23 de jun. de 2011

Nocturnidad y decadencia



11 comentarios:

  1. Hermoso post sin palabras, Doc. Tom fue una de mis obsesiones mucho tiempo. Aún lo es.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. recien vuelto de una sesion de nocturnidad ... me has dejado sin palabras :-)

    ResponderEliminar
  3. De culto en los 70’s (The Early Years) este hombre de voz carrasposa y desesperada que parecía cantar frente al espejo, en este caso muy animado.

    ResponderEliminar
  4. De mi època de trasnoche, hace ya tanto tiempo que la tenìa casi olvidada. Tu post me ha hecho recordar esa època, y algunos de esos momentos que aùn permanecen en mi memoria.
    El post del viejo pianista y su gato de compañìa, extraordinario.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos ambos cortos, pero el segundo me ha parecido maravilloso.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Muy sugerente el vídeo de Tom Waits. El del pianista me ha encantado. Magníficas ilustraciones muy bien ambientadas. El gato hace un gran papel.

    Besos, Doc.

    ResponderEliminar
  7. También es la mía, Troglo. Pronto, muy pronto le dedicaré una entrada entera.
    Saludos

    Debió ser la propia noche de San Juan, siempre tan apetecible, la que te dejo mudo, Jesús.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que se ha mantenido en cierto nivel de culto tanto entonces como ahora, Armando aunque yo también tengo inclinación especial por aquellos discos antiguos y sus letras.

    Especial para noche de san Juan que por aquí se celebra con especial prodigalidad al ser el anticipo del verano, amigo Héctor.

    ResponderEliminar
  9. El segundo tiene su toque parabólico y el amigo gato, siempre tan ligado al jazz, le da un toque más entrañable al asunto, Jazzy.

    Todos lo gatos aman el jazz y la noche, Esther. A los propios músicos de jazz se les llamaba "cats" como señal de respeto. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  10. Tom Waits, este gigante de la noche es uno de mis favoritos. Un talento aguardentoso y nicotínico que emana autenticidad a raudales cuando se va el sol y hay que darle gusto al cuerpo.
    Los estupendos videos le reflejan perfectamente

    ResponderEliminar
  11. Lo que me gusta de Tom Waits aparte de su voz y sus maravillosos textos son sus contradicciones. Su vida madura es la perfecta antítesis del papel que tan bien sabía interpretar en los 70 y eso quizás incluso le da más valor a sus enormes capacidades. Gracias, Kuto.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas