12 sept. 2013

Algunas canciones para entender los domingos

No sé si es un sentimiento compartido por los demás, pero tengo la impresión de que a medida que cargas años sobre tus espaldas los domingos son cada vez más pesados y tristes. Afortunadamente todavía la tristeza no es tan inconmensurable como la que protagonizaba la letra de la llamada “canción de los suicidas” a la que hace dos años dediqué una entrada en el Círculo de los Suicidas Perezosos, pero sí la suficiente como para escribir esta entrada un jueves cualquiera. Sí, no hace falta que lo digáis, cuando éramos jovencitos no teníamos tantos días de ocio y colmábamos los domingos de dulces expectativas. Es tan difícil resistirse a ellas. Aunque a veces hay que reconocer que eran un poco exageradas ¿Pero que pasaría si se hubieran cumplido? ¿Si hubieramos tenido domingos brillantes y luminosos? Esperábamos demasiado y por eso los domingos eran tan importantes. En cambio, ahora. Casi deseamos que el resto de los días de la semana no sean tan pesados y tan tristes como el domingo. Caray con los domingos, ¡no son fáciles de entender!

42 comentarios:

  1. Madre mía. Qué cantidad de música y qué variada. La iré escuchando poco a poco. Me sorprende siempre tu gusto musical. No se te puede encasillar.
    Los domingos... Cada vez huelen más a lunes, a rutina, a vuelta a la vida real, esa que aprieta. Cada vez son menos astrománticos (perdón por lo moñas).
    Besos de viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices bien, la verdad es que no me gusta quedarme en el mismo sitio y no puedo evitar revolotear de flor en flor en busca de nuevo polen con el que libar un rato.
      Los domingos huelen cada vez a lunes porque la rutina nos resulta más laboral se nos hace más pesarosa y contamina todo lo que le rodea y los domingos están demasiado cerca.
      Uno de los temas que valoré poner para es esa versión de Amor astromántico de Love of lesbian.
      Besos de martes que como tienen peor fama que los de viernes, te los multiplico.

      Eliminar
  2. A mi me ocurre como a NURIETA, así que por si te sirve de consuelo te diré Dr KRAPP, que desde que tengo uso de razón( no sé si eso ha sucedido alguna vez :-) jamás me han gustado los domingos, para mi, con diferencia, la tarde del domingo es la tarde más gris de la semana con independencia de la edad y lo que haga, su tarde siempre me ha pesado como una losa, a cierta hora, se me encoge un poco el corazón... soy una miedica de los lunes desde siempre, para mi... The Sunday sat in the Saturday sun ;))

    Luego escucho despacito la música dominguera que has colgado ( sé que no lo es:-) ¿Por qué crees que se le llama a la gente cutrilla domingueros? jajaja... alégrate de no serlo:-) además ya sabes, para mi la música es como el helado de chocolate, sabe más rico de noche y despacito:-)

    Muuuchos besos de viernes, la tarde/noche del viernes tampoco está nada mal... toodo el finde por delante Mmmmm feliz finde, Doc. para ti y para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo en lunes ( ya pasó...el domingo, ojalá haya sido bueno para ti ) porque olvidé decirte que de todas las que has colgado, siempre me ha encantado la de VELVET G, aunque sin duda sea la mañana más triste de domingo, la que mejor transmite la soledad de alguien que espera una llamada, que se siente solo, solo, solísimo...sin embargo, es una caricia preciosa...por eso he vuelto a escucharla, hay tristezas dulces que me gustan.. mucho;)) gracias otra vez.

      Un beso de lunes ( ...de lunes por la tarde que es más rico:-) como dices tú ...

      Eliminar
    2. En mi juventud había dos clases de domingueros: los que iban al campo a comer la tortilla y los que iban al campo a ver fútbol. Yo soy de estos últimos, por eso ese bajón del domingo solo se producía sobre las 8 de la noche cuando llegaba a casa.
      Ahora me da igual domingo que lunes, todos los días son iguales.
      Sunday Morning, con su toque malévolo tras esa ingenua fachada, fue la canción que suscitó la entrada.
      Te digo lo que a Nuria, besos de martes que saben mejor que los del lunes.

      Eliminar
    3. Lo curioso de esta vida es lo diferente que vemos y sentimos cada uno, lo mismo...mi padre era de los domingueros a tu estilo, sin embargo cada vez que volvía de su partido con la Ponferradina ( por cier, nos veremos las caras en el terreno de juego ;)) comenzaba su segunda parte del domingo, para nosotros.. la mejor, para él... creo que también...¿Será por eso que tú ves malévolo lo que yo siento tierno en Sunday Morning? como tu comentario... la canción es como él, un llanto bajito disfrazado de sonrisa... quizá si no te diera tanta vergüenza llorar a grito pelao jaja sonreirían tus domingos;))

      .. Lo sé, soy una desvergonzada por escribirte esto aquí, pero es que en realidad no existo aquí ( para ti:-)... por eso tampoco tengo vergüenza... aquí;))

      Aunque no lo creas es un cariño, porque...¡¡vete a saber lo que interpretas tú!! ¡¡so, dominguero!!:)) Muaaakss!! en el moflete del Dr Krapp, él sí existe aquí, tú no.. lo sé, lo sé:))

      Eliminar
    4. Veo malévolo Sunday morning porque la letra y la música están cargadas de dobles intenciones.
      En realidad, María, la personalidad humana es un un puro calidoscopio donde las imágenes van cambiando según el tiempo y el lugar. Solo somos uno por la enorme pereza que nos produciría reconocer que somos muchos habitando el mismo cuerpo.
      Besos

      Eliminar
    5. jaja estoy de acuerdo.. en todo, salvo en que algunos sí que lo reconocemos y por eso, no necesitamos usar más que un nombre (más que nada por no confundir aun más:-) todo el mundo sabe que debajo de ese nombre hay cien mil personalidades... dependiendo de si es lunes, domingo, verano o invierno, aquí, fuera de aquí o al doblar la calle...

      Al final, ningún secreto, todos igual de diferentes y semejantes al malévolo Sunday mornig ;))

      Otro besito.

      Eliminar
    6. ¿Todo el mundo sabe tanto de los demás? No te fíes, hay mucha apariencia en ello, mucha pose. Por eso otros, que no son esos algunos en los que te incluyes, optan por ofrecer una actitud más pedagógica y facilitarle las cosas a los demás ofreciendo nombres diferentes a personalidades diferentes. Pura pedagogía o quizás humanismo cristiano.
      Curioso que debatamos aquí este tema cuando tiene mucho más que ver con mi entrada actual en el Círculo de los Suicidas Perezosos.
      Bicos

      Eliminar
    7. Siento usar este espacio para esta charla, ya sabes que a mi me vale cualquier lugar para hacerlo:)) Nunca me fío de las apariencias, por eso me gusta bucear, tampoco menosprecio la inteligencia del resto para suponer que no van a diferenciar poses o meras apariencias, de formas de ser reales. Quien no vea cuando alguien posa, es tan tonto como quien se fía de las meras apariencias, pero menos tonto que quien no se fía de nada... los tontos se pueden equivocar, los acérrimos desconfiados se lo pierden todo, por tanto, imposible que acierten :))

      De todas formas creo, tan difícil es poner nombre a cada una de nuestras personalidades, como saber en qué momento actúa cada una ¿de verdad sabes cuando habla el Dr KRAPP o el tú real tuyo de verdad? Aunque me pusiera cien nombres, nunca podría ser una sola personalidad en cada nombre, siempre soy todas a la vez... por eso en realidad nada tiene esto que ver con Barroso y sí mucho con Sandy mornig... ahí va todo junto y todo es de verdad... es dulce y amarga, aparentemente tranquila y a la vez angustiosa ¿ tú crees que sería pedagógico ponerle un nombre a la música y otro a la letra? yo creo que no hace falta, quien se fije en ambas y las escuche con atención le sobra todo... hasta el título:))


      Gracias por permitirme este desahogo, no hace falta que contestes, bastante haces con aguantar mi testarudez, de verdad te lo agradezco, se que soy una pesada cabezota, eso es una constante en todas mis personalidades...puedes llamarme así...lo tengo asumido:-)


      Muuchos besos y feliz tarde de miércoles...por esta vez, te dejo en paz ya, prometido:))

      Eliminar
  3. Tremenda selección, y muy bien engarzada con los pensamientos domingueros. Esa sensación agridulce de los domingos supongo que se debe al choque entre la mañana (teóricamente la parte alegre) y la tarde (el horror de no sentirla con propiedad, porque ya estamos pensando en el maldito lunes).

    Siempre me han gustado más los sábados, pero es evidente que desde un punto de vista artístico no tienen tanto gancho: el sábado es la alegría juvenil de salir de fiesta, y la mayor parte de las canciones que hay sobre ese día lo reflejan así. Es el verdadero día juvenil, mientras que el domingo llega la resaca y la desesperación de volver a la rueda sin haberse cumplido esos floridos objetivos Que por otra parte podrían cumplirse un humilde martes, o un jueves....

    Tal vez nuestra mente se mimetiza demasiado con la literatura y la música, en este caso: para los que ya tenemos una edad y hemos perdido en gran parte esas locas ilusiones del sábado, yo creo que no nos sienta tan mal un domingo sereno. O sí, no sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ese contraste es decisivo pero hay un hecho que cambia si trabajas o estudias el sábado por la mañana. A mí me ha pasado ambas cosas y entonces los domingos tenían otra fuerza que la distancia entre viernes tarde y lunes acentúa.
      El sábado es superficial y pachanguero, algo parecido al verano en el ritmo estacional. Es en el otoño y en el domingo cuando nos volvemos más reflexivos, más hacia dentro y quizás nos entendemos mejor.
      La ilusión no se pierde con la edad solo las ganas de luchar por ella.

      Eliminar
  4. ¡Ah, que me olvidaba! Así que "a relaxing cup of café con leche", ¿eh? Qué malo es usted, herr doktor: la pobre Ana debe de estar escondida debajo de una piedra. Llueven los mensajes de móvil y los correos haciendo chistes con ella. Y por lo visto hay ya hasta un rap. Definitivamente, los españoles somos muy ocurrentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Ana Botella era buscado pero ni sus asesores ni ella misma no eran conscientes de la potencia de la explosión que iban a generar.

      Eliminar
  5. mire dc. esta vez no compartire su estado. para mi los domingos (que empiezan los sabados al mediodia cuando termina el trabajo) son la meta semanal,las horas en las que si no se gafan puedo ir al monte, caminatas, fotos, conbciertos, desplazamientos... las horas en las que materializar los sueños de la semana. si no estuvieran alli los domingos... ¡vaya mierda de semana!.
    para aquellos que me quedo en casa me he dado cuenta que tengo unos cuantos discos recurrentes por bso mañanera, satie para recien levantados, a beautifuul day (el momento jipi californiano trasplantado a pirineos, supongo), desir noir (con su le vent nous portera)... osea un mirar a todos lados ya que me quedo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío es una sensación de pequeñez en relación a lo que fueron cuando era más joven. Me temo que lo que le pasa a la mayoría de la gente es que prefieren, preferimos, vivir instalados en un futuro hipotético renunciado a las posibilidades del aquí y ahora.
      Los impresionistas, un poco de gospel y algún tema hippioso siempre le dan brillo a los domingos.

      Eliminar
  6. Pues no, ni recuerdo que esperara mucho de joven ni ahora me parecen tristes y pesados.

    Pero si esa sensación te da para una entrada llena de música como la que has ido desgranando, sigueeee así que, quienes te seguimos, disfrutaremos de tu melancolía :))

    Y ahora voy a escucharla seguida, una detrás de otra para ver si puedo adivinar la profundidad de tu tristeza.

    Besos, ceñudo (me encanta tu... ¿cómo se llama?... me refiero al dibujo que has compuesto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes que en realidad toda espera es como la palo y la zanahoria, una disculpa para encontrar sentido a algo que por si mismo no lo tiene.
      No era mi intención dar la impresión de tristeza, que cada elija de su desván la emoción que mejor le siente.
      El dibujo se llama ilustración de entrada.
      No se me ocurre otro nombre.
      Besos, hipercurrante.

      Eliminar
    2. Me refería a las composiciones que haces tú con esa imagen.

      Besos!!

      Eliminar
    3. No sé me había ocurrido ponerles nombre. ¿Se te ocurre alguno?
      Besos

      Eliminar
  7. Buena selección Dr. yo odio los domingos, por que te avisan del lunes (una frase algo obscena tal y como está el panorama laboral), por eso le recuerdo "Gloomy Sunday", pero le recomiendo no escucharla, dicen las malas lenguas que invita al suicidio... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en el texto, ya le he dedicado una entrada en mi otro blog, hay un enlace, a ese tema mítico que tanto juego a dado e incluso inspirando películas -Una de ellas la Caja Kovak de Daniel Monzón- obras musicales y hasta leyendas sobre su fatalismo suicida.
      Procuraré ser prudente la próxima vez que la escuche. Thanks!
      Saludos, Sebas.

      Eliminar
    2. cierto, cierto... glups, esto me pasa por apresuroide!

      Eliminar
  8. Tu selección me ha puesto el ánimo dominguero en sábado, doc. Nunca pensé que habrían dos domingos la misma semana. A ver si logro soportar la sobredosis de melancolía. Ya lo decía Melina Mercury o Irene Papas , no recuerdo bien: nunca en domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hice un jueves para ir calentando el ambiente y llegar al domingo suficientemente preparado para tan importante día. Si encima hemos conseguido lo de los dos domingos mejor que mejor.
      Era la gran Melina la que cantaba Ta pedia tou Pirea (Nunca en domingo) en la película con ese nombre. Está en Youtube y suena muy emocionante.

      Eliminar
    2. Ta pedia tou Pirea es la célebre Los Niños del Pireo que aparece en esa película de Jules Dassin.

      Eliminar
  9. Los domingos ,hasta el mediodía para mí es un regalo pero... apartir de las seis minuto más o menos se me pone un acelerón solo de pensar que tengo que dejar las cosas encaminadas para poder llevar una semana sin sobresaltos...Hoy lunes y en estos momentos estoy deleitándome de estas entradas musicales me encantan Etta y Velvet : mientras suena esta melodía el paseito se hace tan reconfortante.

    El día que a mí me da un subidón, es el viernes por la tarde; eso de desafiar dos días de fin de semana aunque me aburra más que un gato en un balcón me da lo mísmo pero... los domingos ya te digo hasta lasa seis más o menos.

    No suelo entrar por esta ventanita...me ha encantado: muchísimas gracias por este ratito que lo he disfrutado de verdad!

    Un abrazo Feliz semana Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda que el subidón del viernes a la tarde es desde que el sábado no es lectivo y laborable. Cando no pasaba ésto, lo recordamos muchos, el sábado tarde era el gran día.
      Hay una discordia entre vida laboral y ocio al convertirlos en mundos enfrentados, hasta el punto que cuando estamos en uno pensamos en el otro y viceversa. Eso nos impide disfrutar a fondo de cualquiera de ellos y sacarle partido a lo único de lo que podemos disponer siempre, el puro presente.

      Eliminar
    2. Ah, gracias por tus palabras y feliz semana .

      Eliminar
  10. Me ha gustado la selección de temas que has hecho. Los he escuchado hace muy poco rato. Los domingos es un día que prácticamente esta dedicado a uno de mis nietos, el menor de ellos que tiene 6 años, y que me deja extenuado, como si hubiese corrido la maratón de Nueva York. Pero me encanta, y me hace muy feliz.
    Un cordial saludo y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Héctor. Dicen que se disfruta con los nietos lo que no se disfruta con los hijos quizás porque con ellos no es tan imprescindible mantener el principio de autoridad. Luego de correr la maratón te sentaría bien escuchar una buena selección de música de jazz relajante: Bill Evans, Jim Hall, Pat Metheny etc...
      Abrazos

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho el video del coche, cuántas veces me he visto en ese paisaje otoñal, dentro de un coche disfrutando de un paisaje y de la música que suena.
    Digo lo de Bertha, los viernes me levanto cansada pero con la ilusión del descanso de la tarde y eso me da mucha fuerza rn el último día de la semana.
    Tienes razón en lo de disfrutar del presente y como yo vivo bastante en el conflicto este mes me he propuesto no entrar en él por nada del mundo. Así que cada mañana me digo que no merece la pena el conflicto por el conflicto. Muchas lecciones hay que aprender en esta vida pero también tengo la sensación de que realmente nunca aprendo.
    No tengo esa sensación de los domingos, solo cuando no he hecho los deberes del día siguiente.
    El vídeo de la relaxing cup of coffee lo he utilizado con mis alumnos de bachillerato el primer día de clase, ellos han crecido mucho durante el verano, yo, a su lado cada vez más pequeña, pero son estupendos, ahora sí.

    Felices todos tus domingos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te gustó el vídeo del coche o la música del vídeo del coche? Supongo que te refieres al de la Velvet pero yo lo veo más invernal que otoñal.
      Los conflictos son arbitrarios, a veces uno decide no meterse en ellos pero ellos insisten en venir hacia ti.
      Me gusta eso de hacer pedagogía de la actualidad. ¿Crees que los niños confundirán a Ana Botella con la bruja del cuento de Hansel y Gretel?
      Besos de sábado.

      Eliminar
    2. Me gustó el vídeo y la música. He vuelto a ver el vídeo y es verdad que el paisaje es invernal y no otoñal, pues no tenía yo esa impresión.
      Es posible, es posible que Ana Botella sirva para bruja porque hablando ingés da miedo. Lo que yo les preguntaba a mis chicos tras ver el vídeo de la mujer de rojo eran cosas muy concretas como si pensaban que la mujer del vídeo (Mrs. Bottle), según creían ellos, veía la botella medio llena o medio vacía o si me podrían decir su nivel de inglés according to the Common European Framework of Reference for Languages: A1, A2, B1, B2, C1, C2. También les preguntaba por su marido, por su inglés y cómo pensaban que él vería la botella. En fin, ya ves para qué ha servido el discurso, para todo menos para promocionarnos internacionalmente.

      Besos.

      Eliminar
    3. Debe ser que el otoño te pone triste y por eso lo ves todo de esa guisa.
      Una pedagogía muy interesante la tuya. Por cierto, también tengo otro personaje susceptible de servir como modelo para tus experiencias di8dácticas en la última entrada del Círculo de los Suicidas Perezosos. Al decirte ésto soy consciente de que matamos dos pájaros de un tiro: tú puedes hacer de Vaughan, el del canal de la TDT, con tus chicos y yo de paso le doy un poco de publicidad al otro blog. No tenemos 11,5 millones de euros como Mrs Bottle de Aznar, es necesario recurrir a otros medios más modestos.
      Besitos

      Eliminar
  12. Hola desde Segovia! No es domingo, tampoco sé muy bien qué día es... Las maravillas de viajar hacen que los días sean todos sábados festivos. Me faltó Gal, aunque el otro día cenando en Viveiro pasaron la canción de Gal y me acordé mucho de ti.

    Vuelvo el domingo: un garrón...

    Muchos besos!!!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿O sea que después de estra habitualmente a miles de kilómetros has estado a 150 y yo sin enterarme?
      Un aviso tardío: me repele el cochinillo de Segovia y no quiero pensar en lo que me recuerda tan tiernecito en el plato.
      Espero que lo hayas pasado muy bien y que tengas un estupendo retorno, Fer.
      Siempre hay tiempo para Gal
      Muchos besos

      Eliminar
    2. ¿Y qué te iba a visar si no he tenido tiempo ni para cagar, hombre? Me vine a Buenos Aires inflada como embarazada, con las fabes de Oviedo en el intestino grueso...

      Muchos besos: ahora que he largao todo eso, estoy muy bien ;)!

      Eliminar
    3. Escatológica te veo.
      No eres la única que conoce la fuerza mortífera de las fabes que mezcladas con sidra y queso de Cabrales bien podrían ser un buen sustitutivo del TNT en cualquier conflicto convencional. Todo se arregla con un buen depurativo.
      Besos

      Eliminar
    4. Sí, pero luego hay que andar destapando inodoros, Krapp. Es por eso que no puedo sentarme a escribir en paz más que en Google+, donde es un toque y me voy...

      Mañana empiezo a tomar pastillas de carbón...

      Muchos besos escatológicos ;)!

      Eliminar
  13. Saludos doc .

    Gracias por esperarme un domingo despues jeje. Confieso , que como bien dices al principio,este dia se vuelve mas molesto a medida que los años van haciendo mella en algunos (como mi caso) .Cuando el reloj va llegando a la mediatarde ya me empiezo a sentirme incomodo y siempre lo solvento con una buena pelicula ,un libro o un disco (en mayor medida) para llegar al anochecer de buen humor y arrancar el lunes a full .
    Gran seleccion musical para acompañar esta publicacion (en especial con One Sunday Morning) que me vien al pelo para desempolvar ese maravilloso "The Whole Love" de los muchachos de Chicago.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate todavía estoy aquí, en plena pereza postestival. Ya sabes como nos la jugamos en este mes por el hemisferio norte. Wilco es un gran grupo, de lo mejorcito de las dos últimas décadas.
      Un abrazo trasatlántico

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas