3 sept. 2009

Eldar en el camino


La historia de Eldar me recuerda a esas historias de atletas prodigiosos viviendo en alguna remota de África hasta que finalmente, por pura casualidad, son descubiertos por un cazatalentos norteamericano que les ofrece una vida nueva pródiga en dinero, fama y honores en el país de las grandes oportunidades:



Eldar Djangirov, un apellido con resonancias jazzísticas, nació en 1987 en Kyrgyzstan, república exsoviética del Asia Central. Con 5 años empezó a tocar el piano y tan solo con 9 actúa en un festival de jazz donde conmociona a un aficionado americano hasta el punto de meterse en mil gestiones para conseguir que siga su carrera en Estados Unidos. Primero Eldar viaja allí a un campus de verano y luego se instala de forma permanente con su familia. Con tan solo 14 años, hecho insólito en el mundo del jazz, graba un primer álbum: "Eldar". Sus siguientes dos discos, siempre como líder, también fueron grabados antes de cumplir los 18: "Handprints", y otro con la colaboración de grandes músicos como John Patitucci y el recientemente fallecido Michael Brecker titulado "Eldar", como el primero, aunque en otra compañía.



Eldar no es un músico adscrito a un determinado jazzístico. Su prodigiosa soltura al piano le permite tocar de cualquier modo y manera, aunque quizás sus maravillosos y casi mágicos dedos lo emparenten con los malabaristas Oscar Peterson y el irrepetible Art Tatum.



¿Nos encontramos con el clásico niño prodigio que se desgastará por el implacable paso del tiempo?
¿Es la panacea para el ansioso mundo del jazz necesitado siempre de alimentarse con nuevas figuras?
¿Una esperanza? ¿Una ilusión? ¿Una quimera?
Ahora mismo tiene conciertos en los grandes santuarios de esta música y es invitado especial en la habitual retahíla de festivales y conciertos. Sus seguidores crecen en todas partes y su último disco, "Re-imagination" del 2007, es realmente hermoso y original.
Seamos cauteloso y no carguemos demasiadas responsabilidades a sus espaldas. Solo tiene 22 años.

18 comentarios:

  1. deberia de probar a tocar menos. muchas veces menos es mas. no le conocia pero creo que le cortaria las manos, vamos.

    ResponderEliminar
  2. ...son dedos sprinter, uff
    qué rapidez

    ResponderEliminar
  3. Gran pianista es Djangirov. En sus primeros años fue su madre gran aficionada al jazz, quien le hizo escuchar los discos de Powell, Peterson, Bill Evans, Corea, Hancok. Fue Winton Marsalis quien lo llevó a New York para tocar en las udiciones del Lincoln Center, a partir de entonces cautivo al público por su virtuosismo y juventud.
    En Agosto del 2008 hice una entrada con este músico y tuve un comentario tuyo.
    Saludos Dr. Krapp

    ResponderEliminar
  4. No sabes cuanto me alegra y me sorprende) una entrada tuya sobre este jovencito, amigo Krapp. Y ojalá, la casualidad (que como los milagros, todavía existen aunque nadie crea ya en ellos) haga que tus advertencias lleguen a sus oídos (y a sus dedos)para bien de todos los que gustan del Jazz. Recuerdo que lo conocí cuando un amigo me prestó su álbum debut con "Blue Note" (plagado de estándares, incluído el bolero "Besame mucho") y una grabación en el programa de Mariane McFarland cuando el prodigio tenía 12 años. Y pues, nostálgico que se va volviendo uno (tu sabes, estos cosas te sacan de la rutina de estudios relacionados con la profesión y hasta a veces, hilando fino,resultan dándote datos que apoyan tus presunciones y la satisfacción muy íntima que esto implica) le dediqué, igual que Hector, una entrada el ... uhh... dejame ver, siempre apunto lo que me interesa... aqui está, el 12/7/2007.

    Sé que no eres dado a las despedidas frecuentes (yo tampoco comulgo mucho con eso por lo de la gripe)pero "solojazz" te envía un beso respetuoso en la frente, porque dice que acaba de escuchar por la radio satelital el demo de una melodía del último de Eldar que se llama ("Virtue")y que de hecho estas anunciando su asunción en el retablo de los maestros y que espera que le dediquemos una entrada a los 40 años del disco.

    ResponderEliminar
  5. Realmente, virtuoso el tal Eldar,al que no tenía el gusto de conocer. Esperemos que como tantos otros, que soportan excesivas presiones y expectativas, sepa asumir el éxito y que no se le indigeste.

    Interesante comentario el de "solojazz".

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  6. Supongo que la economía de medios se gana con la edad, aunque conociendo el caso gente como Tatum o Peterson jamás llegaron a ella. Es necesario, cuando uno es joven, hacer ostentación de las propias facultades antes de intentar otros logros quizás ahora mismo Eldar haya pasado la fase inicial, Artal.

    Velociraptor,Tesa.

    No, no hay comentario mio en tu entrada Hector y no recuerdo haber leído tu entrada hasta hoy que lo has citado. Por aquellas fechas estaba de vacaciones. Si la hubiera leído tampoco pasaría nada. Son como nuevas versiones sobre la misma melodía de fondo, tal como hacen los músicos de jazz, y además en este caso lo que escribiste tú y lo que escribí más allá de lo estrictamente biográfico se complementan, incluyendo música de fondo, a la perfección.

    ResponderEliminar
  7. Interesante tu entrada sobre Bésame mucho en que resaltas la relación cronológica entre esa maravillosa Consuelo Velázquez y este Eldar de marras. Aquí está el enlace: http://buenjazz.blogspot.com/2007/07/jazz-latino-la-vida-de-un-bolero.html
    Voy a ver si localizo ese Virtue del que hablas ya que tengo especial interés por hacia donde camina este hombre a partir de ahora. Lo de los 40 años sería deseable pero muy difícil, al menos en mi caso, me conformo con vivir bien todos los que necesite.

    ResponderEliminar
  8. Luis Antonio, agradezco tus palabras yo empecé a interesarme por su su música a través del programa de A Todo Jazz de Juan Carlos Cifuentes hace apenas unos meses.
    Armando "Solojazz", siempre tiene un gusto exquisito eligiendo música y palabras.

    ResponderEliminar
  9. No me imagino en Kyrgyzstan que surjan músicos de jazz. Son países que los veo tan lejanos, con culturas muy distintas, que me choca mucho. Los imagino en guerra. Pero por lo que veo Eldar es un genio del piano. Es verdad que tan joven no se tiene la madurez suficiente para crear un estilo consolidado.

    Me quedo sólo con su nombre porque el apellido me resulta difícil.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Verdaderos genios que si no fuera porque el azar hace que un cazatalentos los encuentre pasarían desapercibidos. Probablemente el campamento inicial en Estados Unidos al que asistió sería para chicos con alta capacidad que sobresalen en algo muy especial, para eso los americanos son únicos, a nosotros de momento, se nos escapan la mayoría.

    ResponderEliminar
  11. Le ando dando vueltas al último tema que has seleccionado, Tears me ha parecido de una sencillez genial.

    Por lo demás, el tiempo dirá. Mis mejores deseos...

    ResponderEliminar
  12. La suprevivencia del jazz es en gran parte fruto a que ha sabido adaptarse a todos los paises y culturas, Esther. En Europa del Este el jazz era usado antes de la Segunda Guerra Mundial como una música de resistencia frente al imperialismo nazi, desde entonces es una música de prestigio enorme y ha repercutido logicamente en todo el área soviética. No te preocupes Eldar es conocido más por su nombre que por su apellido.
    Desconozco las características de ese campus pero conociendo como funcionan otros de por allá apostaría a que debió ser así, Angie.
    Borraeso, ese tema y otros que he podido oír de ese álbum, son los que me hacen pensar que lo de Eldar no es pura pirotecnia pianística. Sencillo tema, pero conmovedor.

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía a este virtuoso, gracias por presentármelo Krapp. El jazz siempre se ha nutrido de virtuosos “de afuera” recuerdo el maravilloso disco que grabo el Alsaciano Bireli Lagrene a los 13 años "Routes to Django" y hasta ahora sigue produciendo discos excelentes. Del que no he vuelto a saber nada es de un pianista que grabo a los 11 años con Patitucci y Erskine, Sergio Salvatore se llama y su disco homenaje a la música de Mancini tiene momentos maravilosos. Es lógico que los adolescentes quieran ser malabaristas con su instrumento, después de unos añitos veremos que pasa.

    ResponderEliminar
  14. Tengo por ahí algún disco del amigo Eldar. Supongo que aún busca su camino, y en ocasiones tiende a demostrar lo bien que lo hace más que a interpretar un tema. Pero lo entiendo como un pecado de juventud. Promete muchísimo, y espero que lo cumpla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. ay...Dr. Me encanta venir aquí por la fuente inagotable de sabiduría que ofreces...ainsss, pero no puedo leerte con tranquilidad, y mucho menos escuchar en estos momentos.
    Te dejo el comentario como huella de mi visita
    !te tengo en mente!
    abrazotes

    ResponderEliminar
  16. ...me he visto todos los vídeos, y el último apenas unas cinco veces más ( monigote colorao) es exquisito, se dice así Dr krapp?

    Un puñao de besos entre blancas, negras y sostenidos...

    A.

    ResponderEliminar
  17. ¿Has visto cinco veces el último vídeo? Me siento reconfortado si te ha gustado esa música, tan diferente de lo que se escucha en las otras imágenes de arriba.
    Otro puñao pa' ti.

    ResponderEliminar
  18. Otro músico que me has descubierto. Muy joven, por lo que espero aún más de su obra.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas