2 feb. 2012

Guiñando al pasado

"Pero, como en los cuentos de hadas, érase una vez en la que un productor llamado Thomas Langmann financió un proyecto con apariencia suicida, una película muda y en blanco y negro. Ocurrió al final de la primera década del tercer milenio, cuando ninguna televisión exhibía cine en blanco y negro en la certidumbre de que no las vería ni Dios, cuando casi todos los niños ignoraban que habían existido dos maravillosos hacedores de risa e incluso de lágrimas (lo segundo solo en el caso de Chaplin, la poética de Keaton no se permitía el sentimentalismo), cuando los agoreros o el realismo aseguraban que iban a desaparecer cosas, rituales y costumbres que habían donado entretenimiento, alegría, emoción, consuelo y felicidad a la gente de cualquier parte. Se titulaba The artist y la parió Michel Hazanavicius, un soñador dotado de fe inquebrantable en su criatura."

"Y cuentan las crónicas que esa película presuntamente descabellada enamoró a un público numeroso, le concedieron oscars y multitud de premios e incluso esos seres tan raros cuyo exótico trabajo consistía en hacer críticas de cine le concedieron su solemne bendición. Y si todas esas apetecibles y lógicas cosas no hubieran ocurrido con The artist, daría igual. Nadie podría despojarla de su condición natural de joyita, o de joya a secas."
(CARLOS BOYERO - EL PAIS - 2-02-2012)

A pesar de mi indomable curiosidad, tenía cierta desconfianza cuando fui a ver esta película. Acostumbrados a lo nuevo, lo antiguo nos da recelo. Cuando terminó, la sensación era de puro bienestar. Hacía tiempo que no sentía algo parecido en el cine. En esta edad tardía hemos perdido la capacidad de entregarnos a las cosas, aunque el niño que fuimos sigue ahí abajo. Agazapado. Esperando desbordar nuestras emociones al primer descuido. The artist se lo pone fácil. Por ejemplo, con esos viejos temas que forman parte de su hermosa banda sonora.

Pero también con los temas originales del compositor Ludovic Bource


Imágenes fascinantes. Un guión que sabe jugar a fondo y sin miedo con viejos estereotipos: actor triunfante en decadencia por culpa del cine sonoro frente a chica de la calle convertida en emergente estrella de los nuevos tiempos. No hay derrotados. Una mano a tiempo convierte la tragedia en comedia y ayuda al triunfo del final jubiloso.
Como los de antes.

22 comentarios:

  1. Broadway y su magia... oootra de mis debildiades. No he podido ver esta peli, aunque había oído hablar maravillas de ella, ahora ya sé que no puedo perdérmela, lástima que no la he pillado en el cine... creo que esta es de las de disfrutar en pantalla grande.

    Sus protagonistas me han recordado mucho a ELLOS:-)


    Como siempre, gracias.

    Un beso DR.

    ResponderEliminar
  2. Doc!!! no sé cuándo pero después de mucho tiempo de no ir al cine te digo que esta peli no me la pierdo por nada! quedé hechizada! me encantaron los avances que pusiste y realmente me dieron muchas ganas de verla!

    María: divino el enlace :)

    Besos!!! y me quedo con una sonrisa!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la peli. Desde que tuve noticias de su estreno he tenido ganas de verla, una peli francesa, en blanco y negro y además ¡muda!. Todo un acto de valentía, en unos tiempos en los que el cine se debate entre los efectos especiales y el 3-D, encontrarse con cine desnudo de todo es un lujazo. Como suele ser habitual a Córdoba ha llegado con tres semanas de retraso, luego nos extraña que no nos diesen la capitalidad cultural. Un abrazo y me alegro que ya te acerques más al teclado, se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  4. Una entrada muy seductora. La verdad es que tiene muy buena pinta la película por lo que he visto en los fragmentos que posteas. La atmósfera y la música parecen mágicas. En breve la iré a ver, seguro.

    ResponderEliminar
  5. La veo este fin de semana sin falta.

    No es sólo el blanco y negro sino ese aspecto de "película antigua" que nos recuerda que hubo un tiempo en que se hacían buenas películas sin grandes medios.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a esta entrada de tu blog, me han dado una tremendas ganas de ver esa película.
    Realmente tiene una pinta muy interesante.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Tu "Sinfonía Azul" me despierta nostalgia de otras más modestas, pero igualmente entrañables...

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón, MARIA, es para disfrutar en pantalla grande pero creo que todavía está en cartel en casi todas las ciudades y merece mucho pena. Extraordinario el vídeo que me envías, el baile final de la película es un homenaje a estas maravillas de Fred Astaire y su partenaire de turno aunque yo siempre me quedaría con Ginger Rogers.

    Si logro convencerte para que vayas a verla ya será un motivo para sentirme satisfecho de haber hecho la entrada. No te la pierdas, AXIS, gana mucho en pantalla grande.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, DIZZY. Realmente hay que echarle mucho atrevimiento para hacer en el año 2011 una película así. La verdad es que viéndola uno se imagina la grata experiencia que deberían tener aquellos espectadores del cine mudo y más cuando había en el propio cine un músico o un grupo de músicos interpretando las imágenes silentes.

    Hazlo, ESPECTRO y no te arrepentirás. Creo que transmite muy bien el espíritu de aquellas viejas cintas.

    Espero que la disfrutes, FÉLIX. El efecto antiguo es tan real que hasta en los cines, no sé si en todos, la proyectan con el mismo formato de las películas mudas. Además los actores no exageran la gesticulación, están comedidos sin dejar de transmitir las emociones que circulan por la pantalla.

    ResponderEliminar
  10. Pues nada, supongo que ya la habrán estrenado por allá, AUGUSTO. Si vas que te guste. Además tiene muy buena música incidental de la época swing.

    Siempre estás a tiempo de resucitarla, LUIS. Además nada es modesto cuando sale de nuestro deseo o nuestra necesidad de transmitir sensaciones.

    ResponderEliminar
  11. Pues tiene una pinta buenísima. Sí, me ha recordado mucho a las pelis de Fred Astaire y Ginger Rogers - de pequeña no me las perdía- y sus maravillosos bailes de claqué a duo, tan armoniosos, sincronizados y alegres.

    ResponderEliminar
  12. Reconozco que ya hace tiempo que el cine (el actual, quiero decir) no me llama mucho: veo una película con la previa resignación del que no espera más que un momento pasable a falta de cosa mejor.
    Pero entre lo que ya había leido sobre esta película y lo que usted acaba de poner aquí, empiezo a notar una sensaciòn expectante en mi viejo ser. La veré. Otro oásis como este no creo que vuelva a aparecer en mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  13. Lástima que no haya leído tu comentario este finde, acabo de ver y es cierto que está en cartelera, no sé por qué pensé que hacía tiempo que había pasado, quien me habló de ella no la vio aquí... a ver si aguanta hasta el finde :-)


    Feliz semana, Dr.

    ResponderEliminar
  14. Siento bastante curiosidad por la película. Ah! Se me había escapado por completo! Estos días estoy en otro mundo. Quiero ir a ver la peli después de leer tu blog. Y es que hay que estar atentos como tu.

    Saludos y besos, Doc :)

    ResponderEliminar
  15. Solo hay dos escenas de baile en la película, ANGIE. Es un homenaje al cine mudo aunque tiene una fantástica banda sonora lo que justifica que le haya he dedicado una entrada en este blog.

    Estoy de acuerdo con usted, RICK, no hay muchas cosas que ver en el cine actual aunque cada temporada hay dos o tres películas que invitan a hacer el esfuerzo de salir de casa. Esta además pertenece a esos films que se disfrutan más en sala grande que en sala pequeña.

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que aguantará, MARIA, date cuante que tiene 10 candidaturas a los Oscars y alguno caerá, seguro. Eso le garantiza más semanas en cartel.
    Feliz semana-


    Creo que a ti te gustará, ESTHER, ya que apasiona el baile y la buena música.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  17. es muy dificil llevarme al cine (incluso atado) pero ayer ya que habia venido una de nuestas hijas de visita (y con varias recomendaciones, amen de esta entrada) no me pude negar.
    hay que tener narices de hacer una peli en bn y ademas muda (o casi). me gusto pese a que yo le hubiera recortado algo la duración. algunas escenas son memorables y la fotografía, ambientación... encantadoras. claro que para encantadora su prota femenina. muy en el papel.

    ResponderEliminar
  18. Pues me alegro de haber contribuido a que te obligaran ir al cine, JESÚS. La magia de la pantalla grande y todo eso a lo que contribuye esta película. Hay mucho amor al cine detrás de ella y cada cosa está hecha con mimo y cuidado. Ella está formidable como chica encantadora años 30 pero también el lo hace genial.

    ResponderEliminar
  19. Al fin he podido entrar en tu Sinfonía...a tiempo de poder celebrar contigo el que haya recibido tantos premios y eso que a mí lo de Los Oscar no suele ser garantía de nada, más bien de que se trata de un producto comercial que proporcionará a la industria grandes beneficios.

    En esta ocasión, sin embargo, me alegra porque se ha premiado un cine diferente y con mucho encanto.

    Un fuerte abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  20. Al fin he podido entrar en tu Sinfonía...a tiempo de poder celebrar contigo el que haya recibido tantos premios y eso que a mí lo de Los Oscar no suele ser garantía de nada, más bien de que se trata de un producto comercial que proporcionará a la industria grandes beneficios.

    En esta ocasión, sin embargo, me alegra porque se ha premiado un cine diferente y con mucho encanto.

    Un fuerte abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  21. La vi, me encantó y me he acercado a darte las gracias ahora que me he enterado que le han dado dado ESTO:-)


    Un besito y feliz semana a ver si nos siguen dando buenas noticias:))

    ResponderEliminar
  22. Gracias, CRISTAL. No me ha sorprendido el éxito de The artist es una película que reflejando el pasado resulta muy revolucionario y sobre todo nos hace entender las sensaciones que suscitaba el cine mudo que nos puede parece rudimentario y atrasado.

    Pues me alegro que al fin hayas conseguido verla, MARIA y que encima te haya gustado. Se agradece que se valore algo algo así ahora que todo es mucho ruido y pocas nueces.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas