4/4/2011

La orgía rítmica de Trilok Gurtu

El sábado pasado asistí al concierto inaugural del XVI Ciclo de Jazz de la Fundación Barrié de la Maza en A Coruña a cargo de Jan Garbarek y su grupo formado por Reiner Bruninghaus a los teclados, Yuri Daniel al contrabajo y el percusionista indio Trilok Gurtu
Fue una actuación entretenida y variada donde el estilo atmosférico y frío del músico noruego se combinaba con la soltura armónica y rítmica de sus acompañantes. Tantos años después, Garbarek sigue siendo el chico ECM por excelencia. Sigue fiel a ese sonido que creó y desarrolló la discográfica alemana ofreciendo propuestas musicales desde territorios alejados del jazz tradicional,  especialmente echando las redes en ese vivero inagotable hoy llamado World Music. Pocos músicos en el mundo del jazz han sido más denostados que Jan Garbarek. Cuando era joven por pertenecer a la cuadrilla free de Albert Ayler o Cecil Taylor y de los  80 para acá, por acercarse a ese extraño cóctel que se denominó New Age y que  ignoro si sigue funcionando. 
Me gustó el concierto, me gustaron los solos de su ya viejo colaborador Reiner Bruninghaus y sobre todo me encantó Triluk Gurtu.  Imaginaros en directo algo parecido a ésto:


Trilok es un músico singular. Empezó su carrera como batería a la manera occidental pero se fue introduciendo progresivamente en el estilo percusivo de su India natal convirtiéndose en uno de los principales virtuosos de la tabla, un instrumento compuesto por  dos tambores: uno  pequeño de madera, melódico que se toca con dedos y palma; y el otro armónico, de metal, que se toca con dedos, palma y muñeca. El poderoso y magnético estilo de Trilok Guru causó sensación en el mundo del jazz desde la década de los 70 y su estilo se afianzó con el desarrollo de la World Music en los 80.  John McLaughlin  formó un trío con él y ha tenido la oportunidad de tocar con  Don Cherry, Dave Holland, Pat Metheny o Joe Zawinul con el que podemos verle en plena orgía rítmica en este Orient Express:


18 comentarios:

  1. de garbarek, sin ninguna duda, salvaria de la quema sus discos con el cuarteto europeo de keith jarret de los años setenta. sus discos como quintaesencia del sonido ecm por mi....

    ResponderEliminar
  2. joooooo Dr....!que lujazo de concierto! Magnífico el Sr Gurtu
    Me ha gustado mucho el primer vídeo.

    Y he de decir que me ha líado un poco eso del nombre: lo has escrito algunas veces como Trilok, otras como Triluk y esto, no deja de ser más que una errata (creo) pero después los has escrito como Turuk y ahí, ahí me he perdido. Es otra errata o se le lla Turuk?

    un besazo

    ResponderEliminar
  3. Esa es sin duda su época mayor por lo menos para mí. ECM a toda onda.

    Ese solo en el concierto de Bucarest es bastante semejante, con variantes claro está, al concierto que dio el otro día, Lola. Disculpa mis "dislexia escrita" con respecto al nombre de Gurtu, aunque tanto se puede escribir Trilok como Truluk. Ya lo he corregido.
    Otro beso para ti

    ResponderEliminar
  4. He disfrutado mucho con esta orgía musical...a falta de otras.

    ResponderEliminar
  5. Nunca mejor nombrada, una entrada, Doc. Mucho para un muchacho provinciano alejado de costumbres disolutas, que no acaba de asimilar ese sonido ecm, aunque si me han gustado también, algunas grabaciones de Garbarek con Jarret.

    ResponderEliminar
  6. Conseguiste tu entrada para el concierto y veo que te lo pasaste bien! Me ha gustado Trilok Gurtu y la primera foto de las manos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Las musicales son más duraderas y casi te diría que más confiables, Luis.

    No te veo de muchacho provinciano, Armando. Respecto al sonido ECM tiene una ventaja y el inconveniente de todo aquello que desafía los caminos trillados aunque sinceramente creo que para el jazz ha sido muy importante.

    Conseguí la entrada y me gustó mucho, Esther, uno de los mejores conciertos del año. La foto es de un disco de él.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Trilok parece un ilusionista de la percusión. Hace la luz con sus manos.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado este gran percusionista Trilok Gurtu. Impresiona su gran sentido rítmico y originalidad, no solo con sus manos sino que también con su voz.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Lo es, Kuto. Uno viéndole parece que está al lado de un mago y efectivamente hay luz en esos toques mágicos.

    Lo de la voz es algo habitual entre los instrumentistas de tabla indios. Es un recitado donde el músico anticipa lo que luego va a luego a tocar. Gracias por tus palabras, Hector.

    ResponderEliminar
  11. Tremendo percusionista es este, recuerdo haber gastado ese vinilo con Mac Laughlin (Shakti) que es fantástico.
    Gracias por traerlo al blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a ti por leerme. Shakti era un gran grupo y supuso la proyección internacional de este músico.

    ResponderEliminar
  13. Cómo me gustaría que aquí hubieran más festivales de Jazz, y que vinieran lujos como ese señor...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Ahora está en el grupo de Jan Garbarek y siendo éste un músico de indudable prestigio es más fácil que aparezca por Canarias que si Gurtu fuera solista de su propio grupo.
    Bs.

    ResponderEliminar
  15. Vaya, tenía razón Novicia. Por lo menos, en cuanto a música, usté ha bordado el post.

    Dicen que tiene cara de gruñón, pero una que ya padece prebicia, no acierta a ver su morro torcido. Eso sí, ese guiño de ojos me ha dejado pasmá!!

    Un placer haber llegado hasta aquí, aún tendré que darle las gracias a Novi, jijijijiji...

    Un beso de nicetomeetyou,

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Flower, voy a tener que contratar a Novicia de Public Relations. Lo del guiño de ojos es para darle más vidilla a esta historia y que no parezca todo tan aparente. Puedes pasarte cuando quieras por los dos blogs yo, por supuesto, me pasaré por el tuyo.
    Bs.

    ResponderEliminar
  17. Oye... recuerdo cierta noche en Barcelona con mi hermana oyendo jazz... la verdad es que joe... es mejor en directo, sin duda

    Besicos

    ResponderEliminar
  18. El jazz es siempre mejor en directo, siendo como es música improvisada o al menos con cierto toque improvisador. Creo que hay que alejarse de ciertos estereotipos culturales que hacen de esta música algo alejado, aburrido y complejo. Gracias por visitarme, Belén me gusta como escribes.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas