece la pena.

    Hola, Guinda, tú siempre eres bienvenida en cualquiera de mis blogs. Tanto como yo me siento a gusto en en el tuyo. Saludos y toda la fuerza del mundo para seguir escribiendo.

    Suena bien y es triste. La tristeza ha creado las más bellas canciones, Tesa. Por lo menos las más hondas.

    ResponderEliminar
  7. Vaya descubrimiento más interesante . El tema Worrisome Heart y Goodnite me han gustado bastante.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. algo así como una Frida de la música... a mi me encanta...no conocía detalles de su vida, solo su música...lo que dice de lo que se siente al estar grabando o en el escenario es tal cual,no hay nada mejor que eso, al menos para mi ( y cada uno con sus heridas); gracias por postearlo, me hizo sentir acompañada : )

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de que te haya gustado, Esther.

    Es cierto que Frida Kahlo comentaba algo semejante con su pintura.
    Cuando uno ha sufrido y sufre un dolor tan poderoso supongo que se adquiere un grado de sensibilidad especialmente agudo ante cualquier estímulo exterior.
    Gracias a ti por tus palabras, Myriam

    ResponderEliminar
  10. Interesante. Suena blues, como su historia, con toques country. Algo para descubrir.

    Saludos, Doc.

    ResponderEliminar
  11. Conocía su voz y su música pero no su historia, la música y el arte consiguen muchas veces sublimar el dolor

    Cariños

    Estercita

    ResponderEliminar
  12. Dr. Krapp, me has impresionado y también me he conmovido, por esta historia que has narrado de esta artista que de verdad no tenía conocimiento, aunque no sea exclusivamente jazzista, no dejo de apreciar su gran talento y calidad musica.
    Un afectuoso saludo,

    ResponderEliminar
  13. La historia que cuentas es, desde luego, sumamente emotiva; y las palabras de su protagonista, lúcidas y ejemplares. Algo de todo ello vive y tiembla en su voz.

    ResponderEliminar
  14. Pues no la conocía. Bonita historia,Dr.
    Salud!!!

    ResponderEliminar
  15. Las he escuchado varias veces y me gustan todas, transmiten mucha sensibilidad. Una historia conmovedora y una vida dura a la que ha sabido dar sentido.

    ResponderEliminar
  16. Krapp, siempre abriéndonos nuevos surcos para el disfrute musical. Excelente y conmovedora su vida y su interpretación. Sus músicos de lujo, muy sutiles, ese guitarrista-bajista toca como Charlie Hunter. A buscar música e información de Melody se dijo.

    ResponderEliminar
  17. Escuché los temas en la cena. Me gusta, me gusta

    Salud!!

    ResponderEliminar
  18. Le han preguntado alguna vez si hace jazz o blues y ha respondido que cuando las composiciones salen del interior siempre aparece el blues. Saludos, Troglo

    Bienvenida, Estercita. Sublimar el dolor, eso requiere mucho esfuerzo.

    Un abrazo para ti, Hector. Sinceramente yo no tengo claras las fronteras entre los géneros musicales. Para unos es pop, para otros es jazz vocal, para otros puede ser incluso country. No creo que sea relevante.

    Estoy de acuerdo con lo que dices Sebastian. Por desgracia late en ella aquel espíritu trágico que caracterizaba al viejo jazz y al viejo blues y que hoy ha perdido su dramatismo en favor de cierta blandura y manierismo de conservatorio y repertorio.

    Me alegro que te guste sabiendo de tu buen gusto, Hombre 335

    Agradecido por tu comentario, Angie. Cosas como esas las puedes oír en Radio 3 a las 3 de la tarde en Los Elefantes sueñan con la música.

    A la tarea, Nicolás. Creo que hay mucho terreno por explorar en ese territorio musical que linda con el pop y el folk.

    ResponderEliminar
  19. No la conocía y me gusta... Me la llevo conmigo.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  20. Ya sabes, para lo que quieras, Angie.

    Llevála, es tuya si ella se deja, Borraeso.

    ResponderEliminar
  21. El otro día ya hice un comentario a esta entrada. Hoy he comprado "My one and only thrill" y comento esto escuchándolo. Magnífico y muy recomendables, gracias, Dr.

    ResponderEliminar
  22. No sabes lo que me alegra, Dizzy, que una recomendación mía haya servido para tanto. Ayer en el telediario de TVE ofrecieron un reportaje sobre ella con motivo de su actuación en España. Gracias a ti.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas