20 ago. 2009

Woodstock a mi gusto (...y el testimonio)





10 comentarios:

  1. Aunque Woodstock es irrepetible y es el icono de una generación, deben seguir celebrándose macrofestivales alternativos, como es caso de Bonnaroo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Fantastico homenaje .. creo que ya no hay festivales asi.. ahora los festivales que sean de jazz o lo que sea son antes de todo para vender salchichas

    ResponderEliminar
  3. y sigues...maravilloso!!

    escuchando a Joe Cocker te mando mis besotes

    ResponderEliminar
  4. Seguirán celebrándose, Alma Mater ya que la gente necesita marcos de referencia donde escuchar música y sentirse en comunión con ella fuera de los marcos habituales. El esfuerzo que supone desplazarse del propio entorno y peregrinar a otro, normalmente muy diferente, es un hecho con connotaciones poderosas que hace que se rompa esa dicotomía tradicional entre espectáculo y espectador.

    Te veo muy pesimista, Juan Carlos, es cierto que los hippies se llegaron las flores y el mito, pero más allá del hecho comercial sigue habiendo festivales realmente interesantes en todos los géneros e incluso festivales intergéneros como citaba Alma Mater

    Gracias por acercarte por aquí, Lola. No, Joe Cocker, no es mala compañía.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta ese clip de Joe Cocker ...tan cachorrillo
    :)
    qué bueno.

    ResponderEliminar
  6. Un cachorrillo que sabía aullar como si fuera el rey de la más poderosa camada. Versión eterna y maravillosa.

    ResponderEliminar
  7. Jelou Krapp! Ya de regreso de las vacas. Veo que sigues en la brecha.

    Me gustan Janis Joplin, Joe Cocker principalmente.

    Qué tal el calor por tus tierras? Aquí por el centro es mortal.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. festivales como woodstock, whigth, monterrey o el mismisimo mayo del 68 forman parte de la mitologia. y en la mitologia ya se sabe. polvo y paja. hay que saber ser mas o menos objetivo, separar.... esta bien que las cosas se recuerden pero creo que el como se hace es patetico.
    lo del "con(tra) franco viviamos mejor" de que ya no hay festivlaes asi... de juan carlos no me parece muy acertado. cierto que hay festivales de jazz cuyo unico interes es vender salchichas (solo hay que evitarlos, lo que resulta facil, para el jazz fan, dado su escaso interes jazzistico), salir en la tele, batir records de asistencia (para eso estan las estrellas del rock)... pero hay otros mundos y estan en este festival, perdon, hay otros festivales y estan en este mundo.

    ResponderEliminar
  9. Saludos, Doc. Muy de acuerdo con lo que dicen por aquí. Como en todo en la vida, la oferta es inmensa. Y lo divertido es ponerse a buscar y encontrar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. No sé si darte mis felicitaciones por iniciar una nueva temporada o mi pésame por lo que dejas atrás, en cualquier caso hay que afrontar la rutina con ánimo decidido, Esther. Aquí el calor no pasa de los 25 grados y hoy se ha levantado el día nublado. Veremos si se abre o no.

    Supongo, Artal, que la diferencia entre esos festivales y los muchos que vinieron después y los que hubo antes es que se han convertido en símbolos de la revuelta antinstitucional de los 60 contra lo establecido. La concentración musical que se produjo de tendencias y estilos no es mayor que el que se produjo en otras ocasiones. En el terreno del jazz lo único lejanamente comparable por su poder simbólico fue el Festival de Newport de 1956.

    El placer del buscador ante la pieza encontrada es algo casi incomprensible para aquel que nunca lo ha intentado, Troglo, También abrazos para ti.

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas