27 oct. 2010

Fagotizados

Cuando asisto a un concierto sinfónico me gusta recrearme mirando a los músicos y a sus instrumentos. Indefectiblemente me cargan un poco los violines y su vedettismo. Una fila interminable que ocupando el lugar principal parece que no quisieran compartir su espacio estelar con las modestas violas. Detrás de éstas, están los violonchelos, pocos pero siempre protagonistas y al final, cerrando el grupo, los contrabajos. Pobres contrabajos sinfónicos, condenados a seguir siendo el eco grave del grupo de cuerda, cuando como en el jazz han alcanzado una posición de prestigio.
Pero no son los únicos, en servir de eco para el lucimiento de otros. Si nuestra mirada se dirige al centro, justo detrás de los líricos oboes, nos encontraremos con esos tubos oscuros de sonido extraño llamados fagots.



"El abuelito es un vieeejo fagot" Quizás mi primera referencia informativa sobre este curioso instrumento sea este fragmento de la célebre Pedro y el Lobo de Prokofiev, esa obra con la que muchos de nosotros nos introducimos por primera vez en el complejo mundo de los instrumentos musicales.
Solemne fagot. A veces cómico. A veces lírico. Siempre misterioso. 
La leyenda dice que fue inventado por un canónico de Ferrara llamado Teseo en el siglo XVI. Quizás no sea cierto, pero el hecho es que en el siglo XVII es un instrumento que aparece en los tratados musicales y alcanza su primer esplendor en las obras orquestales del XVIII. Vivaldi llegó a escribir 37 obras para el instrumento y Mozart el conocido Concierto para fagot en Si bemol mayor, K191. Más tarde Weber en el Romanticismo y un sinnúmero de autores contemporáneos seguirán recreándose en las posibilidades musicales del fagot.
¿Y en la música popular? ¿Y en el jazz?



Un instrumento realmente difícil de integrar en un combo tradicional de jazz. Por eso creo que merece la pena el esfuerzo de Daniel Smith, un fagotista de cierto prestigio, en este vídeo. Antes el fagot ya había aparecido en grandes grupos orquestales como el de Paul Whiteman y en los 60 el siempre inquieto Yusef Lateef hizo sus pinitos con el instrumento. Generalmente, como en algún disco de Chick Corea, aparece en interpretaciones puntuales de apoyo. Poco más en intérpretes consagrados. Son pocos casos el fagot adquiere un protagonismo singular y menos aún los que han adquirido cierto prestigio fuera de los circuitos para los iniciados. En el campo del free jazz Karen Borca es una excepción.



Un fagotista brasileño, Alex Silverio, también tiene que decir algo al respecto.



Dos ejemplos últimos. Michael Rabinowitz un excelente solista que no tiene miedo de llevar el fagot a territorios mil veces explorados y Paul Hanson que comete la "osadía" de electrificar el "viejo tubo".



18 comentarios:

  1. a rabinowitz, he tendio ocasion de verlo en directo y la verdad es que lo hace muy bien auneu sus diuscos son algo convencionales. surgio de ese supergrupo de promesas que fue el mozaik jazz sextet de donde salieron tambien el tromeptista dadve douglas, el violinista joe fonda o el contrabajsita joe fonda (un tipo divertidisimo).
    bien por ese recordtorio a karen borka la mujer de uno de los mas grandes saxos del free, jimmy lyons

    ResponderEliminar
  2. el violinista es mark feldman. que noe s cuestion de poner de multinstrumentista a joe

    ResponderEliminar
  3. Pedro y el Lobo, sí que bueno. je je je. En las nuevas generaciones no sé si siguen escuchando esta gran obra. Hay muchos instrumentos que no se asocian con el jazz que sin embargo si se tocan en la música clásica.

    A veces un nuevo sonido en el jazz como el fagot me choca y cuesta escucharlo. Otros instrumentos son muy naturales a mis oídos como el saxo y la trompeta. Por ejemplo, me cuesta la flauta también. Y el clarinete.

    Gran post como siempre, querido Doc.

    ResponderEliminar
  4. Interesante, sobre todo los dos últimos videos.
    El tema de los instrumentos poco convencionales en el jazz suele ser el aspecto del fraseo, y es eso lo que suele chocar al oído, pero cuando un músico tiene el vocabulario jazzístico puede tocar con cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que a mí sigue chocándome al oído en un contexto de jazz, con el oboe me pasa mucho menos. No te olvides de uno de tus referentes que también le atizó al fagot, Illinois Jacquet.

    Salud.

    ResponderEliminar
  6. me llevo mucha e interesante información además de buena música...¿qué más se puede pedir?

    te dejo dos enlaces: el primero, del que lamento no saber el autor, lo dejo por ser una obra simpática

    http://www.youtube.com/watch?v=754Egb3ITsw&feature=player_embedded#!

    el segundo, por estar el fagot "en primera línea de la orquesta" (ha dejado de esconderse). Del compositor brasileño Francisco Paulo Mignone
    http://www.youtube.com/watch?v=Qh0Wl6k0tog&NR=1

    jjjj, y aprovecho para decirte que el 12 de noviembre me estrenan en Costa Rica una obra para fagot solito...más información en http://profblogmusic.blogspot.com

    un besote grande Dr.

    ResponderEliminar
  7. Vaya un grupo en compañía de un tipo como Douglas le da más relevancia a lo suyo. Es una pena que apenas haya vídeos de esta gente en la red. Saludos, Jesús.

    Creo que Pedro y el Lobo se sigue utilizando para los más pequeños en el aprendizaje musical, Esther. No creo que haya instrumentos específicos para un género musical, simplemente nos hemos acostumbrado a oír determinada sonoridad y nos choca otra. Cierto es que hay algunos que no se avienen bien o que su sonido queda solapado por otros más contundentes como pasa con los de viento y madera al lado de saxos y trompetas.El clarinete es parte consustancial de la historia del jazz.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo, Jazz puede tocar con cualquier cosa y cualquier cosa que sea susceptible de ser interpretada.

    El oboe tiene un sonido más adaptable y el fagot tiene matices que cubre bien el saxo barítono. Es cierto, Troglo, que se me escapó entre los músicos Illinois Jacquet. Aquí hay un buen ejemplo suyo tocando Round Midnight
    http://www.youtube.com/watch?v=gjdrBrAA49k

    Muy interesantes los dos vídeos, Lola ¿En serio te estrenan una obra tuya para fagot solo? Si es así, mucha suerte

    ResponderEliminar
  9. Buen post Dr.Krapp, es muy probable que resulte novedoso para los lectores de este blog, encontrar a fagotistas interpretar jazz. Pero como dice Jesús y tú también, el jazz permite tocar cualquier cosa que emita un sonido, lo importante es conocer sus códigos musicales. De todos los videos que has subido prefiero el de Michael Rabinowitz, debe ser porque me ha parecido que maneja más que los otros el lenguaje del jazz, además que le ha ayudado el tema que interpreta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Hector. Es realmente difícil saltarse el camino habitual para buscar nuevas sendas no exploradas, pero se hace necesario tanto para el músico como para el aficionado en general. También nosotros tuvimos que hacer un esfuerzo para empezar a valorar el jazz y no quedarnos con la música convencional procedente de la lista de éxitos del momento.

    ResponderEliminar
  11. Me gusta la música clasica y he disfrutado con la entrada.
    Acabo de aterrizarpor tu blog y daré una vuelta con tu permiso.
    Te animo a que visites el mio, igual te gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Tienes un blog interesante con muy bonitas ilustracciones, Wendy. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  13. Buenos días Dr Krapp, me alegra tu visita aunque haya sido silente :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muy bonita la animación de Pedro y el lobo. Se la pondré a mi hija a ver si recuerda cuando le puse el disco de Prokofiev y se quedaba escuchando atentamente los distintos sonidos.
    Gracias también por el resto de los aportes Doc.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Está bien, aunque te recomiendo que le pongas entero el corto de Disney que seguro que le hará feliz.

    ResponderEliminar
  16. He visto ese corto animado de Disney cientos de veces; era uno de los preferidos de mis hijos siendo pequeños. Siempre me ha gustado cómo empastan el fagot y el clarinete (son idóneos para duetos). Loables las incursiones de Rabinowitz y Hanson; aunque el vídeo que más me gusta es el de Karen Borca (qué pena que sea tan corto, hace muy buen free). Por contra, el fagot de Daniel Smith suena bastante desafinado, y tengo la impresión de que los músicos tocan con poco convencimiento.

    Buen post, Doc. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo, Sebas, el fagot es un magnífico acompañante con su tono grave. El caso de Daniel Smith es el propio de quien intenta crear algo nuevo a riesgo de perder musicalidad.
    Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas