3 feb. 2011

Flamingo

En el mundo de las palabras algunas nacen bendecidas desde la cuna. Pongamos el caso de la expresión inglesa Flamingo que como sabéis designa a una hermosa ave zancuda. Una palabra bella que sirve para designar entre otras a una ciudad en Florida, a un supervillano enemigo de Batman o a un Capitán infantil defensor de las buenas causas en dibujos animados. También es un legendario casino y hotel en Las Vegas donde el rey Elvis rodó esta escena:

 

En el campo musical, que es lo propio en este blog, hay que remontarse al año 1940 e imaginarse a un joven rumano ansioso por entregarle una partitura al gran Duke Ellington que actúa esa noche en Filadelfia. Casualmente el cantante Herb Jeffries pasa por allí y Ted Grouya, en su balbuciente inglés, logra entregarle el tema que ha escrito. Herb se lo guarda en el bolsillo y se lo enseña a Billy Strayhorn que lo toca en el piano del camerino. Duke está por allí, lo escucha y le pide a Edmund Anderson que haga algunas variación a la letra antes de grabarla a finales de ese mismo año. Será el gran hit de la orquesta en 1941, pero el novel compositor se sintió molesto por los cambios efectuados en su composición. Solo el éxito alcanzado logrará aplacarle. 
Flamingo es uno de los temas favoritos de Ellington que lo consideró clave en la renovación de la antes acaramelada orquestación de los temas vocales.

 

El fenomenal y rumboso saxo alto  Earl Bostic, al que John Coltrane consideraba su maestro, renovó la popularidad del tema llevándola al número 1 de las listas de rhythm and blues en 1951.


The Flamingos fue uno de los más excitantes grupos de Doo wop -o Dudúa como prefiráis-  en la segunda mitad de la década de los 50. El conjunto obtuvo su máxima popularidad en 1959 con un viejo tema  que el actor Dick Powell ya había cantado en un film de 1934 y que con posterioridad fuera interpretado por gente de la talla de Al JolsonPeggy Lee o Doris Day. Es indudable que la versión de The Flamingos, siendo más tardía, ha quedado como la más clásica de I Only Have Eyes for You.


Entre los más ilustres representantes de lo que se denominó la "invasión británica" ocupa un lugar especial el grupo de un teclista de jazz huido de su Sudáfrica natal en desacuerdo con la política del apartheid. En el Reino Unido formó un dúo con Mike Hugh que luego se convertiría en un grupo que terminó llevando su propio nombre, Manfred Mann. En sus años pop, luego volvería al jazz, tuvo un éxito extraordinario con la canción de una bella mujer al que todos los chicos del barrio comparaban por su belleza con un bonito flamenco.

15 comentarios:

  1. No se que tiene este tema Flamingo; pero esta impregnado de la patina que da el paso del tiempo...

    ResponderEliminar
  2. Y también está aquella indescriptible peli, "Pink Flamingos", con banda sonora interesante.

    Curioso que Coltrane considerara su maestro a un músico tan distinto a él como Earl Bostic, otro "olvidado".

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que te refieres al Flamingo orquestado por Ellington. Suena algo antiguo, es cierto Kuto, pero sigue teniendo mucho encanto.

    Pensé en Pink Flamingos, ese locura de película de John Waters con la inenarrable Divine y algún otro tema más, pero como dice el refrán como muestra vale un botón. Creo que el mismo Charlie Parker valoraba mucho a Bostic y quizás se refiera a él Clint Eastwood en Bird cuando presenta al saxofonista que se ha vendido.
    Salud, Troglo

    ResponderEliminar
  4. Flamingo también es el título de un hermoso disco que grabaron juntos Michel Petrucciani y Stephane Grapelli. Saludos Doc.

    ResponderEliminar
  5. Mira nada más lo que ha hecho el papelito del rumano, Doc. Algún coleccionista debe contemplar sus notas apergaminadas -quizás ignorando lo que ahora nos cuentas-encantado, como nosotros la escuchamos en las tantas y bellas versiones desde el Duke.

    ResponderEliminar
  6. No sé por qué, pero cada día me agrada más y más toda la información y todos los videos que estás dando. Y no veas cómo lo disfruto.

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, Nico, no he tenido la oportunidad de escucahrlo pero he visto la portada. Saludos.

    Bellas versiones también de tantos otros grandes músicos aunque siempre dejando la impronta del compositor orginal y del maestro. Jimmy Smith, Chick Corea, Wynton Marsalis y esa joya de Mingus en su disco Tijuana Moods.

    Una de las cosas mçás bonitas que se le pueden decir a alguien es que le gusta lo que haces. No hay motivo mejor para seguir con un blog, Butterflies

    ResponderEliminar
  8. Una auténtica gozada escuchar el repertorio que nos ofreces en esta entrada. Gracais, una vez más.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti, también una vez más, pro dedicar algo de tu tiempo a escuchar mis propuestas.

    ResponderEliminar
  10. La amiga Carmen McRae también tiene un disco llamado Flamingo. Búscalo por Spotify y escuchas el tema en cuestión. Fantástica interpretación.


    Miles de besos, Doc!

    ResponderEliminar
  11. Un puzzle variado y exquisito, como no podía ser menos, Doc. ¡Cuán meticulosamente te lo curras! El vídeo de Elvis... ¡inenarrable! Nunca antes vi a tanto bongosero junto.

    Salud.

    ResponderEliminar
  12. Ayer tuve oportunidad de escuchar ese disco. Bien largo por cierto. Lo que más me gustó fue justamente su versión de Flamingo. Gracias por la recomendación, . Besos para ti.

    Gracias por tus palabras, Sebastian. No creas que me lo curro mucho, actuó más bien por impulsos. En este caso todo empezó al escuchar la versión de Flamingo de Duke Ellington por los cascos del MP4, la curiosidad hace el resto.
    Salud.

    ResponderEliminar
  13. De los buenos temas que aportas sólo conocía el de Elvis y el de Duke. Gracias por el resto de descubrimientos.
    No deja de hacerme gracia, por decirlo suavemente, como canciones buenas con grandes voces quedan ridiculizadas con coreografías o puestas en escena patéticas.
    Me refiero a Elvis, claro.
    Un abrazo, Krapp

    ResponderEliminar
  14. Que variedad de videos que has puesto en esta entrada.
    Buenas canciones, lo pasé bien viendo los videos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Era la imagen que usaron para promocionar al Rey luego de que hubieran afilados sus uñas rockeras. Esas coreografías debían ser las prototípicas de Las Vegas en aquel período.
    Un abrazo, Torcuato.

    Me alegro viniendo de una persona que sabe tanto de música como tú, Jazz.
    Saludos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas