24 nov. 2010

Vida fácil



El tercer banquero más grande de Estados Unidos, J. B. Wall, ciego de furia por los dispendios económicos de su familia lanza por la terraza el abrigo de marta cibelina que su mujer acaba de comprar sin su consentimiento. Desde entonces, nada volverá a ser como antes.



Easy Living es una de esas maravillosas comedias locas (screwball comedies) que ayudaron a aliviaron la angustia ciudadana en los duros tiempos de la Gran Depresión. Fue dirigida en 1937 por Mitchell Leisen, un director “más preocupado por la puesta de escena y el vestuario que por las historias”, Billy Wilder dixit, pero que supo rodearse de los guionistas más mordaces del momento, como el propio Billy o en este caso, Preston Sturges, a pocos años de empezar su corrosiva carrera como director.



El tema con el mismo título, fue compuesto para la película por dos músicos que trabajaban para la Paramount: Ralph Rainger y Leo Robin. Es la única pieza que se escucha en el film pero su impacto fue tan extraordinario que se convirtió en uno de esos standards exquisitos que jalonan la música de jazz y sus afluentes. 
La primera versión que ha sonado es la más conocida: la de Billie Holiday. La segunda con ese toque mágico y alaaaaaargaaaaadooooo para las baladas está cantada por Sarah Vaughan. La tercera, por la que tengo verdadera devoción, es ésta del siempre genial Clifford Brown.



Por último una interpretación de 1975 a cargo de un cuarteto de estrellas: Dexter Gordon, Teté Montoliu, Niels-Henning Ørsted Pedersen y Billy Higgins en un espacio que ya está en la  leyenda: el Jazzhus Montmartre de Copenhague. Casi nada.

15 comentarios:

  1. Una de las baladas más hermosamente interpretadas de la historia. No conocía su origen, pero el cuarteto de versiones escogidas es insuperable. Me quedo con la de Billie y la de Dexter con nuestro Tete. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No sabía lo de la película, Doc. Se han grabado tantas versiones de esta melodía, pero las escogidas son de las mejores. Como la comdia que la originó, ayuda a aliviar malos ratos.

    ResponderEliminar
  3. Se nota que has ido al mercado para alimentar nuestros espíritus con productos delicatessen, Dr.
    Los alimentos que sirve Clifford, ya lo dice el portada del disco: memorable
    La del grupito de gigantes con el saxo largo, generoso y melancólico de Dexter y el piano centelleante, luminoso y mesurado de Tete... podría conmover hasta los sentidos menos sensibles de la derechona española, creo yo.
    La ración que sirve Sarah es la de alguien que ha aprendido todos los secretos de la cocina del Jazz, que no se aprovecha de los aliños para matar el gusto original y puede cocinar de lujo con lo justo y la de Billie es sublime.... ¡Hasta pareciera que la creo ella, leches!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Doc, entré a tu blog por un contacto, me pareció muy bueno, no quería salir sin decírtelo. Voy a seguirte. Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío que es de literatura.
    Un abrazo desde Argentina.
    Humberto.

    www.humbertodib.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Dr.Krapp, igual que Armando, no sabía de esta película. hermoso post has hecho de esta hermosa canción "Easy Living". Todas las versiones que has subido son excelentes. Sin embargo la de Sara Vaugham, la encuentro magistral, su dominio del tiempo el swing, las variaciones de tonos en el fraseo sus notas altas y bajas, casi en elgunos momentos como la voz de un varón.Definitivamente sobresaliente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Uno de esos temas que durarán siglos, y versiones que muestran la variedad de visiones que se pueden tener. Es lo mismo, pero totalmente diferente. Eso también es el jazz.

    Salud.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Dizzy, una balada lenta
    aunque luminosa que permite una enorme variedad de opciones musicales.

    Hay otras versiones muy interesantes de Chet Baker, Miles Davis y ayer escuche una muy interesante de Bill Evans a la que nunca había prestado demasiada atención. Gracias, Armando

    ResponderEliminar
  8. Adoro las comedias locas y me gustan los standards de jazz, imagínatelo juntos en una pieza musical e interpretados por esas bestias, Kuto. Lo que dices de las sucesivas interpretaciones es muy hermoso y gratificante.

    Gracias, Humberto, te visitaré. Yo también tengo otro más o menos literario: http://suicidasperezosos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy ahora intentando ver ese film, Hector. En España se tituló Una chica afortunada. Con ésto de los cambio de títulos desconozco como se tituló en Chile. Sarah Vaughan en directo era sorprendente, nadie como ella para aterciopelar baladas y llevarlas a lugares casi imposibles. Saludos

    No conozco el mecanismo por el cual un tema pasa a ser un standard de jazz versionado mil y una veces, Troglo ya que no son los temas más populares del momento los que lo consiguen. Incluso aunque hayan sido interpretados por grandes artistas. Salud.

    ResponderEliminar
  10. Hola amigo Doc, qué tal?

    El primer vídeo es magnífico con esas hermosas fotos de una deslumbrante Billie, era fotogénica. El tema es una maravilla y ella lo borda. Qué risa la foto que ella levanta un perrito.

    Sarah es una de mis cantantes preferidas aunque en este vídeo está ligeramente mayor, me gusta su voz más joven.

    Ya la foto de la portada de Clifford me vuelve loca. Y su trompeta todavía más. Me produce escalofríos y profundidad al mismo tiempo.

    El saxo de Dexter me puede y me derrito suavemente escuchando este estandar clásico del jazz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Excelentes todas les versiones que has publicado, pero la de Sarah Vaughan me hizo poner de pié.

    ResponderEliminar
  12. Billie siempre fue deslumbrante desde el principio al final. Era una reina, una emperatriz y tan siquiera necesitó ser coronada en Hollywood. Su mirada es portentosa, Esther. A Saraha le quedaba poco cuando realizó ese concierto pero lo que le faltaba de voz la suplía con ese que Kuto ha llamado cocina. El tema de Clifford es luminoso como su trompeta. Dexter, Teté and company están relajados y su música suena fácil como el título del tema.
    Besos

    Gracias, Jordim.

    Después de Billie, la Vaughan es la gran baladista. Por cierto, creo que se llevaban fatal entre ellas, Jazz

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la información.
    Intentaré conseguir la peli.
    Siempre he pensado que un guión es el 75% de una película.
    Un abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  14. En las llamadas screwball comedies donde todo es tan loco el guión es primordial para que todo no se desmadre. Tor. Una locura controlada y ajustada al máximo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas