3 abr. 2010

He sido abandonado por el mundo


(Episodio "Champagne" / Coffee and Cigarettes - Jim Jarmusch - 2003)
 
He sido abandonado por el mundo
en el que solía pasar tanto tiempo;
hace tanto que no ha sabido nada de mí,
que es muy probable que piense que estoy muerto.
No tiene consecuencias para mí,
que me crea muerto,
no lo puedo negar
porque es cierto que estoy muerto para el mundo.
Estoy muerto para el tumulto del mundo,
y descanso en un lugar tranquilo.
Vivo solo en mi cielo,
en mi amor, en mi canción.


La letra está extraída del poemario "Canciones por la muerte de los niños" (1843) en las que  Friedrich Rückert se lamentaba por la muerte de sus hijos, Louise y Ernst, fallecidos por la escarlatina poco antes de escribir la obra. Este poema siempre había atraído a Gustav Mahler  ya que creía que reflejaba su propia situación de aislamiento frente a la sociedad de su tiempo. En 1901 decide musicarlo en forma de lied junto a otros cuatro poemas de la misma obra. El propio músico dirigió el estreno orquestal en Viena el 29 de Enero de 1905. La interpretación de abajo  es a cargo de la fastuosa mezzosoprano Janet Baker.

17 comentarios:

  1. aaaaaaaahhhh Dr, qué emoción!!! ese episodio es increíble!!! y Mahler... este lied me hace llorar siempre, siempre, siempre... no la puedo terminar de cantar... la escucho y dale que va...

    ResponderEliminar
  2. ...tan bella, esa versión de Janet Baker.

    Se puede vivir sin el tumulto del mundo, igual que el mundo prescinde de nosotros. La soledad asumida y elegida voluntariamente no hace daño.

    No conocía ese Coffe and cigarettes, me gusta la serenidad de los protagonistas mientras conversan, y los gestos del fumador, sacudiendo el cigarro o ambos, manejando el vaso de café.
    Saben aún mejor que el café, ese tipo de charlas tranquilas.

    Besos, Krapp.

    ResponderEliminar
  3. Hallo.I have visited your interesting blog.Do You want visit the my blog for an exchange visit?Ciao.
    http://internapoli-city.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Extraordinaria y sorprendente la propuesta de hoy, Dr. Krapp. Todo un lujo para los sentidos y el alma. Conmovedora confesión con un final gratificante:

    "Estoy muerto para el tumulto del mundo,
    y descanso en un lugar tranquilo.
    Vivo solo en mi cielo,
    en mi amor, en mi canción."


    Con todo eso, sobra lo demás...

    ResponderEliminar
  5. A pesar de haber sido abandonado por el mundo se puede celebrar la vida junto a un amigo brindando con un café que con la buena vibra se convierta en champagne.

    ResponderEliminar
  6. No quiero que llores, Myriam, basta con que disfrutes de su extraña belleza.

    Cualquier película de Jarmusch es muy recomendable, Tesa. Hay algo inasible en ellas, incluso en las escenas más aparentemente banales, como ese pequeño episodio con esos dos veteranos protagonistas. Como ese tema tan especial de Mahler o esa poesía que lo inspiró.

    Perhaps, Pollicino

    ResponderEliminar
  7. Sobra quizás, Luis. Un saludo muy cordial.

    A pesar del prestigio del champagne yo me quedo con el café que siempre anima a la charla íntima y ayuda a profundizar en las cosas,Nico. El champagne es más exterior, más aparente, más necesitado de extraversión, de ruido, de jolgorio compartido por muchos.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que áun no ha dado tiempo a valorar del todo a Mahler (por cierto, el año que viene son 100 de su muerte). Tuve una época que escuché mucho aquellas "Canciones de un compañero errante". Voy a darles una vuelta.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. llooro igual, Dr.,no hay caso, con este y con Urlicht de la 2º sinfonía...

    ResponderEliminar
  10. Nunca he visto películas de este director, Doc., pero tu entrada me ha despertado el apetito de verlas, de una tasa de café y de un cigarrillo, pero no de volver a l trabajo. Si no mal recuerdo, Vizconti acompañó su "Muerte en Venecia" (cuyo protagonista fue nombrado por Mann: Von Gustav)con música de Mahler.

    ResponderEliminar
  11. La primera peli que vi de Jarmusch fue 'Extraños en el Paraíso', luego 'Bajo el peso de la ley', 'Mystery Train'... y siguientes. Como ves me gusta Jarmusch. Y Mahler, cómo no, se encuentra entre mis compositores favoritos.

    Profunda entrada.

    Un beso, Doc.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que Mahler ya está donde debiera. Ha pasado mucho tiempo, Troglo y los músicos de su generación durante mucho tiempo ensombrecidos por las estrellas del siglo siglo XIX ya ocupan el lugra que les corresponde en eso que llaman -vaya horterada- firmamento musical.

    La sensibilidad a la belleza es un don, Myriam y en estos tiempos tan duros para el arte casi un privilegio.

    Es un director que te recomiendo vivamente, Armando y esas obras maestras llamadas Noche en la Tierra y Down by Law, en este caso con la presencia de Tom Waits y el músico John Laurie así como del amigo Roberto Benigni. El repertorio musical de sus películas es alucinantemente bueno, en ésta última con su toque musical propio de Nueva Orleans. Visconti pensaba en Mahler como alter ego del protagonista, no hay dudas al respecto.

    ResponderEliminar
  13. A mi me quedan por ver la primera y la última, creo. "Dead Man" con Johnny Depp también merece mucho la pena, Esther. Hace poco pude escuchar la Sinfonái número 2 en un gran recinto y fue una experiencia enriquecedora. Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  14. Extraordinaria entrada Krapp, la historia y su música conmovedoray emotiva. He disfrutado a Gustav Mahler.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por tus palabras, Hector. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Sublimes el episodio de Jarmusch, el poema de Rückert y el lied de Mahler. De repente he recordado un alud de secuencias de otra película que vi cuando se estrenó en España a mediados de los 70: 'Mahler', de Ken Russell. Aquí la titularon 'Una sombra en el pasado'. Muy surrealista, pero también muy interesante, de las mejores de Russell (un realizador muy controvertido y desigual, pero que me marcó mucho en mi adolescencia y juventud).

    Gracias por este post tan profundo y delicado.

    ResponderEliminar
  17. Lo que más recuerdo de Ken Russell es "Tommy" que refleja a la perfección aquel ambiente glam, operístico y algo cargante, de los 70 con una maravillosa banda sonora de The Who. Luego recuerdo en los 80 "La Pasión de China Blue" con una excitante Kathleen Turner. La célebre Moulin Rouge no deja de ser una actualización de ese estilo recargado y manierista del amigo Ken.
    Gracias por tus palabras, Sebastian.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas