29 ene. 2013

Pavoneándose en el 58

Volvamos pues a las melodías del 58 y un buen comienzo puede ser este disco de insinuante cubierta -una  de las obras maestras del diseñador Reid Miles para el sello Blue Note- que quizás puede justificar el título de la entrada tal como justifica también su tema primero y más conocido, uno de esos himnos icónicos de eso que se he dado en llamar hard bop.
Cuando el pianista Sonny Clark llegó a Nueva York de la mano de Dinah Washington, en 1957, estaba lejos de pensar que se iba a convertirse en una figura imprescindible de la casa de discos más prestigiosa del momento.  Al principio, como acompañante  habitual de otras figuras pero casi sin transición en figura solista de Blue Note. (Tres discos en el 57, dos en el 58 y uno por año hasta el 61) Todo demasiado de prisa. Como su propia vida. Murió en un ataque de corazón en 1963. En este disco ejemplar le acompaña -y pocas veces ha sonado también- el saxo alto, Jackie McLean, aquel perpetuo admirador de Charlie Parker; el trompetista Art Farmer, antes de su etapa con Benny Golson; y la sección rítmica de Miles Davis hasta ese mismo año: Philly Joe Jones y Mr. PC, Paul Chambers
Este tema compuesto por Miles Davis, Sippin' at Bells, es un buen ejemplo de la enorme maestría solista de estos músicos cuando se siente abrigados y protegidos por el mejor equipo técnico posible: el "boss" Alfred Lion, Michael Coscuna y por supuesto el siempre exquisito Rudy Van Gelder.
Seguimos pisando con garbo con nuestros zapatos Blue Note de 1958. Curtis Fuller es un trombonista de relativo prestigio que aunque desplegó una amplia carrera desde mediados de los 50, tocando en el grupo de Miles Davis o acompañando a Dizzy Gillespie o John Coltrane, su salto definitivo se produjo tras su incorporación a los Jazz Messengers de Art Blakey en 1961. Pero ya antes, en este año, graba este Two Bones que no salió a la luz hasta 1979 gracias al sello japonés King Records. Le acompaña en algunos temas -a la manera del dúo Jay Jay Johnson y Kay Winding- otro prestigioso trombonista Slide Hampton. El resto del grupo esta formado por el omnipresente  Sonny Clark, George Tucker al contrabajo y Al Harewood a la batería.
Al título del primer disco del trompetista Louis Smith, Here comes Louis Smith, podríamos ponerle una coletilla. "...pero por poco tiempo". La verdad es que la trayectoria discográfica de este músico fue el visto y no visto. Dos discos en el 58 y completo silencio hasta dos décadas más tarde. Lo llamativo del caso es que Two Bones tuvo una excelente acogida. Fue grabado previamente por una pequeña discográfica que quebró y luego Blue Note se hizo con sus derechos.  El grupo que acompañaba a Smith era de lujo con músicos de la talla de Duke Jordan o Tommy Flanagan al piano, Doug Watkins al contrabajo,  Art Taylor a la batería y un solapado Cannonball Adderley que para evitar problemas contractuales con su discográfica, tocaba bajo el seudónimo de "Buckshot La Funke". Esta es la versión del célebre tema de Hoagy Carmichael,  Stardust. Todo un personaje éste Louis Smith, que tuvo el valor de elegir la enseñanza en vez de las bambalinas. Viendo el destino trágico de muchos de sus compañeros trompetistas de generación, quizás no tan mala elección.

19 comentarios:

  1. De estos increíbles del 58 que he escuchado... creo que esta vez me quedo el contrabajo de TUKER en Two Bones... según empezó solo, lo seguí a él hasta el final, como si el trombón y el piano fueran los que le acompañara a él y no al revés...sus cuerdas vibran al fondo, pasando a colocarse delante de los protagonistas y mira que suenan bien...no sé, será cosa mía:-)

    Aaaah! nooo, espera... Mmmm cambio de ficha jajaja ahora estoy escuchando el Stardust de Smith... ¡ESTE! me pido a este ¡¡cómo me gusta esta!! ... menos mal que aquí se termina sigo escuchando seguro que vuelvo a cambiar de opinión:-)

    Graaaaaaaciasss... me voy a comer con cara de boba..por esta mañana cierro el tenderete contigo:-)

    Muaaaaaaaaaaaakss gigaaante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Tuker es cosa tuya y del magnífico ingeniero de sonido que había detrás, posiblemente Rudy Van Gelder aunque no estoy seguro. En aquellas grabaciones de finales por fin se pudo escuchar el verdadero sonido del contrabajo y no tan solo ese latido de fondo.
      Espero que lo hayas disfrutado, María.
      Besos sabatinos

      Eliminar
  2. Hace dos años que tengo esta melodía en el móvil. El problema es que, a veces, cuando alguien me llama y suena "Cool struttin" dejo que suene y suene y no lo cojo....

    Tiene ese don del hardbop de arrastrarnos a la vez que se nos mueve el pie al ritmo. Quizás no es el tema en el que Clark destaque más en este disco, pero sí el más pegadizo. Una joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ocurre exactamente lo mismo con ese maravilloso tema que de Sonny Rollins "If I ever I would love" que tengo como sintonía en el móvil. Lo escucho y a veces me olvido de coger la llamada.
      Como decía en la entrada, para mi es unos de esos himnos impresincidibles del hard bop donde se conjugan maestría musical y eso maravillosamente ambiguo llamado groove.

      Eliminar
  3. Que cosecha la del 58!!!
    La verdad que has hecho una selección de temas que son ideales para acompañar estas tórridas noches de Buenos Aires.
    Excelente entrada como siempre, Doc.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Augusto. Me alegro que sirva para llevar mejor las inclemencias del tiempo. También es un remedio eficaz frente a este invierno lluvioso y oscuro que estamos soportando.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Según tengo entendido, el hard bop es una especie de “respuesta racial” a las intenciones de los blancos por dulcificar el jazz y convertirlo en una especie de música ambiental para su propio consumo. Y es verdad que, comparado con los sonidos de los años 40, estas piezas tienen mucho más nervio. O más carácter individual, no sé.

    Curioso.. ¡conozco "Cool struttin"! Y me gusta ese estilo, además. En cualquier caso, por la razón que sea, lo que más me agrada siempre de cualquier estilo jazzístico es su base rítmica, no sé por qué. Y en eso tengo que reconocer que los rockeros y demás fauna podría tratar de aprender un poquito del dominio de los contrarritmos, los silencios... todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo discrepo de esa visión maniquea de las generaciones postbop. Tanto el cool como el had bop son hijas del mismo padre. En la formación inicial del cool jazz, estaban figuras capitales del posterior hard bop como sobre todo Miles Davis pero también Max Roach, Art Blakey o el propio Clifford Brown, al que algunos presentan como el primer protomartir del hard bop.
      El cool es simple y llanamente una música más arreglada que el bop, buscando la belleza armónica y melódica y no simplemente "epatar" con la propia técnica musical. El hard bop recoge elementos del bop, del cool, y de la música tradicional americana como el gospel, el blues y el floreciente rhythm'and blues.
      Esos riffs, esas melodías repetitivas sonlas que acercan el hard bop al rock pero a su vez esos patrones nacen de la tradición musical afroamericana.

      Eliminar
  5. El bebop tuvo dos hijos, el cool y hard bop, este último era mucho más travieso y peleador que el tímido y callado cool.

    El hard bop se parece bastante al bebop, los músicos de este estilo mantuvieron la esencia de la lengua materna, pero calmaron los ritmos más frenéticos y le devolvieron a la música una emotividad terrena, característica que se les había escapado a los boppers en su búsqueda de reconocimiento como artistas más que animadores.Deliciosa selección de temas Doc y un texto que da gusto leer mientras suena ese Cool Struttin’.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la impresión, Nico, que siendo hijos los dos estilos del mismo padre, los dos comparten muchas características comunes aunque se hayan subrayado las diferencias, a veces por intereses extramusicales.
      Si acaso el cool al estar más apoyado por los arreglos respeta más la estructura de los temas mientras que el hard bop le da más rienda suelta a las habilidades de los solistas pero apoyándose en la tradición musical anterior algo que los boppers como auténticos rupturistas no tuvieron tan en cuenta. Lo que es absurdo es esa ridícula oposición entre cool blanco y hard bop negro. En el cool triunfaron grandes músicos negros y el hard bop
      contó con grandes músicos blancos.
      Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. Me limito a escuchar, a disfrutar, a recordar asociando melodías con vivencias...Y a darte las gracias, una vez más, por tu selecta propuesta, amigo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier melodía que ayuda a revivir vivencias debe ser bienvenida. Gracias a ti por seguirme, amigo Luis.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Un gran pianista de todo mi gusto, ademas, un excelente compositor
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Esta es una de tus mejores entradas del mundo mundial. Has empezado muy inspirado en el 2013. Vaya año 1958!!!!! Genialidad a raudales por todas partes, músicos, directores de compañías, directores de arte, fotógrafos, diseñadores.

    ja ja ja ja Tu comentario que dices que te pones a escuchar el tema de jazz en lugar de coger la llamada de teléfono es buenísimo, digno de Woody Allen!!!!!!! Me ha hecho muchísima gracia. Eres genial, Doc. Como siempre felicidades por esta increíble entrada. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Me estimulan mucho tus comentarios, Esther, muchísimas gracias.
    Lo de no coger la llamada por tener la melodía de Sonny Rollins en el móvil viene por lo que comenta Félix respecto a lo que le pasa a él con Cool Strutin'.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Lo que no sé si te he dicho alguna vez que esta portada, una de mis favoritas del mundo mundial y del universo universal, la tengo colocada y bien enmarcada en el LP original, en el salón de mi casa, junto a otras portadas hermosísimas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que te gustaba porque me parece que algo comentaste creo que en el blog de Troglo, al que por cierto se echa de menos, pero no sabía que la tenías enmarcada en una pared.

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas