23 jun. 2010

Baldo, con Galicia al fondo

La historia del jazz europeo es la historia de un atrevimiento. Mientras el rock se adaptó sin mayores sobresaltos a la idiosincrasia del viejo continente, el jazz necesitó un largo proceso para crear aquí su propio espacio identificativo. Aunque el trabajo duro se produjo en las dos décadas anteriores, fue en los 80 cuando por fin el barco soltó amarras. Desde entonces una buena cantidad de músicos tomaron la atrevida decisión de lanzarse a hacer una música desvinculada del poderoso legado norteamericano sin perder por ello las directrices que habían conformado el género. Baldo Martínez siempre ha estado en esa onda.



El momento fundacional del jazz gallego contemporáneo se produce a principios de los 80 con la fundación del caurteto Clunia Jazz por un grupo de jóvenes músicos recién salidos del conservatorio y un saxofonista veterano-ya fallecido- llamado Antonio Cal. Tuve la suerte de estar en el primer concierto del grupo cuando completaban un cartel que encabezaba Wynton Marsalis en el fenecido Festival de jazz de A Coruña. Entonces no me llamó la atención aquel contrabajista de O Ferrol que con el tiempo se convertiría en uno de los grandes animadores del jazz europeo actual. Hace unos días pude ver de nuevo al grupo, 27 años después, presentando su disco “5”. (Os recomiendo escuchad el fantástico tema "Entre Antares y Arturo" en http://www.myspace.com/festivaljazzmarinas)
Aquellos chicos tuvieron éxito en el convaleciente jazz español de los 80 y llegaron a publicar 3 discos. Luego en los 90 iniciaron carreras en solitario en las que Baldo Martínez empezó a descollar como músico y compositor de primerísimo nivel. Por ejemplo, fue miembro fundador del grupo de jazz contemporáneo Zyklus:



Era una época de experimentación musical y Baldo era una presencia inestimable en proyectos de otros grandes músicos, el caso del célebre Jazz Hondo (1999) formando parte del grupo de Ángel Rubio. Sin embargo no dejó de causar impresión su primer disco como líder . El título cuto título está inspirado en un poemario de Celso Emilio Ferreiro, el principal poeta gallego de la postguerra. (Escuchad el álbum)

Esa sutil combinación de free jazz y música tradicional empieza a tener presencia en su música y los críticos saludan al músico como una de las "esperanzas blancas" del nuevo jazz que se realizan en España. Un jazz donde el aspecto compositivo es fundamental y que no se permite acariciar los oídos del público con el viejo repertorio norteamericano mil veces repetido. Otros discos de su quinteto durante estos años son:  Juego de niños donde aparece por primera vez una zanfona, Nai donde se lanza ya de forma decidida a la aventura de experimentar con la música popular gallega sy Tusitala. (Los tres discos disponibles haciendo click en el nombre)
En 1999 es invitado al festival de jazz en Guimaraes (Norte de Portugal) y se le encarga realizar un disco con la música nacida del río Miño. Es éste un territorio con personalidad propia,  fértil en leyendas, contrabandistas y escapados. Un pequeño Río Grande en el Noroeste Peninsular.  Después de 7 años, el  proyecto salió  a la luz discográficamente y fue la bomba. Este es un mínimo fragmento en directo de la Suite del Miño:



Projecto Miño es considerado en el 2008 como mejor álbum de jazz hecho En españa. En su interior, hay un hermoso texto del escritor Manuel Rivas:
"(...)El Miño es para mi hoy el projecto Miño. Baldo Martínez se ha inspirado en la idea del río como lugar de encuentro, de creatividad compartida. Podemos identificar las fuentes y la calidad de los aportes. Podemos imaginar el estudio como un hogar nómada. Pero ha ocurrido algo extraordinario: ha creado un rumor inolvidable para el río. Alalás de un jazz free, con la energía tan conmovedora como irónica de la voz de Maite Dono. Baldo Martínez, en Projecto Miño, ha creado la música que un río sueña cuando pasa bajo los puentes y revive en contracorriente."
Si tuviera que elegir un tema de ese disco extraordinario me quedaría con éste:


Seguir la trayectoria de Baldo Martínez en la actualidad es tarea extremadamente compleja. Su tremenda inquietud artística le permite compaginar actividades musicales en distintos grupos y ser, por ejemplo, organizador de festivales como el Imaxinasons de Vigo. Sigue con su quinteto pero también tiene un cuarteto acústico. Acaba de sacar un disco con la cantante de Projecto Miño, Maite Dono, titulado Sons-Nús y ha formado dúo con el clarinetista y saxo italiano Carlo Actis Dato. Es parte activa y principal compositor en Clunia y permanece junto a Agustí Fernández y Ramón López en el trío Tri-Ez:




Para terminar una de los temas más populares del folklore popular gallego revitalizado en las manos maestras de Baldo Martínez, el pianista Alberto Conde y el batería Nirankar Khalsa

22 comentarios:

  1. baldo, al que hace monton de años que conozco, es algo asi como el dave holand peninsular. clunia fue/y se recupera de vez en cuando, un gran grupo, (curioso que cada disco lo grabaran con diferentes saxos, por ciertop que hubo una version agonica a fines de los ocenta con victor de diego). ya en el primer disco de clunia aparecia una prometedora composicon de baldo. especialmente interesante me parece su trabajo con zyklus (que vino a ser una variacion de ze-dong) pero tambien en algunos de los grupos de angel rubio pre jazz-jondo. desde luego buena entente el dúo junto a ese loco que es el polisoplador carlo actis dato a quien habia puesto en contacto para que hiciera una colaboracion con angel rubio-madera pero que tras no poder salir fechas para una gira si aprovecho baldo y bien pues ademas del disco en leo han hecho bolos por festivales europeos.... me puedo enorgullecer que de los primeros pasos que dio baldo con grupo a su nombre fueron en huesca, primero con un cuarteto y enseguida ya con el quinteto con chefa... por alli debo de tener unas cintas con versiones pre "no pais dos ananos". valoro en el proyecto especialemnte que fuera en su momento la prueba de qeu mas alla de lo que yo denomino la fusion del pop aflamencado y el jazz academico se pudiera ahcer aqui un jazz con raices (en esa onda me parece tambien muy interesnate el saxofonsita navarro goia aribe). al proyecto miño le encuentro a faltar algo de ligereza y dinamismo. especial sombrerazo para el nivelzao que consigue en el festiva. es lo que tiene que programe alguien que no es sordo. gran tipo baldo.

    ResponderEliminar
  2. Baldo es ya un clásico del jazz español, pero aquí no se valora suficientemente estas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Quizá me he dejado influir por las recomendaciones, pero me ha gustado la "Suite del Miño" En Galicia tenéis de todo, ¿eh?

    ResponderEliminar
  4. A lo mejor Holland es el Baldo inglés, es broma. Vi a Clunia en directo hace un mes y llevaban a Roberto Somoza en el saxo. Antonio Cal murió muy pronto y era el referente melódico del grupo al principio junto a Nani García luego hubo que sustituirlo mientras la sección rítmica sigue como al principio.Debe ser un buen motivo de orgullo, Jesús haber contribuido en las primeras actuaciones de su grupo. Respecto de Projecto Miño, el único defecto que le veo es ser algo solemne pero eso es propio del tipo de folk que se estila en Galicia como se puede ver en cualquier disco de Milladoiro, Carlos Núñez o Berroguetto.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso, Félix que en España en cuantos más proyectos musicales te metes, menos reconocimiento tienes o al menos no el suficiente. Pasas a ser eso infame llamado músico de estudio.

    De la Suite del Miño apenas pude poner ese pequeño fragmento en que canta Maite Dono, que por cierto también es una buena poetisa. Verlos al grupo en directo es realmente una experiencia gratificante. En Galicia somos 3 millones de personas, no más, bastantes inquietas y sí, confirmado, hay de todo, Luis.

    ResponderEliminar
  6. No conocía a este "peaso" de músico y me ha gustado. ¿Existe en galicia una escuela de bajos?, recuerdo la entrada de Félix sobre Kin García y vamos, dos grandes. ¿Se oculta a esta gente a propósito para hacernos creer que los musiquillos de masas son buenos? cada vez estoy más convencido de que las discográficas tapan a los buenos para vender mierda (con perdón). Gracias Krapp un nuevo valor a la agenda.

    ResponderEliminar
  7. en galicia destaca tambien la orquesta omega. me pasaron una grabacion suya junto a german copini, que era entre la monda y buenisima. tambien otra con fred frith. no esta nada mal. atencion a la pista.

    ResponderEliminar
  8. Un tema que desconozco, pero me empieza a apasionar con tu entrada y comentarios. Así que oir, ver, leer y Baldo no será Holland pero tiene lo suyo, Doc.

    ResponderEliminar
  9. Para mi con Colina es el mejor contrabajista español, Dizzy. En Galicia lo que hay es una incorporación de los programas de jazz a los conservatorios con profesores que también son grandes músicos. También ha habido muchos becados en otras instituciones nacionales y extranjeras. Baldo lleva 30 años en el invento le gustaría eso de nuevo valor.

    No conocía la orquesta y también ignoraba que Coppini trabajara con músicos de jazz. Conozco otros artistas como los que ha propuesto Félix desde su página (http://jazzeseruido.blogspot.com/) en alguna ocasión.

    ResponderEliminar
  10. Holland es muy grande pero Baldo ha hecho lo suyo, Armando. Sobre todo es un fenomenal compositor que intenta crear nuevas cosas donde antes aquello parecía impensable.

    ResponderEliminar
  11. mira aqui
    http://o-zurret.blogspot.com/2009/05/comando-delta-german-coppini.html

    ResponderEliminar
  12. No conocía a este músico Dr. Krapp, ni de su imfluencia en el desarrollo del jazz en Galicia. He escuchado con mucha atención los temas que has subido y me ha impresionado gratamente.
    saludos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Enhorabuena por esta excelente y completisima entrada para conocer a fondo a Baldo. Me parece que tendré que hacer muchas visitas a tu blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. He mirado Jesús, pero desgraciadamente no funciona el enlace que tienes en tu blog.

    Me alegro que te haya gustado siendo uma música de jazz que se aparta de los standards, Hector. No me puedo resistir a felicitarte por la clsificación de tu país a la siguiente fase del Mundial de Fútbol aunque ignoro si te gusta este deporte.

    Graciasenganchadascomolastuyas, Myriam.

    Muchas gracias Kuto, aquí estoy para lo que quieras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Dr.krapp, me gusta el fútbol y mi alegría es doble, ya que españa es mi segunda patria, soy nieto de abuelo materno riojano (Calahorra) y abuela materna andaluza.
    Un gran abrazo y felicitaciones también por España

    ResponderEliminar
  16. Felicitaciones para todos menos para esos árbitros que con su autoritarismo ignorante afean el gran espectáculo.

    ResponderEliminar
  17. No te metas con los arbitros, Doc. ¿Qué sería del fútbol sin ellos? Como de la música sin los críticos, je, je. Ay, perdón, perdón, estoy un poco sardónico de más. Tontadas aparte, hay muy buen jazz en Galicia, y Baldo es un exponente. Recuerdo que me gustó ese "Tusitala", entre otras cosas.

    Salud.

    ResponderEliminar
  18. Había visto alguna vez a Baldo en Madrid; pero no conocía el inmenso campo y la profundidad que abarca su música. Me ha impresionado el nivelazo de este jazz gallego "tan suyo" y no se si estaré equivocado; pero a veces he notado las influencias libres y atrevidas de un Charlie Haden, de Maria Joao y de Django Bates...
    De ser así, no creo que sean malas influencias

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. No te puedes fiar del diccionario, Troglo. Si buscas sardónico te dice: Perteneciente o relativo a la sardonia. Si luego buscas sardonia no se priva de decir: Especie de ranúnculo de hojas lampiñas, pecioladas las inferiores, con lóbulos obtusos las superiores, y flores cuyos pétalos apenas son más largos que el cáliz. Su jugo aplicado en los músculos de la cara produce una contracción que imita la risa. Es algo muy extraño. A mi me encanta ver a Baldo en directo.

    Seguro, Kuto. María Joao actuó muchas veces con el, en el Filloa en Coruña. En el Festival de Guimaraes era la cantante de lo que luego se convertiría en el disco Projecto Miño.

    ResponderEliminar
  20. Hola Doc, veo que ya lo habéis dicho todo! ja ja ja ja. A Baldo he tenido el placer de verlo y fotografiarlo en concierto en varias ocasiones. Y desde luego es un gran contrabajista.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  21. He tenido ocasión de ver tu foto sobre Baldo, Esther, como siempre magnífica con esa sonrisa que contrasta con su habitual aspecto serio y reconcentrado.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas