18 mar. 2014

Nueva Orleans entre bandas

Una banda de metales toca una hermosa marcha fúnebre camino del cementerio. Luego pasa lo que pasa...
Viejas mitologías de la mítica Nueva Orleans, el mejor lugar para un bonito funeral aunque sea el propio. La banda de esta escena archifamosa de Vive y deja morir, película de la serie James Bond de 1973, se llamaba Olympia Brass Band y aunque nacida en 1958 recogió el nombre de otra mítica agrupación creada a finales del XIX y que perduró hasta la Primera Guerra Mundial. La nueva Olympia Brass Band tuvo una larga trayectoria recorriendo el mundo en aquellos tours musicales organizados por la Secretaría de Estado a partir de finales de los 50 y convirtiendose en la más importante de la ciudad en las décadas de los 60 y los 70. Fundada por el saxofonista Harold "Duke" Dejan se convirtió en una cantera inagotable de  grandes músicos.

Viendo estas imágenes de la Rebirth Brass Band tocando en el 2008 Do Watcha Wanna, su tema estrella, uno puede llegar a pensar que lo de los pasacalles y las fanfarrias en la Ciudad Creciente no es más que un reclamo para turistas festivos o para sufridos residentes  necesitados de un Mardi Grass permanente para olvidarse del desastre del Katrina cuyas secuelas todavía siguen visibles ocho años después de la tragedia.
Se podría pensar así, pero al hacerlo se desconocería por completo lo que la Rebirth Brass Band es y ha sido como puro fenómeno musical desde su fundación en 1983 por los hermanos Frazier y el carismático Kermit Ruffins. Ganadores de un Grammy, han sabido aplicar como pocos las sonoridades del jazz tradicional y fundirlas con el funk, el soul o el hi hop. Cada martes por la noche siguen actuando en el célebre Maple Leaf Bar si es que no los pilla alguna gira por América, Europa o algún que otro continente.


Seis años antes de la aparición de la Rebirth Brass Band, se fundó la banda de metales más conocida y prestigiosa tanto en la propia ciudad de Nueva Orleans como en el resto del mundo. La Dirty Dozen Brass Band es el grupo que trajo el concepto de las viejas brass bands a la modernidad sin perder su genuino y peculiar aroma tradicional. Tuve su origen en un programa musical para la orientación juvenil realizado por la Iglesia Baptista de Fairview que al desaparecer fue retomado nuevamente por músicos como el trompetista Gregory Davis, el saxofonista barítono Roger Lewis y el extraordinario tubista, Kirk Joseph capaz de tocar su inmenso instrumento como si se tratase de un ligero bajo eléctrico. Pronto aquellos chicos se lanzaron a retos variopintos al abrir su música a géneros  que nunca hasta entonces habían formado parte del repertorio de las vetustas bandas musicales callejeras de la ciudad. Introdujeron el bebop,  el soul, el funk, el pop y tocaron en este disco, Voodoo, con Dizzy Gillespie, Branford Marsalis o el Dr. John.
 
Una banda muy presente en los grandes festivales de jazz de todo el mundo y que han hecho discos reivindicativos y para los damnificados por el Katrina o para homenajear a Jelly Roll Morton o Marvin Gaye.  Un homenaje a un antiguo componente fallecido es precisamente el álbum más emotivo de la banda. En Funeral For a Friend se reconstruye tema a tema, segundo a segundo, un funeral en Nueva Orleans desde la tristeza inicial hasta la esperanza en la vida futura. Así comienza...
De la infinita riqueza musical de las bandas de metal de Nueva Orleans nos pueden dar buenos ejemplos grupos de la calidad de The Hot 8 Brass Band, The Treme Brass Band, la más clasicista Preservation Hall Jazz Band o esta estupenda The Soul Rebels Brass Band calificada entusiasticamente por algún crítico como "el eslabón perdido entre Louis Armstrong y Public Enemy". Es, sin duda, la banda del momento  y con eso está dicho todo. 

18 comentarios:

  1. cualquiera de estas bandas es una banda de saints that go marchin' in!!!

    ResponderEliminar
  2. Seguramente lo conozcas, pero ¿has visto la serie 'Treme'? Hablan precisamente de este tipo de música y la hace la HBO. Un saludo, caballero. Hágame caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he visto, la sigo viendo, la tengo guardada y hasta le he dedicado una entrada
      que te dejo aquí en este enlace.
      Te haré caso, pues.
      Saludos

      Eliminar
  3. Resulta muy clarificador ver la forma en la que esta raza, tan apegada la Madre Tierra como los indios, las tribus nórdicas y en general todas las razas antiguas, celebra el paso al Más Allá: podrá haber una mayor o menor visión pagana en el asunto, habrá una mezcla entre lo religioso y lo mundano, pero lo que está claro es que esa oscura contrición y lagrimeo cristiano no tiene nada que ver con ellos.

    Los envidio: la muerte es una celebración, y todas las evoluciones que han sufrido las bandas de metales tienen siempre presente esa reivindicación de la vida sobre la muerte, esa alegría que a los blanquitos occidentales no nos cuadra. Nueva Orleans es un cruce de razas y filosofías como tal vez no haya habido otro en todo el mundo.

    Por cierto, que esa versión del "Sweet dreams" es tremenda. Esta gente puede con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo el cristianismo adaptó a su propio contexto espiritual las creencias anteriores por eso han llegado hasta nosotros, modificadas pero vivas. La racionalidad contemporánea es la que ha roto esa l relación cotidiana entre la vida y la muerte. Es lo que ha habido siempre en la cultura tradicional gallega o como paradigma en la mexicana.
      De esa vieja cultura que procede tanto de África como del mundo latino criollo o hispánico se ha forjado la música de aquella ciudad.

      Eliminar
  4. Magnífico post!
    Viy a volver a ver Treme porque me entusiasmó su música, muy a lo que contaste hoy.
    Y además empieza la 3 temporada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias
      Creo que ya van en la cuarta temporada, la tercera es del 2012
      Un abrazo

      Eliminar
  5. He disfrutado mucho escuchando tu selección de bandas de metal.

    Hay un dicho que dice que "quién canta su mal espanta", así que la música puede ser un buen método para hacer frente a la muerte o a un huracán, no es mala elección.

    Mi elección siempre es por el jazz de grupo reducido y compuesto como mínimo por el piano, el contrabajo y el saxo tenor. Cuatro o cinco componentes es mi ideal. Sin embargo las bandas suenan muy bien y levantan el ánimo.

    Un abrazo""

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la muerte puede considerarse una liberación y eso explica que después del dolor de la perdida se exprese la alegría por la liberación de las esclavitudes de la vida.
      Las grandes bandas son la raíz del jazz que siendo música improvisada adquiere su nivel extremo cuando permite que cada miembro aporte su su improvisación personal al grupo sin por ello adoptar una posición solista. Es pura improvisación colectiva y democrática donde nadie es protagonista. Los pequeños grupos de la ortodoxia jazzística actual no dejan de ser una proyección de la música camerística clásica occidental.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Dr.Krapp, he disfrutado viendo y escuchando los videos que has subido. Hacia mucho tiempo que no escuchaba estas bandas, que sin lugar a dudas, influyeron en la musica de jazz.
    Un cordial saludo y abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volver a ellas es como volver a donde empezó todo, cuando aquella música era un fiesta para todo el mundo y no solo para disfrute de los entendidos.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Una gozada, como siempre, escuchar tus propuestas. Siempre que me imagino Nueva Orleans la veo con bandas y músicos callejeros...¿Por qué será?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Yo sin haber estado allí entiendo que es su música más genuina y representativa junto con otros géneros como el cajún o el zydeco. La música de sus carnavales, con el Mardi Grass y sus celebraciones aunque sean mortuorias. Hay mucha cosa para turistas pero también hay bastante autenticidad en otras partes.

      Eliminar
  8. En N.O convergió todo lo que dió origen a lo que conocemos hoy como jazz y siempre se disfrutan sus bandas callejeras que muestran el espíritu de su gente. Me gustaron esos rebeldes del soul.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso que una ciudad no excesivamente grande aunque si muy importante en el tráfico fluvial y marítimo pudiera servir como polo de atracción de músicas tan diversas y que de ese conglomerado variado haya salido la música popular más importante de los últimos 100 años en todo el mundo.
      Una ciudad pobre, azotada por las tragedias y al mismo tiempo tan rica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Definitivamente, a mi que me hagan el entierro al modo Nueva Orleans... no tengo ninguna duda y ya puestos a pedir... la banda que vaya a todo trapo con ritmo festero, nada de despacito y lastimero :))

    Muchas gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes si la banda es de Nueva Orleans, o estilo Nueva Orleans tienes garantizado un entierro festero. Aunque recuerda que hacia el cementerio todo es muy serio y es a la vuelta, con el muerto en el hoyo o en el nicho, cuando empieza la marcha.
      Gracias a ti y besos múltiples.

      Eliminar

Neboeiro de etiquetas